Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

jueves, 20 de junio de 2013

Lana Turner por ella misma (Citas):

 
 
"Lo único malo de los hombres es que no los tengo siempre cerca de mi."

"Un hombre de éxito es uno que hace más dinero del que su mujer puede gastar. El éxito de una mujer es encontrar un hombre así."

"Prefiero perder un buen pendiente que ser fotografiada sin maquillaje"

"Un caballero no es más que un lobo paciente."

"El humor ha sido el bálsamo de mi vida, pero ha sido reservado sólo para los más allegados a mí. No forma parte de la Lana pública."

"En Hollywood se dice que siempre debes perdonar a tus enemigos, porque nunca sabes cuándo tendrás que trabajar con ellos."

"Mi vida ha sido una sucesión de situaciones de emergencia."

"Si el trabajo duro fuera algo tan maravilloso, seguro que los ricos se lo habrían quedado todo para ellos."

Edgar Allan Poe.- Ojalá mi vida fuera un sueño duradero



¡Ojalá mi joven vida fuera un sueño duradero!
Y mi espíritu durmiera hasta que el rayo certero
De una eternidad anunciara el nuevo día.
¡Sí! Aunque el largo sueño fuera de agonía
Siempre sería mejor que estar despierto
Para quien tuvo, desde el nacimiento
En el dulce tierra, el corazón
Prisionero del caos de la pasión.

Mas si ese sueño persistiera eternamente
Como los sueños infantiles en mi mente
Solían persistir, si eso ocurriera,
Sería ridículo esperar una quimera.
Porque he soñado que el sol resplandecía
En el cielo estival, lleno de luz bravía
Y de belleza, y mi corazón he paseado
Por climas remotos e inventados,
Junto a seres imaginarios, sólo previstos
Por mí... ¿qué más podría haber visto?.

Pero una vez, una única vez, y ya no olvidaré
Aquel bárbaro momento, un poder o no se qué
Hechizo me ciñó, o fue que el viento helado
Sopló de noche y al marchar dejó grabado
En mi espíritu su rastro, o fue la Luna
Que brilló en mis sueños con especial fortuna
Y frialdad, o las estrellas... en cualquier caso
El sueño fue como ese viento: démosle paso.

Yo he sido feliz, pues, aunque el sistema
Fuera un sueño. Fui feliz, y adoro el tema:
¡Sueños!. Tanto por su intenso colorido
Que oponen a lo real, y porque al ojo delirante
Ofrecen cosas más bellas y abundantes
Del paraíso y del amor, ¡y todas nuestras!
Que la esperanza joven en sus mejores muestras.

Imagen: ‘Madame la Mort’, 1890–91, by Paul Gauguin

No me esperéis - Carmen Rubio López

 

NO ME ESPERÉIS

Dejad que se me quiebren
los cristales del pecho que junto al agua tiembla,
y este sueño apoyado en la memoria
de un sol que ya es ocaso.

No me esperen navíos
-escapando a la bruma para ser mariposa-
no esperen, que no traigo
aquella ligereza en los talones.

Pero abridme la voz; vengo del mundo,
consumida en deseos de lo imperecedero,
por una senda estrecha para la libertad
o para un corazón amasado en los ríos.

Recordad los abrazos; inabarcable, el beso.
La espuma que resbala
por mi lento coral -no se sabe si carne-

No me espere la tierra;
su rumor vertebrado ni el corazón de fondo
que duele y que se enfría.
Nadie espere ya, nadie, porque no soy materia
sino presentimiento o forma sobre el mar.

Mi alma sacudida igual que hoja,
se rinde al aire espeso.
El cuerpo se somete sin su llama,
después de haberse alzado en el vacío,
jirón de un astro roto que al aire cabecea.

El poema es obra de nuestra amiga Carmen Rubio López y pertenece a su libro "Moyra se asoma al mar" que fue premio "Ciudad de Mérida" Mérida (Badajoz). ¡Gracias Carmen!

La fotografía que acompaña el poema es obra del gran fotógrafo francés Willy Ronis (1910-2009) y tiene por título "Deena de dos" (Deena de espaldas) - 1955


Franz Kafka.- El Buitre


 Un buitre me picoteaba los pies. Ya me había desgarrado los zapatos y las medias y ahora me picoteaba los pies. Siempre tiraba un picotazo, volaba en círculos amenazadores alrededor y luego continuaba su obra. Pasó un señor, nos miró un rato y me preguntó por qué toleraba al buitre.
    –Estoy indefenso –le dije–, vino y empezó a picotearme; lo quise espantar y hasta proyecté torcerle el pescuezo, pero estos animales son muy fuertes y quería saltarme a la cara. Preferí sacrificar los pies; ahora están casi hechos pedazos.
    –No se debe atormentar –dijo el señor–, un tiro y el buitre se acabó.
    –¿Le parece? –pregunté–, ¿quiere encargarse usted del asunto?
    –Encantado –dijo el señor–, no tengo más que ir a casa a buscar mi fusil, ¿puede aguantar media hora más?
    –No sé –le respondí, y por un instante me quedé rígido de dolor; después agregué–: por favor, pruebe de todos modos.
    –Bueno –dijo el señor–, me apuraré.
    El buitre había escuchado tranquilamente nuestro diálogo y había dejado vagar la mirada entre el señor y yo. Ahora vi que había comprendido todo: voló un poco más lejos, retrocedió para alcanzar el impulso óptimo, y, como un atleta que arroja la jabalina, encajó su pico en mi boca, profundamente. Al caer de espaldas sentí como una liberación; sentí que en mi sangre, que colmaba todas las profundidades y que inundaba todas las riberas, el buitre, irremediablemente, se ahogaba.

Imagen: Francis Bacon.- Tríptico, 1973 (detalle)

Tony Soprano por él mismo (Citas):



Primero fue Vito Corleone y su familia, después el trono quedó vació hasta la llegada de Tony Soprano. Un mafioso que era encarnado por el actor James Gandolfini, un personaje sin duda singular, de pensamiento sencillo y a la vez profundo que nos dejo alguna que otra perla:

"No pagaré, sé demasiado sobre extorsión"

"Me da igual que me tengan miedo. ¡Dirijo un negocio, no un puto concurso de popularidad!".

"¿Te acuerdas de la historia que me contaste sobre el padre toro hablando con su hijo? Desde lo alto de una colina miran a un grupo de vacas y el hijo mira al padre y le dice: '¿Por qué no bajamos corriendo y nos follamos a una?'. ¿Te acuerdas de lo que el padre contesta? El padre contesta: '¿Por qué no bajamos andando y nos las follamos a todas?".

"Solo jodemos al que merece ser jodido".

"¿Que estoy detenido? De acuerdo. La última vez tardé tan poco en salir que mi sopa todavía estaba caliente cuando llegué a casa".

"No se caga donde se come. Y mucho menos se caga donde como yo".

"El cunnilingus y la psiquiatría nos han llevado a esto".

"Es curioso, mi mamá siempre mencionaba a un tío que era retrasado mental pero siempre había pensado que se refería a ti".

"Es como una pirámide, desde tiempos inmemoriales, la mierda baja y el dinero sube, es así de simple".

"La vida no tiene cura".

"La próxima vez no habrá una próxima vez."

"No creas nada de lo que oigas y ni la mitad de lo que veas."

"Hasta un reloj roto da bien la hora 2 veces al día".

"Lo mas sorprendente de las serpientes es que se reproducen espontáneamente. Tienen órganos sexuales masculinos y femeninos. ¿Por que crees que de un tipo que no te puedes fiar le llamas víbora? Por que no te puedes fiar de uno que se jode a si mismo."

"Eso es lo que significa ser el jefe, llevar el timón de la mejor manera posible, a veces navegas en calma y otras encallas, y mientras tanto vas disfrutando donde puedes."

"Un Don no lleva bermudas"

Pauli, otro personaje de la serie decía:
"Coges tus pecados veniales y los multiplicas por 25, coges los mortales y los multiplicas por 50, sumas las dos cifras y ese es el tiempo que tienes que pasar en el purgatorio. Yo calculo que estaré unos 6000 años, pero eso no es nada en términos de eternidad, son como un par de días aquí."

Con solo 51 años fallecía ayer día 19 de junio, el actor James Gandolfini, que dio vida al mafioso de ficción más reconocido de los últimos años. Suyo era el papel de Tony Soprano en la exitosa y multipremiada serie "Los Soprano" en la que debía de dar vida a un mafioso que ha de equilibrar su carrera criminal y sus oscuros negocios con su vida familiar.

 Hasta su llegada a "Los Soprano" en 1999, Gandolfini fue habitual en obras de teatro en Hollywood y fue actor secundario en multitud de películas donde normalmente obtenía papeles de italo-americano y de trama cercana al mundo del crimen. Por su físico no esperaba hacerse con el papel de Tony Soprano, pero cuando este le fue adjudicado le sacó todo el jugo posible llegando a conseguir tres premios Emmy al mejor actor de una serie dramática y un Globo de oro en la misma categoría. Gandolfini encarnó durante 86 episodios a lo largo de 6 temporadas emitidas entre 1999 y 2007 al personaje que redefiniría el rol del antihéroe en Hollywood durante años sucesivos y que permitió el nacimiento de éxitos como "Mad Men", "Breaking Bad" o "Boardwalk Empire". Gandolfini llego a cobrar un millón de dólares por capítulo.