viernes, 17 de agosto de 2018

Mónica Bellucci, la tentación morena



“Con el tiempo las cosas han cambiado, pero al principio me costó que me tomasen en serio. Después de todo, empecé siendo una modelo con ínfulas de actriz entre un millón de modelos con ínfulas de actriz. La industria me observaba con actitud sospechosa, lo cual, en retrospectiva, era totalmente natural”

De hecho no se puede decir de Mónica Bellucci, al hilo de estas palabras suyas, que haya conseguido ser una gran actriz, lo que no quita que si haya logrado ser una gran estrella del cine. El cine tiene mucho de visual y los 177 centímetros de mujer que se gasta esta morena, adornados de un pelo, unos ojos y unos labios que cortan el hipo, le han dado el pasaporte para instalarse definitivamente en el imaginario masculino y en las referencias femeninas de qué es lo que nos hace "tilin" a los hombres. No es una mujer de aspecto fino y delicado, pero es indudablemente bellisima y tiene un "noseque queseyo" que te atrapa, en definitiva un bellezón mediterraneo que habla tres idiomas, y que pasó de los estudios de derecho directamente a la moda y después al cine. No tiene grandes películas, y posiblemente la mejor sea "Malena" donde se nos muestra arrebatadoramente hermosa en una historia bien conseguida gracias al buen hacer de su director, el maestro Tornattore. Uno puede entender perfectamente las inquietudes del pobre chico que bebe los vientos por ella. Son dignas de recordar también las películas "Irreversible" donde aparece la escena de una brutal violación, en la que es dificil mantener la mirada, "La pasion de Cristo", "Manuale d'Amore" y algunas pequeñas interpretaciones en "Dracula de Bran Stoker" o en la saga "Matrix". No cabe duda de que con la Bellucci se recupera la tradición italiana por las mujeres rotundas, tipo maggiorattas, alegrando la vista a los que no gustan de las tallas 38, tan frugales en sus encantos. No se si ella también se lo deberá todo a la pasta como afirmaba la Loren... Y el caso es que después de un buen tiempo volviendo locos a toda la peña todavía dice:

“Es difícil ser consciente del efecto que se provoca en los demás. La verdad es que es algo que siempre me sorprende"




Algunos momentos de Malena con la bellísima música de Morricone (Y yo sin bicicleta):


No volvería a pasearse igual hasta el anuncio de Martini de 2010... aunque me gusta mucho más como Malena


Las imágenes han sido tomadas de las siguientes páginas:
https://www.pinterest.es/pin/852165560716834032/
https://www.pinterest.es/pin/667940188459729358/
https://www.pinterest.es/pin/490188740686034864/