Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

lunes, 7 de abril de 2014

Fallece Mickey Rooney a los 93 años de edad





A los 93 años nos deja una de las pocas leyendas que aún quedaban vivas del primer Hollywood, tanto que el bueno de Mickey empezó a trabajar a la temprana edad de 6 años en una película muda de 1927. 

Joseph Yule, Jr. que era como en realidad se llamaba Mickey Rooney, nació en Brooklyn en 1920 y aunque era bajito de talla (1'57) y pecoso, su contagioso optimismo en pantalla y su pillería le granjearon el cariño del público en general. 

En poco tiempo se encaramó a lo más alto del estrellato trabajando en roles de adolescente dinámico, centelleante y extrovertido en los que solía tener como partenaire a la deliciosa Judy Garland. Para el recuerdo quedan películas como "Los hijos de la farándula", "Forja de hombres" o "La ciudad de los muchachos" que ahora resultan imposibles de ver o encontrar pero que cuando teníamos una sola cadena de televisión se emitían de vez en cuando. 

Y si grande era su éxito en las pantallas no lo era menos con las mujeres. Supongo que por aquello del contraste, le gustaban las mujeres altas y voluptuosas -¡y a quien no¡- y amén de sus muchas amantes (de las que solía ser muy indiscreto: de Lana Turner por ejemplo decía que era fantástica en la cama y de Marilyn que era un portento en el sexo oral) se llegó a casar hasta en ocho ocasiones, abriendo la lista con una espectacular y aun poco conocida Ava Gardner. Todo esto me hace recordar que Woody Allen dijo alguna vez que querría haberse reencarnado en las yemas de los dedos de Warren Beatty (por las amantes que había disfrutado) y pienso ahora si no se equivocó de manos… ¡vaya con el pequeñajo de Mickey!

Rooney ha trabajado en más de 300 títulos entre cine y televisión, su última película es de 2011, aunque también es cierto que desde 1948 en que quebró la productora creada por él, los descalabros sufridos por su afición al juego y lo costoso de sus ocho matrimonios y consiguientes divorcios, se veía obligado a trabajar en películas más que alimenticias para poder sufragar la enorme cantidad de deudas que le atosigaban, tanto que en 1996 hubo de declararse en quiebra con una deuda de casi dos millones de dólares al fisco estadounidense. 

Pero más allá de estas cuestiones dinerarias, lo que se debe recordar es el entusiasmo contagioso que nos transmitía en aquellas primeras películas suyas, detrás de las cuales ciertamente no todo era de color. Os dejo unas declaraciones de Judy Garland sobre cómo era la vida de aquellas estrellas juveniles de la MGM:

"Nos hacían trabajar de noche y de día sin parar. Nos administraban pastillas estimulantes para que nos sostuviéramos en pie mucho después de encontrarnos extenuados. Luego nos llevaban al hospital del estudio y nos ponían fuera de combate con pastillas para dormir. Mickey (Rooney) derrumbado en una cama y yo en otra. Luego, al cabo de cuatro horas, nos despertaban y volvían a administrarnos pastillas estimulantes a fin de que pudiéramos trabajar otras 72 horas seguidas. La mitad del tiempo parecía que estábamos en las nubes, pero el sistema se convirtió en nuestra forma de vida"

Descanse en paz….



Un vídeo tributo desde "Movie Legends":





Las fotos que aparecen en esta entrada han sido tomadas de los fondos de la sensacional página Doctor Macro cuyos administradores nos han permitido hacer uso de sus fondos en este blog. Cualquier reutilización debe realizarse desde la fuente original y con su consentimiento expreso. Link a la fuente: http://www.doctormacro.com/index.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario