Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

lunes, 11 de noviembre de 2013

Brokeback Mountain (Ang Lee, 2005)

"Nunca hay suficiente tiempo, nunca es suficiente. "


"Jacke, te juro......que hace poco me di cuenta de cuánto te estoy maltratando con mi falta de coraje. Quería ser yo esta vez quien vaya a buscarte, como lo hiciste despues de cuatro años aquella vez. Si... esta vez iba a ser yo. Pero siempre es tarde para mí. Perdona... sé que lo harás. "




"Si estamos uno cerca del otro y esto vuelve a pasarnos... en el lugar equivocado y en el momento equivocado... nos matarán. "


" Te diré una cosa, pudimos tener una vida juntos, una vida maravillosa, en nuestro propio rancho, pero tú no quisiste Ennis ¿y qué tenemos ahora? ¡Esta montaña! Todo se basa en eso, es lo único que tenemos, nada más y espero que sepas eso aunque nunca sepas el resto. Cuenta las pocas veces que hemos estado juntos en casi 20 años, ¡mide la puta correa con la que me atas y luego pregúntame por México y dime que me vas a matar por algo que no me das casi nunca! ¡No tienes idea de lo que sufro!
"

"A veces te echo tanto de menos que no lo soporto. "

"Ojalá supiera cómo dejarte. "


"Esto sólo ha pasado una vez.
—Yo no soy marica.
—Yo tampoco.."


"Cuanto menos tengo, menos necesito "


"Lo que no sé, ¡todo lo que no sé!... podría matarte si llegara a saberlo. "


"Lo único que tenemos es Brokeback Mountain; todo está construido sobre eso."

Jaime Sabines.- En la sombra estaban sus ojos





En la sombra estaban sus ojos
Y sus ojos estaban vacíos
Y asustados y dulces y buenos
Y fríos.

Allí estaban sus ojos y estaban
En su rostro callado y sencillo
Y su rostro tenía sus ojos
Tranquilos.

No miraban, miraban, qué solos
Y qué tiernos de espanto, qué míos,
Me dejaban su boca en los labios
Y lloraban un aire perdido
Y sin llanto y abiertos y ausentes
Y distantes, distantes y heridos
En la sombra en que estaban, estaban
Callados, vacíos.

Y una niña en sus ojos sin nadie
Se asomaba sin nada a los míos
Y callaba y miraba y callaba
Y sus ojos abiertos y limpios,
Piedra de agua, me estaban mirando
Más allá de mis ojos sin niños
Y qué solos estaban, qué tristes,
Qué limpios.

Y en la sombra en que estaban sus ojos
Y en el aire sin nadie, afligido,
Allí estaban sus ojos y estaban
Vacíos.

Imagen: David Galstyan

Cary Grant: Un actor inigualable



"Peter Bogdanovich cuenta que, en 1971, Cary Grant fue al Beverly Wishire Hotel para asistir a una gala en honor de John Ford. En el mostrador de reservas abordó a una de las señoras maduras que controlaban las invitaciones.

-¡Hola! Me he olvidado el ticket, lo siento muchísimo. ¿puedo entrar, por favor?

-¿Cómo se llama usted?

- Cary Grant.

- No se parece usted a Cary Grant -argumentó la señora madura.

Sin pausa, el actor replicó con la mayor jovialidad.
- Es verdad, nadie se le parece"

Y ciertamente, nadie ha sabido llenar el vacío que dejó en el cine, por mucho que alguno lo intente copiar descaradamente. La anécdota era contada por José Luis Guarner en el artículo "El actor que creó su propio personaje" publicado en La Vanguardia el 1/1/1986 y posteriormente citada por Bonet Mojica en su libro "Casa de Citas - Hollywood habla".