Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

viernes, 22 de marzo de 2013

Nino Manfredi



"El Piccolo Teatro de Milán era como un templo, arte puro. Me fuí porque allí no podíamos reir."
 
                        NINO MANFREDI  (22 de marzo de 1921 -  4 de junio de 2004)






 
 Saturnino "Nino" Manfredi, nació el 22 de marzo de 1921 en Castro dei Volsci, a 100 kilómetros de Roma.
 Estudió derecho por complacer a sus padres, pero nunca ejerció esa carrera.

 Hizo en su lugar Arte dramático y tras iniciarse en la radio y como doblador de películas, debutó al lado de Eduardo de Filippo y Orazio Costa, a quien consideró siempre su maestro, en el Teatro Píccolo de Milán.
 En los años 50 se casó con una modelo llamada Erminia con la que tuvo tres hijos y con la que siguió casado hasta su muerte. También fue padre de una niña con una traductora búlgara, fuera del matrimonio.
 En el cine se inició en algunos papeles menores en películas como "Los enamorados" (1955) de Mauro Bolognini, "El soltero" (1956), que se rodó en España, "Susana pura nata" (1958), "Venecia la luna y tú" (1958) de Dino Risi, "Adorables y mentirosas" (1958), "Operación Popoff" (1959) y en "Fantasmas de medianoche" (1959), de Gianni Puccini, tiene su primer éxito al que siguió "Rufufú da el golpe" (1959), de Nanni Loy.
 En esa época adquirió fama como actor de comedias junto a los grandes de este género, como Vittorio Gassman, Marcello Mastroianni o Alberto Sordi, pero fue también capaz de interpretar estupendos papeles dramáticos como lo demostró en los años siguientes.
 En la década de los 60 destacan "Juicio Universal" (1961) de Vittorio de Sica y "El verdugo" (1963) de Luis García Berlanga, junto a Pepe Isbert, con la que volvió a nuestro país, pero también hizo "Un italiano en la Argentina" (1965), de Dino Risi, "Las amistades de mi mujer" (1966) de Pasquale Festa Campanile, "Arreglo de cuentas en San Genaro" (1967), "Abrázame y sáciame de besos" (1968) de Dino Risi, y "El padre de familia" (1968), de Nanni Loy.
 En los años 70 hace un inolvidable Geppetto en "Las aventuras de Pinocho" (1971), que rodó para la televisión pero que en España se exhibió en las salas comerciales.
 Lo más destacado de esos años fue su pase a la dirección con la estupenda e inolvidable "Las tentaciones de Benedetto" (1971), con la que ganó el premio al mejor director nobel en el Festival de Cannes y obtuvo el David de Donatello, premio que ganó en nueve ocasiones. Este título tuvo un gran éxito en la Semana de Cine de Autor de Benalmádena.
 Interpretó también "Una mujer y tres hombres" (1974), "Brutos, sucios y malos" (1976), ambas dirigidas por Ettore Scola y "En nombre del Papa Rey" (1977), de Luigi Magni, por el que volvió a ganar el premio David de Donatello.
 De la década de los 80 destacan "Desnudo de mujer" (1981) y "Los alegres pícaros" (1988) de Mario Monicelli, una vez más rodada en España.
  Pocas películas suyas se vieron ya en los 90 en nuestro país, salvo "Colpo di luna" (1995), ya que se dedicó fundamentalmente a la televisión.
 Volvió a España para hacer su última película "La luz prodigiosa" (2003), de Miguel Hermoso, donde incorporaba a Federico García Lorca, junto a Alfredo Landa y Kiti Manver en los principales papeles protagonistas.
 La Mostra de cine de Venecia le dedicó un homenaje en el año 2003 al que no pudo acudir por estar ya muy enfermo, recogiendo el premio su esposa.
 Nino Manfredi falleció el viernes 4 de junio de 2004, en un hospital de Roma, a causa de unos problemas respiratorios, a los 83 años de edad.

 Por Paco Casado

FILMOGRAFÍA ESENCIAL:

1952 Viva il cinema!
1955 Los enamorados
          El soltero
1956 Guardias de Roma
          El amor llega en verano
1957 Camping
          Susana pura nata
          Operación Popoff
1958 El guardia, el ladrón y la camarera
          Venecia, la luna y tú
1959 Fantasmas de medianoche
1960 Totó, Fabrizzi y los jóvenes de hoy
           Rufufú da el golpe
           Crimen
1961 Juicio Universal
1962 La píldoras de Hércules
          Los motorizados
1963 La chica de Parma
          El verdugo
1965 Las cuatro muñecas
          Un italiano en la Argentina
          Los complejos
          Yo la conocía bien
          Made in Italy
1966 Yo, yo, yo... y los demás
          Arreglo de cuentas en San Genaro
1967 Una rosa para todos
          El padre de familia
1968 Amistades de mi mujer
          Italian Secret Service
          Abrázame y sáciame de besos
1969 El poder no perdona
          Visiones de un italiano moderno
1970 Valor sin recompensa
1971 Las tentaciones de Benedetto
          La gran bacanal
          Adulterios medievales
1972 Las aventuras de Pinocho
          ¿Y cuándo llegará Andrés?
1974 Aventuras y desventuras de un italiano emigrado
          Una mujer y tres hombres
1976 Brutos, feos y malos
          Buenas noches, señoras y señores
          El regodeo
          Ciertos pequeñísimos pecados
1977 En nombre del Papa Rey
1978 El abogado de paja
1980 Café Express
1981 Desnudo de mujer
1987 Helsinki-Nápoles, todo en una noche
1988 Los alegres pícaros
1995 El holandés errante
          Colpo di luna
2003 La luz prodigiosa

(Fuente:http://www.cineymax.com/index.php?option=com_content&view=article&id=64801 )




Brutti, sporchi e cattivi ( FEOS,SUCIOS Y MALVADOS),1976,de Ettore Scola

Comedia salvaje y feróz con una visión sarcástica de la vida en un sector marginal romano. La crueldad y la desolación coexisten con alguna ironía humorística en una familia que conspira para matar al padre.

Ettore Scola -un realizador con varios pergaminos en su haber, y algo ignorado actualmente-, construye una parabola del reverso de la sociedad opulenta, resaltando la interpretación del bufo mayúsculo: Nino Manfredi. Un filme notable sin dudas.











EL VERDUGO
es una película española tragicómica y de comedia negra de 1963 dirigida por Luis García Berlanga. Fue rodada en blanco y negro y actualmente es considerada un clásico del cine de su país.
Intérpretes: José Isbert, Nino Manfredi, Emma Penella, José Luis López Vázquez. José Luis Rodríguez (Nino Manfredi) es un empleado de Pompas Fúnebres que desea casarse con Carmen (Emma Penella), la hija del verdugo Amadeo (José Isbert).

Fragmentos de "Platero y yo" - Juan Ramón Jiménez




"Nos entendemos bien. Yo lo dejo ir a su antojo, y él me lleva siempre adonde quiero. Sabe Platero que, al llegar al pino de la Corona, me gusta acercarme a su tronco y acariciárselo, y mirar el cielo al través de su enorme y clara copa; sabe que me deleita la veredilla que va, entre céspedes, a la Fuente vieja; que es para mí una fiesta ver el río desde la colina de los pinos, evocadora, con su bosquecillo alto, de parajes clásicos. Como me adormile, seguro, sobre él, mi despertar se abre siempre a uno de tales amables espectáculos.
  Yo trato a Platero cual si fuese un niño. Si el camino se toma fragoso y le pesa un poco, me bajo para aliviarlo. Lo beso, lo engaño, lo hago rabiar... Él comprende bien que lo quiero, y no me guarda rencor. Es tan igual a mí, tan diferente a los demás, que he llegado a creer que sueña mis propios sueños.
  Platero se me ha rendido como una adolescente apasionada. De nada protesta. Sé que soy su felicidad. Hasta huye de los burros y de los hombres..."

"Esta tarde he ido con los niños a visitar la sepultura de Platero, que está en el huerto de la Piña, al pie del pino redondo y paternal. En torno, abril había adornado la tierra húmeda de grandes lirios amarillos.
Cantaban los chamarices allá arriba, en la cúpula verde, toda pintada de cenit azul, y su trino menudo, florido y reidor, se iba en el aire de oro de la tarde tibia, como un claro sueño de amor nuevo.
Los niños, así que iban llegando, dejaban de gritar. Quietos y serios, sus ojos brillantes en mis ojos, me llenaban de preguntas ansiosas.
 —¡Platero amigo!—le dije yo a la tierra— ; si, como pienso, estás ahora en un prado del cielo y llevas sobre tu lomo peludo a los ángeles adolescentes, ¿me habrás, quizá, olvidado? Platero, dime: ¿te acuerdas aún de mí?
 Y, cual contestando a mi pregunta, una leve mariposa blanca, que antes no había visto, revolaba insistentemente, igual que un alma, de lirio en lirio... "

Esta entrada está tomada de la página del escritor José Manuel Pérez Padilla, que os recomiendo sin reservas que visitéis. Os dejo el enlace: http://www.facebook.com/PerezPadilla.Novelas?ref=ts&fref=ts

Fragmento de "Misericordia" - Benito Pérez Galdós




"Andando, andando, hijo, se llega de una parte del mundo a otra, y si por un lado sacamos el provecho de tomar el aire y de ver cosas nuevas, por otro sacamos la certeza de que todo es lo mismo, y que las partes del mundo son, un suponer, como el mundo en junto; quiere decirse, que en donde quiera que vivan los hombres, o verbigracia, mujeres, habrá ingratitud, egoísmo, y unos que manden a los otros y les cojan la voluntad. Por lo que debemos hacer lo que nos manda la conciencia, y dejar que se peleen aquellos por un hueso, como los perros; los otros por un juguete, como los niños, o estos por mangonear, como los mayores, y no reñir con nadie, y tomar lo que Dios nos ponga delante, como los pájaros... "

Esta entrada está tomada de la página del escritor José Manuel Pérez Padilla, que os recomiendo sin reservas que visitéis. Os dejo el enlace: http://www.facebook.com/PerezPadilla.Novelas?ref=ts&fref=ts

Fragmento de "La abuela Savage" - Guy de Maupassant



GUY DE MAUPASSANT (1850-1893) - Francia
LA ABUELA SAVAGE (Fragmento)

“Hay en el mundo deliciosos rincones que tienen para los ojos un encanto sensual. Los amamos con un amor físico. Quienes sentimos la seducción del campo conservamos tiern...os recuerdos de ciertos manantiales, ciertos bosques, ciertas albuferas, ciertas colinas, vistos a menudo y que nos han enternecido a la manera de felices acontecimientos. A veces, incluso, la mente regresa hacia un rincón del bosque, o un trozo de ribera o un vergel salpicado de flores, divisados una sola vez, en un día gozoso, y que han quedado en nuestro corazón como esas imágenes femeninas encontradas en la calle, una mañana de primavera, con trajes claros y transparentes, y que nos dejan en el alma y en la carne un deseo insatisfecho, inolvidable, la sensación de haber rozado la felicidad”.

El cuadro tiene por título "Campos en primavera" - 1887 y es obra de Claude Monet. Se expone en la Staatsgalerie de Stuttgart.

Marilyn Monroe: En "blanco y negro" y a lo loco



"Con faldas y a lo loco" (Some like it hot - 1959) está considerada como la mejor comedia de la historia del cine. La película en su concepción original iba a ser rodada en color, algo que era imprescindible para Marilyn Monroe que deseaba lucir en pantalla todo su arrebatador encanto, resultando esta una de las condiciones presentes en su contrato ...original. El caso es que cuando se realizaron las pruebas de maquillaje en los actores Tony Curtis y Jack Lemmon descubrieron que dada la cantidad de potingues que tenían que aplicarles para dar una imagen creíble de mujeres, el resultado en la pantalla ofrecía un inaceptable tono verdoso. El director, el admirado Billy Wilder, no tenía demasiado buen feeling con la Monroe, pero valoraba los resultados que ofrecía en pantalla cuando lograba arrancarle la deseada escena, así que cuando Marilyn supo que la película no sería en color quiso hacer valer el contrato y abandonar el proyecto. Solo la insistencia en mantenerla de Billy Wilder y sus promesas de que aparecería maravillosamente en blanco y negro hicieron desistir a la Monroe. Y aunque está un poco pasadilla de kilos (Billy Wilder le pidió que perdiera 10 kilos para la película y MM hizo caso omiso) no hay duda que Wilder cumplió su promesa y nos mostró a una encantadora "Sugar". Pu pu pi du…..
 
 
¿Llevo las costuras rectas?....

Los dólares de la verdad

Los estadounidenses tienen en el dólar una de sus señas de identidad y más allá de todas las simbologías que se han encontrado en sus billetes y monedas, es apreciable en todas ellas la leyenda "In God we trust" (En Dios confiamos). El caso es que en cierta ocasión, en la Casa de la Moneda de EEUU, alguien encargado de montar los tipos que debían grabarse en el metal cometió un error y en vez de "God" puso "Gold" con lo que la leyenda terminó siendo "In gold we trust" (En el oro confiamos). No sabemos si fue una inspiración divina, el amor por la verdad, o un simple error, pero el caso es que las monedas no duraron mucho en circulación. La verdad tiene pocos amigos