Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

domingo, 7 de abril de 2013

Oliver Sacks.- El hombre que confundió a su mujer con un sombrero



"Pareció también decidir que la visita había terminado y empezó a mirar en torno buscando el sombrero. Extendió la mano y cogió a su esposa por la cabeza intentando ponérsela. ¡Parecía haber confundido a su mujer con un sombrero! Ella daba la impresión de  estar habituada a aquellos percances. Yo no podía explicar coherentemente lo que había ocurrido de acuerdo con la neurología convencional (o neuropsicología). El doctor P. parecía estar por una parte en perfecto estado y por otra absoluta e
incomprensiblemente trastornado. ¿Cómo podía, por un lado, confundir  a su mujer con un sombrero, y, por otro, trabajar, como trabajaba al parecer, de profesor en la Escuela de Música? "

(...) "No identificó en realidad a nadie: ni a su familia ni a los colegas ni a los alumnos; ni siquiera se reconocía él mismo. Identificó en una foto a Einstein por el bigote y el cabello característicos; y lo mismo sucedió con una o dos personas más.
—¡Ah sí, Paul! —dijo cuando le enseñé una foto de su hermano—.
Esa mandíbula cuadrada, esos dientes tan grandes... ¡Reconocería a Paul en cualquier parte!
¿Pero había reconocido a Paul o había identificado uno o dos de sus rasgos y podía en base a ellos formular una conjetura razonable sobre su identidad? Si faltaban «indicadores» obvios se quedaba totalmente
perdido. Pero no era sólo que fallase la cognición, la gnosis; había algo fundamentalmente impropio en toda su forma de proceder. Abordaba  aquellas caras (hasta las más próximas y queridas) como si fuesen
pruebas o rompecabezas abstractos. No se relacionaba con ellas, no contemplaba. Ningún rostro le era familiar, no lo veía como correspondiendo a una persona, lo identificaba sólo como una serie de elementos, como un objeto. Así pues, había gnosis formal pero ni rastro de gnosis personal. Y junto a esto estaba su indiferencia o ceguera, a la expresión. Un rostro es, para nosotros, una persona que mira... vemos,
digamos, a la persona, a través de su persona, su rostro. Pero para el  doctor P. no existía ninguna persona en este sentido... no había persona exterior ni persona interior."

(...) "Nada le parecía familiar. Visualmente se hallaba perdido en un mundo de abstracciones sin vida. No tenía en realidad un verdadero mundo visual, lo mismo que no tenía un verdadero yo visual. Podía
hablar de las cosas pero no las veía directamente."

Billie Holiday



" Siempre estoy volviendo, pero nadie me dice de dónde."

                                 BILLIE HOLIDAY 

(7 de abril de 1915 -  17 de julio de 1959)






Entre las voces femeninas del jazz, la de Billie Holiday constituye un caso singular por lo azaroso de su vida contada por ella misma en su famosa autobiografía titulada: "Lady Sings The Blues". En ella, Billie Holiday relata como fue su vida desde la misma infancia: violación, acusaciones de prostitución, reformatorios, alcohol, drogas, racismo, cargos por tráfico de estupefacientes, cárcel, inhabilitación para cantar y, por último, la muerte.

     Eleanora Fagan, que así se llamaba en realidad, nació en el gueto negro de Baltimore y su padre, Clarence Holiday tocaba la guitarra y el banjo en la banda de Fletcher Henderson. Se interesó por la música a los diez años influenciada por Bessie Smith y Louis Armstrong, cuando los escuchaba en el gramófono de su casa a ambos.
 En 1930, recorriendo Harlem en busca de trabajo, entra en un pequeño club que se llamaba: "Pod's and Jerry's" situado en la Calle 133, ofreciéndose como bailarina. El resultado de la prueba es un desastre y a instancias del pianista se atreve a cantar. Cuando canta "Trav'lin All Alone", las conversaciones en el bar se paran y ahí empieza todo. En 1933, John Hammond, productor musical va a oírla cantar en el club "Log Cabin" y maravillado, habla con Benny Goodman quien el 27 de noviembre de aquel año le abre para toda la vida las puertas de un estudio de grabación.

     Con Goodman, permanece poco tiempo y empieza a cantar en clubes mas importantes. Actúa en el famoso "Apollo Theatre" y es contratada por Joe Glaser, el manager de Louis Armstrong. En 1935 aparece cantando con la orquesta de Duke Ellington en la película "Simphony in Black" e inicia una larga y fructífera relación musical con el pianista Teddy Wilson en el sello Columbia. Con Wilson graba cerca de un centenar de canciones y junto a ella tocan los grandes solistas de la época: Ben Webster, Johnny Hodges, Bunny Berigan, Roy Eldridge y sobre todo, Lester Young, con quien alcanzaría una simbiosis creativa del que se encuentran pocos ejemplos en la historia del jazz.

     También cantó en la orquesta de Count Basie en 1937 y en 1938 con Artie Shaw, pero el mundo de las grandes orquestas no era el suyo y sus experiencias como vocalista de bigband entre 1936 y 1938 no le dejaron grandes recuerdos. Holiday, se transformó en una estrella de los escenarios de los clubes de New York a principios de los 40, y consigue un contrato de larga duración en el famoso club del Greenwich Village, el "Café Society", regentado por el judío, Barney Josephson, antirracista y de ideas claramente progresistas. Billie tenía solo veinticuatro años y ya era una cantante objeto de culto entre sus seguidores.

     En 1943, ganó por primera vez la encuesta de críticos organizada por la revista "Esquire" por delante de Mildred Bailey y de Ella Fitzgerald y al año siguiente grababa para el pequeño, pero selecto sello Commodore, una serie de temas magníficos entre los que destaca su emblemático "Strange Fruit" un alegato antirracista demoledor y el maravilloso "Fine and Mellow" un hermoso blues. En 1945, se casó con el trompetista, Joe Guy, también adicto a la heroína y en agosto de ese año, grabó la versión de referencia del tema "Don't Explain" uno de sus canciones mas hermosas. 1946 la vio participar en un concierto en el teatro neoyorquino Town Hall y la aparición en una película junto a Louis Armstrong, titulada, "New Orleáns", interpretando el papel de una sirvienta.

     Sin embargo, la historia de su vida va cuesta abajo a partir de 1950. Cantó en Chicago con Miles Davis y se reencontró con Lester Young en Philadelphia. Norman Granz la contrató para su sello discográfico y también la incluyó en las giras del JATP y en 1953, viajó por primera vez a Europa. A su regreso, ingresó voluntariamente en una clínica para intentar rehacer su vida y tuvo una efímera recuperación que aprovechó para reaparecer en un capitulo televiso dedicada a las "Siete Artes" de la CBS titulada "The Sound of Jazz". El memorable y estremecedor "Fine and Mellow" que cantó acompañada de Lester Young puede considerarse un hito en la historia del jazz. El álbum de 1958, "Lady in Satin", encontró a la artista de 43 años de edad haciendo grandes esfuerzos para cantar como en los mejores tiempos, y al año siguiente falleció. Cuatro meses antes, lo había hecho su admirado Lester Young.

     Su muerte pareció una cruel burla del destino; moribunda e inconsciente en la cama del hospital, la policía intentó esposarla acusada de consumir heroína mientras agonizaba.  


(Fuentes:  http://www.apoloybaco.com/billieholidaybiografia.htm y  Wikipedia)

















STRANGE FRUIT
(Fruta rara en español) es una pieza musical de 1939 de la cantante afroamericana Billie Holiday que se hizo mundialmente famosa. Compuesta y escrita por Abel Meeropol, la canción fue una de las obras de arte que predicó con más fuerza en contra de los linchamientos en los estados del sur de los EE. UU. y uno de los primeros lemas del movimiento por los derechos civiles estadounidense. La expresión Strange Fruit se estableció como símbolo de los linchamientos.

En la canción se habla del cuerpo de un negro que cuelga de un árbol. La letra obtiene su fuerza emocional de confrontar la imagen bucólica del sur tradicional con la realidad de los linchamientos. En la segunda estrofa, por ejemplo, se dice: Pastoral escena del galante sur/los ojos abultados, la boca torcida/el aroma de las magnolias, dulce y fresco/y de pronto el olor de la carne quemada.





GOD BLESS THE CHILD
es una canción escrita por Billie Holiday y Arthur Herzog Jr. en 1939. Fue grabada por primera vez el 9 de mayo de 1941, habiendo sido a la fecha interpretada por varios cantantes, desde la misma Billie Holiday o Ella Fitzgerald hasta Eric Dolphy y Keith Jarret.






SUMMERTIME es una nana compuesta por George Gershwin, con letra de DuBose Heyward, Dorothy Heyward e Ira Gershwin como aria para la ópera Porgy y Bess, de 1935. Alcanzó una enorme popularidad desde el estreno de Porgy y Bess, y fue rápidamente adoptada y adaptada por cantidad de músicos de jazz.En septiembre de 1936, una grabación de BILLIE HOLLIDAY fue la primera en llegar a las listas de éxitos de EE.UU.

Gershwin comenzó a componer la canción en diciembre de 1933, tratando de crear su propio espiritual inspirándose en el estilo de la música popular afro-americana de la época. La canción se interpreta varias veces a lo largo de la ópera Porgy y Bess, La primera vez, por Clara en el acto I, como una canción de cuna, mientras arrulla a su bebé. Poco después, es nuevamente interpretada por Clara como contrapunto a la escena del juego de dados en el acto II. Finalmente, en el acto III, interpretada por Bess, cantándole al bebé de Clara.

Fue grabada por primera vez por Abbie Mitchell el 19 de julio de 1935, con George Gershwin tocando el piano y dirigiendo la orquesta.

Forma parte del Great American Songbook. Se ha convertido en una de las canciones más versionadas a lo largo del siglo XX, con unos 32.000 diferentes versiones registradas

Persona.- Ingmar Bergman, 1966



“¿Crees que no lo entiendo? El sueño imposible de ser. No de parecer, sino de ser. Consciente en cada momento. Vigilante. Al mismo tiempo, el abismo entre lo que eres para los otros y para ti misma, el sentimiento de vértigo y el deseo constante de, al menos, estar expuesta, de ser analizada, diseccionada, quizás incluso aniquilada. Cada palabra una mentira, cada gesto una falsedad, cada sonrisa una mueca.”

Winston Churchill y los venenos

Winston Churchill y Bernard Law Montgomery

 
Una vez Winston Churchill acudió junto a Nancy Witcher Langhorne Astor (la primera mujer que accedió a la Cámara de los Comunes) a visitar a los Duques de Marlborough en su castillo de Blenheim. Las relación entre el premier británico y Lady Astor no era precisamente buena, de hecho ambos se llegaron a reconocer en más de una ocasión como enemigos políticos. Durante esa visita a los duques se cuenta que Lady Astor le comentó:

- Si usted fuera mi marido yo le daría veneno en el desayuno.
  Churchill, como siempre agudo e ingenioso, le respondío: 
- Señora, si usted fuera mi esposa yo no dudaría en tomármelo”.


Dos de los grandes personajes ingleses de la Segunda Guerra Mundial fueron sin duda Winston Churchill y Bernard Law Montgomery a los que podemos ver en la foto que acompaña el texto. En cierta ocasión el mariscal Montgomery que tenía una fuerte rechazo hacia el tabaco e inevitablemente chocaba frontalmente con la afición a los cigarros de Winston Churchill, se dirigió a este y le dijo:

— Yo no bebo ni fumo. Duermo bastantes horas. Por eso estoy en forma al ciento por ciento.
  Y Churchill respondió
  — Yo bebo mucho, duermo poco y fumo un cigarro tras otro. Por eso estoy en forma al doscientos por ciento.


En otra ocasión le advirtieron a Churchill, dada su afición a los puros, si era conocedor de que el tabaco era un veneno lento y el contestó con sus muchos años !Y tan lento! Murió con 91años.  (Esta última la cito de memoria y puede haber diferencias con la original, pues hace mucho que la leí y no logro encontrar la anécdota en internet)

De amores, pan, cebolla y pirámides

Curiosamente, las maravillosas pirámides de Egipto deben mucho a las bondades de la cebolla. Parece ser que las cebollas egipcias eran dulces y se ingerían crudas, acompañadas de algo de pan, como único desayuno. Los faraones, la tenían como un gran complemento energético y nutritivo, motivo por el cual, pasado el desayuno, también la suministraban en grandes cantidades a los obreros que se encargaban de levantar aquellas interminables estructuras. Tan arraigado está este alimento en Egipto, que incluso hoy se mantiene el consumo de cebolla cruda como principal acompañamiento para el pan. 
Y es que siempre ha sido un alimento socorrido para calmar el hambre de los más desfavorecidos. Así no es de extrañar que se hiciera tan famoso el dicho de "Contigo pan y cebolla" que alude al sacrificio del bienestar por el amor, (los enamorados siempre tan frugales) y asocia el consumo de la cebolla con la pobreza. La profesora Carmen Simón aseguraba que en otros tiempos, se podía identificar rápidamente a un villano por el olor a ajo y cebolla que desprendía. Sin duda la necesidad siempre crea perversas etiquetas.

La frase "Contigo pan y cebolla" hizo fortuna en la literatura y por poner algún ejemplo, mencionaremos a Manuel Eduardo de Gorostiza quien publicó una comedia con este título en 1833 o Benito Pérez Galdós en su libro "Tristana" (1892), donde refleja este dicho en el siguiente párrafo:

"¡Vaya, que a una mujer de tu temple salirle con la monserga de las tijeras y el dedalito, de la echadura de huevos, del amor de la lumbre, y del contigo pan y cebolla! Mucho cuidado, hija mía, mucho cuidado con esas seducciones para costureras y señoritas de medio pelo..."

Otro ejemplo en la literatura lo hayamos en "La forja de un rebelde"(1958) del pacense Arturo Barea:

"Vea usted, Rafael, lo que se ha perdido. No puede uno enamorarse. Eso de contigo pan y cebollas es un cuento. El domingo se viene su mujer y usted a comer a casa. Ya le diré yo a Emilia que prepare algo bueno"

Existe una variante de este refrán que dice así: "Contigo, pan y cebolla, y con la otra, ni olla".

Pero también es cierto que a veces ni siquiera había pan y todo era cebolla, como nos recuerdan aquellas famosas y dolorosas "Nanas de la cebolla" que Miguel Hernández dedicaba desde la cárcel a su esposa e hijo. Imposible olvidarla:

"La cebolla es escarcha / cerrada y pobre. / Escarcha de tus días / y de mis noches. / Hambre y cebolla, / hielo negro y escarcha / grande y redonda".

Pero como todo, la simbología de las cosas depende de quien la mire, y así después de haber ayudado a los más pobres a levantar las pirámides, también estaba presente en las mesas de ofrendas a los difuntos ricos del país del Nilo, donde este bulbo aparece como representación de la vida eterna. Decían que su olor estimulaba la respiración de los muertos y como no, a llorar a sus dolientes.



Picasso por él mismo (Citas)

 


"Todo lo que puede ser imaginado es real."

"Un pintor es un hombre que pinta lo que vende. Un [artista], en cambio, es un hombre que vende lo que pinta."

"Yo hago lo imposible, porque lo posible lo hace cualquiera."

"Yo no busco; yo encuentro."

"Con la gente que me resulta indiferente solo soy amable"

"Hay dos clases de mujeres: diosas y felpudos"

"Un hombre tiene la edad de la mujer que ama"

"Desde niño pintaba como Rafael, pero me llevó toda una vida aprender a dibujar como un niño"

"Cuando dicen que soy demasiado viejo para hacer una cosa, procuro hacerla enseguida."

"Cuando comienzas un retrato y buscas una forma pura, un volumen limpio, a través de eliminaciones sucesivas, llegas inevitablemente al huevo. Del mismo modo, comenzando con el huevo y siguiendo el mismo proceso a la inversa, terminas con el retrato".

"Cuando no tengo rojo, pongo negro."

"Cuando se es joven, se es joven para toda la vida".

"Cuando yo era pequeño mi madre me decía: Si te haces soldado llegarás a general, si te haces cura, llegarás a ser Papa. En cambio de todo eso decidí ser pintor y me convertí en Picasso."

"El arte es la mentira que nos ayuda a ver la verdad."

"El arte no es casto, debería prohibírselo a los ignorantes inocentes, no poner jamás en contacto con él a quienes no están suficientemente preparados. Sí, el arte es peligroso. Si es casto, no es arte."

"El principal enemigo de la creatividad es el buen gusto"

"El que se guarda un elogio, es porque se lo merece."

"En cuestiones de pintura un experto sólo puede dar malos consejos porque ellos son los únicos con derecho a equivocarse."

"La acción es la llave fundacional de todo éxito."

"La calidad de un pintor depende de la cantidad de pasado que lleve consigo."

"La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando."

"La pintura es más fuerte que yo, siempre consigue que haga lo que ella quiere"

"La pintura no ha sido hecha para decorar los departamentos. Es un instrumento de guerra ofensiva y defensiva contra el enemigo."

"Los grandes artistas copian, los genios roban."

"No hay arte abstracto. Siempre hay que empezar con algo. Después puede eliminar todos los rastros de la realidad."

"¿Qué es el arte? Si lo supiera, tendría buen cuidado de no revelarlo."

"Yo no pinto lo que veo, pinto lo que pienso."

"Yo no evoluciono, yo soy. En el arte, no hay ni pasado, ni futuro. El arte que no está en el presente no será jamás."

"Los ordenadores son inútiles. Sólo pueden darte respuestas."


Virginia Woolf.- Sobre las palabras





"Están llenas de ecos, de memorias, de asociaciones. Han estado por todas partes: en los labios de la gente, en las calles, en sus casas, en los campos, por tantos siglos.
(...) Son la más salvaje, libre, la más irresponsable, la más inenseñable de todas las cosas. Por supuesto, puedes atraparlas y distribuirlas y colocarlas en orden alfabético en los diccionarios. Pero las palabras no viven en diccionarios. Viven en la mente.
(...) Son altamente sensibles, y fácilmente se incomodan y apenan. No les gusta que se discuta su pureza o impureza. Son muy democráticas, también. Piensan que una palabra es tan buena como la otra, y las palabras mal educadas tan buenas como las educadas, y las incultas tan buenas como las cultas: no hay rangos ni títulos en su sociedad. Tampoco les gusta ser examinadas por separado. Se pasean juntas, en enunciados, en párrafos - a veces en páginas enteras a la vez. 
Odian ser útiles, odian hacer dinero, odian que se les den lecciones en público. En pocas palabras, odian cualquier cosa que les estampe un significado o las confine a una actitud, pues su naturaleza es cambiar."


Palabras sobre las palabras, en lo que parece ser la única grabación que existe de la voz de Virginia Woolf, una colaboración para la serie de la BBC:  Las palabras me fallan (Words fail me) que data de 1937, pocos años antes de su muerte.


Leopoldo María Panero.- cita




"Ay de aquel para el cual el otro haya dejado para siempre de ser un misterio, y se transforme en un libro abierto: este hombre ha muerto para el amor."

Leopolodo María Panero.-El contorno del abismo.

Imagen: René Magritte.- Los amantes II

Ludwig Wittgenstein.- Observaciones



"No podemos decir la verdad, si aún no nos hemos conquistado a nosotros mismos. No podemos decirla, pero no porque aún no seamos lo suficientemente inteligentes, la verdad solo puede ser dicha por quien ya se siente como en casa con ella; no por quien aún vive en la falsedad, que no hace más que intentar alcanzarla desde la falsedad."

"Por lo que más quieran, ¡no tengan miedo de decir cosas sin sentido! Tan solo no dejen de prestar atención a su sinsentido."

Observaciones. Ludwig Wittgenstein.