Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

martes, 29 de enero de 2013

Carta de Jack Kerouac a Allen Ginsberg





Ay Allen, si supieras el mundo hermoso que dejaste atrás tuyo después de aullar. Tu voz me ha despertado de un sueño a otro mejor, donde la dulzura de tus lamentos ilumina mis pasos. Cada uno. Palabras en mano, llenando el vacío inmenso de esta vida efímera y humana. Tan bella como tu mortal experiencia, tu profundo enojo, tu más pura compasión.
Te amo como amo a esta noche estrellada, su cielo abierto sin nada más que ofrecernos que el infinito hecho música.
Palabras, prosa, puro amor, libertad. Serlo únicamente si llego a expresar lo viva que me siento. Si no lo logro es pura ilusión, esta vida. Ficticia. Donde no hago más que divagar, y escuchar, y creer que estoy viva sin estarlo. Esforzándome a crear vida en una poesía aunque mueran mis palabras en un intento vacío y oscuro donde Allen nunca estuvo. El camino, el Dharma, la rueda de plegarias, la rueda de poemas que hace girar el mundo. Que mantiene encendido y en funcionamiento al universo. Todos en una rueda común constante. Solo así es posible. Cada uno con su propia voz. Sincera. Real.
No encuentro nada que sea realmente capaz de cambiar tu alma. Deseo ese poder. Lo deseo.
Espero contenerlo y dejarlo salir algún día. Si esta noche me lo permitiera, de alguna manera, toda la inspiración que generan sus palabras. No puedo dejar de liberar energía con esta tinta que espero que nunca acabe. Realmente. Infinito como este mar, nuestro poder de imaginación. Nunca fuimos tan libres, como cuando pudimos hacer/ser poesía. Nada es tan real como todo lo que puede convertirse en verso.
Todo este mundo. El mío, el único que conozco, nunca fue tan real hasta que su voz musicalizó los rincones más ocultos, y los volvió verdaderos. Libre soy caminándolos, disparándolos, y tocándolos con mis lágrimas de incredulidad. Siempre. Hermoso. Pero a veces olvido. Hoy el mar, siempre el poeta. Hermoso el camino que es vida.
Inmensa noche estrellada fresca como el agua de la mañana. El cielo lejano y ficticio por lo intangible, es fuente de misterio inagotable. Soñar entre sus luces es la belleza de esta vida que durará 12 horas. Mañana renacer junto al sol, la arena en la piel, y caminar por las piedras. Como un niño frente a un árbol por primera vez. Inmensa noche estrellada infinitamente sorprendente. Mis ojos titilan ante su monstruosidad turbia y líquida.


¿Era el "Adagio" de Albinoni realmente obra de Albinoni?

Santa Cecilia (1606). Guido Reni (Italia 1575-1642). Oleo - The Norton Simon Foundation.

Pues eso, que el famosísimo Adagio de Albinoni, tiene poco o casi nada de la mano del compositor que le da nombre. El Adagio en sol menor, como realmente se denomina este tema, es una obra para orquesta de cuerdas y órgano en sol menor, compuesta en 1945 por el musicólogo italiano Remo Giazotto (1910-1998) y publicado por primera vez en 1958 por la editorial Casa Ricordi. El editor lanzó como argumento de venta (el negocio es el negocio) que el autor se había basado en unos fragmentos de un movimiento lento de una sonata a trío de Tomaso Albinoni (1671 - 1751), al respecto de de los cuales Giazzoto manifestaba que sólo mostraban el pentagrama del bajo y de seis compases de la melodía. Remo Giazotto era conocido especialmente por su clasificación y catalogación de las obras de Tomaso Albinoni y dijo que dichos fragmentos los había encontrado en las ruinas de la Biblioteca de Dresde tras los bombardeos de la ciudad acaecidos en la Segunda Guerra Mundial, pero una prueba seria de la existencia de tales fragmentos no ha sido nunca encontrada; es más, la «Staatsbibliothek Dresden» ha desmentido formalmente tenerlas en su colección de partituras.

Por lo que no queda otra que decir que el famoso Adagio más que de Albinoni es de Giazotto, quien lo compuso en 1945 y si no nos atrevemos a admitir que completamente, hecho más que probable, si en su mayor parte. 

Y ahora solo queda disfrutar de esta deliciosa pieza, sea de quien sea
 
El Adagio en sol menor

 
 
 

Victor Hugo, pillado "in fraganti"




El 5 de julio de 1845 el gran escritor francés Victor Hugo se llevó el peor susto de su vida cuando llamaron a la puerta. Se hallaba haciendo el amor con una mujer, Leonie D'Aunet de Biard, esposa de Auguste Biard, un pintor de cierto prestigio de la Francia de entonces, y quien llamaba no era un don nadie, sino un comisario de policía que sabía no sólo que estaba dentro, sino con quien estaba. Al comisario le acompañaba el engañado marido. Y como Victor Hugo no quiso abrir, los hombres de la policía procedieron a tirar la puerta abajo. Los encontraron a los dos en paños menores en el lecho de placer, abrazados.

Léonie fue inmediatamente detenida e internada en la cárcel parisina de mujeres de Saint-Lazare, la misma a la que años después iría a pintar Pablo Picasso durante su época azul. Victor Hugo se libró de seguir el mismo destino por su privilegio de inmunidad como par de Francia. El adulterio era, en aquella época, un delito que se castigaba con prisión para las dos partes, al hombre y a la mujer. La noticia tampoco alcanzaría las páginas de los rotativos, pero todo París se enteró del traspiés del presidente de la Academia Francesa de las Letras. Todos menos su esposa, Adéle Foucher, con la que estaba casado desde hacía veintitrés años -era padre de cinco hijos, tres varones y dos muchachas- y su amante oficial, Juliette Drouet, una mujer escultural que sirvió de modelo para la estatua de Lille, en la Plaza de la Concordia de París, y a la que mantenía en una casa alquilada, no muy lejos de la suya, con todos los gastos pagados y sin otra ocupación que esperar a que la visitara.
.
.
CARLOS BERBELL, Los más influyentes amantes de la historia, Rueda, Madrid, 1998, pág. 135

Imagen: Victor Hugo con sus nietos
.

Shakespeare.- Hamlet (La muerte de Ofelia)




"Hay un sauce de ramas inclinadas sobre el arroyo

que en el cristal del agua deja ver sus hojas cenicientas.

Con ellas hizo allí guirnaldas caprichosas,

y con ortigas, y margaritas, y esas largas orquídeas

a las que los pastores deslenguados dan un nombre grosero,

pero nuestras doncellas llaman dedos de muerto.

Cuando estaba trepando para colgar su corona de hojas

en las ramas sesgadas, una, envidiosa, se quebró,

cayendo ella y su floral trofeo

al llanto de las aguas. Su vestido se desplegó,

y pudo así flotar un tiempo, tal como la sirenas,

mientras cantaba estrofas de viejos himnos,

como quien es ajeno al propio riesgo,

o igual que la criatura oriunda de ese elemento

líquido. No pasó mucho tiempo

sin que sus ropas, cargadas por el agua embebida,

arrastraran a la infeliz desde sus cánticos

a una muerte de barro."


Final del acto cuarto de Hamlet.-  la reina Gertrudis cuenta a su marido y a Laertes la muerte de Ofelia

Imagen: Jean Simmons como Ofelia en "Hamlet", de Laurence Olivier

Victor Mature


“Yo no soy actor, tengo 64 películas que lo demuestran”. 
 
VICTOR MATURE (29 enero 1913 – 4 agosto 1999)






Victor Mature, "The Hunk", como era conocido por sus amigos de Hollywood, nació el 29 de Enero de 1915 en Kentucky (Estados Unidos), descendiente de una familia de inmigrantes suizos.

Fue considerado uno de los peores actores de la historia del cine, cosa que él nunca negó expresando con sentido del humor frases como esta: "Yo no soy actor, tengo 64 películas que lo demuestran". La realidad es muy distinta. Mature era un actor de hierático y poco expresivo rostro pero su poderosa presencia justificaba su elección como intérprete clave en películas de grandes directores como John Ford, Cecil B. DeMille o Jacques Tourneur.

Después de terminar sus estudios interpretativos en la Pasadena Community Playhouse, Victor intentó iniciarse en la industria cinematográfica nada más y nada menos que consiguiendo un papel en la superproducción "Lo Que El Viento Se Llevó" (1939) como actor secundario, siendo finalmente desechado tras una serie de cástings.

Tuvo más fortuna en otros proyectos más modestos y consiguió firmar un contrato con Hal Roach, quien le hizo debutar en "The Housekeeper's Daughter" (1939) al lado de Joan Bennett y Adolphe Menjou.

A esta película le siguieron títulos como la primera versión de "Hace Un Millón De Años" (1939), "¿Quién Mató a Vicky?" (1941), film co-protagonizado por Betty Grable, "El Embrujo De Shanghai" (1941) de Josef Von Sternberg, película en la que intervenía la fascinante Gene Tierney o el musical "Mi Chica Favorita" (1942), título protagonizado por Rita Hayworth.

En estos films Victor Mature ya estaba bajo contrato con la 20th Century Fox.

Después de este primer período, Mature participó en el conflicto bélico de la Segunda Guerra Mundial, hecho que le hizo ganar muchas simpatías entre el público estadounidense más patriota.

De vuelta a casa, el bueno de Mature, al que casi siempre elegían por su poderoso físico (cosa que minusvaloró sus aptitudes interpretativas ante la crítica de la época) intervino en varios films muy recomendables en los cuales demostraba buenas dotes interpretativas: "Pasión De Los Fuertes" (1946), western de John Ford, "El Beso de La Muerte" (1947), cine negro de Henry Hathaway, "Una Vida Marcada" (1948) de Robert Siodmak, "Easy Living" (1949) de Jacques Tourneur, "Sansón y Dalila" (1949) de Cecil B. DeMille, "Androcles y El León" (1952) de Chester Erskine, "La Túnica Sagrada" (1953) de Henry Koster, "Demetrius y Los Gladiadores" (1954) de Delmer Daves, o "Sinuhé el Egipcio" (1954), un título dirigido por Michael Curtiz.

En la parte final de la década de los 50 interpretó a un empresario circense en "El Gran Circo" (1959), film con la pelirroja Rhonda Fleming como agente de prensa.

En cuanto a su vida sentimental Mature contrajo matrimonio en cinco ocasiones, disfrutando también de compañías femeninas del calibre de la citada Gene Tierney o de Lana Turner.
  

Victor Mature, un tipo simpático que sabía reírse de sí mismo, y así lo prueba su participación en "Tras La Pista Del Zorro" (1966) en donde se autoparodiaba sin rubor, falleció el 4 de agosto de 1999 en Santa Fe, California, víctima de un cáncer. Tenía 84 años.

Tuvo una hija, llamada Victoria, que nació en 1975.(Fuente:http://www.alohacriticon.com/elcriticon/article318.html )



SANSÓN Y DALILA (1949) es una película estadounidense dirigida por Cecil B. DeMille.
La película está ambientada en el antiguo Israel del año 1000 a. C. Sansón (Victor Mature) es un israelita revolucionario que quiere casarse con Semadar (Angela Lansbury) en contra de los deseos de su familia ya que pertenece a una familia noble filistea. Pero, en realidad es Dalila (Hedy Lamarr), hermana pequeña de Semadar, la que está enamorada.



Bette Davis: Besos con sabor a ajo



En 1939, Bette Davis y Errol Flynn rodaron para la Warner Brothers la película "La vida privada de Elizabeth y Essex", un trabajo firmado por Michael Curtiz y en el que también participaban Olivia de Havilland y Donald Crisp. La película, que fue nominada a 5 Oscar, contaba las relaciones entre la ya madura Isabel I Tudor, reina de Inglaterra e Irlanda (1558-1603) a y el elegante Conde de Essex. El caso es que Bette Davis detestaba a Errol Flynn y como quiera que el guión los obligaba a besarse acarameladamente en algunas escenas, la actriz no tuvo otra ocurrencia que masticar ajos antes de cada escenita romántica para que su aliento fuera lo más repulsivo posible y sirviera para trasladarle a Flynn todo el "cariño" que por él sentía.

En el fotograma podemos ver a los dos "tortolitos"…. Aunque a ella ciertamente se la ve algo "ajada"