martes, 6 de marzo de 2018

Polícleto, la gente y el arte

Diadumenos


Diadumenos - Museo de Atenas
Polícleto fue uno de los grandes escultores de la Grecia clásica. En cierta ocasión el creador del Canon, del que era muestra tangible su famoso "Doriforo", tuvo la idea de esculpir simultáneamente dos estatuas de concepción inicial idéntica, pero mientras que una era esculpida en el más riguroso secreto, atendiendo exclusivamente a la inspiración de sí mismo, la otra avanzaba a la vista del público y aceptaba las sugerencias que los "sabios ciudadanos" querían hacerle al respecto, un poquito más de aquí, algo menos de allá… realizando las correcciones necesarias para atender todos aquellos "oportunos" consejos.

Una vez que finalizó las dos obras, que habían nacido de una misma idea pero que crecieron de distinta forma, las expuso una al lado de la otra a la vista de todos y pudo comprobar cómo la escultura que fue fruto de la opinión pública fue censurada unánimemente mientras que la que había sido esculpida según los dictados exclusivos de su propio genio creador fue alabada por todos y considerada la obra de un verdadero maestro.

Diadumenos - Museo Pushkin - Moscú
Entonces dijo Polícleto: "Atenienses la estatua que criticáis es obra vuestra; la que alabáis es obra mía"

A buen seguro, Polícleto se reafirmó en la idea de que un verdadero artista solo debe escuchar su voz interior y ha de poner siempre en una severa cuarentena las opiniones de todos esos lumbreras que siempre ponen pegas al trabajo que no es suyo.

En la foto de la arriba a la izquierda se puede disfrutar la imagen del "Diadumenos" una de las grandes esculturas de Polícleto. Es una copia romana en mármol de un original en bronce del 420 a. C. Se conserva en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas y es una de las mejores copias del original perdido. La copia de la izquierda, de menos calidad, pero completa, pertenece al Museo Pushkin de Moscú.

"Diadumenos" en griego significa "el que se ciñe" y representa a un atleta griego en el momento de ceñirse a su cabeza la cinta o diadema de la victoria que lo avala como ganador después de una competición, aunque no falta quien cree que en realidad es una representación del Dios Apolo. La obra cumple con los cánones marcados por Polícleto en su Doríforo y así su altura total es el equivalente a siete veces la altura de la cabeza, algo menos estilizado que el Canon de Lisipo que era ocho veces la medida de la cabeza.

Las imágnes han sido tomadas de las siguientes páginas:
https://www.pinterest.es/pin/519039925796539173/
https://www.pinterest.es/pin/344595808962206924/
https://www.pinterest.es/pin/519039925796539162/