Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

viernes, 5 de abril de 2013

Gregory Peck

"No soy un altruista,me resulta embarazoso que me clasifiquen como individuo humanitario. Simplemente participo en actividades (benéficas) en las que tengo fe".GREGORY PECK, tras enterarse de que recibiría el Premio Humanitario Jean Hersholt en 1968.


                          GREGORY PECK  (5 de abril de 1916 - 12 de junio de 2003)







Eldred Gregory Peck fue uno de los actores estadounidenses más importantes de los años 40, 50 y 60.

Nació el 5 de abril de 1916 en La Jolla, California. Sus padres se divorciaron cuando él todavía era muy niño y su infancia transcurrió en compañía de su abuela, una gran aficionada al cine.

Cuando llegó el momento de acabar sus estudios secundarios, Gregory quiso estudiar Medicina (su padre era farmacéutico) pero abandonó la idea en plena Universidad de Berkeley para enrolarse en el grupo de teatro de la facultad.

Poco después se fue a actuar y a estudiar interpretación a Nueva York en el Neighborhood Playhouse.

A comienzos de los años 40 logró debutar en los escenarios de Broadway con obras como "The Morning Star" o "The Willow And I". Estas actuaciones consiguieron que los siempre atentos hombres de Hollywood se fijasen en él y le requirieran el traslado a su estado natal, California.

  

Su debut cinematográfico se produjo con "Days Of Glory" (1944), una película dirigida por el francés Jacques Tourneur.

Con su segunda película Peck consiguió el estatus de estrella. Esa película fue "Las Llaves Del Reino" (1944), un título de John M. Stahl por el que logró una nominación al premio Oscar.

Más tarde intervino en cintas como "Recuerda" (1945) de Alfred Hitchcock, "El Valle Del Destino" (1945) de Tay Garnett, "Duelo Al Sol" (1946) de King Vidor, "El Despertar" (1946) de Clarence Brown, "La Barrera Invisible" (1947) de Elia Kazan, "Pasión En La Selva" (1947) de Zoltan Korda, "El Proceso Paradine" (1948) de Hitchcock, "Cielo Amarillo" (1948) de William Wellman, "El Gran Pecador" (1949) de Robert Siodmak, o "Almas En La Hoguera" (1949), film de Henry King con Peck interpretando a un general de la aviación estadounidense en la Segunda Guerra Mundial.

Casi todas ellas consiguieron el éxito crítico y comercial, y afianzaron la alta figura de Gregory Peck entre los actores más significativos del momento.

Por sus interpretaciones en “El Despertar”, "La Barrera Invisible" y "Almas En La Hoguera" logró nuevas nominaciones al Oscar, premio que todavía se le resistía.

En el año 1942 contrajo matrimonio con Greta Kukkonen, de la que terminó divorciándose en 1955.

Los años 50 y 60 continuaron ofreciendo buenas oportunidades para el lucimiento de Peck, algunas veces como héroe y otras como vulnerable ciudadano medio.

Sus títulos más destacados en este decenio son el western "El Pistolero" (1950) de Henry King, la película de aventuras "El Hidalgo De Los Mares" (1951), aventuras marítimas dirigidas por Raoul Walsh con Virginia Mayo como compañera de reparto, "Las Nieves Del Kilimanjaro" (1952), película dirigida de nuevo por Henry King (uno de sus directores más habituales), "El Mundo En Sus Manos" (1952) de Walsh, la comedia romántica co-protagonizada por Audrey Hepburn "Vacaciones En Roma" (1953) de William Wyler, "Llanura Roja" (1954) de Robert Parrish, "El Hombre Del Traje Gris" (1956) de Nunnally Johnson, "Moby Dick" (1956) de John Huston, "Mi Desconfiada Esposa" (1957) de Vincente Minnelli, "Horizontes De Grandeza" (1958) de Wyler, "El Vengador Sin Piedad" (1958) de Henry King, "La Hora Final" (1959) de Stanley Kramer, "Los Cañones De Navarone" (1960) de Jack Lee Thompson, "El Cabo Del Terror" (1962) de nuevo con Lee Thompson, "Matar a Un Ruiseñor" (1962) de Robert Mulligan, "Espejismo" (1965) de Edward Dmytryk, o "Arabesco"(1966) de Stanley Donen.

Por su actuación como el abogado Atticus Finch en "Matar A Un Ruiseñor" Peck consiguió por fin el Oscar al mejor actor.

En cuanto a sus relaciones sentimentales y después de divorciarse de Greta Rice, Peck se casó con la periodista francesa Veronique Passani a finales de 1955.

Los años 70 conocieron el comienzo del declive cinematográfico para Gregory Peck.

Por lo general sus películas en esta etapa no alcanzaron los logros de tiempos pretéritos, siendo las más destacadas la cinta de terror "La Profecía" (1976) de Richard Donner, "Mac Arthur, El General Rebelde" (1977) de Joseph Sargent, o "Los Niños Del Brasil" (1978), film de Franklin J. Schaffner en el que encarnó a Josef Mengele.
  

A finales del decenio sus apariciones cinematográficas se hicieron intermitentes, participando en títulos como "Gringo Viejo" (1989) de Luis Puenzo, o en "El Cabo Del Miedo" (1991), remake de "El Cabo Del Terror" dirigido por Martin Scorsese.

Al margen de su labor interpretativa, Gregory Peck, de ideología liberal y religión católica, dedicó parte de su tiempo a colaborar con diferentes asociaciones humanitarias, recibiendo en el año 1967 el premio Jean Hersholt por su filantropía.

Gregory Peck falleció en su hogar de Los Angeles el 12 de junio del año 2003. Tenía 87 años.

Tuvo cinco hijos, tres con Greta y dos con Veronique. Cuatro varones, Jonathan, Stephen, Carey Paul y Anthony, y una mujer, Cecilia.
(Fuentes: http://www.alohacriticon.com/elcriticon/article125.html y Wikipedia)











To Kill a Mockingbird es una película estadounidense dirigida por Robert Mulligan sobre un guion de Horton Foote basado en la novela homónima de la escritora Harper Lee, que fue galardonada con el Premio Pulitzer en 1961. El filme fue estrenado en su país de origen el 25 de diciembre de 1962.

El título de la película fue traducido como MATAR A UN RUISEÑOR en España y Perú, Para matar a un ruiseñor en Venezuela y ¿Cómo matar a un ruiseñor? en México.

En 2007, el American Film Institute (AFI) incluyó el filme en el puesto número 25 en una lista de las cien mejores películas estadounidenses de los últimos cien años.

Albert Camus por él mismo (Citas)




"No camines delante de mí, puede que no te siga. No camines detrás de mí, puede que no te guíe. Camina junto a mí y sé mi amigo"

"La política y la suerte de la raza humana son formadas por hombres sin ideas y sin grandeza. Aquellos que tienen grandeza dentro de sí mismos no hacen la política."

“Ellos mandan hoy... porque tú obedeces!”

"El buen gusto consiste en no insistir, todo el mundo lo sabe." (La Peste)

"El deber es lo que esperas de los demás."

"Un verdadero amigo es aquel que llega cuando todos se han ido."

"El éxito es fácil de obtener. Lo difícil es merecerlo."

"A pesar de las ilusiones racionalistas, e incluso marxistas, toda la historia del mundo es la historia de la libertad."

"Adquirimos la costumbre de vivir antes que la de pensar."

"Algunas veces pienso en lo que los historiadores del futuro dirán de nosotros. Una sola frase será suficiente para definir al hombre moderno: fornicaba y leía periódicos."

"Bendito el corazón que se puede doblar porque nunca se romperá"

"Cada vez que un hombre en el mundo es encadenado, nosotros estamos encadenados a él. La libertad debe ser para todos o para nadie."

"Califico de estúpido a quien teme gozar."

"...comprendió (verdaderamente) que los hombres fingen respetar el derecho y solo se inclinan ante la fuerza." (El primer hombre)

"Cualquier hombre, a la vuelta de cualquier esquina, puede experimentar la sensación del absurdo, porque todo es absurdo."

"Cuán duro, cuán amargo es llegar a ser hombre."

"Comprendo lo que toco, lo que se me resiste." Fuente: El Mito de Sísifo - La libertad absurda

"De los resistentes es la última palabra."

"A pesar de las ilusiones racionalistas, e incluso marxistas, toda la historia del mundo es la historia de la libertad."

"El Acto más importante que realizamos cada día es tomar la decisión de no suicidarnos."

"El hombre tiene dos caras: no puede amar sin amarse."

"El otoño es una segunda primavera, donde cada hoja es una flor."

"En el apego de un hombre a su vida hay algo más fuerte que todas las miserias del mundo."

"En el hombre hay más cosas dignas de admiración que de desprecio".

"En estos momentos están poniendo bombas en los tranvías de Argel. Mi madre puede estar en uno de esos tranvías. Si la justicia es eso, prefiero a mi madre".

"En política son los medios los que deben justificar el fin"

"Es muy fácil obtener fama pero es muy difícil merecerla".

"En las profundidades del invierno finalmente aprendí que en mi interior habitaba un verano invencible."

"Feliz y juzgado o bien absuelto y miserable."

"Fue en España donde mi generación aprendió que uno puede tener razón y ser derrotado, que la fuerza puede destruir el alma, y que a veces el coraje no obtiene recompensa"

"Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta". Albert Camus en El Hombre Rebelde

"Hay una ambición que deberían tener todos los escritores: ser testigos y gritar cada vez que se pueda y en la medida de nuestro talento, por quienes se hallan en servidumbre"

"He comprendido que hay dos verdades, una de las cuales jamás debe ser dicha".

"He visto a personas obrar mal con mucha moral y compruebo todos los días que la honradez no necesita reglas".

"Inocente es quien no necesita explicarse".

"Intelectual: alguien cuya mente se vigila a sí misma." Fuente: Carnets

"La capacidad de atención del hombre es limitada y debe ser constantemente espoleada por la provocación."

"La estupidez insiste siempre."

"La libertad no es nada más que una oportunidad para ser mejor."

"La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios sino sobre las faltas de los demócratas."

"La única manera de lidiar con este mundo sin libertad es volverte tan absolutamente libre que tu mera existencia sea un acto de rebelión."

"Los artistas piensan según las palabras. Los filósofos, según las ideas"

"Los que escriben con claridad tienen lectores; los que escriben oscuramente tienen comentaristas".

“Llega siempre un tiempo en que hay que elegir entre la contemplación y la acción”. Fuente: El Mito de Sísifo

“Lo que sé, lo que es seguro, lo que no puedo negar, lo que no puedo rechazar, eso es lo que importa”. Fuente: El Mito de Sísifo - La libertad absurda

"Me rebelo, luego somos" (El hombre rebelde)

"No ser amados es una simple desventura; la verdadera desgracia es no amar."

"No creo en Dios, me aburre." Fuente: El extranjero

“No se puede dar al Estado el poder de hacer bien sin darle también el poder de hacer mal... de hecho, de hacer lo que quiera.”

"¿Qué es un rebelde? Un hombre que dice no."

"¿Quién podría afirmar que una eternidad de dicha puede compensar un instante de dolor humano?" Fuente: La Peste

"Raramente confiaremos en alguien que es mejor que nosotros."

"Si el hombre fracasa en conciliar la justicia y la libertad, fracasa en todo."

"Si el mundo fuese claro, el arte no existiría."

"Todas las desgracias de los hombres provienen de no hablar claro." (La Peste)

"Uno no puede ponerse del lado de quienes hacen la historia, sino al servicio de quienes la padecen".

"Vivir es lo contrario de amar" Fuente: Calígula, Acto I - Escena XII