Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

sábado, 25 de julio de 2015

"La chica de Bube" (1963 - Luigi Comencini)




Ayer fue uno de esos días en los que uno descubre una joyita olvidada del cine y por tan simple regalo se siente feliz. La película en cuestión es "La ragazza di Bube" (1963), uno de los mejores trabajos de Luigi Comencini, cuya filmografía, reconozco no tengo muy visitada más allá de sus "Pan, amor y...". 

Es indudable el valor cinematográfico de la obra, que aborda con acierto un momento histórico de Italia como es el fin del fascismo tras la Segunda Guerra Mundial y las consiguientes tensiones que se crean en la población entre los antiguos partidarios de Mussolini, ahora de capa caída, y las emergentes ideas igualitarias de todos aquellos que lo sufrieron y no formaban parte de los elegidos y por supuesto con aquellos que lucharon de forma activa contra el fascismo, los partisanos, uno de los cuales, Bube (George Chakiris), movido por las circunstancias y por el calor del momento, mata a un par de personas e inexorablemente se ve obligado a pagar por su crimen sin que su lucha anterior por la libertad cuenten a su favor. En esta situación conoce a Mara (Claudia Cardinale) y su amor se va fraguando poco a poco, a fuego lento, desde la sutil indiferencia hasta la renuncia del yo por el otro cuando su amor se convierte en un camino repleto de obstáculos prácticamente insalvables. Dificultades que Mara asumirá con entereza después de renunciar a la estabilidad que le ofrecía otro amor, en cierto modo más convencional, que se le había cruzado en el camino. 

Pero más allá de esta interesantísima crónica social de un tiempo ya pasado, la película esconde la maravillosa actuación de una joven Claudia Cardinale que sin demasiados afeites logra conquistar al espectador con sus ojos y su límpido rostro. No son sus formas las que llaman la atención, ni sus ropas, ciertamente humildes, es solo ella y su magia personal las que conforman el embrujo,  además de ese  blanco y negro que en el cine siempre esta preñado de belleza, y en esta película se convierte en un aliado de la actriz y de sus expresivos ojos y gestos. A veces es como si el color fuera demasiado explicito, demasiado completo, y el blanco y negro un alegato sobre aquel adagio de que "menos es más". No debo olvidarme de la acertadísima banda sonora que Rustichelli crea para el film (me recordaba a las tonadas típicamente italianas de algunas películas de Fellini) ni de la gran actuación de Chakiris, pero si por algo recordaré esta película es por haberle dado un nuevo sentido a aquella frase tan utilizada como referencia a los placeres y manjares reservados a las élites: "Bocatto di Cardinale" y sin duda Claudia lo es.



Ficha de la película:

Título original: La ragazza di Bube
Año: 1963

Duración: 106 min.
País: Italia 

Director: Luigi Comencini

Reparto: Claudia Cardinale, George Chakiris, Marc Michel, Dany París, Monique Vita, Carla Calò, Emilio Esposito

Guión: Luigi Comencini, Marcello Fondato
Música: Carlo Rustichelli

Fotografía: Gianni Di Venanzo





¿Pueden bastar 34 segundos para hacer deseable ver una película?



La banda sonora de Rustichelli e imágenes de la película