Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

miércoles, 22 de enero de 2014

El Lobo de Wall Street (Martin Scorsese, 2013)




“Me llamo Jordan Belfort. El año en que cumplí los 26 gané 46 millones de dólares, y eso me cabreó porque sólo por tres no llegué al millón a la semana.”

"Dénmelos jóvenes, hambrientos y estúpidos. En poco tiempo, los haré ricos. "


"Sé que son tontos pero necesito que quieran vivir como yo, ¿entiendes?"

“Amo tres cosas: amo a mi país, amo a Jesús y amo hacer a la gente rica.”

"El dinero no solo te compra una vida mejor: mejor comida, mejores coches, mejores vaginas. También te hace una mejor persona."
 "No hay nobleza en la pobreza. He sido un hombre rico y un hombre pobre. Pero escojo la vida de rico a cada momento. Al menos como un hombre rico encaro mis problemas y los meto atrás en la limusina, usando un traje de dos mil dólares y un reloj de cuatro mil."
" Si alguien aquí cree que soy superficial o materialista. ¡Ve a buscar trabajo en el maldito Mc Donalds! Porque ahí perteneces.
Pero antes que dejes esta sala llena de ganadores, quiero que mires bien a la persona a tu costado, vamos. Porque en algún momento en el futuro no tan cercano, cuando pares en una luz roja en tu auto maltrecho, esa persona se va a estacionar a tu lado en su Porsche nuevo, junto a su hermosa mujer… que tendrá tetas voluptuosas. ¿Pero tú al lado de quien estarás? Una bestia desagradable con una provisión de afeitadoras llena de pelos sentada junto a ti, en un auto lleno de compras de un mercado barato. Estarás sentado al lado de eso."


"Regla número uno de Wall Street: nadie... no me importa si eres Jimmy Buffet… nadie sabe si las acciones van a subir, bajar, ponerse de lado o en jodidos círculos. Menos nosotros, los corredores. "


"El mundo es un negocio. Y una selva."

"Soy dueño de una mansión, jets privados, seis coches, tres caballos, dos casas para vacaciones y un yate de 170 pies. También apuesto como un degenerado, bebo como un pescado, tengo sexo con prostitutas (tal vez cinco o seis veces a la semana), tengo a tres agencias federales tratando de atraparme. Por cierto... me encantan las drogas."


"Tomo analgésicos de 10 a 15 veces por día para mi dolor de espalda. Adderal para mantenerme enfocado. Zanax para no ponerme nervioso y adormecerme un poco. Cocaína para levantarme otra vez y morfina… bueno... porque es asombroso."

"-¿Es capaz de drogarse durante el día y aun puede hacer su trabajo?
-¿Cómo mierda más lo podría hacer? Cocaína y prostitutas, amigo mío."

"El nombre del juego: mover el dinero del bolsillo de tu cliente hacia el tuyo."

"Si tienes un cliente que compró acciones a US$8 y ahora valen US$16, por lo cual esta jodidamente feliz, quiere cobrar, llevarse el dinero y correr a casa. No le dejes hacerlo. Porque eso lo haría real."

"Es más fácil de lo que creen. Todas las personas en el teléfono quieren hacerse ricos y rápidamente. Nos dan algo por nada."

"¿Era todo esto legal? Por supuesto que no. Pero hacíamos tanto dinero que ni sabíamos en qué gastarlo."

"John… una cosa que te puedo prometer incluso en este mercado, es que nunca les pido a mis clientes que me juzguen por mis victorias: les pido que me juzguen en mis derrotas. Porque tengo pocas."

"Los otros tipos me miraban como si hubiera descubierto el fuego. Le vendía basura a recogedores de basura."


"-Véndeme este bolígrafo, vamos.
-¿Qué te venda este bolígrafo?
-Hazme un favor, escribe tu nombre en esa servilleta.
-No tengo bolígrafo.
-Exacto. Oferta y demanda, amigo mío.
-¿Ven lo que digo? Es crear necesidad. Hacer que quieran comprar las acciones. Como si lo necesitaran. ¿Entienden?"


"Ya sabes cada vez que alguien sube a la cima en este mundo siempre habrá un idiota que intente arrastrarlo hacia abajo."

"-¿Qué prostituta acepta tarjetas de crédito?
-Una rica."

"-Esto no es loco: es obsceno.
Lo era. En el mundo normal. ¿Pero quién quería vivir ahí?"

"-¿Qué es eso? Una cerveza sin alcohol.
-No tiene alcohol.
-¿Es cerveza?
-Si. Sin alcohol.
-Pero si tomas lo suficiente… ¿te emborrachas?
-No tiene alcohol. Ése es el punto.
-No entiendo de que mierda hablas."

"-Lo único que me fastidio un poco es esta pequeña idea de tener que dar información sobre mis amigos.
-Como dijiste: no hay amigos en Wall Street."

Marilyn Monroe y los puentes



Últimamente están de actualidad unos diarios en los que Marilyn Monroe iba plasmando pensamientos y esbozos de sentimientos con los que intentaba mitigar su soledad. En sus palabras la idea de la muerte está muy presente y parecía coquetear con ella. Entre las lineas de esos diarios se podía leer:

"Socorro, socorro, socorro. Siento que la vida se me acerca cuando lo unico que quiero es morir"

En otro escribía:

"Ay maldita sea me gustaría estar muerta –absolutamente no existente– ausente de aquí –de todas partes pero cómo lo haría. Siempre hay puentes –el puente de Brooklyn- Pero me encanta ese puente (todo se ve hermoso desde su altura y el aire es tan limpio) al caminar parece tranquilo a pesar de tantísimos coches que van como locos por la parte de abajo. Así que tendrá que ser algún otro puente uno feo y sin vistas –salvo que me gustan en especial todos los puentes –tienen algo y además nunca he visto un puente feo."

Palabras que retratan a las claras el sufrimiento interior de esta persona, que hoy sabemos, era una ávida lectora; en su biblioteca había unos cuatrocientos libros (desde Milton, Flaubert, Dostoievsky y Whitman hasta Hemingway, pasando por Steinbeck, Beckett, Heine y Kerouac…) Su última lectura fue "Matar a un ruiseñor" de Harper Lee. Asi en sus cuadernos hay apuntes sobre pintores como Botticelli o Goya y también sobre compositores clásicos. 

Axel Kuschevatzky (famoso crítico de cine) comentaba de estos textos: "Lo que este libro revela es la parte oculta del mito. Para el mundo, ella era rubia y tonta como Lorelei, el personaje que encarnó en Los caballeros… el film que la catapultó a la fama. Sin embargo, resulta que incluso en la ficción todo era una puesta en escena. Lo más perturbador de leer sus textos, un terreno en donde –creo– se avanza demasiado en su intimidad, es ver su padecimiento”

En otras partes del texto Marilyn habla de sus metas: “Conocer la realidad o/ las cosas como son/ mejor que no saber/ y tener tan pocas ilusiones como sea posible”. o “Trabajar (hacer las tareas que yo misma me he marcado) (…) Quiero hacer mi escena y los ejercicios por idiotas que parezcan, tan sinceramente como pueda (…)” o “Debo tener la disciplina para hacer lo siguiente: ir a clase sin falta, ir con frecuencia a observar las clases privadas de (Lee) Strasberg (...), si es posible asistir por lo menos a una clase de la universidad, la de literatura”(…) o el entendible reto de “Tratar de pasarlo bien cuando pueda/ ya soy suficientemente desgraciada tal como están las cosas”.

Norman Mailer decia de ella: "Para sobrevivir, habría tenido que ser más cínica o por lo menos estar más cerca de la realidad. En lugar de eso, era una poeta callejera intentando recitar versos a una multitud que la hacía jirones en la ropa"

Su ex-marido Arthur Miller decía: "Hay algo sorprendente en ella: su absoluta, irremediable, a veces intolerable, incapacidad para mentir"

Evidentemente ya se está intentando hacer caja con estos escritos. De todos es conocido que Marilyn es uno de los cadaveres más rentables del star-system. En el prólogo del libro en el que se recogen estos escritos del Marilyn se recogen estas palabras de Antonio Tabucchi:

"Si las personas escasamente sensibles e inteligentes tienden a hacer daño a los demás, las personas demasiado sensibles y demasiado inteligentes tienden a hacerse daño a sí mismas" (...) "No solo los poemas, sino también las notas breves y las páginas de sus diarios incluidas en este libro (...) constituyen de una manera flagrante una búsqueda y una quête. La búsqueda racional de una intelectual que trata de comprender la realidad que la circunda (qué es este mundo, qué significa) y la quête de una persona que se busca a sí misma en este mundo (quién soy yo, qué sentido tengo...). La imagen que Marilyn ha dejado esconde un alma que pocos sospechaban. De gran belleza, es un alma que la psicología barata calificaría de neurótica, como se puede calificar de neurótico a todo el que piensa demasiado, al que ama demasiado, al que siente demasiado".

Y por supuesto mientras dé dinero no la dejaran descansar en paz. Las cosas....



La fotografía está tomada, sin ánimo de lucro y sin modificaciones, de la página Flickr de "mfrissen" donde a fecha de hoy aparece con licencia Creative Commons para su libre reproducción dentro de sus términos. Si cambiara su tipo de licencia y somos requeridos para ello, sería retirada. Cualquier reutilización debe hacerse desde la página original y conforme a sus términos de licencia: Link a la imagen original

Ingmar Bergman: ¿Qué es la creación?




“La creación artística siempre se ha manifestado en mí como un hambre. […] Durante veinte años, sin fatigarme, con una suerte de furor, he transmitido sueños, sensaciones, fantasmas, crisis de locura, neurosis, éxtasis de la fe y puras mentiras. Mi hambre siempre ha sido nueva. El dinero, la celebridad, el éxito han arropado mi paso, de manera sorprendente, pero al final poco interesante.

Al decir esto, no subestimo lo que, por casualidad, haya podido realizar. El arte como satisfacción de uno mismo puede tener, naturalmente, cierta importancia –sobre todo para el artista. Si he de ser totalmente sincero, el arte (y no sólo el arte cinematográfico) carece, en mi opinión, de importancia. La literatura, la pintura, la música y el teatro se engendran y se alimentan de sí mismos. Surgen y se agotan nuevas mutaciones y combinaciones; visto desde el exterior el movimiento parece de una vitalidad febril alimentada por la soberbia de los artistas a la hora de proyectar ante ellos mismos y un público cada vez más distraído un mundo que no se preocupa de lo que ellos piensan. […] Si a pesar de todo pretendo continuar “haciendo arte”, hay una razón muy sencilla para ello […]. Esta razón es la curiosidad. Me siento como un prisionero que, de regreso tras una larga condena, de pronto se sumerge en la alharaca y el bullicio de la vida. […] El artista comparte su condición con cada ser vivo, que sólo existe para sí mismo. A fin de cuentas, esto crea, sin duda, una gran fraternidad que también existe en el seno de una comunidad egoísta en nuestra tierra cálida y sucia bajo un cielo frío y despejado”


El texto está sacado del libro que Cahiers du Cinema ha dedicado hace poco a Ingmar Begman. Es un texto que este sensacional director sueco escribió con ocasión de la concesión del premio Erasmo en 1965. Más tarde ese mismo texto fue publicado como prefacio a su película Persona.


Algunas imagenes de "Persona", posiblemente el mejor film de Bergman


La fotografía está tomada, sin ánimo de lucro y sin modificaciones, de la página Flickr de "openDemocracy" donde a fecha de hoy aparece con licencia Creative Commons para su libre reproducción dentro de sus términos. Si cambiara su tipo de licencia y somos requeridos para ello, sería retirada. Cualquier reutilización debe hacerse desde la página original y conforme a sus términos de licencia: Link a la imagen original