Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

lunes, 30 de junio de 2014

Cine y filosofía: Blade Runner



No es casual que en un álbum titulado “cine y filosofía” comencemos con Blade Runner. Y es que esta indiscutible película de culto y obra maestra del género de ciencia ficción no sólo marcó profundamente la evolución del cine, de la publicidad y del vídeo musical, sino que ha dado lugar a múltiples reflexiones en artistas, cineastas e intelectuales de todo el mundo. Blade Runner posee una profundidad pocas veces alcanzada, así como múltiples lecturas, tanto en el contenido como en su forma técnica y estética. Filosóficamente, son muchos los temas planteados que merecen una honda reflexión, empezando por la propia humanidad: los androides son más humanos que los propios hombres, y como ellos, se cuestionan los grandes interrogantes que han acompañado al ser humano desde que de éste se tiene noticia: de dónde venimos, a dónde vamos, por qué hemos de morir, quién nos ha creado y cómo es… La búsqueda del mejor de los Nexus, el encarnado por Rutger Hauer, marca el desarrollo de la película: él sólo quiere vivir más, no morir, pues siente que aún tiene mucho que ver y sentir, y por ello busca a su creador, al ingeniero que lideró el equipo que los creó, un ser que es lo más similar a un dios. Y por supuesto, la idea de que nuestra humanidad e identidad depende de nuestros recuerdos, de nuestra memoria… Rachel no duda de su humanidad por que posee claras imágenes de su infancia y de su familia. Al final, Nexus 6, ante la cercanía de la muerte, valorará tanto su vida que salvará la de su perseguidor. Y en el bellísimo monólogo final del personaje, nos muestra cómo ha ido construyendo sus propios recuerdos, y como sus vivencias, sensaciones y sentimientos –especialmente ante la belleza del mundo- han hecho de su vida algo que ha merecido la pena y que es inigualable.
Tremendamente visionaria, nos adelantó la imagen de un mundo que se ha ido haciendo realidad paulatinamente, y que con probabilidad lo igualará o superará: por ejemplo, las consecuencias del efecto invernadero se dejan ver en la permanente oscuridad de la ciudad, la continua lluvia que no cesa… La omnipresente y sobredimensionada publicidad, que es un fondo continuo durante todo el desarrollo de la película, así como la presencia generalizada de orientales atiborrando las calles –y los negocios- de la ciudad… todo ello son signos de evidente anticipación de un futuro que no nos resulta extraño.
Décadas después de su estreno, Ridley Scott editó otra versión de la película, que se comercializó como “ Director´s cut”, y que, según parece, era más fiel a la idea original de Scott (aunque por oposición de Harrison Ford, no llegó a editarse para su estreno) En esta versión, no hay voz en off, por lo que hay información que realmente no llegamos a conocer y, sobre todo, se deja entrever que el Blade Runner, Harrison Ford, era un replicante. Esta fue la idea a la que más se opuso el actor, ya que carecía de sentido al no poseer la superioridad física o intelectual que era evidente en los replicantes. La originaria idea de mostrar al final que el policía era artificial se dejaba intuir por las figuritas de papel que el inspector iba dejando repartidas por los lugares más insospechados, siempre con la proximidad de Harrison Ford. Especialmente una de esas figurillas, un unicornio, adquiere sentido cuando podemos introducirnos en un sueño del Blade Runner, con oníricas imágenes del ser mitológico (imágenes aprovechadas por el director de un film anterior, “Legend”) Si el inspector conocía sus sueños, como él mismo conocía los recuerdos de Rachel, tenían que haber sido implantados en su memoria. Por último, al desaparecer la voz en off, en el viaje final no tenemos la información de que Rachel carece de fecha de caducidad, por lo que se trata de un final más amargo, ante la tragedia de un breve futuro de su historia romántica.

(Celia Valdelomar)



Álbum dedicado a la película  


Las mejores frases de Blade Runner  

1 comentario:

  1. Se encuentra entre mis favoritas de todos los tiempos y en mi opinión la mejor del género de ciencia ficción.
    Salu2

    ResponderEliminar