Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

sábado, 30 de agosto de 2014

Los acróbatas en el rascacielo - 1934 - Otto Bettmann

The Acrobats in the Skyscraper



Todos conocemos esas famosos fotos de obreros trabajando en el esqueleto de rascacielos neoyorkinos e incluso sentados plácidamente en uno de aquellos travesaños de acero suspendidos en el vacío, en el que uno al lado del otro se disponían a tomar el almuerzo con la mejor de las vistas de la ciudad, pero como en todo, siempre existe el más difícil todavía, y el autor de este redoble de tambor que vemos arriba es Otto Bettmann, conocido como "The picture man" y fundador de un prestigioso fondo fotográfico. En la foto podemos ver a tres equilibristas formando con su cuerpo una especie de pináculo que parece competir con la aguja del edificio Chrysler que se divisa al fondo, con el matiz de que lo hacen desde la planta número 86 de Empire State Building y con un total desprecio de la altura. Es un ejercicio tan extremo que incluso podríamos pensar en el trucaje de la fotografía, pero siempre podemos recurrir al vídeo que adjuntamos abajo para todavía sorprendernos más con el valor de estos sensacionales equilibristas de los que sí que sabemos el nombre: Jarley Smith (arriba), Jewell Waddek (izquierda) y Jimmy Kerrigan (derecha).


jueves, 28 de agosto de 2014

La Venus de Frejus, la "Miss Camiseta Mojada" de los griegos




Muchísimo tiempo antes de que Bo Derek se pusiera de cuclillas en la playa con su traje mojado, ciñendo y transparentando sus exuberantes redondeces o se pusieran de moda los concursos de miss camiseta mojada, los griegos ya sabían de las calenturientas consecuencias de mostrar el cuerpo de una mujer con sus ropas empapadas, ahora, lograr ese efecto en una escultura, en la piedra, es ya una genialidad muy difícil de alcanzar, aunque no imposible para estos griegos. Primero lo hizo Fidias, con su novedosa técnica de "paño mojado" y después fueron legión los que le imitaron. 

Esta Venus Genetrix que encabeza el artículo lleva el sobrenombre de Frejus por ser ésta la localidad del sur francés en la que apareció en el año 1650. Tiene una altura de 1'65 metros y es una copia romana del siglo I a.c tallada en mármol y basada en una escultura griega de bronce del siglo V a.c. obra de Alcamenes y según otros de Calímacos. Hay que tener en cuenta que en la correspondencia entre dioses romanos y griegos, a Venus le corresponde Afrodita, por lo que tambien esta escultura puede ser conocida por tal nombre. 

Las reproducciones posteriores adoptaron el nombre de "Venus de los jardines" por la gran cantidad de copias que se realizaron en época romana y lo habitual que era encontrar alguna de ellas en los jardines de las villas y palacios de las familias bien acomodadas. La manzana que lleva en su mano derecha es la famosa "manzana de la discordia" que ganó como la más bella de las mujeres tras "el juicio de Paris" (eso sí que fue un concurso de mises!!!). Pero esa es otra historia que contaremos en otra ocasión. Actualmente la Venus de Frejus se exhibe en el Museo del Louvre de Paris 

miércoles, 27 de agosto de 2014

Carta de Francis Scott Fitzgerald a su hija "Scottie"




Querido Bombón:

Estoy muy interesado en tus tareas. ¿Podrías darme un poco más de información acerca de tus lecturas en francés? Me alegra que estés contenta, pero no creo demasiado en la felicidad. Tampoco creo nunca en la desgracia. Esas son cosas que ves en un escenario o en una pantalla o en una hoja impresa, nunca te seceden a ti en la vida.

Todo lo que creo en la vida es en la recompensa por la virtud (de acuerdo a los talentos de uno) y en los castigos por no cumplir con tus tareas, que son doblemente despiadados. Si hay un libro así en la biblioteca del colegio, ¿podrías rogarle a la señora Tyson que te permita buscar un soneto de Shakespeare en el que aparece el verso: "Los lirios que se pudren huelen mucho peor que la mala hierba"?
Hoy no he tenido pensamientos, la vida parece consistir en pensar un cuento para Saturday Evening Post. Pienso en ti, y siempre con placer, pero si me llamas Pappy otra vez agarraré al Gato Blanco y lo aporrearé duro en el trasero, seis veces cada vez que seas impertinente. ¿Harás algo al respecto?
Arreglaré la cuestión de tu cuota.

Ya termino, boba. Cosas de las cuales preocuparse:
Preocúpate por el coraje.
Preocúpate por la limpieza
Preocúpate por la eficiencia
Preocúpate por la equitación...
Cosas de las cuales no preocuparte:
No te preocupes por la opinión general
No te preocupes por las muñecas
No te preocupes por el pasado
No te preocupes por el futuro
No te preocupes por el crecimiento
No te preocupes si alguien te saca ventaja
No te preocupes por la victoria
No te preocupes por la derrota excepto que se deba a tu culpa
No te preocupes por los mosquitos
No te preocupes por las moscas
No te preocupes por los insectos en general
No te preocupes por tus padres
No te preocupes por los varones
No te preocupes por las decepciones
No te preocupes por los placeres
No te preocupes por las satisfacciones.

Cosas en las cuales pensar:
¿Qué es lo que realmente estoy buscando?
Cuán bueno soy realmente en relación con mis contemporáneos en cuanto a:
El estudio.
¿De verdad entiendo a la gente y soy capaz de llevarme bien con ella?
¿Estoy intentando realmente hacer de mi cuerpo un instrumento útil o lo estoy ignorando?
Con todo amor.

8 de agosto de 1933

En la foto podemos ver al escritor Francis Scott Fitzgerald junto a su esposa Zelda y a la hija de ambos, Frances Scott (Scottie) Fitzgerald. Hace poco esta última ha publicado un libro donde se recogen las cartas recibidas de su padre, con quien mantenía una difícil relación, pero que según ella explica están rebosantes de sabiduría y buenos consejos.

martes, 26 de agosto de 2014

El Greco y la Inquisición

Inmaculada - 1608

Hay quien dice del Greco que es uno de los artistas que más han influido en el posterior devenir de la pintura. Lo cierto es que su transgresor uso del color, su acusado manierismo, alargando y estilizando las figuras de forma un tanto antinatural y en contra de los cánones que había asentado el renacimiento le produjo algún que otro problema. 

El Expolio - 1577
Se cuenta que en cierta ocasión fue llamado a declarar por la Inquisición acusado de herejía; el motivo principal era que al parecer pintaba las alas de los ángeles de forma contraria a como se describían en la Biblia. No falta quien mantiene que en realidad compareció por un cuadro con el tema del Expolio de Jesús en el que aparecen tres Marías (su madre la Virgen, María Magdalena, y María de Cleofás) a sus pies, no pareciéndole bien al Santo Oficio que las tres mujeres estuviesen allí presenciando el momento en el que le iban a quitar las ropas al Nazareno. Otros mantienen que el Greco tenía muy buenas relaciones con los veladores de la Fe, y ciertamente era muy amigo de Francisco Pacheco, un pintor que fue nombrado por la Inquisición para vigilar la ortodoxia de la producción pictórica en nuestro País, de modo que difícilmente pudo tener algún encontronazo del tipo antes reseñado. 

En cualquier caso el supuesto lance entre el Greco y el Tribunal eclesiástico ha dado para mucho y hasta se dice que cuando el pintor compareció ante sus jueces, y estos le preguntaron la razón por la que pintaba las figuras de forma tan extraña, con los cuerpos y las caras tan alargadas, aparente fruto de un extraviado misticismo, el Greco se limitó a decir:

"Pinto así porque el mayor defecto del hombre es ser pequeño"

En la película que se hizo sobre su vida en 2007, se mezcla este supuesto proceso con una posible venganza del Gran Inquisidor, el Cardenal Fernando Niño de Guevara, molesto por la visión poco piadosa que de él dejo plasmada El Greco, altivo, y fuertemente agarrado a su sillón. El vídeo comienza con una visita al taller de Tiziano pero pronto se adentra en la trama referida.

lunes, 25 de agosto de 2014

Nicanor Parra.- Último Brindis



Lo queramos o no
Sólo tenemos tres alternativas:
El ayer, el presente y el mañana.

Y ni siquiera tres
Porque como dice el filósofo
El ayer es ayer
Nos pertenece sólo en el recuerdo:
A la rosa que ya se deshojó
No se le puede sacar otro pétalo.

Las cartas por jugar
Son solamente dos:
El presente y el día de mañana.

Y ni siquiera dos
Porque es un hecho bien establecido
Que el presente no existe
Sino en la medida en que se hace pasado
Y ya pasó...,
como la juventud.

En resumidas cuentas
Sólo nos va quedando el mañana:
Yo levanto mi copa
Por ese día que no llega nunca
Pero que es lo único
De lo que realmente disponemos.

Imagen: Gustav Klimt.- vida y muerte

domingo, 24 de agosto de 2014

Rolando Villazón, Anna Netrebko y la Traviata



El montaje de esta Traviata ha resultado una verdadera revolución en el mundo de la ópera. Sus interpretes principales, Rolando Villazon y Anna Netrebko, además de sus magníficas voces, transmiten un feeling y una química tan intensa entre ellos que hace que muchas operas un tanto apolilladas se nos hagan muy cercanas y parezcan escritas para ellos. En sus renovados amores se ven ayudados eso si de unos montajes realmente rompedores y que actualizan las historias a nuestros días. 

El primer video que vi de ellos fue aquella espectacular representación de "La Traviata" en el que la Netrebko aparecía rodeada de hombres como si de una Marilyn se tratase en "Los caballeros las prefieren rubias" por mucho que aquí la soprano luzca rotundamente morena, haciéndonos olvidar las rigideces de anteriores representaciones del famoso brindis "Libiamo ne' lieti calici". Por cierto y ya en plan jocoso, ¿os habéis fijado lo que se parece este hombre a Millán Salcedo, aquel de Martes y trece???. Las cosas...



Ya hablamos de ellos hace tiempo en una entrada dedicada a su representacion de "La Bohème". Link: http://unapizcadecmha.blogspot.com.es/2013/07/che-gelida-manina-y-si-mi-chiamo-mimi.html

viernes, 22 de agosto de 2014

Miguel Henández.- Tristes guerras, tristes




Tristes guerras
si no es amor la empresa.
Tristes, tristes.

Tristes armas
si no son las palabras.
Tristes, tristes.

Tristes hombres
si no mueren de amores.
Tristes, tristes.

Miguel Hernández

Imagen: Hugo Simberg.- El jardín de la muerte




John Ford, John Wayne y el arte de la oratoria



Nadie duda de que una de las mejores cosas que le pudieron ocurrir a John Wayne fue convertirse en el actor fetiche del grandioso John Ford, con el que protagonizó algunas de las mejores películas de la historia. La verdad es que Wayne no apuntaba muy alto hasta comenzar su relación con Ford y de esta manera, Robert Parrish, que trabajaba como montador con el hombre que hacía películas del oeste, como gustaba definirse a si mismo Ford, le pregunto a este cuál era el secreto para que Wayne luciera mucho mejor cuando trabajaba con él que cuando lo hacía para otros directores. Ford más bien enojado por la pregunta le dijo "¿Por qué quieres saberlo? a lo que Parrish le contestó "Algún día me gustaría dirigir", completando Ford con un seco "Entonces ¿por qué demonios no te vuelves a tu sala y montaje y aprendes primero a cortar?

Con el tiempo Parrish llegó a cumplir su sueño de dirigir películas y a su cargo corren títulos como "Casino Royale", "Mas allá de Rio Grande" o "Contrato en Marsella" por nombrar algunas, y años después de aquella pregunta, el y Ford, que no la había olvidado, coincidieron en la Marina y Ford le invitó al visionado de algunas películas suyas, junto a otros oficiales. Cuando la proyección iba a comenzar y se apagaban las luces Ford le dijo a Parrish que contara el número de veces que Wayne hablaba en "La Diligencia" y en "Hombres Intrépidos". Cuando las luces se encendieron Ford preguntó "¿Cuántas veces?". Parrish había contado tan sólo 14 diálogos en cada una de las películas. Ford sentenció "Así es como haces que sean buenos actores ¡No dejes que hablen!"

La foto que acompaña la anécdota corresponde a otra de las grandes obras de Ford, nada menos que "El hombre que mató a Liberty Valance" (1962) y en ella se pueden ver a Ford con su parche en el ojo, el poco hablador (por exigencias del guión) de Wayne y al sensacional James Stewart. ¡Vaya tres!!

miércoles, 20 de agosto de 2014

"Cadena Perpetua" (1994) - Frank Darabont



“No hay día que pase sin que me arrepienta, no porque esté preso ni porque usted crea que debería hacerlo. Pienso en como era yo entonces, un chico joven y estúpido que cometió un terrible crimen. Y quisiera hablar con él, me gustaría que entrara en razón, decirle como son las cosas, pero no puedo. El chico se fue hace años y este viejo es lo único que queda. He de vivir con eso. ¿Rehabilitado? Es solo una palabra de mierda. Así que rellene sus formularios hijo y no me haga perder más el tiempo. Porque si le digo la verdad, me trae sin cuidado.” 

Son palabras de Ellis, "Red" Redding, el personaje al que da vida un soberbio Morgan Freeman y que es compañero de Andy Dufresne (Tim Robbins), un joven banquero de éxito que tras ser acusado de matar a su esposa y al amante de esta es condenado a cadena perpetua. A través de sus ojos conoceremos las interioridades de la vida carcelaria y los peajes que han de pagarse para intentar conseguir una vida medianamente asumible en un entorno tan hostil. No será precisamente Andy Dufresne un preso acomodaticio y siempre tendrá la mente puesta en nuevos horizontes, unos horizontes que empezaban en el poster de Rita Hayworth que adornaba su celda en la prisión de Shawshank. De hecho el guión se basaba en un relato de Stephen King llamado: "Rita Hayworth and Shawshank Redemption".

Frank Darabont,  su director, no es que se prodigue mucho, pero con este trabajo en "Cadena Perpetua" nos regaló una de las mejores películas de las últimas décadas. No consiguió premios relevantes en su día; si bien tuvo siete nominaciones a los Oscar, premios en los que se cruzó con "Forrest Gump" que se comió todos los bombones que había para repartir y tuvo que conformarse con otro tipo de recompensa, el boca oreja de los buenos aficionados del cine, que la convirtieron en una de las películas más valoradas de la historia. Curiosamente Darabont repitió poco después con otra película de trama carcelaria que fue motivo del aplauso general: "La Milla Verde", después muy poca cosa nos ha llegado de él, a excepción de la esplendorosa seríe "Mob City" que os recomiendo a todos sin reservas. De los actores que podemos decir... Morgan Freeman en un papel espectacular, cargado de grandes frases como ya hemos leído arriba, se convirtió en un actor de éxito y habitual en multitud de películas y Robbins sin embargo empezó un lento declinar, que con la muy meritoria escala en "Mystic River" y también en "La vida secreta de las palabras" se nos antoja un talento ausente que hace que le echemos un tanto de menos.  Puede ser que tengamos que ir a buscarlo a Zihuatanejo....



Algunas otras frases de la película:

“La primera noche es la más dura, no cabe la menor duda, te dejan desnudo como el día que naciste con la piel quemada y medio ciego por el asqueroso desinfectante y cuando te meten en la celda y te cierran los barrotes en las narices es cuando te das cuenta que es de verdad, en un abrir y cerrar de ojos toda tu vida se a ido al carajo, no te queda nada excepto todo el tiempo del mundo para reflexionar. Muchos pescaditos casi enloquecen la primera noche siempre hay más de uno que rompe a llorar, siempre.” Morgan Freeman

“- Yo tocaba la armónica cuando era joven, luego dejó de interesarme, dime que sentido tendría aquí. 
- Aquí es donde más sentido tiene, la necesitas para no olvidar.
- ¿Olvidar?
- Olvidar que hay cosas en el mundo que no están hechas de piedra, que tienes, que hay algo dentro que no te pueden quitar, que es tuyo.
- ¿De qué estás hablando?
- De esperanza.
- Esperanza. Amigo deja que te explique, la esperanza es muy peligrosa puede volver a un hombre loco, aquí dentro es del todo inútil, más vale que te hagas a la idea.” Morgan Freeman y Tim Robbins

“- Ellis 'Red' Redding: Brooks no está loco, solo está, institucionalizado.
- Institucionalizado, una leche.
- Ese hombre se ha pasado aquí más de 50 años Heywood, 50 años, no conoce otra cosa, aquí dentro es un hombre importante, es un hombre culto, fuera de aquí no es nada, un viejo inútil con artritis en las manos, no podrá conseguir un puñetero trabajo […]. Créeme estos muros embrujan, primero los odias, luego te acostumbras y al cabo de un tiempo llegas a depender de ellos, eso es institucionalizarse.” Morgan Freeman

“Algunas aves no deben estar encerradas. Sus plumas son demasiado brillantes... y cuando escapan, la parte de ti que sabe que fue un pecado haberlas encerrado se regocija, pero la parte con la que vives se siente vacía y triste de que se haya marchado... Creo que extraño a mi amigo.” Morgan Freeman

“Empeñarse en vivir, o empeñarse en morir, es la pura verdad. Por primera vez en mi vida soy culpable de cometer un delito, violar la condicional, aunque dudo mucho que vayan a buscarme, ¿quién va a echar de menos a un viejo salido de la cárcel?. Me doy cuenta de que estoy tan emocionado que apenas puedo estar quieto ni pensar claramente. Imagino que esta es la clase de emoción que solo puede sentir un hombre libre. Espero cruzar la frontera, espero ver a mi amigo y darle un abrazo, y que el Océano Pacífico sea tan azul como siempre he soñado. Y espero nunca más perder la esperanza.” Morgan Freeman



Título original: The Shawshank Redemption
Año: 1994 - Duración: 142 min.
País: Estados Unidos
Director: Frank Darabont
Reparto: Tim Robbins, Morgan Freeman, Bob Gunton, James Whitmore, Gil Bellows, William Sadler, Mark Rolston, Clancy Brown, David Proval, Jeffrey DeMunn, Jude Ciccolella, Don McManus, Alfonso Freeman

Guión: Frank Darabont (Relato: Stephen King)
Productora: Columbia Pictures / Castle Rock Entertainment
Música: Thomas Newman
Fotografía: Roger Deakins

Premios: 
1994: 7 nominaciones al Oscar, incluyendo mejor película, actor (Morgan Freeman)
1994: 2 nominaciones al Globo de Oro: Mejor actor drama (Freeman), guión





martes, 19 de agosto de 2014

¿Murió Matusalén de viejo?




Como quiera que el asunto del diluvio universal está un tanto de actualidad por aquello del estreno no hace mucho de la película "Noe", quizás resulte interesante esta curiosa interpretación de algunos hechos bíblicos. Todos sabemos de la extraordinaria longevidad alcanzada por el mítico Matusalén, pero lo que no queda claro es cual fue la causa de su muerte a la edad, siempre según la propia Biblia, de 969 años. ¿O quizás sí que haya alguna pista? La biblia dice que Matusalén tuvo a su hijo Lamec a los 187 años y que éste a su vez tuvo a Noé a la edad de 182 (en plena juventud como quien dice). Después sabemos que el Diluvio tuvo lugar teniendo Noé la muy discreta edad de 600 años. Ahora solo queda sumar un poco. Sumando estas cantidades: 187 + 182 + 600 obtenemos la cifra de 969 que es la edad a la que se nos dice que murió Matusalén y ahora presumimos que muy posiblemente ahogado. Estas son las cosas en las que se entretienen algunos matemáticos como el señor Coxeter, que reparó en esta coincidencia numérica entre los eventos del diluvio y de la muerte de Matusalén, que según todos los indicios no tenía invitación para subir al Arca. Parece que por aquella época los abuelos ya empezaban a resultar un estorbo y a ser abandonados a su suerte. Nada nuevo bajo el sol! 

Por supuesto para todos nosotros es una verdadera locura pensar que esas edades pudieran darse realmente, toda vez que el organismo humano, en condiciones ideales podría llegar aproximadamente a los 120-130 años como máximo. Así no son pocos los que piensan que este desfase se debe a que los años están contados por los ciclos lunares en vez de los solares, de este modo la edad de Matusalén habría de ser dividida entre 13'5 con lo que la edad real de este longevo señor quedaría en una muy razonable cifra de 72 años, que sin duda para aquellas primitivas formas de vida, cargadas de riesgos y enfermedades, ya era todo un logro. 

Arriba dejo una foto de la obra "El diluvio" a cargo del pintor Francis Danby (1837)