Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

sábado, 8 de junio de 2013

Luigi Comencini


LUIGI COMENCINI (8 de junio de 1916 - 6 de abril de 2007)






Luigi Comencini (Luis Liporace), conocido por ser uno de los padres de la commedia all'italiana, cineasta italiano.

Nació un 8 de junio de 1916 en Italia. Comencini dirigió a algunos de los actores más importantes del cine italiano, como Totò, Marcello Mastroianni, Vittorio Gassman o Alberto Sordi, y del europeo, entre ellos Fernando Rey, Annie Girardot y Ángela Molina.

Uno de sus grandes éxitos se remonta a 1953 con Pan, amor y fantasía, interpretada por Vittorio De Sica y Gina Lollobrigida. Con esta obra ganó el Oso de Plata del Festival de cine de Berlín de 1954. Se trata de una comedia rural de costumbres que tuvo sus secuelas en Pan, amor y celos y Pan, amor y Andalucía, esta vez dirigida por el propio De Sica.

En 1960 dirigió la sátira antibélica Todos a casa. Luego dirigió también la versión cinematográfica de la novela de Carlo Cassola sobre la Resistencia, 'La muchacha de Bube', y a mediados de los años 1960 realiza el film dramático El incomprendido (1966).

En 1972 su obra Sembrando ilusiones contó con un singular reparto: Sordi, Bette Davis, Joseph Cotten y Silvana Mangano; con esta película obtuvo dos premios David di Donatello. Ese mismo año realiza Las aventuras de Pinocho, sobre el cuento de Carlo Collodi, en principio pensada para televisión, pero luego distribuida en cines por su calidad y la interpretación de Nino Manfredi.

Murió en Roma el día 6 de abril de 2007 a los 90 años de edad.

(Fuente: Wikipedia)




SEMBRANDO ILUSIONES (1972) Es uno de los mejores films de su director, Luigi Comencini, quien reunió a tres grandes actores protagónicos, la gran Bette Davis, el genial Alberto Sordi y una madura Silvana Mangano en plenitud, más el acompañamiento de grandes secundarios, como Joseph Cotten y el también cantante Domenico Modugno.

Stoker.- Chan-Wook Park (2012)






"¿Sabes? A menudo me he preguntado qué es lo que nos empuja a tener hijos. Y la conclusión a la que he llegado es que en algún momento de la vida nos damos cuenta de que las cosas se han estropeado sin arreglo. Y decidimos volver a empezar, empezar de cero, pasar página. Y tenemos hijos, pequeñas copias nuestras a las que poder decir "Tú harás lo que yo no hice, tú triunfarás donde yo fracasé" Porque queremos que alguien lo haga bien esta vez. Pero no es mi  caso. Sinceramente, estoy ansiosa por ver cómo la vida te va a hacer pedazos. India. ¿Quién eres? Se supone que tendrías que quererme, ¿no?"



"Mis oídos oyen  lo que otros no oyen; cosas pequeñas y lejanas que la gente normalmente no ve son visibles para mí. Estas sensaciones son resultado de toda una vida de deseo, el deseo de ser rescatada, de sentirme completa. Igual que una falda necesita del viento para hincharse, yo estoy hecha de cosas que no son mías. Llevo el cinturón de mi padre ciñendo la blusa de mi madre. Y los zapatos que me ha regalado mi tío. Esta soy yo. Igual que una flor no elige su color, nosotros no somos responsables de lo que acabamos siendo. Sólo cuando has entendido eso puedes ser libre.  Y hacerse adulto es hacerse libre."

Alexandre Dumas -hijo- por él mismo

 
 
Os dejamos algunas citas de Alexandre Dumas -hijo-, el autor de "La dama de las Camelias":

"¿Cómo es que, siendo tan inteligentes los niños, son tan estúpidos la mayor parte de los hombres? Debe ser el fruto de la educación."

"El arte necesita o soledad, o miseria, o pasión. Es una flor de roca, que requiere el viento áspero y el terreno duro."

"El deber es aquello que exigimos de los demás."

"El dinero es el único poder que nunca se discute."

"Es más fácil ser bueno para toda la gente que para alguien."

"El matrimonio es una cadena tan pesada que para llevarla hace falta ser dos y, a menudo, tres."

"Hay mujeres que quieren tanto a sus maridos que, para no usarlos, toman el de sus amigas."

"Haz aquello que puedas decir."

"La esperanza es el mejor médico que yo conozco."

"La experiencia y la filosofía que no conducen a la indulgencia y a la caridad, son dos adquisiciones que no valen lo que cuesta."

"La mujer es un ángel con un diablo en su cuerpo."

"La vida humana se halla dividida en dos fases distintas: los primeros treinta y cinco años son para la experiencia, y el resto, para el recuerdo."

"Las opiniones son como los clavos: cuanto más se golpea sobre ellas, más penetran."

"¿Negocios? Muy simples: y con el dinero de otros."

"No estimes el dinero ni más ni menos que lo que vale: es un buen servidor y un pésimo amo."

"Quien lee mucho sabe mucho; pero quien observa sabe todavía más."

"Prefiero los malvados a los imbéciles, porque aquellos, al menos, dejan algún respiro."

"Todo lo que puede sustituirse con facilidad puede ser abandonado más fácilmente."

La Opera Garnier de Paris


La Ópera Garnier, también conocida como Palacio Garnier u Ópera de París, es uno de los edificios más característicos del IX Distrito de París y del paisaje urbano de la capital francesa. Napoleón III ordenó su construcción al arquitecto Charles Garnier, quien lo diseñó en estilo Neobarroco.
 
Desde e su inauguración en 1875, la ópera fue llamada oficialmente Academia Nacional de Música — Teatro de la Ópera. Conservó su título hasta 1978 cuando fue renombrada Teatro Nacional de la Ópera de París. En 1989 la Compañía de la Ópera trasladó su sede al recién construido Teatro de la Bastilla y su vieja sede recibió el nombre de Palacio Garnier, donde permanece la Academia Nacional de Música. A pesar del cambio de nombre oficial y del traslado de la Compañía de la Ópera, el Palacio Garnier sigue siendo conocido popularmente por el nombre de Ópera de París.



El Rey Luis XIV autorizó al compositor Jean-Baptiste Lully para establecer la Academia real de Música en 1672, la gran institución de arte dramático francesa que comprendía ópera, ballet y música. Aunque la ópera conformó su propia compañía hasta 1669, el ballet de aquel tiempo era simplemente una extensión de ella, desarrollándose en forma independiente del arte dramático. Sin embargo Luis XIV, uno de los grandes arquitectos de ballet barroco (forma artística que evolucionó a ballet clásico), estableció la escuela de ballet en 1661 como Academia real de Danza. Desde 1671 hasta la muerte de Lully, la escuela estuvo bajo la dirección del gran maestro de baile Pierre Beauchamp, el hombre que creó las cinco posiciones del pie.



En 1713 el rey Luis XIV hizo de la Compañía de la ópera una institución estatal, incluyendo una compañía de bailarines profesionales conocidos como el Ballet de la Ópera. Desde esa época hasta la inauguración del Palacio Garnier en 1875, la Academia real de Música tuvo 13 teatros como sede principal, muchos de ellos fueron destruidos por incendios. A pesar de los nombres «oficiales» que recibieron hasta entonces, todos estos teatros fueron comúnmente conocidos como Ópera de París.

El Palacio Garnier fue designado parte de la gran reconstrucción parisiense del Segundo Imperio Francés, promovida por el Emperador Napoleón III, quien escogió al Barón Haussmann para supervisar las obras. En 1858 el Emperador autorizó a Haussmann a derrumbar los 12.000 metros cuadrados requeridos para construir el segundo teatro para las renombradas compañías de ópera y ballet de París. El proyecto se puso en competencia en 1861, y fue otorgado a Charles Garnier (1825–1898). La primera piedra fue puesta en 1861, seguida del inicio de las obras en 1862. Se dice que la esposa del emperador, la Emperatriz Eugenia de Montijo, preguntó a Garnier durante la construcción si el edificio tendría estilo griego o romano, a lo cual respondió: «¡Es en estilo Napoleón III, señora!».



La construcción de la Ópera tuvo varios contratiempos. La obra hubo de ser interrumpida al encontrarse cuevas con aguas subterráneas durante las excavaciones,[1] las cuales tuvieron que ser absorbidas con bombas durante 8 meses. También se interrumpió después del desastre de la Guerra Franco-Prusiana, la caída del Segundo Imperio Francés y la Comuna de París de 1870. Durante esta época la obra continuó en forma esporádica e incluso se rumoreó que la construcción de la Ópera sería abandonada.

Aparece un incentivo para terminar de construir este edificio cuando la antigua Ópera de París, conocida como el Teatro de la Academia real de la Música (también conocida como Teatro de la Academia Imperial de Música), fue destruida por un incendio que duró 27 horas el 29 de octubre de 1873, dejando a París desesperada. Este teatro había sido la sede de la Ópera y Ballet parisina desde 1821, en ella se habían presentado las más grandes piezas maestras, y fue la sede en donde llegó a su apogeo el ballet romántico, al lado del Teatro de Su Majestad en Londres. Después de 1874, Garnier y su equipo de trabajo terminaron el teatro.


El Palacio Garnier fue oficialmente inaugurado el 15 de enero de 1875, con una espléndida ceremonia que incluía la presentación del tercer acto de la ópera La Juive, de Halévy, y extractos de la ópera Les Huguenots, de Meyerbeer. La compañía de ballet presentó un divertimento representado por el maestro de ballet Louis Mérante que consistía en la célebre escena de Le Jardin Animé de Joseph Mazilier, recreada de su ballet Le Corsaire.

Un poco más pequeño en escala que su predecesor, el Teatro de la Academia Real de Música, el Palacio de Garnier está conformado por 11.000 metros cuadrados, tiene una capacidad de aproximadamente 2.200 espectadores y un extenso escenario para 450 artistas. Es un edificio muy vistoso, su estilo es monumental, opulentamente decorado con frisos multicolores elaborados en mármol, columnas y lujosas estatuas, muchas de ellas representando a deidades de la mitología griega. Entre las columnas de la fachada frontal del teatro, hay bustos en bronce de muchos compositores famosos, como Mozart y Beethoven. El interior está adornado en terciopelo, hojas doradas, ninfas y querubines. La araña de luces del auditorio central pesa más de seis toneladas. El área del techo alrededor de la araña tiene una pintura de 1964 hecha por Marc Chagall. Esta pintura ha sido materia de controversia, con muchas personas que sienten que desentona con el conjunto del resto del teatro.



 En 1969 el teatro recibió nuevas instalaciones eléctricas y en 1978 parte del Foyer de la Danse original se convirtió en un nuevo espacio para ensayos de la Compañía de ballet, obra del arquitecto Jean-Loup Roubert. En 1994 comenzó la restauración del teatro, la cual consistió en la modernización de la tramoya y de las instalaciones eléctricas, mientras se restauraba y preservaba el decorado y se fortalecía la estructura del edificio. La restauración fue terminada en 2006.

El texto está tomado de Wikipedia

La Virgen del jilguero - Rafael Sanzio

 

La Virgen del jilguero (en italiano Madonna del cardellino) es una pintura del artista renacentista italiano Rafael Sanzio, datada hacia 1507. Es una pintura al óleo sobre tabla con unas dimensiones de 107 centímetros de alto y 77 cm. de ancho. Se conserva en la Galería Uffizi de Florencia, Italia.

En esta pintura, como en la mayor parte de las Vírgenes de su periodo florentino, Rafael coloco las tres figuras (la Virgen María, el Niño Jesús (a la derecha) y san Juanito) dentro de un dibujo geométrico. Aunque las posiciones de los tres cuerpos son naturales, juntos forman un triángulo prácticamente regular.

La Virgen sostiene un libro, lo que permite identificarla como Sedes Sapientiae («Asiento de la Sabiduría»). El jilguero es un símbolo de la futura muerte violenta de Cristo. San Juan ofrece el jilguero a Cristo como advertencia en relación con su futuro.

La influencia leonardesca se evidencia en muchos rasgos de la obra, como la estructura piramidal y el claroscuro. También se nota en la oscuridad del terreno y del tratamiento atmosférico del paisaje del fondo, que se pierde en las brumas del horizonte. Los rostros del Bautista y de Cristo tiene una impronta inconfundiblemente leonardesca en el esfumado que les rodea y en los rasgos corporales.

La obra fue ejecutada durante la estancia de Rafael en Florencia. La Virgen fue un regalo de bodas de Rafael a su amigo Lorenzo Nasi. El 17 de noviembre de 1548 la casa de Nasi quedó destruida por un terremoto, y la pintura se partió en diecisiete fragmentos. Del rápido daño, escribe en el año 1568 Giorgio Vasari: «Encontraron las piezas entre el mortero de las ruinas fueron donde Battista, hijo de Lorenzo, muy amante del arte, para que la rehiciera de la mejor manera que pudiese». Fue restaurada poco después, pero el daño aún resulta visible.