Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

sábado, 18 de mayo de 2013

Please Mr. Postman

 
 


A veces uno empieza a hablar de lo más insospechado por un motivo que no esperaba. Es lo que ha ocurrido hoy a raiz de la foto que encabeza el texto y de la que desconozco el autor o el título. El caso es que me trajo a la memoria la canción "Please Mr. Postman", un tema que tuvo al menos tres momentos gloriosos, el primero como sencillo de debut de "The Marvelettes" (por entonces The Marvels) para el sello Tamla (Motown) logrando encaramarse a lo más alto de las lista...s en el año 1961. La voz era de Gladys Horton y en la letra se cantaba la esperanza de que el cartero le trajera carta de su novio que estaba ausente en la guerra. La instrumentación correspondía a "The Funk Brothers" que incluía a Marvin Gaye en la batería.
 
 
 
The Marvelettes y la versión original de "Please Mr. Postman"
 
 
Posteriormente la canción fue versionada por los Beatles para su álbum "With the Beatles" (1963) aunque ya llevaban tiempo tocándola en sus actuaciones en directo en el "Cavern club". La voz corría a cargo de John Lennon.
 
 
La versión de los Beatles con subtítulos
 
La tercera etapa de la canción sería su grabación por parte del grupo "The Carpenters" que la llevaría de nuevo a lo más alto de las listas a principios de 1975.

 
 
Y la versión de "The Carpenters"




Fragmentos de "Las uvas de la ira" (1939) - John Steinbeck



 
Esta crisis ha provocado ya que más de seis millones de personas hayan perdido su empleo y muchos estén marchando fuera de nuestras fronteras a buscar desesperadamente un trabajo. En este escenario es imposible no acordarse de la novela "Las uvas de la ira" (The grapes of wrath) que el gran John Steinbeck (1902-1968) escribió en 1939 y por la que recibió el premio Pullitzer en 1940. El libro resultó en extremo polémico y transgresor en su tiempo al atreverse a poner las cartas boca arriba en una nación como EEUU. La obra hablaba de todas las penurias que sufrieron miles de trabajadores tras la gran crisis de 1929 y de cómo luchaban por encontrar una salida a aquella horrenda situación. Steinbeck se forzó en exaltar en su novela los valores de la justicia y la dignidad humana, dos pilares fundamentales que se ven atacados inmisericordemente cuando no hay trabajo, máxime cuando campea la más cruel de las injusticias económica y política. Entre otras muchas cosas, también nos haría falta un libro así por estos lares. No tardó John Ford en llevar la novela al cine, y ya en 1940 presentaba una película -del mismo nombre que la novela - que con un dignísimo Henry Fonda y con una soberbia Jane Darwell, lograban también en este medio, una verdadera obra maestra. La imagen que acompaña el texto pertenece a la película. Y ahora unos párrafos:

"La lluvia dejó de caer. En los campos quedó el agua, reflejando el cielo gris y la tierra susurró con el agua en movimiento. Y los hombres salieron de los graneros y los cobertizos. Se acuclillaron y contemplaron la tierra anegada. Callaban. Y a veces hablaban muy quedamente.
No hay trabajo hasta la primavera. No hay trabajo.
Y si no hay trabajo... no hay dinero ni comida
Un hombre que tiene un tiro de caballos, que los usa para arar, cultivar y segar, a él nunca se le ocurriría dejarlos que se murieran de hambre cuando no están trabajando.
Esos son caballos... nosotros somos hombres.
Las mujeres miraron a los hombres, los miraron para ver si al fin se derrumbarían. Las mujeres permanecieron calladas, de pie, mirando. Y en donde un grupo de hombres se juntaba, el miedo dejaba sus rostros y la furia ocupaba su lugar. Y las mujeres suspiraron de alivio porque sabían que todo iba bien, que esta vez tampoco se irían abajo; y que nunca lo harían en tanto que el miedo pudiera transformarse en ira.
Pequeños brotes de hierba salieron de la tierra, y al cabo de pocos días, con el comienzo del año, las colinas se vistieron de color verde pálido."
(...)

" Y entonces, de improviso, las máquinas los desalojaron y los lanzaron a hormiguear por los caminos. El movimiento los transformó; las carreteras, los campamentos a lo largo de los caminos, el miedo del hambre y el hambre misma los transformaron. Los niños sin pan los transformaron, la eterna mudanza de un sitio a otro los transformó. Eran emigrantes. Y la hostilidad de los otros los transformó, los soldó unos a otros, los unió... esa hostilidad que se manifestaba en los pueblos en que los ciudadanos se agrupaban y armaban como para repeler a un invasor..., escuadrones con mangos de azadas, empleados y pequeños comerciantes con rifles guardando el mundo contra su propia gente."

(...)
"- Quizá podamos comenzar de nuevo... en la nueva tierra de promisión en California, donde crece la fruta.
- Pero no puedes comenzar. Sólo un recién nacido puede comenzar. Tú y yo... ¡pero si somos todo lo que ha sido! La ira de un momento, las mil imágenes... eso somos nosotros. ¡Esta tierra, esta tierra roja, somos nosotros!..., y los años de inundación y los años de polvo y los años secos somos nosotros. No podemos comenzar de nuevo. Al mercader de viejo le vendimos nuestra amargura... claro que él la recibió, pero nosotros también la tenemos aún. Y cuando el amo nos dijo que nos fuésemos, ésos éramos nosotros; y cuando el tractor destrozó nuestra casa, éramos nosotros que aún no habíamos muerto. A California, o a cualquier sitio, cada uno de nosotros es un tambor mayor, que dirige un desfile de dolores, que marcha con nuestra amargura. Y algún día... los ejércitos de amargura irán todos por el mismo camino. Y todos marcharán juntos, y a su vista, el mundo temblará de terror."

(...)
"-¿No piensas en qué pasará cuando lleguemos? ¿No temes que quizá no sea tan bonito como pensamos?
-No —replicó con rapidez. No lo temo. No debes hacer eso.
-Yo tampoco. Es demasiado, es vivir demasiadas vidas. Delante de nosotros hay mil vidas distintas que podríamos vivir, pero cuando llegue, sólo será una. Si voy adelante en cada una de ellas, es excesivo. "

(…)
"Decía que una vez se fue al desierto a encontrar su propia alma y descubrió que no tenía un alma que fuera suya. Que descubrió que sólo tenía un pedacito de una enorme alma. Decía que el desierto no servía de nada porque su pedacito de alma no servía, a menos que estuviera con el resto, a menos que estuviera con el resto, y estuviera entera. Es curioso lo que recuerdo. Ni siquiera me daba cuenta de que estuviera escuchando. Pero ahora sé que un hombre no sirve para nada si está solo"

Frank Capra


«Creía que un drama era cuando llora el actor, pero la verdad es que lo es cuando llora el público». 
                      FRANK CAPRA (18 de mayo de 1897 -  3 de septiembre de 1991) 









Frank Capra fue un director de cine estadounidense de origen italiano ganador de tres premios Óscar. Es autor de algunas películas muy populares de la década de los 30 y 40 como los clásicos ¡Qué bello es vivir! o Mr. Smith Goes to Washington, entre otras.

Nacido con el nombre de Francesco Rosario Capra en Sicilia, Capra emigró a los Estados Unidos a la edad de seis años (1903) con su padre Salvatore, su madre Rosaria Nicolosi y sus hermanos Giuseppa, Giuseppe y Antonia. En California se reúnen con Benedetto Capra, (el hermano mayor) y se asientan en Los Angeles, California, donde Frank Capra cursó estudios en el Instituto Tecnológico de California (conocido entonces como el Throop Institute) obteniendo el grado de ingeniero químico. El 18 de octubre de 1918, se enrola, tras su graduación, en el ejército americano como profesor, siendo licenciado el 13 de diciembre de 1920 al contraer la gripe española. Ese año obtiene la ciudadanía estadounidense.

Al igual que otros directores de los años 30 y 40, Capra comenzó su carrera en el cine mudo, destacando como director y guionista de comedias protagonizadas por Harry Langdon y sus chicos. En 1930 Capra fue a trabajar para Mack Sennett y se trasladó a la Columbia Pictures donde colaboró estrechamente con el guionista Robert Riskin (marido de Fay Wray) y el cámara Joseph Walker. En 1940, Sidney Buchman substituye a Riskin.

Tras los Premios de la Academia (Óscar) a mejor director y mejor película por It Happened One Night, en 1934, que también ganó los galardones para el mejor actor y actriz (Clark Gable y Claudette Colbert), Capra dirigió una serie de películas para Columbia de corte espiritual y humanitario. La más conocido es Mr. Deeds Goes to Town, las originales Lost Horizon, You Can't Take It with You y Mr. Smith Goes to Washington. Estuvo durante diez años sin dirigir otras comedias hasta la clásica Arsenic and Old Lace. Entre los actores que obtuvieron su éxito gracias a Capra están Barbara Stanwyck, James Stewart, Gary Cooper y Jean Arthur.

Las películas de Capra disfrutaron de un importante éxito en los premios de la academia. It Happened One Night fue la primera película que ganó los cinco Óscar más importantes (a la mejor película, al mejor director, al mejor actor, a la mejor actriz y al mejor guion adaptado). En 1936, Capra gana su segundo Óscar a la mejor dirección por Mr. Deeds Goes to Town y en 1938 gana el tercero por You Can't Take It with You con el que ganó también el Óscar a la mejor película.

Entre 1942 y 1948, produjo el film State of the Union, y dirigió o co-dirigió ocho documentales de guerra incluyendo Prelude to War (1942), The Nazis Strike (1942), The Battle of Britain (1943), Divide and Conquer (1943), Know Your Enemy Japan (1945), Tunisian Victory (1945) y Two Down and One to Go (1945). Su serie documental Why We Fight, que también ganó el premio de la Academia, es considerado una obra maestra de la propaganda de guerra. Capra se encaró a la tarea de convencer a un país para entrar en guerra, motivar a las tropas y obtener la alianza de la URSS, entre otras cuestiones de crucial importancia.

¡Qué bello es vivir! (1946) es quizás la película más conocida de Capra. A pesar de no ser muy bien considerada por algunos sectores, fue nominada para cinco Óscar, incluidos el de mejor director y mejor fotografía.

La película ha renacido gracias a la televisión, donde se ha convertido en un clásico de las Navidades en muchos países. Al expirar el copyright de la película, esta pasó a ser de dominio público y las emisoras de televisión creyeron que podían emitirla sin pagar royalties. Con este nuevo medio de comunicación, ¡Qué bello es vivir! ha quedado como una tradición navideña más.

A pesar de que el copyright del film había expirado, estaba todavía protegido en virtud de haber sido realizado basándose en otro material que sí estaba protegido, como el guion, la música, etc. la impugnación de la Corte Suprema de los Estados Unidos impidió su reemisión y en la actualidad solo puede verse en unas pocas cadenas, como la americana NBC.

El American Film Institute la considera como uno de las mejores películas de la historia, estando en la undécima posición de la AFI's 100 Years... 100 Movies una lista de los mejores films americanos.

La última película de Capra fue Pocketful of Miracles, de 1961, con Glenn Ford y Bette Davis. Capra habría querido hacer una película de ciencia ficción más adelante, pero no consiguió que éste superara la etapa de pre-producción. Algunos de los últimos trabajos del director consistieron en la producción de series científicas para la televisión.

En 1982 fue homenajeado por el American Film Institute por su obra.


En 1971, Capra publicó su autobiografía, The Name Above the Title. Sin entrar en detalles, ofrece un autorretrato de obligada lectura para la comprensión de esta figura del cine.

Capra fue también el sujeto de una biografía escrita en 1991 por Joseph McBride titulada Frank Capra: The Catastrophe of Success. McBride corrige muchas de las impresiones dejadas por Capra en su autobiografía.

(Fuente: Wikipedia)




¡QUE BELLO ES VIVIR! (It's a Wonderful Life) es una película estadounidense de 1946. Se trata de un clásico del cine norteamericano, y es la película que más se ha emitido en las televisiones de todo el mundo durante las fechas navideñas.Fue dirigida por Frank Capra y está protagonizada por James Stewart y Donna Reed.







Pocketful of Miracles (conocida en Argentina como Milagro por un día y en España como UN GANGSTER PARA UN  MILAGRO) es una película estadounidense de 1961, del género de comedia, dirigida por Frank Capra. Protagonizada por Glenn Ford, Bette Davis, Peter Falk, Hope Lange, Thomas Mitchell, Ann-Margret, Edward Everett Horton, Jack Elam y Arthur O'Connell en los papeles principales. Es la segunda versión dirigida por Capra, sobre el mismo argumento, la primera fue Dama por un día (1933).