Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

jueves, 3 de enero de 2013

Bernard Shaw.- Cita


"Ves cosas y dices ¿por qué? Pero yo sueño cosas que nunca fueron y digo, ¿por qué no?'

(Bernard Shaw)

Imagen: Franz Marc.- Caballo soñando

Sydney Pollack.- clases magistrales




El cine trata sobre relaciones humanas."Los tres días del cóndor" y "Memorias de África"

"...hacer películas es, fundamentalmente, contar historias, aunque no diría que yo hago películas para contar historias; la verdad es que no. El interés principal  que tengo son las relaciones. Para mí las relaciones son una metáfora de todos los demás aspectos de la vida: la política, la moralidad... todo. Así que, básicamente, hago peliculas para aprender más cosas sobre las relaciones, pero no para decir algo, porque no sabría qué decir. Creo que, fundamentalmente, hay dos tipos de cineastas: los que saben  y conocen una verdad que quieren comunicar al mundo y los que no están muy seguros de qué respuesta tiene algo y hacen la película como medio para tratar de averiguarlo. Esto es lo que hago yo.
Es importante no intelectualizar en exceso el proceso de rodar una película y, sobre todo, no hay que hacerlo durante la filmación propiamente dicha (...) De la manera en que trabajo, intento determinar tan pronto como sea posible cuál es el tema de la película, qué idea central se expresa a través del argumento. Una vez que ya lo sé, una vez que me he imaginado el proceso unificador, cualquier decisión  que tome durante el rodaje se verá influida por ese principio y, por lo tanto, responderá a una cierta lógica. Y, en mi opinión, el éxito de la película depende de si las opciones que escoges en el rodaje, en tanto que director, se mantienen fieles a la idea original o no.
Por ejemplo, "Los tres días del cóndor" es una película sobre la confianza. Robert Redford interpreta a un personaje que enseguida confía en la gente y que aprenderá a ser más desconfiado. En cambio, Faye Dunaway interpreta a una mujer que no confía en nadie y que, gracias a esa situación dramática, aprenderá a abrirse a los demás. En "Memorias de África", la idea central es la posesión. Trata de Inglaterra intentando poseer a África y de Meryl Streep intentando poseer a Robert Redford. Si tomas ambas películas y las analizas, secuencia  a secuencia, sería capaz de justificar todas mis elecciones, como cineasta, a propósito de los respectivos temas. "



Hago películas para mí mismo

"El único modo de hacer películas para un público es hacerlas para tí mismo; no por arrogancia, sino simplemente por razones prácticas. Una película tiene que ser un entretenimiento, es una verdad como un templo. ¿Pero, cómo puedes saber lo que va a gustar al público? Tienes que utilizarte a ti mismo como referencia. Yo lo hago, aunque a veces me equivoco. Cuando hice "Havana" me equivoqué, pero hoy volvería a hacerla de la misma manera. Elijo los proyectos que me interesan y he tenido la suerte de que casi siempre, mis películas también han interesado al público. Sin embargo, si hubiera tratado de adivinar lo que el público quería ver, estoy seguro de que habría fracasado, porque es como intentar resolver un problema matemático muy complejo"

"Tal como éramos"



"La mayoría de películas que he hecho incluían una discusión sobre la manera de vivir de dos personas. Debo admitir que suelo ser un poquito más comprensivo con las mujeres que con los hombres.... en mis películas las mujeres acostumbran a ser un poco más inteligentes o poseer una visión más humanista de las cosas. Sucede así en una película como "Tal como éramos" Si se observa el papel de Barbra Streisand diría que, aunque tiene muchas cosas tontas, a la larga puede que tuviera más razón que él. ... gran parte del trabajo que hice en el filme, desde el primer momento, consistió en reforzar el papel de Redford, porque en el guion original ella era una mujer muy apasionada y comprometida, y él no era más que un tipo al que le daba todo igual...En mi opinión la pregunta interesante es:¿cómo tomas una decisión cuando dos personas tienen un argumento válido? Puede que tenga ideas preconcebidas sobre determinados actos morales, pero no cuando se trata de la relación entre dos personajes. Y creo que cuanto más difícil es determinar quién tiene razón, mejor es la película."

La dirección de actores



"Los actores son muy tímidos. Me importa un comino lo que digan: sé que pueden sentirse humillados con mucha facilidad y que no prueban ciertas cosas si hay gente mirando. Nunca doy instrucciones a un actor delante de otros actores, porque si lo hago, cuando repita la escena, sabrá que yo le estoy observando y le estoy juzgando, por supuesto ¡pero también sabrá que los demás actores le están observando y juzgando!... Creo que, si hay siete errores en la escena, hay que comentar sólo uno. Entonces, una vez se ha corregido, se comenta otro y así sucesivamente... No puedes pedir a un actor que piense en cinco cosas distintas al mismo tiempo; debes tener paciencia.


No paso demasiado tiempo ensayando, porque siempre me da miedo acertar en los ensayos y que se pierda en la interpretación . Así que, cuando creo que nos estamos acercando, traigo al equipo...
Creo que el error más habitual que puede cometer un director es dirigir demasiado.... La interpretación no tiene nada que ver con la intelectualidad. Un actor no necesita entender lo que está haciendo de una forma convencional, simplemente tiene que hacerlo. De modo que hay que distinguir la dirección que produce comportamiento y la que produce entendimiento; esta última es completamente inútil. Muchos jóvenes directores se pasan horas hablando sobre el significado de  una escena y nunca dirigen el comportamiento. Eso no va a hacer que un actor esté más enfadado o más conmovedor en la escena. Sólo necesita entender lo que tiene que vivir con sinceridad en un conjunto de circunstancias imaginarias.  Lo que te impulsa a hacer algo es lo que quieres, no lo que piensas. "

Tomado del libro "lecciones de cine", con  clases magistrales de grandes directores recogidas por Laurent Tirard (Editorial Paidós)


Filmografía selecta como director:


La intérprete (The Interpreter) (2005) director, productor ejecutivo y actor
Sketches of Frank Gehry (2005) director
Random Hearts (1999) director
Sabrina (y sus amores) (1995) director/productor
La tapadera (The Firm) (1993) director/productor
Habana (1990) director/co-productor
Memorias de África (1985) director/productor
Tootsie (1982) director/productor/actor
Ausencia de malicia (1981) director/productor
El jinete eléctrico (1979) director/actor
Bobby Deerfield (1977) director/productor
Yakuza (1975) director/productor
Los tres días del Cóndor (1975) director
Tal como éramos (1973) director
Las aventuras de Jeremías Johnson (1972) director
Danzad, danzad, malditos (1969) director/guionista/productor
Castle Keep (1969) director
The Swimmer (1968) co-director
The Scalphunters' (1968) director
Propiedad condenada (1966) director
The Slender Thread (1965) director

Sergio Leone


"Solamente la existencia de Caín nos hace amar a Abel" SERGIO LEONE

(3 de enero de 1929 – 30 de abril de 1989)




Sergio Leone  fue un guionista, productor y director de cine italiano. Es uno de los directores más famosos de la historia del cine, y es sobre todo conocido por sus 'spaghetti western'.

Hijo del director de cine Vincenzo Leone, que a veces filmaba con el seudónimo de Roberto Roberti. Su padre fue director de cine hasta que en 1943 Benito Mussolini le solicitó una opinión sobre un guion que había escrito y desgraciadamente Vincenzo fue sincero, a partir de ese momento nunca volvería a dirigir.

Sergio, aún muy joven, entra en la industria del cine, y con 20 años es actor y asistente de dirección de Ladri di biciclette (1948) de Vittorio de Sica. Después estaría en grandes producciones estadounidenses rodadas en Europa. Entre ellas Quo Vadis? (1951) de Mervyn Le Roy, Helena de Troya (1955) de Robert Wise, Ben-Hur (1959) de William Wyler o Historia de una monja (1959) de Fred Zinnemann.

En 1959 le dieron la oportunidad de sustituir, por enfermedad, al director Mario Bonnard durante el rodaje de Los últimos días de Pompeya, aunque no pudo firmar la película.

Su primera película oficial fue El coloso de Rodas (1960) y dos años más tarde sustituiría de nuevo a un director, Robert Aldrich, en Sodoma y Gomorra. Aldrich fue una influencia clave para Leone, con películas como Veracruz (1954), donde el perfil clásico del western se desdibuja con personajes más ambiguos y carentes de valores.

A partir de aquí comienzan sus obras más personales, que se inicia con la famosa trilogía western, también conocida como Trilogía del dólar, en coproducción con varios países europeos y rodada en la árida región de Tabernas, Almería (España), así como en las proximidades de Carazo en la Sierra de la Demanda, Burgos. La trilogía obtuvo un inesperado gran éxito, conduciendo al western a su último período cinematográfico, el llamado spaguetti western, género muy cultivado en el cine de los 70, además de aportar dos nuevos talentos al medio, el compositor Morricone, amigo desde la infancia del director, y el actor Clint Eastwood, desconocido hasta entonces, al que el director contrata entre un grupo de actores. El personaje creado para Eastwood, "el hombre sin nombre", es el prototipo de antihéroe del spaguetti western. Hombre duro y solitario, sin escrúpulos ni sentimientos y movido por el dinero. De esta manera Leone crea un icono del cine, personalidad ruda, pocas palabras, mirada de hielo, invencible en múltiples duelos. Siempre vestido con un poncho raído y un cigarro en los labios, es capaz de matar a sangre fría, si es necesario por la espalda, para conseguir su objetivo. Es un personaje que se convertirá en esteroetipo en múltiples films y que influirá de forma decisiva a directores, actores e incluso a los dibujantes de cómic actuales. Como anécdota curiosa, destacar que Por un puñado de dólares tuvo ciertos problemas legales al plagiar una película anterior de Akira Kurosawa titulada Yojimbo (1961).

Tras esta trilogía no deja la temática del western y filma una de sus obras maestras, Hasta que llegó su hora, un western crepuscular rodado en Cinecittà, Almería y en los mismos escenarios estadounidenses en los que rodó la mayor parte de sus películas su admirado John Ford.

Tras un período más dilatado, vuelve al cine, casi por obligación, con ¡Agáchate, maldito!, que tiene menos éxito que sus películas precedentes y basada en la revolución mexicana. Esta película la dirige a última hora debido a problemas con el director elegido. Por último, dirige la que muchos consideran su obra maestra, Érase una vez en América, un "western moderno" basada en la época de los gángsters. En Europa tuvo gran éxito a pesar de las cuatro horas de duración, pero en EE. UU. se ofrece una versión recortada a casi dos horas, además de alterar su montaje (la historia fue contada linealmente y no como en la original en que se utilizan flashback).

Sergio tuvo siempre a su lado a un amigo de la infancia, que hizo más grande aún sus películas, el compositor Ennio Morricone.

Sergio Leone falleció en 1989, cuando estaba preparando la película Leningrado, debido a los problemas de corazón que sufría desde que entró en juicios con la Warner Bros por la película Once Upon A Time In America. La productora recortó en más de una hora el film y contrató para esta labor al encargado de montaje de Loca academia de policía.

Leone, que planeaba retomar el género que le llevó a la fama, el western, tiene una calle dedicada con su nombre en la ciudad de Almería, España.(Fuente:Wikipedia)




Il buono, il brutto, il cattivo (conocida como El bueno, el malo y el feo o EL BUENO,EL FEO Y EL  MALO) es una película del género spaghetti western estrenada en 1966. Fue dirigida por Sergio Leone y protagonizada por Clint Eastwood, Lee Van Cleef y Eli Wallach. El guion fue escrito por Age & Scarpelli, Luciano Vincenzoni y Leone. La fotografía estuvo a cargo de Tonino Delli Colli, y la banda sonora fue compuesta por Ennio Morricone.

Es la tercera y última película de la llamada «Trilogía del dólar», siendo precedida por Por un puñado de dólares (Per un pugno di dollari, 1964) y La muerte tenía un precio / Por unos pocos dólares más (Per qualche dollaro in più, 1965). La trama gira en torno a tres pistoleros que luchan por encontrar un tesoro durante la Guerra de Secesión (Guerra Civil estadounidense).