Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

miércoles, 12 de marzo de 2014

"De aquí a la eternidad" - 1953 (Fred Zinnemann)



Se cuenta que una vez terminaban las jornadas de rodaje de la película "De aquí a la eternidad", dos de sus protagonistas, Montgomery Clift y Frank Sinatra, se reunían en el camerino del segundo y competían a ver quién era capaz de aguantar más bebida y después se iban a vivir la noche hawaiana, más o menos como hacían en la ficción de la película. Sin duda Monty partía con desventaja y los resultados de aquellas borracheras eran notorios al día siguiente para él: Frank Sinatra se presentaba fresco como una rosa mientras que a Monty tenían que auxiliarlo con litros de café para que pudiera dar la talla en el plató. Se cuenta que en la escena en la que aparecen bebidos el sargento Warden (Burt Lancaster) y Prewitt (Monty) -arriba en la foto- este último se encontraba realmente borracho, lo que me hace pensar si aquellas fiestorras etílicas con Frankie no serían una forma de meterse en el personaje, propia de un actor tan meticuloso como él. Monty debía dar vida al soldado Prewitt, un soldado que había sido boxeador y que se negaba a volver a ponerse los guantes tras dejar ciego a un contrincante en el ring. Incluso delgado como aparece en la foto, se nota a un Monty más torneado y musculoso que de costumbre.

Respecto al tema del boxeo en la trama, resulta curioso que un año antes se estrenara "Un hombre tranquilo", una de mis favoritas y en la que también el protagonista, John Wayne, tiene serios problemas por negarse a boxear, después de haber matado a un hombre en un combate.

De Frank Sinatra se ha contado hasta la saciedad que la mafia tuvo mucho que ver en que le contrataran en el papel de Angelo, un rol que le valió relanzar su carrera y llevarse además un Oscar, pero lo cierto es que el papel le vino por la influencia ejercida en su favor por su pareja de entonces, la espectacular Ava Gardner. Así que, aquello de la cabeza de caballo en la cama del director que aparece en el Padrino en referencia a Jimmy Fontane, a los ojos de todos Frank Sinatra, no es sino un mito.

Se cuenta que Sinatra acepto trabajar por muy poco dinero a cambio de que su nombre fuera bien visible en los títulos de crédito y que cuando consiguió la estatuilla dorada del hombrecillo de la espada, salió a celebrarlo de madrugada por las calles de Beverly Hills con el premio en las manos. La policía que pensó que era un loco, llegó a identificarlo. Me encantaría saber el cruce de palabras entre ambos, seguro que no tenía desperdicio. 

Deborah Kerr está sublime en su papel de la insatisfecha Karen Holmes. Hasta entonces esta actriz había representado siempre papeles virginales y a los responsables les pareció que tendría su morbo colocarla en este rol de mujer deseosa de relaciones por culpa de su tedioso matrimonio. Al final un biógrafo suyo dijo que en su época las actrices estaban muy etiquetadas en sus determinados roles, que Marilyn era la imagen del deseo, y Audrey Hepburn la imagen de la castidad, pero que Deborah Kerr podía ofrecer un retrato creíble de las dos caras de la moneda, más si cabe después de esa mítica escena del beso en la playa, una escena que necesitó de tres días de rodaje, buscando hacer coincidir el beso con el golpe de las olas que hacen las veces de imagen de la pasión que los desborda. Recuerdo que hace años, revisionando esta película, solo llegue a tener conciencia que debía haberla visto de niño cuando se me hizo reconocible la escena en la que Prewitt toca la trompeta en señal de duelo por la muerte de su amigo Angelo Maggio. Quiero decir con esto que pudiera ser esta y no la escena de la playa la mejor de la película, aunque desde luego es una opinión muy personal, pues esta ha sido recreada y homenajeada hasta la saciedad. La revista "Variety" decía al respecto:

"Los ojos se humedecen y se hace un nudo en la garganta cuando Clift toca la corneta por su amigo Sinatra después de que éste haya muerto a causa del trato brutal que le proporciona Ernest Borgnine (...) Hay gritos de entusiasmo cuando Clift busca al asesino Bognine y lo mata a puñaladas, y después, dolor cuando Clift encuentra su propia muerte al intentar reunirse con su compañía durante el ataque de los japoneses"

La película fue realmente transgresora en su época y una apuesta muy personal de Harry Cohn, el director de la Columbia. Por aquel entonces no solían mostrarse juntos temas como el adulterio, la prostitución, el alcoholismo o los malos tratos en el ejercito... y todo ello se logró con éxito. Para ello Cohn se hizo con un elenco de actores imbatible y a los ya mentados todavía habría que añadir las excelentes interpretaciones de Ernest Borgnine o Donna Reed, logrando entre todos un trabajo que sería merecedor de 8 premios de la Academia y convertirse en una de las más taquilleras de la época. En definitiva, "De aquí a la eternidad" es una de las grandes películas de una de las mejores décadas del cine, la de los años 50, y eso ya es mucho, tanto como decir que esto significa que es una de las mejores películas de la historia. 




Algunas frases de la película:

Karen Holmes (D. Kerr): "Por que no dices la verdad, no quieres aceptar la responsabilidad, puede que ni siquiera estes enamorado de mi.
Sgto. Warden (Burt Lancaster): Estas loca. Quisiera no amarte, así podría disfrutar de la vida.
K.H.: Y se casaron y fueron muy infelices
Sgt. W.: Nunca en mi vida me había sentido infeliz hasta que me enamoré de ti
K.H.: Estoy segura
Sgto. H.: Pero no renuncio ni a un solo intante
K.H.: También lo creo."

Prewitt: "Un hombre que no sigue su propio camino no es nada"

Sgto. Warden a Prewitt:"Un hombre puede tener convicciones y defenderlas, pero no aqui, en el ejercito solo se puede obedecer"

Alma (Donna Reed): Hablo sinceramente, al decir que te necesito, por que me siento sola. Crees que miento ¿verdad?
Prewitt (M. Clift)"Nadie miente sobre la soledad" (Clift).

Angelo Maggio (F. Sinatra) a Prewitt: "Guardate de Fatso, tratara de aniquilarte. Si te llevan al hoyo no grites, no protestes por que seguirás gritando cuando vayan a sacarte. No digas nada, aguanta en silencio, y procura morderte los puños"

Sgto. Warden (B. Lancaster): "Odio ver a una bella mujer desperdiciada."

Karen Holmes (D. Kerr) "Nunca imaginé que podía ser así. Nunca nadie me besó como tú."

D. Kerr: "El bebé nació como una hora después. Por supuesto estaba muerto. Un varón. En el hospital, me rehicieron. Me recompusieron. Hasta, me sacaron el apéndice gratis."

Prewitt (Clift):"Oye, Viernes. ¿Por qué te llaman "Viernes"? 
Soldado: No lo sé. Nací un miércoles."

FICHA DE LA PELÍCULA:

TITULO TRADUCIDO: From here to eternity
AÑO: 1953 - Columbia Pictures

PAÍS: Estados Unidos

FORMATO: B/N - DURACIÓN: 118 minutos

DIRECTOR: Fred Zinnemann

REPARTO: Burt Lancaster, Montgomery Clift, Deborah Kerr, Frank Sinatra, Donna Reed,Ernest Borgnine, Jack Warden, Philip Ober, Mickey Shaughnessy, Harry Bellaver,John Dennis, Merle Travis

PRODUCCIÓN: Buddy Adler

GUIÓN: Daniel Taradash / James Jones [I] (Novela)
FOTOGRAFÍA: Burnett Guffey / Floyd Crosby (No acreditado)

MÚSICA: George Duning

PREMIOS: 
1953: 8 Oscars, incluyendo película, director, actor sec. (Sinatra), actriz sec. (Reed), guión
1953: Globos de Oro: Mejor director y actor de reparto (Frank Sinatra)
1953: Círculo de críticos de N.York: Mejor película, director y actor (Lancaster)
1953: Premios BAFTA: Nominada a mejor película



Un vídeo dedicado a la película en "Días de cine"



Y el especial de Garci sobre esta película en el programa "Cine en blanco y negro":

)

)

)

Falta el último vídeo del programa, que resulta ilocalizable.

Las fotos que aparecen en esta entrada han sido tomadas de los fondos de la sensacional página Doctor Macro cuyos administradores nos han permitido hacer uso de sus fondos en este blog. Cualquier reutilización debe realizarse desde la fuente original y con su consentimiento expreso. Link a la fuente: Doctor Macro

No hay comentarios:

Publicar un comentario