Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

viernes, 28 de octubre de 2016

¿Seguro que es el Everest la montaña más alta del mundo?




Si preguntáramos ¿Cuál es la montaña más alta del mundo?, seguro que todos diremos a coro, el Everest. Pero en esta pregunta concreta no nos quedará más remedio que recordar la que ya se define como "Ley Campoamor", osea aquella que recuerda el verso del poeta del mismo nombre que decía: «En este mundo traidor / nada es verdad ni mentira / todo es según el color / del cristal con que se mira». Y es que ciertamente si medimos la montaña desde su base terrestre (por encima del nivel del mar) la más alta sería sin duda el Everest con sus 8848 metros, pero si midiéramos la altura total, incluso la que pudiera estar sumergida, entonces el más alto sería el volcán hawaiano Mauna Kea , que si bien sobre la superficie del mar solo muestra 4205 metros, guarda bajo las aguas una altura añadida de 6000 metros más. Pero claro, todavía la cosa puede complicarse más  y si buscáramos cual es el punto de la tierra que más se adentra en el espacio, o si quieren cual es el que más distancia guarda desde su cima hasta el centro de la Tierra, entonces la respuesta será distinta. Debido a que la Tierra es un geoide que tiene una forma irregular, la montaña que se encuentra más beneficiada por esta anomalía es el volcán ecuatoriano Chimborazo, que es el que se ve en la imagen de arriba y cuya cima, a 6310 metros, es el lugar en el que más cerca estaríamos del Sol, de tener los suficientes pulmones para encaramarse a ella. 

Así, en cumplimiento estricto de la ya mentada Ley Campoamor, estoy absolutamente seguro que si hiciéramos la pregunta de arriba a un ecuatoriano, a un hawaiano y a un nepalí , obtendríamos tres respuestas absolutamente diferentes y curiosamente ninguna incorrecta. Las cosas….


La imagen ha sido tomada de la siguiente página:
https://es.pinterest.com/pin/174936766751391066/

¿Está basado Don Quijote en un personaje real?





En estos días nos sorprende la prensa con la noticia de que nuestro caballero enamorado se basaba en un personaje real, un sacamuelas del Toboso llamado Agustín Ortiz, que la emprendió a espadazos con una cruz que había junto a unos molinos. Yo las similitudes las veo muy cogidas por los pelos, pero doctores tendrá la iglesia. Esta teoría se basa en unos documentos descubiertos por el historiador Francisco Javier Escudero en el Archivo Diocesano de Cuenca,  Los hechos ocurrieron en 1594 y según el acta inquisitorial el ataque se desarrolló cuando Agustín Ortiz fue a moler grano a unos molinos y se topó con Pablo López y Pedro de Morales con los que ocurrió lo siguiente: 

"Tras una acalorada conversación, y en lo que podría considerarse un airado ajuste de cuentas, Agustín desenvainó su espada y comenzó a hacer astillas una cruz de madera que había junto al molino". 
-¡Mirad cómo corta mi espada! -les amenazó Ortiz de acuerdo a la transcripción del acta. 
-Quitaos de ahí, ¿estáis tonto? -respondió Morales- ¿No veis que es una cruz?
-¡Mirad cómo corta! -insistió aquél mientras se desfogaba con dos vigas de madera de humanas proporciones, según los testigos. 
-Mira que es mala la cristiandad -intervino López. -Eso no se puede hacer, ¡hombre del diablo! 
-añadió Morales. -Los molinos os están mirando...

El mismo historiador mantiene que Don Quijote podría estar basado en tres personas y no solo en una. Aparte del mentado sacamuelas, los otros dos serían Pedro de Villaseñor y Francisco de Acuña y ahora si que encuentro ecos claros para identificar al personaje. Pedro de Villaseñor, era amigo de Cervantes como él mismo escritor reconocía en «Los trabajos de Persiles y Sigismunda» y tenía aficiones de lo mas curiosas. Este Villaseñor y Francisco de Acuña, otro hidalgo manchego, intentaron matarse a lanzazos en el camino que va del Toboso a Miguel Esteban en 1581, según textos del Archivo Histórico Nacional y otros de órdenes militares. Y no es solo eso, Pedro Villaseñor y Acuña tenían la manía de salir a diario vestidos de caballeros medievales con cascos, broqueles, cotas, montantes y dagas,

Aunque todo parece indicar que la obra de Cervantes tuvo algunos nexos de unión con la realidad, no creo que todo esto desvele en exceso las cuitas de Don Quijote por su amada Dulcinea, ni afecte lo más mínimo a la dimensión de su personaje y sus historias o al talento de su creador. Si para algo sirve la anécdota es para contarla en una reunión de amigos. Y es que Don Quijote tenía muy claro quien era:

"Don Quijote soy, y mi profesión la de andante caballería. Son mis leyes, el deshacer entuertos, prodigar el bien y evitar el mal. Huyo de la vida regalada, de la ambición y la hipocresía, y busco para mi propia gloria la senda más angosta y difícil" 

Para ilustrar la entrada e intentando evitar al inevitable Gustave Doré, he elegido el cartel de la película "Don Quijote" que Georg Wilhelm Pabst rodó en 1933.

Os dejo el enlace a ambas noticias para quien quieran profundizar:


La imagen ha sido tomada de la siguiente página:
https://es.pinterest.com/pin/541346817686494867/