Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

viernes, 18 de octubre de 2013

William Blake.- Las bodas del cielo y el infierno




Visión memorable (fragmento)
    Me hallaba en una Imprenta en el Infierno, y vi el método por el cual el conocimiento se transmite de generación en generación.

    En la cámara primera había un Dragón-Hombre que barría la basura de la boca de una caverna. Adentro, multitud de dragones ahondaban la caverna.

    En la cámara segunda había una serpiente que se envolvía en torno a la roca de la caverna, y otras que la adornaban con oro, plata y piedras preciosas.

    En la cámara tercera un Águila de alas y plumas de aire tornaba el interior de la caverna infinito. Había también multitud de Hombres-Águila que edificaban palacios en las rocas enormes.

    En la cámara cuarta Leones de ardientes llamas caminaban furiosos y fundían los metales hasta tornarlos en fluidos vivientes.

    En la cámara quinta, formas sin Nombre arrojaban al espacio los metales.

    Allí eran recibidos por los Hombres que ocupaban la cámara sexta. Tomaban la forma de libros y eran dispuestos en bibliotecas.

Tony Randall, de estrella a don nadie



En cierta ocasión el famoso actor Tony Randall entró en una tienda de la selecta Madison Avenue de Nueva York y fue recibido con efusivas muestras de afecto y admiración por el encargado de la tienda, que era un gran admirador suyo. Realizó sus compras entre halagos y baboseos del dependiente, y dejándose llevar, hizo algunas compras más de las que tenía en mente lo que motivo que en vez de pagar en efectivo se decidiera a pagar con tarjeta de crédito. Fue ese el momento justo en el que la rendida admiración se tornó en la más severa desconfianza y el actor no podía dar crédito a que después de tanta adulación, el dependiente fuera capaz de decirle con la mayor seriedad: "Necesito ver algún documento que le identifique"..... ¡y es que la pela es la pela!

Auguste Piccard, el profesor Tornasol de carne y hueso



Cuando Hergé se encontraba diseñando los personajes de "Tintín" encontró inspiración en el profesor Auguste Piccard para dar vida al despistado y genial profesor Tornasol, que acompañaba a Tintín en muchas de sus aventuras. Piccard era muy alto y restarle altura fue una de las licencias que se tomó Hergé, que decía al respecto: 

"Tornasol es un mini-Piccard, ¡de otra forma habría tenido que hacer las viñetas más grandes"

Auguste Antoine Piccard (28 de enero de 1884 - 24 de marzo de 1962) fue un inventor y explorador suizo. Profesor de física en las universidades de Zúrich y Bruselas, se hizo famoso por sus exploraciones de la estratosfera en una cápsula presurizada colgada de un globo en la que tras varias ascensiones llegó en 1932 hasta los 16.200 metros. Posteriormente invirtió el sentido de su reto y tras presentar el invento del batiscafo en 1937 se dedicó a explorar las profundidades abisales.