Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

lunes, 29 de julio de 2013

Virginia Woolf.- Las olas



…Me sentaré  en la temblorosa orilla del río y contemplaré los nenúfares, anchos y luminosos, que con su aguda luz de luna iluminan en haces el roble que se cierne sobre el agua. Cogeré flores. Formaré con ellas un ramo, lo tomaré en la mano y lo ofreceré,  ¡oh!¿a quién? Hay un obstáculo en el fluir de mi vida. Una profunda corriente tropieza con algo. Y ese algo se estremece. Tira. Un nudo en el centro opone resistencia. Es dolor. Es angustia.

…No sé cómo pasar de un minuto a otro, de una hora a otra, resolviendo minutos y horas gracias a cierta fuerza natural, hasta que constituyan esa masa indivisible y unitaria a la que vosotros denomináis vida…No tengo rostro, soy como la espuma que se desliza sobre la playa…

Imagen.- Ofelia, de John Jules Victor Clairin

Billy Wilder y la televisión



"He vivido la época en que se temió que el cine se viera desplazado por la novedad de la televisión. Pero no he compartido ese miedo porque sé que la radio y los discos no pueden destruir la ópera. La televisión no ha podido acabar con el cine porque la gente quiere estar allí, quieren ser los primeros, quieren oír las risas de otras personas".

Son palabras del admirado director de cine Billy Wilder, al que en la foto podemos ver junto a Shirley McLaine en un descanso del rodaje de la memorable "Irma la dulce" (1963)

Amadeus - 1984 - Milos Forman - EEUU - 1581

 
 
Algunas frases de la película:

 "Yo puedo ser vulgar pero os aseguro que mi música no lo es" Mozart (Tom Hulce)

El director ha destruido un fragmento de mi partitura. Dice que tengo que volver a escribir la ópera. Pero, ¡ si es perfecta así !. No puedo reescribir lo perfecto." Mozart (Tom Hulce)
 
"La melodía verdadera son cuatro notas, el resto es repetición" Mozart (Tom Hulce)

"No era Mozart el que reía, padre, era Dios. Dios se reía de mi a través de aquella obscena risa. ¡ Adelante Signore, reid !. Mostrad mi mediocridad y que la vean todos. Algún día me reiré yo. Antes de abandonar este mundo me reiré yo de Vos" Salieri (F. M. Abraham)

(Dirigiéndose a un crucifijo) "A partir de ahora somos enemigos. Tú y yo. Porque escogiste como tu instrumento a un niño fanfarrón, lujurioso, obsceno e infantil, y a mí sólo me diste como recompensa la habilidad de reconocer que él es la encarnación. Salieri" (F. M. Abraham)

"Vuestro Dios misericordioso. El destruyó a su propio amado en vez de dejar que una mediocridad compartiera mínimamente su gloria. El mató a Mozart y me dejó vivo para torturarme. Treinta y dos años de tortura. Treinta y dos años de observar lentamente mi propia extinción. Mi música, cada vez más, desaparece. Cada vez más, hasta que nadie la toque. Y la suya... ¡Hablaré en vuestro lugar, Padre! ¡Hablaré por todos los mediocres del mundo! ¡Soy su defensor! ¡Soy su santo protector! ¡Mediocres de todo el mundo, yo os absuelvo! Salieri" (F. M. Abraham).—

"Amadeus" es una película estadounidense de 1984, dirigida por Miloš Forman, y a pesar de la importancia que ha tomado como referencia en el publico en general, en realidad solo se basa vagamente en la vida de los compositores Antonio Salieri y Wolfgang Amadeus Mozart. El guion de la película, escrito por Peter Shaffer, es una adaptación de su propia obra de teatro Amadeus. Y es necesario aclarar que la supuesta rivalidad Mozart-Salieri es un recurso literario, trasladado al guion cinematográfico, sin ningún fundamento histórico. Salieri era además un grandioso músico, y no un tuercebotas como aparece en la película... solo que frente a Mozart todos parecen pequeños.

Reparto: Tom Hulce, F. Murray Abraham, Elizabeth Berridge, Simon Callow, Roy Dotrice, Christine Ebersole, Jeffrey Jones, Charles Kay, Richard Frank, Cynthia Nixon, Vincent Schiavelli, Kenneth McMillan, Kenny Baker

Sinopsis: Antonio Salieri es el músico más destacado de la corte del Emperador José II de Austria. Entregado completamente a la música, le promete a Dios humildad y castidad si, a cambio, conserva sus extraordinarias dotes musicales. Pero, después de la llegada a la corte de un joven llamado Wolfang Amadeus Mozart, Salieri queda relegado a un segundo plano. Enfurecido por la pérdida de protagonismo, hará todo lo posible para arruinar la carrera del músico de Salzburgo. Mientras tanto, Mozart, ajeno a las maquinaciones de Salieri, sorprende a todos con su genialidad como músico, pero también con sus excentricidades. (FILMAFFINITY)

Premios:
1984: 8 Oscars, incluyendo película, director, actor (F. Murray Abraham), guión adaptado
1984: 4 Globos de Oro, incluyendo Mejor película - Drama. 6 nominaciones
1985: 4 Premios BAFTA, incluyendo Mejor fotografía. 9 nominaciones
1984: Premios David di Donatello: Mejor film, director y actor extranjeros (Tom Hulce)
1984: Premios César: Mejor película extranjera

El hombre que mató a Liberty Valance (John Ford, 1962)


"En el Oeste, cuando la leyenda supera a la verdad, publicamos la leyenda. "

“La educación es la base de la ley y el orden”

"Durante las elecciones el bar está cerrado. Échele la culpa a su amigo, el abogado. Dice que es una de las leyes fundamentales de la democracia."

"Vivo allí donde cuelgo mi sombrero."

"Si supieras cuántas veces he soñado con eso. Este es mi lugar y también mi corazón. Sí, volveremos. Antaño era un desierto, hoy es un jardín. ¿No estás orgulloso?"

 “¿No hay excepciones, ni siquiera para la prensa? ¡Eso es llevar la democracia al extremo!”

 “Lo hacemos todo muy a gusto por el hombre que mató a Liberty Valance”,

Carta de Arthur Rimbaud a Georges Izambard


Charleville, el 2 de noviembre de 1870

Señor:
A únicamente usted.

(...) ¡he mantenido mi promesa! Muero, me descompongo en la banalidad, la maldad, la monotonía. Qué quiere, me obceco horriblemente en adorar la libertad libre y... un montón de cosas que producen piedad ¿No es así?
Podría volver a marcharme hoy mismo, debería hacerlo: me he vestido, he vendido mi reloj ¡y viva la libertad! ¡Pero me he quedado!, ¡me he quedado!
Y me gustaría poder marcharme, todas las veces que haga falta. Vayámonos, gorro, capota, las manos en los bolsillos ¡y salgamos! Pero me quedaré, me quedaré. No lo he prometido,
pero lo haré para merecer su afecto. Usted me lo pidió... lo mereceré.
La admiración que tengo por usted, no soy capaz de expresarla hoy más de lo que lo hice el otro día. Se lo probaré, si puedo hacer algo por usted, moriré por hacerlo, doy mi palabra, tengo
tantas cosas que decirle...

Este descorazonado de:
A. Rimbaud

Guerra: no hay sitio en Mézières. Pero ¿para cuándo? Hice vuestro pedido al Sr. Deverriére y si hay algo mas que hacer, lo haré. Por aquí y por allá, francotiradores. Abominable prurito del idiotismo, ese es el espíritu de la población. Se oyen las bellas. Id.
Es disolvente.

Imagen: Jean Louis Forain.- Retrato de Rimbaud

Luis Buñuel



“Dios y Patria son un equipo imbatible; baten todos los records de opresión y derramamiento de sangre”.
 
LUIS BUÑUEL (22 de febrero de 1900 -  29 de julio de 1983)




Luis Buñuel Portolés nació el 22 de febrero de 1900 en la población de Calanda, Teruel (España), era el mayor de siete hermanos, hijo de un ferretero llamado Leopoldo Buñuel y de María Portolés, una mujer que solamente tenía diecisiete años cuando contrajo matrimonio con Leopoldo, casi treinta años mayor que ella.
Después de estudiar con los Jesuitas, recibiendo una educación religiosa que lo marcaría en su devenir personal y artistica, Buñuel se trasladó a Madrid en 1917 para iniciar la carrera de Ingeniería Agrónomo, instalándose en la Residencia de Estudiantes en donde entablaría amistad con Salvador Dalí y Federico García Lorca. En la capital de España Buñuel abandona Ingeniería para terminar licenciándose en Filosofía y Letras.


Con el incipiente mundo del celuloide en auge, será la visión de la película “Las tres luces” (1921), obra de su gran ídolo cinematográfico, el director alemán Fritz Lang, el detonante para que Luis Buñuel comenzara a dedicarse al séptimo arte.
En 1925 Buñuel contrajo matrimonio con Jeanne Rucar.

Tras ocuparse como asistente de dirección y guionista de Jean Epstein y Mario Nalpas y estudiar técnica cinematográfica en la Academia de Cine de París, Buñuel realizó junto a Dalí el famoso corto experimental “Un perro andaluz” (1928), título que se convertiría inmediatamente en pieza clave en la historia del cine por su inmersión en el estilo surrealista.
El surrealismo en los años 20 desarrollaba una creatividad intelectual plena de imaginería visual, que destrozaba los tradicionales conceptos de expresión y narrativa, concediendo una importancia esencial a los mundos oníricos como reflejo de una lógica que dormita bajo la capacidad subsconciente del individuo. La obra clave y comienzo del cine surrealista fue "Un perro andaluz", en donde salvajemente se rechazan los valores fílmicos prevalentes y se acometía una nueva forma de narrar dentro de la capacidad coherente de la imaginería surrealista, basada en una extraordinaria fuerza visual que servía para provocar ansiedad en el espectador, una autocapacidad creativa propia y subvertir la realidad cotidiana.
  

Tras “Un perro andaluz” Buñuel dirigiría obras tan significativas como "La edad de oro" (1930), una sátira surrealista recibida con entusiasmo por la crítica del momento, lo que le supuso una oferta de la Metro Goldwyn Mayer. Tras viajar a Hollywood sin rodar con el estudio del león Buñuel retornó a España para rodar el documental "Las Hurdes/Tierra sin pan" (1932), censurado en España, y varios trabajos como productor.
Con el estallido de la Guerra Civil española el autor aragonés se exilió en el continente americano antes de colaborar con el gobierno republicano, para el que trabajó en un documental titulado “España leal en armas”. Trabajó durante un período en el MOMA y pasó de nuevo brevemente por Hollywood sin terminar de llegar a concretar varios proyectos que manejaba.
Tras un largo período sin estrenar Luis Buñuel se asentó definitivamente en México, estrenando su primer film en tierras aztecas, "Gran Casino" (1947), una película de encargo protagonizado por Jorge Negrete y Libertad Lamarque. En 1949 se nacionaliza mexicano, consiguiendo la doble nacionalidad.

  

Después de “Gran Casino” vendrían títulos como la comedia “El gran calavera” (1949), “Los Olvidados” (1950), “Susana” (1951), con el protagonismo de Rosita Quintana, “Don Quintín el amargao” (1951), “Una mujer sin amor” (1951), “Subida al cielo” (1951), “El Bruto” (1952), la co-producción mexicano-estadounidense “Robinson Crusoe” (1952), “Él” (1953), con Arturo de Córdova y Delia Garcés, “Abismos de pasión” (1953), “La ilusión viaja en tranvía” (1953), “El río y la muerte” (1954) o “La vida criminal de Archibaldo de la cruz o Ensayo de un crimen” (1955), fenomenal comedia de humor negro con Ernesto Alonso de protagonista.
Su cine, surreal, original y simbólico, aborda diversos géneros y subgéneros, como farsas, sátiras, comedias negras, dramas de corte neorrealista o pasionales melodramas, enfocando sus puyas críticas principalmente en el catolicismo y la burguesía. Admirado tanto en Hollywood como en Europa, Buñuel, en muchas ocasiones ayudado en el guión por Luis Alcoriza, trabajará a partir de mediados de los años 50 también en el viejo continente, principalmente en Francia.

En el año 1955 rueda “Así es la aurora”, una película franco-italiana protagonizada por Lucía Bosé y George Marchal. Más tarde con capital galo y mexicano estrena “La muerte en el jardín” (1956), con Simone Signoret, Marchal, Michel Piccoli y Charles Vanel. En 1959 filmó con el protagonismo de Paco Rabal “Nazarín” (1959), adaptación de Benito Pérez Galdós, uno de sus escritores favoritos, y “Los ambiciosos” (1959), co-producción franco-mexicana con la pareja María Félix y Gerard Philipe.

Tras dirigir “La Joven” (1960), un drama realizado con producción estadounidense, Buñuel es invitado por el gobierno español para dirigir “Viridiana” (1961). El film, una sátira religiosa, se convirtió en un escándalo, siendo de nuevo censurado por la Iglesia católica. La película, protagonizada por Fernando Rey, Silvia Pinal y Paco Rabal, ganaría la Palma de Oro en el Festival de Cannes.
“El ángel exterminador” (1962), película con Silvia Pinal de nuevo como principal protagonista, fue otra brillante sátira, ahora con la burguesía como punto de mira. “Diario de una camarera” (1964), con Jeanne Moreau, adaptaba de manera estupenda el libro homónimo de Octave Mirbeau. En 1965 rodaría su última película mexicana, “Simón del desierto” (1965), una divertida sátira con la religión de nuevo como principal protagonista.
  

Catherine Deneuve sería la hermosa protagonista de “Belle de Jour” (1967), un drama erótico con ribetes surrealistas que se convirtió en uno de los títulos más sobresalientes de su carrera. Los años 60 concluyeron para Buñuel con “La vía láctea” (1969), film episódico sobre las vivencias de dos peregrinos.
Galdós volvió a ser adaptado por Buñuel en “Tristana” (1970), película que estaba protagonizada por Fernando Rey, Catherine Deneuve y Franco Nero. Rey fue un actor asiduo de Luis Buñuel, y en casi todas sus apariciones la obsesión sexual fue el basamento de su comportamiento, como en “Ese oscuro objeto del deseo” (1977), última película de Buñuel en la cual empleaba a dos actrices, Angela Molina y Carole Bouquet, para un único papel.

Con anterioridad Fernando Rey también había protagonizado “El discreto encanto de la burguesía” (1972), película que consiguió el Oscar a la mejor película de habla no inglesa. Buñuel, tanto en este título, como en “Ese oscuro objeto del deseo”, lograría ser nominado al premio Oscar como mejor guionista.
Cuando le fue concedido este Oscar, George Cukor organizó una cena homenaje a Buñuel en noviembre de 1972, a la que asistieron personajes tan importantes del mundo del cine como Alfred Hitchcock, George Stevens, John Ford, William Wyler, Robert Mulligan, Robert Wise, Billy Wilder o Rouben Mamoulian.
Su penúltima película como director, antes de “Ese oscuro objeto del deseo”, fue “El fantasma de la libertad” (1974), una de sus títulos más vanguardistas.
Luis Buñuel fallecería en Ciudad de México el 29 de julio de 1983. Tenía 83 años.

(Fuente:  alohacriticon.com)




 

 
UN PERRO ANDALUZ
(en francés Un chien andalou) es un cortometraje de diecisiete minutos, mudo (no fue hasta la versión de 1960 que se incorporaron los motivos de Tristán e Isolda de Richard Wagner y un tango), escrito, producido, dirigido e interpretado por Luis Buñuel en 1929 con la colaboración en el guion de Salvador Dalí, gracias a un presupuesto de 25.000 pesetas que aportó la madre de Luis Buñuel. Fue estrenada el 6 de junio de 1929 en el cine Studio des Ursulines de París (Francia). Posteriormente se exhibió durante nueve meses ininterrumpidamente en el Studio 28 de la misma ciudad.
 "Un perro andaluz fue un film antivanguardista, nada tenía que ver con la vanguardia cinematográfica de entonces. Ni en el fondo ni en la forma". Luis Buñuel




 

LAS HURDES,TIERRA SIN PAN
es una película documental de 27 minutos, dirigida por el cineasta español Luis Buñuel y rodada entre el 23 de abril y el 22 de mayo de 1932.

Originalmente muda, en 1935 obtuvo dinero de la embajada de España en París para sonorizar la película (narrada en francés por una voz en off).






VIRIDIANA
  es una película hispano-mexicana de 1961, dirigida por Luis Buñuel, con Silvia Pinal, Francisco Rabal y Fernando Rey en los papeles principales.
Está basada en la novela Halma, de Benito Pérez Galdós, concebida como una continuación de Nazarín.1 2
La película recibió el máximo galardón del Festival de Cannes, la Palma de Oro, así como la ovación unánime de público y jurado.

'Viridiana': blasfemia, sacrilegio... cine libre y hermoso
Ahí están todos, reunidos para La Última Cena. Tragando como desesperados, burlándose unos de otros, retratados por la entrepierna de la indigente menos virginal que imaginar quepa. Que ‘Viridiana’ (1961) llegara a existir, de la forma en que existe, es un milagro en sí mismo, prueba suprema de que si existe Dios también permite que el Diablo obre alguna acción divertida, de cuando en cuando. La historia de su creación es tan apasionante, retorcida e ingeniosa como la propia película, y que se filmase en nuestro país tres lustros antes de la muerte del Generalísimo da para otra película. Por supuesto, no se estrenaría en España hasta después del fallecimiento del dictador. La veríamos concretamente el 23 de Mayo de 1977. Para entonces ya hacía mucho que había sido considerada una de las más importantes obras paridas por Luis Buñuel, cuyo regreso a España, tantos años después de su exilio, no pudo ser más sonado. Hablamos de una leyenda del cine. Puro arte subversivo, dinamitero, imprescindible.(fuente:blogdecine.com/)





SIMON DEL DESIERTO
  es un mediometraje dirigido por el realizador español Luis Buñuel en 1965, sobre una historia del propio Buñuel.








TRISTANA
  es una película de 1970 del director español Luis Buñuel. Está basada en la novela homónima de Benito Pérez Galdós. Fue candidata al Óscar de Hollywood.






ESE OSCURO OBJETO DEL DESEO es una película franco-española, la última dirigida por Luis Buñuel. Se trata de una muy libre adaptación de la novela de Pierre Louys La mujer y el pelele (La femme et le pantin).




                                    Días de cine: 30 años sin Luis Buñuel

 Para recordar a Luis Buñuel, os ofrecemos una entrevista exclusiva con el que fuera el guionista de sus últimas películas, Jean-Claude Carriere.