Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

domingo, 14 de octubre de 2012

Errol Flynn y Bette Davis, una peligrosa relación




“Vivir he vivido muchísimo, como un glotón comiéndose el mundo, y no creo que sea egolatría sugerir que pocos de los que han vivido en este siglo han tragado más mundo que yo. En el mar, en su fondo, en el aire, en todas las partes de casi todas las tierras, yo no he ido en busca de fama o fortuna, sino de la vindicación del acto de vivir”.

Flynn nació en Hobart, Tasmania. Fue a los mejores colegios, de donde siempre lo expulsaban; a los dieciséis años zarpó a Nueva Guinea para desempeñar un empleo público, pero prefirió emprender una aventura privada en busca de oro. A continuación, el buscador de oro se hizo marino y más tarde capataz de una plantación de tabaco. Y luego se convirtió en el actor mas natural del mundo, el que nunca sabía lo que hacía salvo obligar a los espectadores a clavar la mirada en él con expresión deslumbrada

Flynn no temía ofender a sus directores y productores, sin hablar del mismo Jack Warner, con sus retrasos crónicos y su impredecible comportamiento. Tampoco era reacio a buscar pelea en el set; como la famosa ocasión en que se negó a permitir que el departamento de maquillaje afeitara las hirsutas axilas de Ross Alexander para la escena en que este es azotado en forma de cruz, porque él, Flynn, obtenía de ellas un considerable placer sexual fuera de los platos, un objetivo que persiguió incansablemente, y en los términos mas pintorescos, hasta que el director, Michael Curtiz, accedió a dejar en paz las axilas de Alexander.
Famosas eran las orgías que montaba en su casa, en la cual se rumoreaba que tocaba el piano con el pene. Y si, es cierto. La misma Marilyn Monroe fue testigo de uno de sus "conciertos" y dicen que no la hacía nada mal.
Amigo de Hemingway , visitó España en 1937 para apoyar la causa republicana

Se dice que Flynn fue enterrado con seis botellas de whisky en su tumba, para seguir de fiesta en el más allá.

La relación con Bette Davis fue de amor-odio a partes iguales. Si Bette era metódica en el trabajo, Errol era anárquico y despreocupado. Para Davis, el cine era trabajo, el trabajo era bueno, y lo que era bueno era honorable y practico a partes iguales. Para Flynn, hacer películas era un deporte no mas trascendental que un polvo atlético y satisfactorio. Se podría pensar que entre los dos actores hubo colisión inmediata, pero no fue asi. "La persona más adorable que hemos tenido en pantalla", así describió Davis a Flynn años después. "Decía sin rodeos que no sabia nada de interpretación y yo admiraba su sinceridad porque tenia toda la razón".

Para el confidente de Bette, el jefe de maquillaje de la Warner, Perc Westmore, la buena relación entre las dos estrellas fue motivo de estupefacción. Según su sobrino, Frank Westmore, "Perc observo desconcertado como Davis, la reina suprema de la Warner Brothers, se pasaba todo el rodaje de la primera película que hicieron juntos, Las Hermanas, hablando del encanto y el irresistible estilo de Errol". Más tarde, sin embargo, Bette explicó que le encantaba trabajar con Flynn "porque en realidad no trabajaba. Se limitaba a estar ahí".

Flynn, como Leslie Howard antes que él, tiró los tejos a Davis, pero la actriz le rechazó también a él. "Le desconcerté por completo", dijo mas tarde la actriz. "Un día me miró directamente, con esa sonrisa de chulo y me dijo: Me encantaría hacerte proposiciones, Bette, pero creo que te reirías de mi. Nunca dejó escapar las escasas oportunidades que surgen de darle la razón a un hombre. Qué razón tienes, Errol. Se mordió los labios, ondeó el brazo en el aire y se inclinó con caballerosidad fingida, como el capitan Blood. Fue una retirada extremadamente grácil". Davis se abstiene de explicar por qué le rechazó.
En “La vida privada de Elisabethh y Essex” donde volvieron a ser compañeros, ocurrieron numerosas broncas entre ambos. Cuentan que Davis, en venganza por el comportamiento de Errol, le propinó durante el rodaje un derechazo descomunal, en lugar de la bofetada que debía que darle y que aparecía en el guión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario