Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

lunes, 15 de septiembre de 2014

Hermann Hesse.- Carta a una joven confusa




Se encuentra usted en una etapa de la vida en la que los jóvenes, siempre que la naturaleza les haya prodigado suficientes dones, tratan de convertirse en individuos, en desarrollar su personalidad. Un noventa y nueve por ciento abandona pronto este intento porque es incómodo e impone severas exigencias, mientras que el camino hacia la adaptación, a la burguesía, al ganar dinero, etc. es mucho más fácil. Pero siempre existirá ese uno por ciento que no abandona su derrotero sino que prosigue fiel por él. El camino ancho ejerce en él una gran atracción sin duda, pero no tiene alternativa pues está predestinado a otra cosa y ello lo separa del noventa y nueve por ciento restante y así seguirá durante toda su vida.

Hubiera podido leer esto en mis libros, sin molestar a este viejo, pero ya le he ahorrado el esfuerzo.


Hermann Hesse (31-12-47)



Imagen: Salvador Dalí.- Niño geopolítico observando el nacimiento del hombre nuevo

domingo, 14 de septiembre de 2014

Boyhood (Momentos de una vida).- Richard Linklater, 2014



"¿Sabes? Dicen que "agarres el momento" . Estoy pensando que es al revés. Que el momento nos agarra a nosotros.

-Sí, lo sé. “[La vida] es constante, son momentos, es como si siempre fuera ahora mismo”


 "Este es el peor día de mi vida -(la marcha de su hijo a la universidad)- Sabía que este día llegaría, pero no pensé que estarías tan feliz de irte.
Acabo de darme cuenta de que mi vida se irá, así...Casarse, tener hijos, divorciarse.. cuando te enseñé a montar en bicicleta, divorciarme otra vez. Obtener el título, el trabajo que quería, mandar a Samantha a la universidad, a ti también ¿Sabes qué sigue? Mi maldito entierro
-¿No estás saltándote como 40 años?
-Sólo pensé que serían más»

“La vida consiste en improvisar”.


"Cualquiera puede hacer fotos. El arte es especial "


" ¿Por qué lloras?

Porque no tengo todas las respuestas. "


"¡Adiós patio! ¡Adiós buzón! ¡ Adiós, caja de cosas que mami no nos permitirá llevar con nosotros, pero que nosotros no queremos tirar! ¡Adiós casa! Nunca perdonaré a mami por hacernos mudar"

Albert Einstein, una anécdota y un reto




Hace algún tiempo que conocía esta anécdota que os voy a contar sobre Einstein (después vendrá el reto) y ciertamente la tenía por una leyenda urbana, muy bien traída y poco más. Pero el caso es que hace poco repasando una revista de historia (Historia y Vida nº 451) me la encontré allí y entonces me decidí a darle un poco más de crédito, pensando que una revista de su prestigio no se haría eco de asuntos poco fiables sin al menos reseñarlo. 

El caso es que Einstein no sabía conducir y se ayudaba de un conductor para que le llevara a las distintas Universidades, foros y auditorios donde de forma continua tenía que ir presentándose para explicar su reciente y controvertida Teoría de la Relatividad. El caso es que la conferencia se repetía tan continuamente que su chófer le preguntó si no se cansaba de contar siempre lo mismo. Einstein le respondió que si bien era un poco tedioso, era un reto el hacer llegar su Teoría todos, dada su complejidad. El chófer le contestó, que había escuchado ya tantas veces la conferencia, que por difícil que pudiera parecerle la teoría a Einstein, él (el chófer) podría repetirla sin problema alguno. El caso es que Einstein le hizo caso y se intercambiaron las ropas, entrando en el auditorio Einstein vestido de chófer, y el chófer de profesor. 

Corrían por entonces los años 20, cuando todavía no nos había invadido la televisión y la prensa llevaba más bien pocas fotografías, así, el rostro de Einstein no era muy conocido aun, y el cambio no fue percibido por los asistentes ya que nadie conocía cual era su aspecto, ni le conocía personalmente. El caso es que el chófer, que se sabía la conferencia tantas veces oída en sus esperas, de memoria, desarrollo esta de manera impoluta y sin errores. 

Pero claro, una cosa es contar las cosas como un papagayo y otra saber todos sus vericuetos. Llegado el momento de las preguntas uno de los asistentes le lanzó una duda sobre un determinado aspecto de la teoría. El chófer sin perder la calma y no sabiendo la respuesta, se dirigió a quien le preguntaba y le dijo inspiradamente "Esa es una cuestión tan sencilla, que dejaré que mi chófer que está presente en la sala la responda por mi". 

El chófer no sería un genio como Einstein, pero desde luego nadie negará que era agudo y dotado de buenos reflejos. Las cosas.....

Ahora os propongo este acertijo que según se cuenta, elaboró el propio Einstein de joven (no hay certeza de su autoría). Del problemilla se cuenta que sólo el 2% de la población llega a resolverlo (no sé, no sé…….) en cualquier caso los retos siempre están bien, y más cuando nos ponen una cota a alcanzar tan jugosa ¿Seremos de ese 2%? Si os animáis ahí os lo dejo. Al final para los que desesperen dejo la página con la solución. Si das con ella no la pongas en comentarios, por si alguien quiere seguir con el reto.

El acertijo dice así: 

" En una calle hay cinco casas, pintadas de diferentes colores, en una fila de izquierda a derecha. En cada casa vive una persona de diferente nacionalidad. Los dueños de estas cinco casas beben distintas bebidas, fuman distintas marcas de cigarros y tienen una mascota diferente"

Tenemos las siguientes claves: 

- El británico vive en la casa roja. 
- El sueco tiene un perro.
- El danés bebe té.
- La casa verde está a la izquierda de la casa blanca.
- El dueño de la casa verde bebe café.
- La persona que fuma Pall Mall cría pájaros.
- El dueño de la casa amarilla fuma Dunhill.
- El hombre que vive en la casa del centro toma leche.
- El noruego vive en la primera casa.
- El hombre que fuma Blends vive al lado del que tiene gatos.
- El hombre que tiene caballos vive al lado del hombre que fuma Dunhill.
- El hombre que fuma Blue Master bebe cerveza.
- El alemán fuma Prince.
- El noruego vive al lado de la casa azul.
- El hombre que fuma Blends tiene un vecino que bebe agua

Y la pregunta es: ¿Quién es el dueño del pez? 

Yo diría que para empezar a tirar del hilo no es mala idea empezar por el color de las casas….. lo demás…. es pura lógica.

Solución en: 

viernes, 12 de septiembre de 2014

Antonio Machado habla de sí mismo

Antonio Machado visto por Leandro Oroz - 1925


"Cuando nos alejamos de la juventud, que es casi toda ella anhelo de porvenir y, por ende, ansia de todo lo posible, limitamos el campo de nuestras aspiraciones; creemos conocer ya, no sólo el ritmo, sino la ley que ha de regir la totalidad de nuestra vida, y renunciamos a hacemos ilusiones, quiero decir que aspiramos a vivir de realidades. Pensamos entonces que lo real de nuestra vida es solamente aquello que no pugna con la norma ideal que habíamos sacado, por abstracción, de nuestra experiencia. Es la edad en que, fatalmente, desconfiamos de merecer todo honor y toda ventura que no esperábamos. Así, el hombre que en plena juventud no logró inquietar demasiado el corazón femenino, y ya en su madurez vio claro que los caminos de Don Juan no eran los suyos, se siente algo desconcertado y perplejo si, candidior postquam tondenti barba cadet (algo así como "cuando , afeitándome, ya más canosa caía su barba"), alguna bella dama le brinda sus favores. Y pongo este ejemplo, aparentemente inadecuado, para demostraros que no es menosprecio del honor que no se espera o de la dicha inopinada la causa de nuestro desconcierto y perplejidad porque ¿quién habrá que desdeñe el amor aunque le llegue cuando el sueño perdurable comienza a enturbiarle los ojos? Es que, en verdad, lo que no estaba ya en el campo de nuestras esperanzas, si por azar nos aparece, no logra convencemos de su realidad. Por eso habéis de perdonarme, señores, este rubor y esta timidez con que llego ante vosotros y el que yo, académico electo desde el día, ya lejano, en que vertisteis sobre mí la cornucopia de vuestras bondades, me haya preguntado muchas veces y me pregunte todavía si merezco serlo, si, en realidad, lo soy.

No creo poseer las dotes específicas del académico. No soy humanista, ni filólogo, ni erudito. Ando muy flojo de latín, porque me lo hizo aborrecer un mal maestro. Estudié el griego con amor, por ansia de leer a Platón, pero tardíamente y, tal vez por ello, con escaso aprovechamiento. Pobres son mis letras en suma, pues, aunque he leído mucho, mi memoria es débil y he retenido muy poco. Si algo estudié con ahínco fue más de filosofía que de amena literatura. Y confesaros he que con excepción de algunos poetas, las bellas letras nunca me apasionaron. Quiero deciros más: soy poco sensible a los primores de forma, a la pulcritud y pulidez del lenguaje, y a todo cuanto en literatura no se recomienda por su contenido. Lo bien dicho me seduce sólo cuando dice algo interesante, y la palabra escrita me fatiga cuando no me recuerda la espontaneidad de la palabra hablada. Amo a la naturaleza, y al arte sólo cuando me la representa o evoca, y no siempre encontré la belleza allí donde literalmente se guisa."

El fragmento pertenece al discurso, datado en 1931, que Antonio Machado preparó para su ingreso en la Real Academia de la Lengua Española (se elección produjo en 1927) y que por diversas circunstancias nunca llegó a leer ni a formalizarse su incorporación a la Institución.

Os dejo un interesante vídeo sobre este sensacional poeta:


miércoles, 10 de septiembre de 2014

Vigilando la moral - Beach Policeman (Policía de playa) - 1922




Hoy en día las medidas de los trajes de baño son más fuente de intranquilidad para los hombres que para las mujeres, pero hubo un tiempo y un lugar en el que las mujeres no las tenían todas consigo para conseguir un relajado día de baño. Es lo que ocurrió a las bañistas de la playa Tidal Basin en Washington (al fondo de la foto puede apreciarse el obelisco que adorna la ciudad), desde que el Superintendente Col. Sherrrill, gran vigía de la moralidad, lanzó una orden por la cual los trajes de baño no podían dejar sin cubrir más de seis pulgadas de muslo desde la rodilla hasta el borde del bañador, y claro, como las ordenes están para cumplirlas, alguien tiene que vigilarlas y ahí podemos ver, rodilla en tierra, con su placa al cinto al agente Bill Norton, aparentemente meticuloso al milímetro, en plena faena. Y es que los locos años veinte eran locos en muchos sentidos.

No tenemos constancia del autor de la fotografía.

martes, 9 de septiembre de 2014

Fragmento de "Momo" (1973) - Michael Ende



"—Querido amigo —contestó el agente, alzando las cejas—, usted sabrá cómo se ahorra tiempo. Se trata, simplemente, de trabajar más deprisa, y dejar de lado todo lo inútil. En lugar de media hora, dedique un cuarto de hora a cada cliente. Evite charlas innecesarias. La hora que pasa con su madre la reduce a media. Lo mejor sería que la dejara en un buen asilo, pero barato, donde cuidaran de ella, y con eso ya habrá ahorrado una hora. Quítese de encima al periquito. No visite a la señora Daria más que una vez cada quince días, si es que no puede dejarlo del todo. Deje el cuarto de hora diario de reflexión, no pierda su tiempo precioso en cantar, leer o con sus supuestos amigos. Por lo demás, le recomiendo que cuelgue en su barbería un buen reloj, muy exacto, para poder controlar mejor el trabajo de su aprendiz.

—Está bien —dijo el señor Fusi—, puedo hacer eso. Pero, ¿qué haré con el tiempo que me sobre?¿Tengo que depositarlo?¿Dónde?¿O tengo que guardarlo?¿Cómo funciona todo eso?

—No se preocupe —dijo el hombre gris, mientras sonreía por segunda vez—. De eso nos ocupamos nosotros. Puede usted estar seguro de que no se perderá nada del tiempo que ahorre. Ya se dará cuenta de que no le sobra nada. Hágalo tranquilo, querido amigo. Puedo, pues darle la bienvenida a la gran comunidad de los ahorradores de tiempo. Ahora también usted, señor Fusi, es un hombre realmente moderno y progresista. ¡Lo felicito!"



La fotografía es obra de Brian Day y tiene por título "Todo va a estar bien"

lunes, 8 de septiembre de 2014

Imágenes y Palabras: Robert Doisneau versus Lope de Vega




LOPE DE VEGA
Soneto 

Desmayarse, atreverse, estar furioso, 
áspero, tierno, liberal, esquivo, 
alentado, mortal, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde y animoso;
no hallar fuera del bien centro y reposo,
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso;
huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor süave,
olvidar el provecho, amar el daño;
creer que un cielo en un infierno cabe,
dar la vida y el alma a un desengaño;
esto es amor, quien lo probó lo sabe.


En esta nuevo duelo de imagen y fotografía nos pareció buena idea retar el maravilloso "Soneto" de Lope de Vega con la imagen de uno de esos maravillosos besos que tan espléndidamente sabía fotografiar Robert Doisneau, en este caso el titulado "El beso en la Opera" (París - 1950). Decidan ustedes que propuesta les gusta más.


Hace poco pudimos disfrutar de una interesante película sobre la juventud de Lope de Vega y en el se recitaba el soneto de arriba. Os dejo las imágenes:








domingo, 7 de septiembre de 2014

El campeonato mundial de pajaritas (microrrelato) - Luis Britto Garcia (Venezuela - 1940)




Abierto oficialmente el campeonato mundial de pajaritas el señor Pereira se dirige al proscenio, toma una hoja de papel, la dobla, la vuelve a doblar, y de los pliegues surgen lentamente una montaña, y un arroyo, y un arco iris que desciende hasta que junto a él fulguran las nubes y finalmente las estrellas. Un gran aplauso resuena, el señor Pereira se inclina y baja lentamente a la sala.

Acto seguido se instala en el proscenio el señor Noguchi, quien toma en cada mano una hoja de papel, la mano izquierda dobla dobla, sale una paloma, sosteniendo el pico con los dedos anular y meñique y tirando de la cola con los dedos índice y medio las alas suben bajan suben bajan, la paloma vuela, entretanto la mano derecha dobla, dobla, sale un halcón, colocando el dedo índice en el buche y presionando con el pulgar en las patas, las poderosas alas suben bajan bajan suben, el halcón vuela, persigue a la paloma, la atrapa, cae al suelo, la devora.
Grandes y entusiásticos aplausos. 

Sube al proscenio el señor Iturriza, quien es calvo, viejo, tímido y usa unos lentencitos con montura de oro. En medio de un gran silencio el señor Iturriza se inclina ante el público, hace una contorsión, se vuelve de espaldas. La segunda contorsión la despliega, asume una forma extraña, y luego viene la tercera, la cuarta, la quinta contorsión, la apertura del pliegue longitudinal, y la vuelta del conjunto. La sexta y la séptima contorsiones son apenas visibles pero definitivas, la gente va a aplaudir pero no aplaude, en el proscenio el señor Iturriza deshace su último pliegue y se transforma en una límpida, solitaria, gran hoja cuadrada de papel blanco.



Luis Britto García, nació en Caracas en 1940, y además de su labor como abogado, sociólogo y profesor en la Universidad de Venezuela ha desarrollado una interesante labor como escritor de novelas, cuentos y ensayos que le han valido importantes premios como el de "Casa de las Américas", el "Andrés Bello" de teatro o el "Nacional de Literatura" de Venezuela. Son destacables sus obras "Rajatabala", "Abrapalabra", "Pirata" o "Pare de sufrir".

sábado, 6 de septiembre de 2014

Meryl Streep y "La decisión de Sophie"



Meryl Streep ha ido forjando una carrera realmente maravillosa y el que ella participe en una película ya es suficiente para que sepamos que es interesante verla, que algo vamos a encontrar allí que va a merecer la pena. Para mi una de sus mejores escenas se encuentra en "La decisión de Sophie" (1982-Alan Pakula) película por la que ganó merecidísimamente el Oscar a la mejor actriz. Curiosamente la misma actriz se refirió a esa misma escena en una entrevista como uno de los momentos más tristes y decepcionantes de toda su carrera. En la escena, Sophie es obligada a elegir entre uno de sus hijos por un oficial alemán; todos nos podemos imaginar la sensación de abismo que puede suponer una decisión así, pero ¿cómo se lleva esto a la pantalla, de donde se sacan referencias, recursos o experiencias que sirvan para construir un momento tan al límite?. Meryl Streep hizo la escena de su vida, volcó en ella todo un caudal de sentimientos, dudas y miedos. Todos somos padres o madres y todos tuvimos ocasión de meternos bajo su piel y pensar en tan horrenda decisión. La escena logró tal nivel de tensión dramática que había quedado impregnada de ella todo el plató, pero cuando terminó la escena faltaba algo…. no se había oído el "corten" de rigor. Meryl Streep permaneció un tiempo esperando en el plató y por su cabeza solo paso un "Dios mio, ha quedado abrumado", al ser consciente de que lo había dado todo en aquella toma. Pasado un tiempo se acercó al lugar donde se solía colocar el director, Alan Pakula y su ayudante, y una vez en el lugar se encontró con la tremenda decepción de sorprender ambos sujetos con sus cabezas inclinadas hacia atrás, totalmente dormidos. ¡Increible! Ellos se lo perdieron…. 






Ficha de la película:

TÍTULO ORIGINAL: Sophie's Choice
AÑO: 1982
DURACIÓN: 157 min.
PAÍS: EEUU

DIRECTOR: Alan J. Pakula

REPARTO: Meryl Streep, Kevin Kline, Peter MacNicol, Rita Karin, Stephen D. Newman, Greta Turken, Josh Mostel, John Rothman, Eugene Lipinski

PRODUCTORA: Universal Pictures / ITC Entertainment

PREMIOS: 1982: Oscar: Mejor actriz (Meryl Streep). 5 nominaciones
GUIÓN: Alan J. Pakula (Novela: William Styron)
MÚSICA: Marvin Hamlisch
FOTOGRAFÍA: Néstor Almendros

miércoles, 3 de septiembre de 2014

William Butler Yeats.- Cuando seas vieja



Cuando seas vieja, gris y cansada,
y cabeceando junto al fuego, tomes este libro,
y lentamente leas, soñando con la mirada suave
que tus ojos un día tuvieron, con sus profundas sombras;

Cuántos adoraron tus instantes de alegre gracia,
y amaron tu belleza con amor falso, o verdadero;
pero un hombre amó el alma peregrina en ti,
y amó las penas de tu rostro que cambiaba.

E inclinándote junto al resplandor de los leños,
murmures, un poco triste, cómo huyó el amor,
cómo flotó lejos sobre las montañas,
y escondió su rostro entre una multitud de estrellas.

Imagen: Whistler.- retrato de su madre