Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

sábado, 23 de marzo de 2013

Thelma y Louise (Ridley Scott. 1991)



"¿Crees que son sólo tus sueños los que no se han cumplido? "


"-¿Estás despierta?
-Supongo que sí, tengo los ojos abiertos.
-Yo también. Me siento despierta.
-Bien
-Muy despierta.Nunca me había sentido tan despierta. ¿Me comprendes? Todo parece distinto.¿También tienes la sensación de que te espera algo nuevo?
-¡Beberemos margarita junto al mar, mamasita! "


"Algo ha cambiado. Dentro de mí, ¿sabes? Y... No podría volver. No podría. No lo aguantaría. "


"- ¿Quiere salir de esto con vida?
- Sabe, pasan por mi cabeza un montón de palabras como... cárcel, interrogatorios, silla eléctrica, cadena perpetua, cosas así, ¿me comprende? ¿Y dice que si quiero salir con vida? "

"Un bel dí, vedremo" - Madame Butterfly





La opera no es plato de agrado para la mayoría, pero incluso sus más acérrimos detractores suelen rendirse ante la suprema belleza de algunas de sus arias. Es lo que ocurre con "Un bel dì, vedremo", un aria perteneciente a la ópera "Madama Butterfly" de Giacomo Puccini. Es sin duda el aría más famosa de esta sensacional opera y en ella Butterfly ("Cio-Cio-San"), una joven geisha que se ha casado con un teniente de la marina un tanto egoísta y cobarde, el señor Pinkerton, le expresa a su criada Suzuki la esperanza de que su marido regrese después de que hayan pasado ya tres años desde su marcha. Para todos es evidente la desfachatez del marinerito, pero ella sigue contando las horas, inocente y obstinada en su amor. La canción no es más que una recreación de cómo imagina Cio Cio San ese encuentro feliz. Poner más palabras es retardar el disfrute de la obra así que os dejo la letra traducida y pasamos a oírla en la voz de Angela Georghiu, una de las grandes voces actuales (que no es bueno quedarnos siempre en María Callas y dejar todo lo demás de lado)

Un bello día veremos
levantarse un hilo de humo
en el extremo confín del mar.
Y después aparece la nave.
Y después la nave es blanca.
Entra en el puerto, truena su saludo.
¿Ves? ¡Ha venido!
Yo no voy a buscarlo, yo no.
Me pongo ahí, en lo alto de la colina
y espero, espero mucho tiempo.
Y no me importa la larga espera.
Y, salido de entre la multitud de la ciudad,
un hombre, un pequeño punto,
sube por la colina.
¿Quién será?, ¿quién será?
Y cuando esté aquí,
¿qué dirá?, ¿qué dirá?
Llamará: - Butterfly- desde lo lejos;
yo sin responder.
Estaré escondida.
Un poco por bromear,
y un poco por no morir
al primer encuentro.
Y él, un poco ansioso,
llamará, llamará;
“Pequeñita, mi pequeña esposa, perfume de verbena”,
los nombres que solía llamarme.
Todo esto sucederá,
te lo prometo.
Guárdate tus temores,
¡yo con segura fe lo espero!"


 
 
"Un bel di, vedremo" por Angela Georghiu

En la foto se puede ver una maiko, una geisha joven, de los primeros años 40.


Jean Harlow: La vampiresa que surgió del frío

 


Jean Harlow fue la primera de las tentaciones rubias, tanto que la apodaban "La rubia platino", un rol del que después se apoderaría Marilyn Monroe. Su enorme popularidad y su imagen de vampiresa la consolidó como sex symbol de los años 30 y aunque era perfectamente consciente de su atractivo, intentaba realzarlo mediante cualquier truco, de este modo se cuenta que tenía la costumbre de frotar sus pezones con hielo antes de rodar, para hacer más turgentes sus senos y así resultar más provocadora y sexy.

Akira Kurosawa




"En todas mis películas hay tres, o quizás cuatro minutos de cine real." 

AKIRA KUROSAWA
                                   
   (23 de marzo de 1910—6 de septiembre de 1998)






Un día como hoy, hace 113 años, nació en Tokio el cineasta nipón más famoso y occidental, Akira Kurosawa. Su gran vocación en la infancia fue la pintura, cualidad que trasladó al cine en su exquisitos storyboards. Descendiente de antiguos samuráis, fue conocido como “Tenno” o “el emperador”, por sus autoritarias exigencias para conseguir escenas visualmente perfectas. Realizó más de 30 películas, y adaptó a Shakespeare, Esquilo, Tolstoi, Dostoievski, entre otros grandes literatos. Premiados en la Mostra de Venecia, Rashomon y Los siete samuráis, con su actor fetiche Toshiro Mifune, le dieron celebridad internacional. Con Dersu Uzala (El cazador), 1975, se llevó a casa una estatuilla y ocho años antes de su muerte, acaecida en 1998, este talentoso japonés de gorra y gafas oscuras recibió un segundo Oscar por su admirable aporte al séptimo arte.

(Fuente: http://www.elnuevoherald.com/2013/03/23/1437807/akira-kurosawa-el-emperador-del.html)







LOS SIETE SAMURAIS
( 七人の侍 Shichinin no samurai) es una película del director japonés Akira Kurosawa, estrenada en 1954. Obtuvo el León de plata en la Mostra de Venecia y dos nominaciones al Óscar.

Los siete samuráis ha sido denominada una de las películas más grandes e influyentes de la historia, y es una de las pocas películas japonesas que ganó fama y popularidad en el Occidente durante muchos años. Ha sido aclamada tanto por la crítica como por el público; en 1982 fue elegida en la lista de Sight & Sound's de las diez películas más grandes de todos los tiempos, y entre las diez películas preferidas de los directores en las votaciones de 1992 y el 2002.2 La película influyó en posteriores producciones occidentales, como el conocido western Los siete magníficos.










Hêlo Pinheiro: La verdadera "Chica de Ipanema"






Garota de Ipanema (en español "Chica de Ipanema" y en inglés The Girl from Ipanema) es una canción de bossa nova compuesta en 1962, con letra de Vinícius de Moraes y música de Antonio Carlos Jobim. Originalmente se iba a titular "Menina que passa" y había sido pensada para una comedia musical titulada "Dirigível" (Dirigible), una obra en la que estaba trabajando Vinicius.

Los versos originales, también hermosos eran un tanto distintos a los que terminaron haciéndose famosos. Decían:

Vinha cansado de tudo, de tantos caminhos
Tão sem poesía, tão sem passarinhos
Com medo da vida, com medo de amar.
Quando na tarde vazia, tão linda no espaço
Eu vi a menina que vinha num passo
Cheio de balanço caminho do mar.

Pero tanto Jobim como Vinicius no estaban conformes con la letra hasta que un día, cuando ambos estaban en el bar Veloso (hoy Garota de Ipanema, en la esquina de Prudente de Morais y Montenegro, actualmente rua Vinicius de Moraes), decidieron rebautizar la canción y dedicar los versos a una muchacha que solía pasar rumbo a la playa. Un par de años después de componer la canción, tanto Jobim como Vinicius le confesaron a Helô Pinheiro (que es quien aparece en la foto y cuyo verdadero nombre es Heloísa Eneida Menezes Paes Pinto) que ella había sido la musa inspiradora. Sobre ella dijo Vinicius de Moraes:

"el paradigma del tipo carioca; una mujer dorada, mezcla de flor y sirena, llena de luz y de gracia pero cuya visión es también triste, pues lleva consigo, camino del mar, el sentimento de lo que pasa, la belleza que no es nuestra; es un don de la vida en su lindo y melancólico fluir y refluir constante."

En 1963, Norman Gimbel adaptó la letra al inglés y la grabación de Astrud Gilberto, João Gilberto y Stan Getz (rebautizada "The Girl from Ipanema") se convirtió en un éxito mundial, gracias al original encanto de la canción y a la felicísima fusión entre jazz y bossanova, un genero este último que había nacido hacía muy poco de la mano del mismo Tom Jobin con éxitos como "Chega de saudade" o "Desafinado".

La letra en español:

Mira qué cosa más linda,
más llena de gracia,
es esa muchacha
que viene y que pasa,
con su balanceo,
camino del mar.

Niña de cuerpo dorado
por el sol de Ipanema,
con su balanceo
es todo un poema,
la chica más linda
que he visto pasar.

¡Ah! ¿Por qué estoy tan solo?
¡Ah! ¿Por qué es todo tan triste?
¡Ah! La belleza que existe,
belleza que no és
sólo mía,
que ahora
pasea solita.

Ah, vida mia si supieras que,
cuando tu pasas,
el mundo entero
se llena de gracia
con tu balanceo
camino del mar

"Ombra mai fu", Haendel y Philippe Jaroussky



Una de las piezas con las que empecé a interesarme por la voz de los contratenores o sopranistas (la versión actual de los castrati) fue con el "Ombra mai fu" que hace mucho le escuché a James Bowman. Esta pieza es el aria con el que comienza la opera "Serse" de Haendel, quien se inspiraba para la misma en el rey Jerjes I. El personaje principal, Serse, ha sido representado durante mucho tiempo como una soprano que se vestía de hombre, y cantaba esta pieza a un árbol, concretamente a un platanero que le ha impresionado. Evidentemente la obra tiene su puntito de comedia. Actualmente y desde que han saltado a la palestra los contratenores, el rol de Serse ha sido recuperado para su voz original. Una pieza sin duda deliciosa y delicada. Y no me voy a andar mucho por las ramas y os dejo directamente con el que yo considero la mejor de estas voces, el espectacular Philippe Jaroussky. Espero que os guste tanto como a mí.
 
 
Ombra mai fu - Jaroussky