Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

sábado, 27 de febrero de 2016

Charlton Heston - No hay din sin don

Charlton Heston, Ava Gardner y David Niven en "55 días en Pekin" (1963 - Nicholas Ray)



No son pocos los que tienen un cierto desprecio por la figura de Charlton Heston a quien nunca le perdonaron su presidencia de la Asociación Nacional del Rifle, sobre todo después de que Michael Moore manipulara a su antojo e interés unas imágenes de una reunión de esta asociación en el documental "Bowling for Columbine", dando una imagen ciertamente distorsionada de una actor que fue de los pocos del star system de su tiempo que fue capaz de coger una pancarta y marchar a favor de los derechos civiles de las personas de color. Hoy os traigo otra anécdota que da una idea de cómo era el talante de este actor, que por supuesto tendrá sus claros y sus oscuros, como todos, pero que no se merece una demonización tan salvaje como la que sufrió en los últimos años de su vida.

Charlton Heston fue uno de los protagonistas de la película "55 días en Pekin" (Nicholas Ray - 1963), una superproducción en la que compartió cartel con Ava Gardner y David Niven. Para la filmación se había elegido los exteriores de Madrid, concretamente las Rozas, y muchos de los extras eran de la zona, amén de un gran número de asiáticos que llegaron al film de forma ciertamente rocambolesca y que contaremos en otra entrada en un futuro próximo.

En este entorno, Heston se movía por el lugar con un chófer español llamado Ricardo Perez, con el gustaba de chapurrear algunas palabras en su aún deficiente castellano, de modo que en uno de sus viajes, se dirigió al chófer y le dijo en castellano:
- ¿Cómo va, viejo? ¿ Todo en orden?"
- " Bastante bien, señor, solo que hace cinco semanas que no me pagan". le contesto el chofer
- "¡Cinco semanas! ¿Por qué no me lo has comentado antes? Espera, ni arranques. Iré a decírselo al señor Prades"

La película estaba producida por Samuel Bronston y Jaime Prades era uno de sus hombres de confianza. Cuando Heston trató el asunto con Prades, este se le mostró aparentemente indignado y le aseguró que su chófer cobraría de inmediato el dinero que se le debía.

Una semana después Heston le preguntó al chófer:
- ¿Has cobrado ya los atrasos?
- No señor, Nadie quiere hablarme del asunto. Ya son más de seis semanas"
Heston, visiblemente enfurecido volvió al despacho de Prades y le dijo:
- "Jaime, ¿qué diablos pasa aquí? ¿Lleváis gastados no sé cuantos millones en esta película y le regateáis el dinero a un pobre chófer que trabaja por poco dinero a la semana?
Prades, de nuevo puso cara de circunstancias y le prometió, enfadado con la situación, una pronta solución, pero curiosamente esta no tuvo lugar y el chófer seguiría igual durante un tiempo. 

Finalmente Charlton Heston se presentó de nuevo ante Prades, no creo que llevara un rifle en la mano cosa que todos hubiésemos entendido, pero si que me lo imagino con cara de pocos amigos. Prades en cuanto lo vio dijo:

"¡Chuck! ¡Por favor, por favor, no me digas que tu pobre Ric todavía no tiene su dinero!".
- "No, Jaime", respondió Heston, "Ric ya ha cobrado. Le he pagado yo. Lo que le debíais y un mes por adelantado. Ahora no le debéis nada a él, me lo debéis a mí. Me gustaría cobrar ahora mismo, por favor".

Prades, no supo que decirle al actor, simplemente se limitó a pagarle el dinero que le debía justo en ese momento.  

Lo dicho, no hay din sin don.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada