Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

domingo, 23 de junio de 2013

El Ángelus de Millet (y la interpretación "paranoica-crítica" de Dalí)



Esta pintura de Millet muestra una pareja de campesinos que, al parecer, está rezando a la hora del Ángelus. La luz crepuscular baña toda la composición y proporciona cierta atmósfera de misterio a la pintura. Es indiscutible que los protagonistas son el hombre y la mujer que han detenido su actividad en el campo y se han puesto a orar.


La escena, desde luego, no es demasiado habitual y quizá por ello Salvador Dalí creyó que la pintura poseía un significado oculto que él creyó desvelar gracias a la invención y desarrollo del llamado "método paranoico-crítico". Curiosamente una reproducción del cuadro de Millet colgaba en el pasillo de la escuela de Figueres a la que Dalí asistió de niño. Siendo joven aquella magnífica obra de arte se convirtió en el objeto fundamental del desarrollo de su método  apareciendo a lo largo de su producción artística en la década de 1930 e incluso siendo adulto, en los años ‘60. Cuentan que cuando el pintor catalán veía ‘El Ángelus’ se sentía invadido por una sensación extraña al punto de obsesionarse con el cuadro. Afirmaba ver más cosas en la composición. Luego, por conversaciones que mantuvo con un amigo de Millet, supo que el artista francés tapó el ataúd de un niño porque había caído en la cuenta que no sería del gusto de las nuevas modas parisinas.

La obsesión por esta obra se manifestó en 1932, cuando la imagen lo sorprendió según sus propias palabras “sin ningún recuerdo próximo ni asociación consciente que permitan una explicación inmediata”
Dalí relacionaba esa ‘aparición’ con el hecho que el cuadro hubiera sido salvajemente atacado y acuchillado por un demente el 12 de agosto de 1932. El agresor, que fue entrevistado por el psiquiatra Jacques Lacan, había dudado entre dañar la ‘Mona Lisa’, de Leonardo da Vinci; el ‘Embarque para Citerea’, de Antoine Watteau o la pintura de Millet.

El pintor catalán dijo entonces que “Esa imagen constituye una representación visual muy nítida y en colores. Es casi instantánea y no da lugar a otras imágenes. Yo siento una gran impresión, un gran trastorno porque, aunque en mi visión de la mencionada imagen todo “corresponde” con exactitud a las reproducciones que conozco del cuadro, ésta se me “aparece” absolutamente modificada y cargada de tal intencionalidad latente que ‘El Ángelus’ de Millet se convierte “de súbito” para mí en la obra pictórica más turbadora, la más enigmática, la más densa, la más rica en pensamientos inconscientes que jamás ha existido”.
Dalí consideraba que el lienzo de Millet era el equivalente pictórico del famoso símil de Lautréamont: la tierra arada corresponde a la mesa de operaciones, la horquilla clavada en tierra, al bisturí, y el hombre y la mujer al paraguas y a la máquina de coser (ambos símbolos surrealistas). Esto le permitía exclamar: “‘El Ángelus’ de Millet, hermoso, como el encuentro fortuito, en una mesa de disección, de una máquina de coser y un paraguas”.

s opinión de algunos estudiosos del psicoanálisis que ‘El Ángelus’ de Millet para Dalí está relacionado con el mito de los padres que devoran a sus propios hijos: Saturno, Abraham, Javeh (al entregar a Jesucristo) y Guillermo Tell. Algunos de estos mitos los había utilizado para referirse a la difícil relación con su padre y con su hermano muerto. Según esta disquisición, Dalí efectuó una lectura a través de un proceso de interpretación paranoico-crítica provocada por fantasías, visiones y numerosos encuentros (apariciones) de la imagen de Millet en la cultura popular.

Para el artista plástico catalán, el cuadro de Millet oculta un significado que se relaciona con la castración y la muerte. Utilizando teorías freudianas, Dalí interpreta la menor dimensión de la figura masculina de la obra como una prueba de la agresión femenina. Compara la figura de la campesina con la hembra de la mantis religiosa (insecto conocido también como «santateresa»), que devora al macho después de la cópula. La carretilla es interpretada como una imagen de sumisión sexual, y el cesto que está en el suelo entre los dos campesinos que rezan, como una alusión al sarcófago del hijo muerto.
Este método fue acogido con gran entusiasmo  por parte de los miembros del grupo surrealista en París y especialmente por su ideólogo, André Breton. El significado de la obra, según Dalí, se relaciona con el contenido sexual de la misma.
Ante la insistencia del pintor surrealista, el Museo del Louvre (que es donde se encontraba por entonces la obra, antes de ser trasladada al Museo D'Orsay, su actual residencia) decidió hacer una radiografía del cuadro y pudo comprobarse que debajo de la cesta había una mancha cuadrangular negra, que pudo haber correspondido a un pequeño ataúd con el cuerpo sin vida del hijo de los campesinos. Dalí lo consideró una prueba de su teoría. Para su interpretación se basó en el ensayo Da Vinci y ‘Un recuerdo infantil de Leonardo Da Vinci’ de Sigmund Freud. Es decir, sin detenerse en los detalles biográficos de Millet, exploró sólo su carácter simbólico.

El cuadro, según Dalí, explicaba también su propia sexualidad. Como parte del proceso de interpretación de esa obra, narró un sueño en el curso del cual visitaba con Gala el Museo de Historia Natural de Madrid. En el centro de la Sala de Entomología vio una gran escultura que, según él, representaba las dos figuras del cuadro de Millet. A la salida, Dalí sodomizó a Gala “de una manera rápida y en extremo salvaje, rabiosa. Los dos nos deslizábamos en un baño de sudor, al término asfixiante de aquel crepúsculo de verano ardiente en el que ensordecía el canto frenético de los insectos”.  También aclaró que, cuando era adolescente, sentía un gran terror hacia el acto amoroso y que fue la aparición de las figuras del Ángelus de Millet en el sueño las que hicieron despertar en él y en Gala sus instintos: “siempre había pensado que el destino del macho de la mantis ilustraba mi propio caso frente al amor”.

Otro detalle significativo es que en algunos trabajos de Salvador Dalí se observa una aguja que se yergue de la figura femenina y que podría ser la aguja de una máquina de coser. La figura masculina, en cambio, se la imagina Dalí sumergida en leche tibia y es, según manifestó “la imagen del hombre engullido, ahogado, muerto en el elemento materno, dentro de la tibieza materna, y esa tibieza corresponde al aspecto deseable que nos revela el erotismo originario y temido”. Dalí se identifica así con la figura masculina de El ángelus, expuesta a la aniquilación, a ser devorada por la madre.
Otro detalle de la particular interpretación de Dalí sería  la carretilla que está detrás de la mujer y que aparece cargada de sacos; según el pintor aludiría al movimiento de tracción inherente al acto sexual....


Una de las versiones  dalinianas del cuadro de Millet.

La Carretera del túnel Guoliang (China)


La localidad de Guoliang, situada en un profundo valle rodeado de montañas, estaba prácticamente aislada hasta que, en 1972, diversos campesinos locales decidieron  excavar un túnel que permitiera la llegada del tráfico rodado al pueblo. Con la venta del ganado y productos agrícolas, los pobladores consiguieron comprar las herramientas necesarias para llevar a cabo los trabajos, que fueron iniciados por un grupo de trece jóvenes. A pesar de la precariedad de medios, la falta de experiencia y la peligrosidad de las obras - saldadas con varios accidentes mortales- la excavación del túnel culminó en 1977, con la apertura de la carretera al tráfico. Sus dimensiones son suficientes para hacer posible el paso de coches e, incluso, de pequeños camiones. Tiene tres metros de anchura, cinco de altura y 1200 de longitud. El túnel resultaría invisible desde el exterior si no fuera por las treinta ventanas irregulares que se abren sobre el desfiladero.


José Val del Omar.- Fuego en Castilla (Cortometraje, 1960)



"En España, todas las primaveras, viene la muerte y levanta las cortinas" (Federíco García Lorca)

El cortometraje "Fuego en Castilla", de 1960 es la segunda parte del llamado "Tríptico elemental de España", dirigido por José Val del Omar y compuesto por Aguaespejo granadino (al que ya le dedicamos un artículo en esta página), Acariño galaico y el presente . Se trata de un trabajo experimental, todo un ejercicio artístico  que entronca con el mejor surrealismo español. La película trata de ser un una mirada simbólica de la "Semana Santa" castellana, haciendo desfilar a toda una serie de símbolos, con los que se construye un retrato moribundo de la España de los sesenta, así como  impactantes  imágenes de esculturas  de Juan de Juni y Alonso de Berruguete



La trilogía de Val de Omar representa una mirada única al atraso de la España postfranquista.
Como documental de una época, la obra resulta interesante, pudiendo utilizarse como material de archivo. Es oscura, sinestra, terrorífica, a la vez que nos muestra una España dominada por la religión católica y los jerarcas de la Iglesia, que utilizaban las procesiones y la simbología religiosa para someter al pueblo.


Muchas de las escenas de Fuego en Castilla  no tienen nada  que envidiar a trabajos de Ingmar Bergman (ese cielo de "La palabra") o del David Lynch de  "Cabeza borradora".

(Tomado libremente  de "Arqueocinema")

El cortometraje:


Sonrisas y lágrimas (The sound of music; Robert Wise, 1965) .- Anécdotas y curiosidades



En la pasada ceremonia de los Óscar, cuando Christopher Plummer salió a entregar un premio, sonó de fondo la banda sonora de "The Sound of Music". Inmediatamente, el actor dejó constar su desagrado. Seguramente, el motivo de la broma es  la más que conocida opinión de Plummer sobre la película y su experiencia al rodarla. De hecho, se refirió al filme durante mucho tiempo como "The Sound of the Mocus" (literalmente, el sonido de los mocos), en lugar de "The Sound of Music". Es de sobra conocido que a Plummer durante el rodaje le sacaba de quicio Andrews, tanto que definió la filmación  con ella como "ser golpeado en la cabeza con una tarjeta de San Valentín gigante día tras día" . Fuera una simple broma o no el caso es que se han mantenido como amigos hasta hoy.  Según algunas fuentes era la popularidad que Julie Andrews tenía entre el equipo lo que irritaba tanto a Christopher Plummer. Sin embargo,  volvería a formar pareja con Julie Andrews en el telefilme "En el estanque dorado".





- La dirección de la pelicula se le ofreció a los mejores directores de la época: William Wyler, Robert Wise e incluso Gene Kelly. Todos la rechazaron y sólo Wyler se tomó en serio la posibilidad de dirigirla, siempre que Audrey Hepburn fuera la protagonista. La idea que tenía era enfatizar el drama de la invasión nazi, con tanques y demás, una visión muy distinta de la que hoy conocemos. Al final, postergó este proyecto y prefirió dirigir antes "El coleccionista". Entonces, el guión, que ya había sufrido grandes cambios, volvió a las manos de R. Wise (el director de West Side Story),  que aceptó ser el director de esta película.  En un principio  Wise había alegado  que no le interesaba el proyecto. Sin embargo,  la presión de  Zanuck, el  volver a trabajar  con sus colaboradores de "West Side Story" -Saul Chaplin, Ernest Lehman y Boris Leven- y el hecho de que su  anterior  proyecto tuviera que posponerse porque su protagonista ,Steve McQueen, había enfermado, le impulsaron a  aceptar. A pesar de todo, el director renegó de "la sacarina de la obra, la cual era imposible de eliminar al completo".

- Plummer cantó, pero no debió hacerlo muy bien, porque decidieron doblarle.



-Debbie Turner, la niña que interpretaba a Marta von Trapp de 7 años, perdió todos sus dientes en plena filmación; un dentista tuvo que implantarle una dentadura postiza en una sola noche.

-Para interpretar los papeles del Capitán Von Trapp y la Baronesa, Wise quizo a Christopher Plummer en lugar de Dean Martin, y a Eleanor Parker, cuya estrella se había apagado años antes, por encima de Doris Day o Debbie Reynolds.

-Se llegó a contratar a Julie Andrews, porque en esos momentos el público empezaba a acudir a los primeros pases de Mary Poppins y el nombre de la actriz empezaba a sonar entre la profesión; aunque su escasa fama, sumada al hecho de que en 1962 satirizó la historia de los Trapp en televisión junto a Carol Burnett, hacían que tuviera difícil conseguir el papel. Finalmente y pese a la oposición de la Baronesa y de Rodgers, Julie Andrews fue María Trapp gracias a la insistencia de Wise, y todo ello por la suma de 225.000 dólares.



-La película fue rodada en localizaciones de Baviera (Alemania Occidental) y en los estudios de las 20th Century Fox, en California (EEUU), pero fundamentalmente en Salzburgo (Austria).
Allí podemos seguir los pasos de María  y su nueva familia, de una punta a otra de la ciudad: la abadía benedictina de Nonnberg, construida en el año 714, por san Ruperto de Salzburgo, es el más antiguo de los países germanos. Como anécdota decir que la madre abadesa se negó a permitir que rodaran la película entre sus muros, por lo que sólo se pudo rodar el exterior, cuando los niños van a preguntar por María y tocan la campana; y se supone que es allí donde las hermanas cantan “María”, mientras la muchacha no aparece.

. Otra curiosidad es que precisamente rodando esa escena Julie Andrews tropezó y el director de la pelicula decidió dejar el espontáneo traspiés, para darle más fuerza al carácter de Maria.

Carta de Federíco García Lorca a Salvador Dalí




Barcelona , 31 de julio de 1927 .
Cafè de la Rambla .

Mi querido salvador : Cuando arrancò el automòvil , la oca empezò a graznar y a decirme cosas del Duomo de milàn . Yo estuve a punto de tirarme del coche para quedarme contigo ( contiguito ) en Cadaquès , pero me detenìa el expresivo reloj pulsera de Pepe y la nariz de pepe que echaba en la mañana al baño de marìa de Parìs un canalito de sangre clara duro en su cara lastimosa . Al despedirme de los Qucurucuchs en el recodo de la carretera , te he visto pequeño comièndote una manecita roja con aceite y utilizando un pequeño tenedor de yeso que te sacabas de los ojos . Todo con una ternura de pollo recièn salido del cascaròn y tiu tiu y de pirriti mano . ! Ay ¡
Ahora sudo y sufro un calor insportable . Cadaquès tiene la alegrìa y la permanencia de belleza neutra del sitio donde ha nacido venus , pero ya no se recuerda .
Va hacia la belleza pura . Desaparecieron las viñas y se exaltan dìa por dìa las aristas que son como las alas y las olas que son como las aristas . Un dìa la luna , mojada con elasticidad de pez mojado y la torre de la iglesia oscilarà de goma blanda sobre las casas , duras o lastimosas de cal o de pan mascado . yo me entusiasmo pensando en los descubrimientos que vas a hacer de cadaquès y recuerdo al Salvador Dalì neòfito lamiendo la càscara del crepùsculo sin entrar dentro todavìa , la càscara rosa palidìsima de cangrejo puesto boca arriba . Hoy ya estàs dentro . desde aquì siento ( ! ay ¡ hijo mìo què pena ) el chorrito suave de la bella sangrante del bosque de aparatos y oigo crepitar dos bestiecitas como el sonido de los cacahuetes cuando se parten con los dedos . la mujer seccionada es el poema màs bello que se puede hacer de la sangre y tiene màs sangre que toda la que se derramò en la Guerra Europea , que era sangre caliente y no tenìa otro fin que el de regar la tierra y aplacar un sed simbòlica de erotismo y fe . Tu sangre pictòrica y en general toda la concepciòn plàstica de tu estètica fisiològica tiene un aire concreto y tan proporcionado , tan lògico y tan verdadero de pura poesìa que adquiere la categorìa de lo que no es necesario para vivir
Se puede decir :" iba cansado y me sentè a la sombra y frescura de aquella sangre "
o decir : Bajè el monte y corrì toda la playa hasta encontrar la cabeza melancòlica donde se agrupaban los sabrosos bestecitos crepitantes tan ùtiles para la buena digestiòn ".
Ahora sè lo que pierdo separandome de tì . La impresiòn que me da Barcelona es la impresiòn de que todo el mundo juega y suda con una preocupaciòn de olvido . Todo es confuso y embistiente còmo la estètica de la llama , todo indeciso y desquiciado . Allì en Cadaquès la gente se siente no en el solo suelo todas las sinuosidades y poros de las plantas de los pies : Ahora veo como en Cadaquès me sentìa los hombros : Es una delicia para mi recordar las curvas resbaladizas de mis hombros donde por primera vez he sentido en ellos la circulaciòn de la sangre en cuatro tubitos esponjosos que temblaban con movimiento de nadador herido .
Quisiera llorar pero con el llanto sin conciencia de Lluìs Salleras o con el canto estupendo de cuando tu padre tararea la sardana " una lagrima " .
Me he portado como un burro indecente contigo que eres lo mejor que hay para mì.
A medida que pasan los minutos lo veo claro y tengo verdadero sentimiento . Pero esto sòlo aumenta mi cariño por ti y mi adhesiòn por tu pensamiento y calidad humana .
Esta noche ceno con todos los amigos de Barcelona y brindarè por ti y por mi estancia en Cadaquès pues las plazas del exprèss estaban tomadas .
Saluda a tu padre , a tu hermana Ana Marìa a quien tanto quiero y a Raimunda .
Acuèrdate de mì cuando estès en la playa y sobre todo cuando pintes las crepitantes y unicas cenicitas , ! ay mis cenicitas ¡ pon mi nombre en el cuadro para que mi nombre sirva para algo en el mundo y dame un abrazo que bien lo necesita tu federico .
! Hace un calor espantoso !
! pobrecito !
Que hagas el artìculo de mi exposiciòn
y que me ecribas hijito .