miércoles, 24 de octubre de 2018

Barbara Stanwyck: Mujer fatal y mucho más


“No te pido que me creas, sólo que me abraces”

Negra, negrísima esta actriz. Sin duda Barbara Stanwyck ha sido una de las grandes de Hollywood, una actriz que gracias a su versatilidad quedaba bien en cualquier tipo de papel, de modo que podía mostrarse sumamente divertida en una comedia como "Bola de fuego" (1941 - Howard Hawks), o dar el tipo en un melodrama como "Juan Nadie" (1941 - Frank Capra)  para después ganarse a pulso la vitola de una de las más convincentes damas del cine negro con obras del calibre de "Perdición" (1944 - Billy Wilder), película a la que pertenece la frase inicial,. Y el caso es que así podríamos seguir con ejemplos de cine del oeste, aventuras, musicales… Daba igual. La Stanwyck no tenía un físico espectacular, pero si una profesionalidad y recursos a prueba de bomba, además de un carisma en la pantalla que compensaban con creces la luminosidad de otras caras bonitas. Llegó a estar nominada en cuatro ocasiones a los premios Oscar, no consiguiéndolo en ninguna de ellas, resultando una de las grandes injusticias de la historia de estos galardones cinematográficos, por mucho que en 1981 le dieran uno honorífico para tapar sus vergüenzas.


Su nombre real era Ruby Catherine Stevens y tras comenzar trabajando como telefonista y bailarina de segunda fila de las Ziegfeld Follies, demostró una pasión tal por entrar en el mundo del espectáculo y fue tan obsesiva la dedicación a tal fin que demostró su primer marido Frank Fay, que se dice que el guión para la película "Ha nacido una estrella" de William A. Wellman está basado en su historia.

Con tal determinación no es de extrañar que esta actriz se currara sus papeles concienzudamente, tanto que no permitía que la doblaran nunca, ni tan siquiera en las escenas más peligrosas. De esta manera parece ser que en el rodaje de "La reina de Montana" (1954), llegó a sorprender a los indios Pies Negros que actuaban como extras por trabajar a su lado, codo con codo y sin artificios, llegando a ser nombrada miembro adoptivo de su tribu y otorgándole el título de "Princesa de las muchas victorias", en reconocimiento a todos los peligros y riesgos que fue capaz de asumir personalmente.

En la foto intermedia la podemos ver en el inolvidable rol de "Phyllis Dietrichson" tendiendo sus ambiciosas redes sobre el incauto y rendido a sus encantos Fred McMurray, en la sensacional película de Billy Wilder "Perdición" (Double Indemnity). Con este papel Barbara Stanwyck sentaría las bases que servirían para definir el estereotipo cinematográfico de "mujer fatal", pero no fue el único personaje que dejó para la historia: Martha Ivers, Stella Dallas, Lady Eva, Sugarpuss....  
Nacida en 1907, falleció a los 82 años en 1990.


Las imágenes han sido tomadas de las siguientes páginas:
https://www.pinterest.es/pin/98234835599146381/
https://www.pinterest.es/pin/603552787539142997/
https://www.pinterest.es/pin/480900066432720822/