Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

miércoles, 19 de junio de 2013

Pablo Neruda.- Farewell




Desde el fondo de ti, y arrodillado,
un niño triste como yo, nos mira.

Por esa vida que arderá en sus venas
tendrían que amarrarse nuestras vidas.

Por esas manos, hijas de tus manos,
tendrían que matar las manos mías.

Por sus ojos abiertos en la tierra
veré en los tuyos lágrimas un día.

Yo no lo quiero, Amada.

Para que nada nos amarre
que no nos una nada.

Ni la palabra que aromó tu boca,
ni lo que no dijeron tus palabras.

Ni la fiesta de amor que no tuvimos,
ni tus sollozos junto a la ventana.

Amo el amor de los marineros
que besan y se van.

Dejan una promesa.
No vuelven nunca más.

En cada puerto una mujer espera:
los marineros besan y se van.

(Una noche se acuestan con la muerte
en el lecho del mar.)

Amo el amor que se reparte
en besos, lecho y pan.

Amor que puede ser eterno
y puede ser fugaz.

Amor que quiere libertarse
para volver a amar.

Amor divinizado que se acerca
Amor divinizado que se va.

Ya no se encantarán mis ojos en tus ojos,
ya no se endulzará junto a ti mi dolor.

Pero hacia donde vaya llevaré tu mirada
y hacia donde camines llevarás mi dolor.

Fui tuyo, fuiste mía. ¿Qué más? Juntos hicimos
un recodo en la ruta donde el amor pasó.

Fui tuyo, fuiste mía. Tú serás del que te ame,
del que corte en tu huerto lo que he sembrado yo.

Yo me voy. Estoy triste: pero siempre estoy triste.
Vengo desde tus brazos. No sé hacia dónde voy.

...Desde tu corazón me dice adiós un niño.
Y yo le digo adiós.

Imagen: Gustav Klimt.- Las tres edades de la mujer (detalle)

María Zambrano.- Adsum



"Nacer sin pasado, sin nada previo a que referirse, y poder entonces verlo todo, sentirlo, como deben sentir la aurora las hojas que reciben el rocío; abrir los ojos a la luz sonriendo; bendecir la mañana, el alma, la vida recibida, la vida ¡qué hermosura! No siendo nada o apenas nada por qué no sonreír al universo, al día que avanza, aceptar el tiempo como un
regalo espléndido, un regalo de un Dios que nos sabe, que nuestro secreto, nuestra inanidad y no le importa, que no nos guarda rencor por no ser...
...Y como estoy libre de ese ser, que creía tener, viviré simplemente, soltaré esa imagen que tenía de mí misma, puesto que a nada corresponde y todas, cualquier obligación, de las que vienen de ser yo, o del querer serlo."


Zambrano, M.: "Adsum", En Delirio y Destino, Madrid,
Ed. Mondadori, 1989, pp. 21-22

Epitafios



Algunos se encuentran escritos en piedra; otros, sólo imaginados para estarlo. Poesía, belleza y humor ante la muerte.

“Abrid esta tumba: al fondo se ve el mar” (Vicente Huidobro)

“Aquí yace alguien cuyo nombre fue escrito con agua” (J. Keats)

"Méteme, Padre eterno, en tu pecho,/ misterioso hogar./Dormiré allí, pues vengo deshecho/del duro bregar" (Unamuno)

"...Y no tengan miedo". (Jorge Luis Borges).

“Una tumba es suficiente para quien el universo no bastara” (Alejandro Magno)

“Aquí yace Moliére, el rey de los actores. En este momento hace de muerto y de verdad que lo hace bien” (Moliére)

“Si no viví más fue porque no me dio tiempo” (Sade)

“Si queréis los mejores elogios, moríos” (Jardiel Poncela)

“Ya decía yo que ese médico no valía mucho” (Miguel Mihura)

"Yace aquí en alguna parte". (Werner Heisenberg).

“Las lágrimas más tristes que se lloran sobre las tumbas son por las palabras que nunca se dijeron” (Anónimo. Nueva Inglaterra)

“El cielo estrellado sobre mí, la ley moral en mí” (Kant)

"Buen amigo, por Jesús, abstente de cavar el polvo aquí encerrado. Bendito el hombre que respete estas piedras, y maldito el que remueva mis huesos."
(Shakespeare)

"Mi viaje acaba aquí" (Marilyn Monroe)
.
"Hemos amado con demasiado fervor a las estrellas como para temer a la noche" (Epitafio en la tumba de dos astrónomos aficionados, citado por Carl Sagan.)


“Voy y vuelvo” (Nicanor Parra)

“Lo he intentado” (Willy Brandt, canciller alemán)

“Los soles se ocultan y pueden aparecer de nuevo, pero cuando nuestra efímera luz se esconde, la noche es para siempre y el sueño, eterno” (Cayo Valerio Cátulo)

“Es más digno que los hombres aprendan a morir que a matar” (Séneca)

“Fui lo que eres, serás lo que soy” (A la entrada del cementerio “Los Arcos”)

“Perdónenme el polvo" (Noel Guerrero)

"Parece que se ha ido, pero no se ha ido". ( Cantinflas)

"Soy escritor pero nadie es perfecto" (I'm a writer but nobody is perfect)
(Billy Wilder)

"Les dije que estaba enfermo"( Gabriel Luis Echeagaray)

“El silencio es música “ ( tumba del cementerio Los Arcos, Melipillla, Chile.)

"Aquí yace / Ezekial Aikle / muerto a la edad / de 102 años / Los buenos / mueren jóvenes." (tumba del cementerio de East Dalhousie, Nueva Escocia)

“Oh Madre Uut! Extiende sobre mí tus alas como las estrellas eternas!"
(Epitafio del faraón Tutankamón)

"He resuelto vivir hasta el último día de mi vida" (Freddy Sosa)

"Aquí yace un valiente, un temible adversario y un hombre de honor. Descanse en paz." ( Manfred von Richthofen, llamado el "Barón Rojo")

"Llame fuerte, como para despertar a un muerto" ( Jean Eustache, que lo dejó enganchado en la puerta de la habitación del hotel en la que se pegó un tiro)

"Volveré y seré millones". (Tupak Katari, líder aimara. Lo dijo al ser descuartizado. Mal atribuido a Eva Perón.)

"El que está aquí sepultado
porque no logró casarse
murió de pena acabado.
Otros mueren de acordarse
de que ya los han casado". (José Cadalso)

"Kata ton daimona eaytoy".( Jim Morrison, la traducción literal del griego es "De acuerdo con su propio espíritu / destino" y se corresponde con la expresión "Fiel a su propio espíritu".

"El Amor Nos Desgarrará" (Ian Curtis)

"Mantua me engendró; los calabreses me llevaron; hoy me tiene Parténope (Nápoles). Canté a los pastos, a los campos, a los caudillos." (Virgilio)
"No envidiéis la paz de los muertos". (Nostradamus)
.
"Perdonen que no me levante." (Atribuído a Groucho Marx)

“Say no more “(No digas más) ( Eric Idle , miembro de los Monty Python)

"That's all folks" ("Eso es todo amigos") (Mel Blanc)

“Viajero que pasas por aquí: ve a decir a los espartanos que por su ley, aquí yacemos". (Epitafio de las Termópilas)

"Pierda peso. Pregúntame cómo." ( Miguel Collantes)

“RIP, RIP, ¡HURRA!” " (Epitafio de Groucho Marx a su suegra)

"Esto es lo que le pasa a los chicos malos." (Alfred Hitchcock) (Lo pensó; en verdad nunca fue escrito).

"Arrebató el rayo a los cielos y el cetro a los reyes." ( Benjamin Franklin)

"Lo que el alma hace por su cuerpo es lo que el artista hace por su pueblo." (Gabriela Mistral)

"Odiado por sus enemigos y temido por sus amigos". ( Cayo Mario)

"...Y pasaron como sombras; como viajeros que van en posta."
(Frase a la entrada del cementerio de Puerto Cabello, Venezuela.)

"No son muertos los que yacen en la tumba fría, muertos son los que tienen el alma muerta y viven todavía." (Frase a la entrada del cementerio de Tabay - Mérida, Venezuela.)

"Amigos míos, pensad que duermo". ( Geoffrey Madan en sus Note-books.)

"The game is over". (Grafitti en la entrada del cementerio central de Bogotá - Colombia.)

"Nos acordaremos, de este planeta".( Leonardo Sciascia.)

"Asesinado por un cobarde y traidor cuyo nombre no merece figurar aquí".
(Jesse James).

" Aquí yace José II, que fue desdichado en todas sus empresas". (José II, en relación a la conducta absolutista de su madre María Teresa de Austria)

"Cuando naciste reían todos
y sólo tú gemías
procura que al morir
sean todos los que lloren
y sólo tú el que rías! “ ( Luis Ballesteros )

“Allí donde ella estaba, era el Edén."(Sobre la tumba de Eva, del "Diario de Adán y Eva" de Mark Twain.)

" Diles a los espartanos, viajero que pasas por aquí, que obedientes a sus leyes, aquí yacemos." (Epitafio de los espartanos muertos en la batalla de las Termópilas.)

"No lloreis porque me voy. Llorad porque no volveré."( José Luis Voltas)

"Tú Vida y mi vida,
no se pondrán de acuerdo.
Sabes que no podrás dormir
entre mis brazos otra vez.
Tu Vida y mi vida
no se pondrán de acuerdo.
Cuánto nos pueden defraudar
los sueños que tuvimos ayer"
(Epitafio encontrado en una tumba del cementerio general, y que usaron los integrantes de la banda los bunkers en una canción titulada entre mis brazos.-)

"Nos vemos realmente pronto, niños" (Es un epitafio ficticio de Krusty, personaje de la serie de dibujos "Los Simpsons”)

"El cuerpo de Jonathan Swift, doctor en teología, Deán de esta iglesia catedral, está enterrado aquí, donde la indignación no puede ya desgarrar su corazón. Sigue, caminante, imita si puedes a uno que lucho con todas sus fuerzas en defensa de la libertad." (Jonathan Swift)

Imagen: ángel atribuido a un discípulo de Bernini, S. María degliangeli, Roma

Miguel de Unamuno.- El misterio inicial de mi vida



(El autor de Niebla guardó siempre silencio sobre su padre. Una reciente investigación dio con el fragmento de carácter autobiográfico que se publica a continuación. De acuerdo con él, Félix de Unamuno se habría suicidado, y esta página sería el desgarrador testimonio de esa tragedia.
Miguel de Unamuno tenía seis años cuando murió su padre. Apenas escribió sobre él; no lo recordaba. Sin embargo, en Niebla, en Victoria y en Una mujer recreó el dramático suicidio de un padre. En este texto inédito ?que se encuentra en la Casa?Museo Unamuno? sobreviene de nuevo la misma tragedia. Tal vez sea un relato "nivolesco". Más probablemente se trata del desahogo autobiográfico del narrador, poeta y ensayista que descubre el "horizonte de mi historia íntima" del que "arranca mi conciencia ". Sin duda, la pieza clave para esclarecer "el misterio inicial de mi vida ", golpeada por el suicidio del padre.)


"NUNCA lograré olvidar, ni aunque lo quisiera, lo que podría llamar con toda propiedad el horizonte terrestre de mi historia íntima, de la biografía de mi alma. Todo lo anterior a este recuerdo, todo lo de más allá de él, es para mí como un remoto velaje que allende ese horizonte forma el fondo insondable, infinito, de mi vida pasada. De este recuerdo arranca mi conciencia y hasta me atrevo a decir que toda la vida de mi espíritu no ha sido más que un desarrollo de él.
De mi padre no me acuerdo sino con relación a este suceso inicial de mis confesiones; mi padre no es para mí más que el actor de ese suceso. Que fue, sin duda, el desenlace, el término de una tragedia, pero que para mí no es más que el arranque de otra. Ni luego me atreví nunca, por lo que diré, a inquirir de mi madre el sentido de aquella terrible escena.
Era a la caída de la tarde, lo recuerdo como si fuese hoy, y yo me hallaba con mi madre, en el comedor de casa, ella contemplando la puesta del sol y yo dibujando monos en una pizarra. Mi padre encerrado en su gabinete trabajaba como de costumbre. Y su trabajo era escribir, nunca he podido luego saber qué y para qué. Creo recordar que al levantar la vista de mis dibujos vi como dos perlas rojas en los ojos de mi madre, que eran los arreboles del ocaso -el sol se acostaba desangrándose como en una mortaja en las nubes que ceñían a la lejana sierra? reflejados en sendas lágrimas vergonzosas y furtivas. De pronto, mi madre sacudió la cabeza -aún me parece ver la palpitación de su rubia cabellera sobre el celaje del ocaso- y exclamó con voz como de agonizante: "¿Qué? ¿Qué es?" Había sonado un tiro en el gabinete. Se levantó mi madre, fue a la puerta del gabinete y la halló cerrada con llave por dentro. Entonces empezó a sacudirla y golpearla llamando con voz rebosante de congoja: ¡Pedro! ¡Pedro! ¡Pedro!" A sus voces acudió el viejo criado y, aunque aterrados, con sus voces quebraron el silencio que nos llegaba del gabinete, empezaron mi madre y él a sacudir la puerta hasta que ésta cedió. Precipitáronse dentro y yo me aventuré tras ellos. Mi padre yacía en su sillón, blanco y rojo, blanco de cera el rostro y enrojecido por un corrillo de sangre que le brotaba de la sien. En el suelo una pistola. Sobre la mesa de trabajo, el escritorio, un pliegue que se apresuró a recoger y guardar mi madre.
La que al ver aquello luego de murmurar para sí: "¡Era de temer!", se embozó en un terrible silencio. Lo primero. que hizo fue buscarme con los ojos, no ya sólo enjutos de lágrimas sino secos y opacos, y en cuanto me vio me tomó de la mano, me llevó a lo que había sido mi padre, me dijo: "Bésale por última vez" y me sacó del gabinete. Y recuerdo que al besarle fue mi mayor cuidado que no me manchara aquel hilo de sangre y que sentí en los labios una frialdad que nunca se me ha ido de ellos del todo después.
No vi en todo el día siguiente a mi madre, pues me dejaron con las criadas. Pero al otro, apenas me levanté de la cama, me cogió ella, me apechugó, me apretó tanto que casi me quitaba el respiro, arrimó su boca seca a mi frente, luego a mis ojos, y así me tuvo, no sé cuánto tiempo -me pareció muchísimo, tanto como toda mi vida hasta entonces-, sin hacer el menor ruido. Pues no sólo no hablaba ni sollozaba, sino que ni la oía respirar. Diríase que estaba tan muerta como el que fue mi padre. Y no me atreví a preguntarle nada. Aquella inmuerte estaba, y ha seguido desde entonces estando, entre mi madre y yo como un secreto sagrado.
Aquella muerte voluntaria, y sobre todo la razón de ella ?¿por qué se ha matado??, empezó a ser, sin que en un principio me diese yo cuenta de ello, el misterio inicial de mi vida.
En torno de aquella visión se fueron organizando todas las subsiguientes visiones de mi experiencia. Ni mi madre tenía para mí sentido íntimo sino ligada a aquel suceso, a aquel tiro que rompe un silencio de ocaso y aquel hilo de sangre sobre un rostro marmóreo."

Fábrica de Chocolates Menier (en Noisiel-Sur-Marne)



Después de varias generaciones dedicadas originalmente a la industria farmacéutica de la que el chocolate era sólo una parte, Emil Menier, descendiente del fundador, decide dedicar la industria exclusivamente a la producción de chocolates en vista del éxito de este producto, asociado a plantaciones de cacao que la familia poseía en Nicaragua. Así, encarga a Jules Saulnier la construcción de este edificio (1871 -1872), considerado el primer edificio de varias plantas estructurado íntegramente en hierro forjado, hito de la arquitectura industrial y de la arquitectura en hierro y acero.


Montado sobre cuatro pilas de piedra sobre el lecho del río, de manera que tres enormes turbinas podían trasmitir energía directamente al edificio, el edificio se apoya en sendas vigas de acero que reciben un sistema de columnas, vigas  y  un entramado de tirantes diagonales que conforman el esqueleto metálico del edificio, y la estructura portante de la fachada. La estructura compuesta por estas diagonales a la vista que junto con los pilares y las vigas de los entramados horizontales, funciona  como una enorme viga reticulada, un esqueleto completo de hierro. Desde el punto de vista tipológico, también puede ser considerado un puente de varios pisos.


La fachada  está revestida en  ladrillo hueco ricamente ornamentado con cerámicos representando flores de cacao  representando “un inmenso tapiz oriental” en palabras de su autor.



Con el tiempo, nuevas ampliaciones a la industria (incluido un edificio para la refrigeración del chocolate -del arquitecto Stephen Sauvestre que trabajaba con Gustave Eiffel- y conocido como “la Catedral”) dieron forma a un complejo industrial de gran interés.

Hoy el edificio del molino es propiedad de Nestlé y está nominada como patrimonio de la Humanidad por Unesco.

Bing Crosby y la paternidad



Todos los que somos padres hemos exclamado en alguna ocasión aquello de que los hijos vienen sin manual de instrucciones y nos hemos desesperado ante una determinada conducta que no sabemos cómo reconducir o atajar. A Bing Crosby, el famoso cantante y actor estadounidense, le pasaba algo parecido y desbordado por el comportamiento de sus cuatro hijos pidió consejo a un amigo que le contestó:

 -"Debes de distanciarte cuanto puedas del problema; intenta olvidar que se trata de tus hijos"

-"¿Cómo podría seguir un consejo así? ¡No es posible olvidar que soy su padre! -le contestó Crosby-

- El amigo, esbozando una sonrisa, terminó diciéndole: "Ya sabes, solo tienes que pretender que se trata de los hijos de tu vecino porque todo el mundo sabe cómo educar a los hijos de los demás…"

Hoy igual que ayer....

 
Puede que con sus chicos, todos varones, tuviera algún que otro roce, pero cuando cantaba con las Hermanas Sister la cosa siempre iba rodada (os recomiendo sus discos juntos) y para muestra el botón de la cancioncilla que os dejamos aquí:
 
 
Don't fence me in

Spencer Tracy y Katharine Hepburn



Una de las parejas más famosas de la historia del Cine es la formada por Katharine Hepburn y Spencer Tracy. Cuando fueron presentados por Joseph Leo Mankiewicz estas fueron las primeras palabras que se cruzaron:

- Katharine Hepburn: Me temo que soy un poco alta para usted, señor Tracy
- Spencer Tracy: No se preocupe, señorita Hepburn. Ya la pondré a mi altura

Después vendría una duradera relación entre ambos -25 añitos-, dos de los artistas más laureados del cine pero que nunca llegó al altar por la firme oposición de Tracy a divorciarse de su esposa dadas sus firmes convicciones católicas (lo que sin embargo no fue obstáculo para mantener esta relación en la sombra…) En la pantalla eran una pareja sensacional que entre otras nos dejó joyas como "La mujer del año", "La costilla de Adan" o "Adivina quién viene esta noche", película esta última que fue la última de Tracy, que falleció días después de terminar el rodaje y que según cuenta Katharine Hepburn nunca pudo enfrentarse a verla.

Kathleen Turner


"Ser un símbolo sexual tiene que ver más con una actitud que con el aspecto externo. La mayoría de los hombres cree que consiste en el aspecto,pero la mayoría de las mujeres sabemos que eso funciona de otra manera."  




KATHLEEN TURNER




Actriz estadounidense,nació el 19 de junio de 1954 en Springfield, Missouri,hija de Allen Richard Turner y Patsy Magee. A causa de la profesión de diplomático de su padre, Kathleen viajó en su niñez por diferentes países, entre ellos Venezuela y Gran Bretaña.

Después de la muerte de su padre, la familia Turner se instaló en Missouri. Kathleen estudió Interpretación en la Southwestern Missouri State de Springfield y después en la Universidad de Maryland.

Kathleen se convirtió en estrella y sex symbol con su debut cinematográfico, “Fuego En El Cuerpo” (1981), un thriller dirigido por Lawrence Kasdan que estaba co-protagonizado por William Hurt.

Los años 80 fue la etapa más importante de la carrera en el cine de Kathleen Turner. Compartió créditos con Steve Martin en la comedia “El Hombre Con Dos Cerebros” (1983), fue dirigida por John Huston en “El Honor De Los Prizzi” (1985) y por Francis Ford Coppola en “Peggy Sue Se Casó” (1986), y puso voz a Jessica Rabbit en “¿Quién Engañó A Roger Rabbit?” (1988).
   

En esta década compartió créditos en varias ocasiones con Michael Douglas, convirtiéndose en una de las parejas de mayor éxito en taquilla del período gracias a las películas de aventuras “Tras El Corazón Verde” (1984) y “La Joya Del Nilo” (1985), y la comedia con batalla de sexos dirigida por Danny DeVito “La Guerra De Los Rose” (1989).

   
Un año antes del estreno de “La Guerra De Los Rose”, Kathleen se casó con Jay Weiss. El matrimonio, que tuvo a una hija llamada Rachael Ann Weiss (1987), duró hasta su separación definitiva en el año 2007.

El declive profesional de Kathleen se produjo con el fin de la década de los 80. Sus siguientes películas fueron por lo general comedias menores sin demasiada trascendencia.

Entre sus títulos más prominentes “post-80” se encuentran su colaboración con John Waters en “Los Asesinatos De Mamá” (1994) o su protagonismo en la película de Sofia Coppola “Las Vírgenes Suicidas” (2000).

Retirada físicamente del cine desde la fecha (había puesto voces en algunos proyectos de animación), Kathleen volvió a intervenir en una película como actriz en “Una Pareja De Tres” (2008), comedia protagonizada por Jennifer Aniston y Owen Wilson.

(Fuente: http://www.alohacriticon.com/elcriticon/article5326.html)




Peggy Sue Got Married (conocida en castellano como PEGGY SUE SE CASÓ —España— y como Peggy Sue, su pasado la espera —Argentina—) es una película romántica de 1986 dirigida por Francis Ford Coppola y protagonizada por Kathleen Turner y Nicolas Cage. La película fue nominada a tres Oscar (mejor fotografía, mejor actriz principal y mejor vestuario).






¿QUIEN ENGAÑO A ROGER RABBIT? es una película estadounidense de 1988, dirigida por Robert Zemeckis y protagonizada por Bob Hoskins. Producida por Touchstone Pictures y Amblin Entertainment, la película combina a personajes reales con dibujos animados y para ello se invirtieron 70 millones de dólares. Es una de las más caras de la historia, pero sus ingresos fueron 150 millones de dólares en taquilla. Además, fue uno de los últimos trabajos de los actores de voz Mel Blanc y Mae Questel.