Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

jueves, 30 de enero de 2014

John Wayne, Susan Hayward, Pedro Armendariz..... y la bomba atómica



En la historia del cine hay un ramillete de películas que bien se podría decir que están malditas, si se tiene en cuenta el destino posterior que sufrieron algunos de sus protagonistas, podría ser el caso de “Rebelde sin causa” o “Vidas Rebeldes”, de las que hablaremos en otra ocasión, hay nos centraremos en una película no muy conocida pero cuyo rodaje fue determinante en la vida y muerte de un buen puñado de grandes profesionales del cine; nos referimos a “El conquistador de Mongolia” (The Conqueror - 1956), un film sobre la vida de Ghengis Khan, que curiosamente fue encarnado por John Wayne, tal y como podemos verlo en la foto que encabeza el texto.

Más allá del bigotillo que luce John Wayne, la película se considera maldita por el hecho de que de las 220 personas que trabajaron directamente en esta película murieron de cáncer la nada despreciable suma de 91 de ellos. No fue muy acertado el encargado de buscar localizaciones para este film toda vez que fue a ambientar la película en el desierto de Utah, a poca distancia de la llanura de Yucca donde un año antes se habían realizado varias pruebas nucleares. En la época incluso los actores bromeaban con el asunto y existen fotos de John Wayne posando con un contador geiger, aunque evidentemente todavía los conocimientos sobre los efectos a largo plazo de la exposición a la radiación eran escasos y no muy fiables, por lo que no daban la importancia debida a aquella anomalía.

El caso es que del reparto de esta superproducción de la RKO, el proyecto más caro hasta la fecha, y un absoluto fracaso comercial, fallecieron de cáncer entre otros, John Wayne, Susan Hayward, Agnes Moorehead, Pedro Armendariz (este se suicido tras serle diagnosticado el cáncer) y el director Dick Powell, amén de otros 86 profesionales de menos renombre. Y el caso es que no solo afectó a los profesionales sino de forma colateral a familiares de los mismos que pasaban por el lugar de rodaje de visita, como es el caso de el hijo Michael de John Wayne, el hermano de este Patrick, o el hijo de Hayward que desarrollaron también diversos tipos de cáncer.

Una de las actrices, Jeanne Gerson, llegó a denunciar al Gobierno de Estados Unidos por no señalizar los peligros que presentaba la zona, afirmando en su denuncia que los terrenos en los que se filmo la película estaban contaminados por los vientos que llevaron hasta el lugar partículas atómicas procedentes de las explosiones nucleares. Para colmo el productor del filme, Howard Hughes, el famoso “aviador” de Martin Scorsese, cuando llegó la hora de rodar en estudio se llevó 60 toneladas de arena contaminada para recrear el ambiente de la película a la exactitud.

El fiasco de la película fue tal, en todos los aspectos, a John Wayne por ejemplo le otorgaron el premio “Golden Turkey Award”  a la peor actuación del año (ciertamente hay que echarle mucha imaginación para verlo en el papel de Ghengis Khan) y el descalabro económico fue tan desorbitado después de la cantidad de dinero invertido y no recuperado, que motivo que el todopoderoso Howard Hugues se retirara del mundo del cine e incluso vendiera su productora, la prestigiosa RKO. Un año después volvió a hacerse con los derechos de la película, pero con la exclusiva intención de prohibir su visionado, algo que consiguió mientras que vivió, de modo que no volvimos a ver el ridículo bigotillo que le pusieron a Wayne, hasta que 17 años después de la muerte de Hughes la Universal se hizo con los derechos de este film para su exhibición en la televisión.


La fotografía ha sido tomada sin animo de lucro y sin modificaciones de la página de Wikimedia, donde a fecha de hoy aparece etiquetada con de "Dominio Público" y por tanto de libre reutilización. Si cambiara su tipo de licencia y somos requeridos para ello, sería retirada. Enlace a la fuente original de la foto y etiqueta de Dominio Público.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada