Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

domingo, 27 de enero de 2013

Milan Kundera.- La insoportable levedad del ser



Todos necesitamos que alguien nos mire. Sería posible dividirnos en cuatro categorías, según el tipo de mirada bajo la cual queremos vivir.

La primera categoría anhela la mirada de una cantidad infinita de ojos anónimos, o dicho de otro modo, la mirada del público. Ése es el caso del cantante alemán, de la actriz norteamericana y también del redactor de largas barbas. Estaba acostumbrado a sus lectores y, cuando un buen día los rusos cerraron su semanario, tuvo la sensación de que el aire era cien veces más enrarecido. Nadie podía reemplazarle la mirada de los ojos desconocidos. Le pareció que se ahogaba. Entonces fue cuando advirtió que la policía vigilaba todos sus pasos, que oían sus conversaciones por teléfono y que hasta le sacaban en secreto fotos en la calle. ¡De pronto los ojos anónimos estaban otra vez en todas partes y él podía respirar de nuevo! ¡Estaba feliz! Se dirigía con voz teatral a los micrófonos de las paredes. Había encontrado en la policía al público perdido.

La segunda categoría la forman los que necesitan para vivir la mirada de muchos ojos conocidos. Éstos son los incansables organizadores de cócteles y cenas. Son más felices que las personas de la primera categoría, quienes, cuando pierden a su público, tienen la sensación de que en el salón de su vida se ha apagado la luz. A casi todos ellos les sucede esto alguna vez. En cambio, las personas de la segunda categoría siempre consiguen algunas de esas miradas. Entre éstos están Marie-Claude y su hija.

Luego está la tercera categoría, los que necesitan de la mirada de la persona amada. Su situación es igual de peligrosa que la de los de la primera categoría. Alguna vez se cerrarán los ojos de la persona amada y en el salón se hará la oscuridad. Pertenecen a este grupo Teresa y Tomás.

Y hay también una cuarta categoría, la más preciada, la de quienes viven bajo la mirada imaginaria de personas ausentes. Son los soñadores. Por ejemplo Franz. El único motivo de su viaje hasta la frontera de Camboya fue Sabina. El autobús traquetea por la carretera tailandesa y él siente que su larga mirada se fija en él.”

T-Bone Walker: Un profeta del blues



De T-Bone Walker decía B. B. King:

 "Tiene un toque que ningún otro ha conseguido reproducir... yo me he acercado pero no he llegado hasta el fondo... Él ha sido el primer guitarrista eléctrico que he escuchado en disco en toda mi vida: él me hizo comprender que debía comprarme una guitarra electrica"

Y no son palabras dichas por compromiso las de B. B. King. Es debido reconocer a T- Bone Walker el mérito de haber dado un nuevo rostro al blues de la segunda mitad del siglo veinte, algo que pudo realizar a traves del singular sonido de su guitarra. 


 Sin entrar demasiado en el acontecer artístico de este gran bluesman (lo haremos otro día), diremos que el verdadero nombre de este tejano era Aaron Thibeaux Walker (1910-1975), no quedando claro el origen de su sobrenombre. Algunos refieren que tiene relación con el famoso "T-bone stake" que es un corte de carne en el que se puede ver un hueso en forma de T y es realmente popular en EEUU, aunque es mucho más sencillo pensar que "T-Bone" viene de la pronunciación en idioma inglés de su segundo nombre (en español sonaría como Ti Bou).

 No era un gran cantante de blues aunque cuando cantaba baladas se defendía más o menos. Era realmente su habilidad con la guitarra la que le forjo como leyenda del blues. Su sonido y su fraseo pausado le convirtieron en el referente para toda la generación de guitarristas de la posguerra.

 Decía Freddie King: "Creo que absolutamente todo tiene su origen en T-Bone Wlaker. Hace poco hable con B.B. King al respecto y piensa lo mismo"

 Y ahora lo escucharemos en un maravilloso video en el que acompaña al cantante Shakey Jake Harris. El tema es "Call me when you need me". Un Shakey Jake que canta de forma sensacional!!!!



 "Call me when you need me"
 
Otro video. En este lo escucharemos cantando: Don't Throw Your Love On Me So Strong 
"Don't Throw Your Love On Me So Strong "




Efemérides.- Nacimiento de Mozart



"Ni una inteligencia sublime, ni una gran imaginación, ni las dos cosas juntas forman el genio; amor, eso es el alma del genio."

(W.A. Mozart, n. Salzburgo; 27 de enero de 1756 - m. Viena; 5 de diciembre de 1791),

Luigi Pirandello.- Reflexión sobre la identidad



"Cada uno de nosotros cree que es uno solo, pero eso es una asunción falsa; cada uno de nosotros es tantos, tantos, cuantas son todas las potencialidades del ser que hay en nosotros... Conocemos únicamente una parte de nosotros mismos, y con toda probabilidad, la menos significativa".

“…Cuando un hombre vive, vive y no se ve vivir. Ahora bien, colocad un espejo ante él y haced que se vea a sí mismo en el acto de vivir y, conmovido por sus pasiones, o se quedará atónito y sin habla ante su propio aspecto, o apartará la vista para no verse, o escupiendo con repugnancia a su propia imagen cerrará el puño como si fuese a golpearla; y, si ha llorado, ya no podrá seguir llorando; y si reía, ya no podrá seguir riendo, y así sucesivamente. En una palabra, se producirá una crisis… Esa crisis es mi teatro”

Manhattan (woody Allen).- Fragmentos del guion




"Capítulo uno: Él adoraba la ciudad de Nueva York. La idolatraba fuera de toda proporción. No, digamos que la romantizaba fuera de toda proporción. Mejor. Para él, sin importar qué estación era, ésta aún era una ciudad que existía en blanco y negro, y que latía al son de las melodías de George Gershwin. No, comenzaré de nuevo. Capítulo uno: Él era muy romántico respecto a Manhattan como lo era con respecto a todo lo demás. Medraba en el ajetreo y bullicio de las multitudes y el tráfico. Para él, Nueva York significaba mujeres bellas y hombres experimentados quienes parecían conocer todos los ángulos. No, no, banal. Muy banal para mi gusto. Intentaré profundizar más. Capítulo uno: Él adoraba la ciudad de Nueva York. Para él, era una metáfora de la decadencia de la cultura contemporánea. La misma falta de integridad individual que provocaba que tanta gente tomara el camino fácil convertía rápidamente a la ciudad de sus sueños en... No, va a parecer un sermón. Aceptémoslo, quiero vender libros. Capítulo uno: Él adoraba la ciudad de Nueva York aunque para él, era una metáfora de la decadencia de la cultura contemporánea. Cuán difícil era existir en una sociedad insensibilizada por, música estridente, televisión, delincuencia, basura. Mucho enojo. No quiero sonar enojado. Capítulo uno: Él era rudo y romántico como la ciudad que amaba. Detrás de sus lentes de armazón negro vivía el poder sexual de un felino. Esto me encanta. Nueva York era su ciudad. Y siempre lo sería."


"- Creo que la esencia del arte es proveer a la gente una manera de abrirse paso, tú sabes, para que puedas ponerte en contacto con sentimientos que ignorabas que tenías. - El talento es suerte. Creo que lo importante en la vida es la valentía."

"El chisme es la pornografía nueva en los diarios."

"No deberías de pedirme consejo. En lo que respecta a las relaciones con mujeres yo soy el ganador del Premio August Strindberg."

"Las grandes revistas no tienen ni idea. Atascadas en el radicalismo de los 30."

"- ¿A qué te dedicas Tracy? - Voy a la preparatoria. - ¿En serio? - Nabokov está sonriendo por ahí, ¿sabes a lo que me refiero?"

"Yo soy conservador. No me gustan las relaciones extramaritales. Creo que la gente debería estar junta de por vida, como las palomas o católicos."



"- ¿Alguien leyó que los nazis van a marchar a Nueva Jersey? Lo leí en el periódico. Deberíamos ir, juntar a varios hombres, conseguir tabiques y bates de béisbol e ir a explicarles las cosas. - Leí un artículo devastadoramente satírico sobre eso en el Times. - Un artículo satírico en el Times es una cosa pero tabiques y bates de béisbol sí que los harían entender las cosas. - Pero la sátira muy aguda es siempre mejor que la fuerza física. - La fuerza física siempre es mejor con los nazis porque es difícil satirizar a un sujeto con botas que brillan."

"- Finalmente tuve un orgasmo y mi médico me dijo que era del tipo equivocado. - ¿Tuviste uno del tipo equivocado? Yo nunca tuve uno del tipo equivocado. Mi peor orgasmo fue perfecto."

"Conoces a muchos genios. Deberías conocer gente tonta de vez en cuando. Podrías aprender algo."

"Ay, ¿qué es la belleza? Odio ser bella. Es muy subjetivo. Los hombres más brillantes caen muertos frente a un rostro bello. En cuanto te vas a la cama con ellos, si le das tan solo un poco quedan muy agradecidos."

"- ¿Tienes hijos? - ¿Yo? Sí. Tengo un hijo que ahora está siendo criado por dos mujeres. - Creo que eso es bueno. Leí un artículo en una publicación psicoanalítica. No necesitas un hombre. Dos madres son perfectas. -Siempre he creído que muy pocos sobreviven a una madre."

"- Escucha, tengo que ir por mi perro. ¿Me esperas? Voy a sacarlo a caminar. - ¿Tienes prisa? - No. Claro. Qué raza de perro es? - La peor. Es un perro salchicha. Es el sustituto del pene para mí. - Yo hubiera creído que en tu caso, tendrías un gran danés."



"¿Hola? ¿Cómo estás? No, no, de ninguna manera. Sólo estoy aquí sentado... hojeando la revista del periódico. No leí el artículo de las masas sin rostro de China. Veía los anuncios de lencería. Sí, es lo que atrae mi atención. En verdad son eróticos."

"- Mira, allí está Saturno. Saturno es el sexto planeta del sistema solar. ¿Cuántos satélites de Saturno puedes nombrar? Está Mimas, Titán, Dione, Hiperión, claro está. - No puedo nombrar ninguno. Por suerte, nunca surgen en mis conversaciones. -Hechos. Sí, tengo millones de hechos en la punta de la lengua. - Así es, y no significan nada, ¿verdad? Porque nada que valga la pena saberse puede ser entendido con la mente. Todo lo que en verdad es valioso debe entrar por una abertura diferente... si me perdonas el uso del asqueroso lenguaje figurado. -Yo no estoy de acuerdo. ¿Dónde estaríamos sin el pensamiento racional? - Confías demasiado en tu cerebro. Yo creo que el cerebro es el órgano más sobrestimado. -Te conozco. Probablemente piensas que soy demasiado cerebral. - Bueno, tiendes un poco a ser racional. ¿Qué importa lo que pienso de ti? Dios sabe lo que tú piensas de mí. - Tú me agradas. ¿Bromeas? Tienes una pequeña tendencia hostil... pero la encuentro atractiva. - ¿Ah, sí? Bueno, me alegro."

"Cariño, "molestia" es mi segundo nombre."

"- Estaba pensando que debe pasarme algo malo... porque nunca he tenido una relación con una mujer... que durara más que la relación de Hitler y Eva Braun. - Creo que sigues ebrio."

"Tomaron café descafeinado? No es muy romántico. Tiende al lado geriátrico."

"- ¡Qué santurrón eres! ¡Somos personas! Sólo somos humanos! ¡Tú te crees Dios! - Tengo que moldearme a semejanza de alguien."

"Tienes que tener un poco de fe en la gente."


Correspondencia entre Silvio Rodríguez y Montaner




El artículo de Silvio Rodríguez "Preguntas de un trovador", publicado en Rebelión el 30 de marzo, generó una respuesta de Carlos Alberto Montaner.

Preguntas de un Trovador (Silvio Rodríguez)


Si el flautista de Hamelín partiera con todos nuestros hijos ¿comprenderíamos que se nos va el futuro?
Si ese futuro que se nos va supiera adónde lo lleva el
flautista de Hamelín ¿partiría con él?
Si un huelguista de hambre exigiera que Obama levantara el bloqueo ¿lo apoyaría el Grupo Prisa?
Si los miles de cubanos que perdimos familia en atentados de la CIA hiciéramos una carta de denuncia
¿la firmaría Carlos Alberto Montaner?
Si algunas firmas meditaran antes de condenar las cárceles ajenas ¿resultarían incólumes las propias?
Si un líder del norte es un líder
¿por qué es caudillo el que nació en el sur?
Si la política imperial es responsable de algunas de nuestras desgracias ¿no deberíamos liberarnos también de esa parte de la política imperial?
Si condenamos la guerra fría ¿nos referimos a toda
o sólo a la porción ajena?
Si este gobierno ha sido tan malo ¿de dónde
ha salido este pueblo tan bueno?
Aborto (marque con una cruz):
asesinato, hedonismo, piedad
Homosexuales (marque con una cruz):
Elton John advierte que Cristo era gay
¿Quién le importa al PP? (marque con una cruz):
¿Zapata o Zapatero?
Si la Casa Blanca devolviera Guantánamo y acabara el embargo ¿qué posición (común) adoptaría
el Kama-Sutra europeo?
Si el que hoy maldice ayer bendijo
¿con quién pasó la noche?
Si de veras nos haría tanto daño una amnistía
¿por qué no me lo explican?
Si la suma de ambas intransigencias nos extingue y la nada baldía nos arrastra al pasado ¿nuestros hijos tendrán lo que merecen?
¿Qué pasa con los negros? ¿Qué pasa con los amarillos? ¿Qué pasa con los blancos? ¿Qué pasa con los rojos, con los azules e incluso con los hombrecillos verdes?
Si alguien roba comida y después resulta que no da la vida
¿qué hacer?
Si otro Martí naciera entre nosotros ¿podría ser emigrante, rapero, cuentapropista, ciudadano provincial en una chabola periférica?
Patria, Universo, Vida, respeto al semejante
y todos Venceremos un poquito"


Respuesta de Montaner:

"El cantautor Silvio Rodríguez me ha hecho una pregunta públicamente. Se la voy a responder. Es un magnífico y admirado compositor al que debe tomársele en cuenta. Dice Silvio: “Si los miles de cubanos que perdimos familia en atentados de la CIA hiciéramos una carta denuncia ¿la firmaría Carlos Alberto Montaner?”. La pregunta forma parte de lo que parece ser un poema o la letra de una canción inédita. El texto se titula Preguntas de un trovador que sueña y está disponible en un website llamado kaosenlared.net, vertedero ideológico en el que es posible leer elogios a los narcoterroristas de las FARC o a los asesinos de ETA, pero donde, de vez en cuando, aparecen críticas lúcidas a la dictadura cubana.


Por supuesto, Silvio: yo firmaría esa denuncia. La CIA, como todos los servicios de inteligencia, ha hecho cosas deplorables que merecen ser censuradas. Y las ha hecho el ejército norteamericano cuando maltrató cruelmente a los prisioneros. Y las sigue haciendo el Departamento de Justicia de Estados Unidos, y hasta la Corte Suprema, cuando priva a ciertos detenidos del amparo de la ley. Todo eso, incluida la pena de muerte, me parece abominable y contrario a un verdadero Estado de Derecho en el que se respeten las libertades individuales.

Ahora, Silvio, me toca preguntarte a ti: ¿firmarías una carta en la que se denunciaran los atropellos a los presos políticos cubanos y el acoso a las Damas de Blanco? Una carta en la que mostraríamos nuestro respeto por Orlando Zapata Tamayo, Guillermo Fariñas y todo aquel dispuesto a morir defendiendo su dignidad de ser humano. Una carta en la que solicitaríamos la condena a los policías responsables de la muerte de 41 infelices, la mayor parte niños y mujeres, que huían de Cuba en un barco en la madrugada del 13 de julio de 1994. Una carta en la que los cubanos les pediríamos perdón a los somalíes por la matanza de miles de personas llevada a cabo en 1977 y 78 por el ejército cubano en la Guerra de Ogadén, cuando Cuba se alió a la dictadura etíope. Una carta en la que se condenara la censura, el dogmatismo, el partido único, la persecución a las personas por tratar de defender sus ideas políticas, sus creencias religiosas, sus preferencias sexuales. Una carta en la que les dijéramos a los hermanos Castro que 51 años es un periodo demasiado prolongado para continuar imponiéndoles a los cubanos un sistema fallido y cruel en el que ya casi nadie cree, comenzando por ti, Silvio, y por tu talentoso hijo “Silvito”, músico, como tú, a quien apodan “el Libre” para diferenciarlos, porque Silvito ha decidido cantar y decir lo que piensa.

Voy a contestar por ti, Silvio: yo creo que la firmarías. Y creo que la firmaría el 90% de los cubanos, hartos ya de esa vieja dictadura de difuntos y flores. Y te diría más: es importante que todos los cubanos interesados en salvar el futuro (porque el pasado lo hemos hecho añicos irremediablemente), los de la oposición democrática y los reformistas del régimen, como es tu caso, se encuentren en un punto medio para buscar una salida a la trampa que nos van a legar los hermanos Castro cuando decidan morirse y nos dejen como herencia un manicomio empobrecido y sin ilusiones patrullado por una legión de policías corruptos.

Hace pocas fechas dijiste que a la palabra “revolución” hay que quitarle la “r” para comenzar a evolucionar. De acuerdo. ¿Cómo se hace ese prodigio? Se hace vaciando las cárceles de presos políticos, permitiendo la libre expresión de las ideas y la asociación espontánea y sin coacciones de las personas. No se trata de determinar ahora hacia dónde debe ir el país. Lo que se impone en este momento es abrir los cauces de participación para que los propios cubanos cambien todo lo que haya que cambiar y decidan democráticamente el rumbo que debe seguirse. Después, poco a poco, sin violencia, sin revanchas, pacíficamente, elección tras elección, las piezas irán cayendo en su lugar hasta que salgamos de la etapa actual y la sociedad, si así lo decide libremente, redefina el Estado y el perfil de la convivencia.

¿Hacemos esa carta juntos? Atrévete."




Respuesta de Silvio Rodríguez:

2 de abril, 2010

"Montaner:
Mi hijo Silvio-Liam es una voz que comienza a extender sus verdades. El ama a nuestro Apóstol, no le resulta incómodo, no desea borrarlo de la Historia. A él no le crispa que Martí haya dicho: “Viví en el monstruo y le conozco las entrañas”. Él escogió ponerse “el libre” por no sentirse atado. Asume haber nacido así y su padre aplaude que lo sienta y lo diga en su clave generacional.
Desconoces la razón de un joven, pero intentas apropiártelo. No pareces comprender mucho lo que aseguras defender. ¿Será costumbre tuya? Diseñas una Cuba distorsionada que propagan las monstruosas cadenas. Cortando y pegando repartes un odio que ha derribado aviones llenos de inocentes. Siempre he reprobado el hundimiento del remolcador “13 de marzo”. Pero quién va a creer que te importan los muertos somalíes, cuando no te interesan los cubanos que dieron su vida por un fingido prócer. A mí me conforta saber que no fue en vano el sacrificio de los caídos en Angola. No sólo porque los haya visto combatir y morir pobres y limpios, sino porque fueron consagrados en la eternidad por Nelson Mandela.
Atrévete, Carlos Alberto, a afirmar que Mandela mintió cuando dijo que la presencia cubana en África significó el principio del fin del apartheid.
Sé que tus argucias serán multiplicadas mil veces más que cualquier verdad desde Cuba. Desde esta dignidad cercada continuaré cantando lo que pienso: Sigo con muchas más razones para creer en la Revolución que en sus detractores. Si este gobierno es tan malo ¿de dónde salió este pueblo tan bueno?
Atrévete un día a respetar al prójimo. Atrévete a expulsar la soberbia. Atrévete a merecer un pueblo como este.
La Habana, Cuba"


Luigi Tenco


LUIGI TENCO (21 de marzo de 1938 - 27 de enero de 1967)







Luigi Tenco fue un cantautor y poeta italiano.

Pasó sus primeros años de infancia entre Cassine y Ricaldone, ambas localidades en la provincia de Alessandria hasta que, en 1948 la familia se mudó a la Liguria, primeramente a Nervi y después a Génova, donde la madre abrió un negocio de vinos.

Eligió primero el Bachillerato de Letras, para posteriormente cambiarse al de Ciencias. Durante sus estudios de secundaria creó un grupo musical, la Jery Roll Morton Boys Jazz Band, en la que tocaba el clarinente. Posteriormente creó el grupo I Diavoli del Rock, junto con Gino Paoli Se matriculó en la Facultad de Ingeniería, que dejó para pasar a la de Ciencias Políticas. En este periodo entró a formar parte del Modern Jazz Group de Mario de Sanctis. Fundó también un trío, bautizado jocosamente como el Trío Garibaldi junto a Marcello Minerbi y Luigi Coppola, que duró solamente una veintena de días.

Su debut discográfico fue con el grupo I Cavalieri, junto a Gianfranco Reverberi, Paolo Tomelleri, Enzo Jannacci y Nando de Luca. El grupo grabó el "45 revoluciones" (por la tecnología de velocidad de grabación a 45 rpm) titulado Mai, al que siguió Mi chiedi solo amore. En este periodo adoptó el seudónimo Gigi Mai.

En 1961 grabó su primer disco en solitario, con su nombre auténtico, titulado Quando. En 1962 tuvo una pequeña experiencia cinematográfica con el filme La Cuccagna, de L. Salce, donde colaboró con Fabrizio De André en la banda sonora. El primer "33 rpm" de Luigi Tenco apareció aquel año, con éxitos como Mi sono innamorato di te y Angela, y también Cara maestra, que no fue aceptada por la Comisión para la Censura.

En 1963 se rompe su amistad con Gino Paoli, a causa de la relación de éste con Stefania Sandrelli. En septiembre de ese año sus canciones Io si y Una brava ragazza fueron también rechazadas por la censura.

En 1965, después de varias prórrogas, se incorporó al servicio militar, buena parte del cual pasó en diversos hospitales.

En 1966 firma un contrato con la RCA y graba Un giorno dopo l'altro, que se convierte en música de la serie de televisión Il commissario Maigret. Otros sucesos de la época son Lontano lontano, Uno di questi giorni ti sposerò, E se ci diranno y Ognuno è libero.

Conoce en Roma a la cantante ítalo-francesa Dalida, con la que vivirá, según algunas fuentes francesas, una historia de amor. No obstante, su verdadera relación con Dalida es muy discutida. Según algunas fuentes italianas  esta relación no fue nada más que una relación de trabajo y su verdadero amor fue Valeria.

En 1967 se presentó al Festival de San Remo con la canción Ciao amore ciao, pero la canción no fue admitida por la comisión del festival. Rechazada también en la repesca, el cantante cayó en la desolación. Se encerró en su habitación del Hotel Savoy y se suicidó de un disparo en la cabeza.

Las verdaderas razones de su suicidio son desconocidas y, quizás no se sepan nunca. Pero parece que una de las razones probables fueron sus relaciones "difíciles" con Valeria (otra razón a menudo mencionada era su fracaso en el Festival de San Remo). Después de su muerte, en una de las entrevistas, Dalida dijo: "Es una pantalla que ahora quieren tender. Quieren crear una imagen del ídolo que no soporta el fracaso y se mata. La verdad es muy otra. Creo que la verdad de esta muerte injusta la saben Dios y esa muchacha que no supo cuan enamorado estaba Luigi de ella."

Por otro lado, de las cartas de Luigi a Valeria: "Ho tentato in tutti i modi, ho passato delle notti intere (aspetta un attimo!) a bere, a cercare di farle capire chi sono, cosa voglio, e poi... ho finito col parlarle di te, di quanto ti amo". (Se trataba de "fare capire" a Dalida).

Años después de su muerte, se creó en su pueblo natal el Club Tenco, en su memoria, que preserva su legado y su vida, y hoy se celebra un festival anual de la canción italiana en dialectos, que lleva su nombre.(Fuente: Wikipedia)




Luigi Tenco - Ho capito che ti amo



Desde el primer momento,las circunstancias de la muerte de Luigi Tenco fueron muy confusas,rayando a veces en lo esperpéntico.



Antonin Artaud.- Carta a un rector de la universidad




Señor rector:

En la estrecha cisterna que. llamáis "Pensamiento": los rayos del del espíritu se pudren como parvas de paja. Basta de juegos de palabras, de artificios de sintaxis, de malabarismos formales; hay que encontrar - ahora - la gran Ley del corazón, la Ley que no sea una ley, una prisión, sino una guía para el Espíritu perdido en su propio laberinto. Más allá de aquello que la ciencia jamás podrá alcanzar, allí donde los rayos de la razón se quiebran contra las nubes, ese laberinto existe, núcleo en el que convergen todas las fuerzas del ser, las últimas nervaduras del Espíritu. En ese dédalo de murallas movedizas y siempre trasladadas, fuera de todas las formas conocidas de pensamiento, nuestro Espíritu se agita espiando sus mas secretos y espontáneos movimientos, esos que tienen un carácter de revelación, ese aire de venido de otras partes, de caído del cielo.

Pero la raza de los profetas se ha extinguido. Europa se cristaliza, se momifica lentamente dentro de las ataduras de sus fronteras, de sus fábricas, de sus tribunales, de sus Universidades. El Espíritu "helado" cruje entre las planchas minerales que lo oprimen. Y la culpa es de vuestros sistemas enmohecidos, de vuestra lógica de dos y dos son cuatro; la culpa es de vosotros - Rectores - atrapados en la red de los silogismos. Fabricáis ingenieros, magistrados, médicos a quienes escapan los verdaderos misterios del cuerpo, las leyes cósmicas del ser; falsos sabios, ciegos en el más allá, filósofos que pretenden reconstruír el Espíritu. El más pequeño acto de creación espontánea constituye un mundo más complejo y más revelador que cualquier sistema metafísico.

Dejadnos, pues, Señores; sois tan solo usurpadores. ¿Con qué derecho pretendéis canalizar la inteligencia y extender diplomas de Espíritu?

Nada sabéis del Espíritu, ignoráis sus más ocultas y esenciales ramificaciones, esas huellas fósiles tan próximas a nuestros propios orígenes, esos rastros que a veces alcanzamos a localizar en los yacimientos más oscuros de nuestro cerebro.

En nombre de vuestra propia lógica, os decimos: la vida apesta, señores. Contemplad por un instante vuestros rostros, y considerad vuestros productos. A través de las cribas de vuestros diplomas, pasa una juventud demacrada, perdida. Sois la plaga de un mundo, Señores, y buena suerte para ese mundo, pero que por lo menos no se crea a la cabeza de la humanidad

Paraisópolis (Sau Paulo)



"Esta fotografía muestra la frontera entre la favela de Paraisópolis y el distrito de Morumbi, uno de los barrios más ricos de São Paulo, en Brasil. La hice en el año 2004 para un suplemento del diario Folha de São Paulo con el que se conmemoraba el 450 aniversario de la ciudad. Habíamos alquilado un helicóptero para así poder cubrir un buen número de temas. Uno de ellos era, claro está, las viviendas. Marlene Bergamo, fotógrafa y muy buena amiga mía, me habló y me sugirió este lugar en concreto. La imagen terminó ocupando la portada del mencionado suplemento.

Desconocía totalmente este lugar hasta que lo vi desde el helicóptero. Creo que parte del mérito de la imagen reside en la composición. Mi objetivo era que la pared estuviera justo en medio de la imagen para que separara los dos mundos. También evité incluir el cielo para crear así un efecto geométrico de dos dimensiones. Tuvimos que hacer varias pasadas con el helicóptero hasta que obtuve la foto que quería.

La escena es importante porque ilustra de forma inequívoca uno de los mayores problemas de Brasil y Latinoamérica: la desigualdad social, algo nada fácil de plasmar en imágenes. La tensión es algo con lo que estamos acostumbrados a vivir, pero es complicado plasmar ese sentimiento en algo más palpable.

La composición geométrica y el muro que divide los dos lados contribuyen a discernir inmediatamente lo que estamos viendo. Sin embargo, el innegable impacto que produce la imagen viene acompañado de una distorsión: los ricos y los pobres de São Paulo no viven unos al lado de otros, tal y como se ilustra aquí. La favela de Paraisópolis no es uno de los peores lugares para vivir y la gente más rica de la ciudad no vive en esos edificios con piscinas en cada piso.

Aunque físicamente la ciudad no es exactamente como se muestra aquí, la sensación que se tiene al vivir en São Paulo sí se asemeja a lo que transmite la foto. La constante tensión de los guetos y las ciudades está en todas partes, con sus muros, sus guardias de seguridad y sus cámaras de vigilancia. El muro está en todas partes.

Ésta es una de las fotografías más conocidas del Brasil contemporáneo. Desde que la capturé hace ya ocho años ha aparecido publicada en decenas de periódicos, revistas, tesis universitarias, libros, materiales educativos y exposiciones de todo el mundo. Fue una de las imágenes más emblemáticas de la décima edición de la Bienal de Arquitectura de Venecia, y también formó parte de la exposición 'Global Cities' de la Tate Modern, en Londres.

Nuestro futuro está en las ciudades y en cómo convivimos en estos espacios. Yo intento comprender São Paulo como el excelente laboratorio que es."

(Tuca Viera, fotógrafo)

Declaraciones obtenidas por Calvin Dexter.