viernes, 26 de enero de 2018

Los comienzos de Ingrid Bergman



"Puedo hacer todo con facilidad en el escenario, mientras que en la vida real me siento muy grande y torpe. Así que no he elegido actuar. Ella me eligió."

Son palabras de la actriz sueca Ingrid Bergman y aunque ella dijera que no eligió actuar lo cierto es que en 1933, cuando tenía tan solo 18 años se presentó a las exigentes pruebas del Royal Dramatic Theather School de Estocolmo donde ya había estudiado Greta Garbo. Fueron cientos los alumnos que se presentaron a las pruebas. La joven Ingrid, como las demás aspirantes, debía preparar tres piezas distintas, después de lo cual los jueces seleccionaban dos de ellas y valoraban la actuación. A los admitidos le entregaban el placet con un sobre blanco, mientras que los rechazados recibían un sobre marrón. Ingrid Bergman, una actriz que con el tiempo supimos que era principalmente una actriz dramática se presentó con una comedia y a sus ojos sentía como los miembros del jurado parecían no prestarle mucha atención y mucho menos lograba arrancarles la mas mínima sonrisa. Acababa de terminar la primera representación cuando sin dejarle emprender la segunda que obligatoriamente debía representar le pidieron que se retirara sin darle más explicación. Ingrid Bergman se sintió totalmente hundida y fracasada y sin esperar a recoger el sobre que ella daba por seguro sería marrón se marchó del lugar. Muchos años después, las actriz recordaba aquel momento crucial de su carrera de la siguiente forma: 

"Cuando abandonaba el escenario estaba de luto, me encontraba en un funeral. El mío. Era la muerte de mi yo creativo. Tenía el corazón roto de veras. Al salir a la calle, Estocolmo, que siempre me había parecido tan hermoso, ya no lo era, y los actores y actrices que esperaban a recoger su sobre, se reían y burlaban de mi, ¨¿Por qué no lo has cogido?" me preguntaban entre risas. Cada vez me sentía peor. Aunque casi no veía nada porque tenía los ojos llenos de lágrimas. Cuando llegué a casa, me estaban esperando mis primas, me dijeron que había llamado un actor amigo de ellas que había participado en las pruebas. Él había conseguido un sobre blanco y preguntó que por qué yo no había recogido el mío. Le pregunté si sabía de qué color era mi sobre. Me dijo que era blanco. Salí volando. Corrí todo el rato hasta recoger mi sobre blanco. Estaba entusiasmada. Llevada por la agitación, rompí el papel de dentro al abrir el sobre. Años después conocí a uno de los miembros del jurado y le pregunté por qué habían interrumpido mi lectura tan pronto. Él me dijo: “Nos encantó su seguridad y su impertinencia. Hablamos y no vimos ninguna necesidad de perder el tiempo. Sabíamos que era fabulosa y tenía un talento innato. Su futuro como actriz estaba asegurado”. Aquella noche, cuando me enteré de lo del sobre blanco, fue la noche que cambió mi vida."

Poco después, en 1937, rodaría su primera película, "Munkbrogreven"  en la que daba vida a "Elsa Edlund" un personaje de nombre muy parecido al que le daría fama mundial en "Casablanca": "Ilsa Lund". La Bergman siempre buscó la excelencia en sus trabajos tanto que el director Alfred Hitchcock que la tuvo a sus órdenes en dos trabajos: "Recuerda" (1945) y "Encadenados" (1946) dijo de ella:

 "El problema de Ingrid Bergman era que sólo quería hacer obras maestras"

Tres premios Oscar lo avalan.




Fuente: A partir de una anécdota leída en la revista "Historia y Vida"

Las imágnes han sido tomadas de las siguientes páginas:
01.- https://www.pinterest.es/pin/57702438954645558/
02.- https://www.pinterest.es/pin/419960733974597568/

No hay comentarios:

Publicar un comentario