Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Joan Collins y la Teoria General de las Ingles



No hace mucho se reseñaba a la actriz inglesa Joan Collins (1933) en una lista de las grandes "trepas" del mundo del cine. Lo bueno es como se tomaba ella las críticas. Un día tuvo que aparecer ante la prensa y se presento vestida con un traje hecho de recortes de periódico, recortes que no eran sino las críticas recibidas durante los meses anteriores. Evidentemente vestía su vida de ellas.

Era hija de un empresario teatral y ejerció como modelo y corista antes de intervenir en algunas películas en su país natal. En la primera de ellas tuvo que encarnar a Lady Godiva, rol para el cual le fueron inestimables sus evidentes credenciales: una pequeña pero sinuosa figura a la que acompañaban unos ojos deslumbrantes. Y es que ese era gancho principal, no tenía un grandioso talento como estrella de cine, así que se movía a base amoríos de primera plana de revista (Warren Beatty, Dennis Hopper, Ryan O'neal, Harry Belafonte....) aparte de cinco matrimonios al más puro estilo de Liz Taylor. Tampoco le hizo ascos al Playboy (si alguien tiene ese número que avise!!). Con todo este fuego de artificio logró que Hollywood se fijase en ella y condensó en el año 1955 los que seguramente son sus mejores papeles, así hizo de la princesa Nellifer en la interesante "Tierra de faraones" (1955), resultando también reseñable su trabajo en "El favorito de la reina" (1955) en la que al parecer se llevo a matar con Bette Davis o "En la muchacha del trapecio rojo" (1955). En cualquier caso Hollywood no logró aprovechar la desbordante sensualidad que la Collins era capaz de transmitir por aquellos años y prontamente, ya por 1960, estaba haciendo papelitos por la ruta europea, lo que en aquellos años era una señal inequívoca de horas bajas.



En 1978 se alió una vez más con el escándalo y filmó "El semental", una adaptación de la erótica novela de su hermana Jackie Collins en la que la actriz se mostraba ante todos en "muy buena forma física". Y ese éxito circunstancial la condujo a su mayor logro y a su definitivo reconocimiento como actriz, gracias a su elección para dar vida a la pérfida y lujuriosa Alexis Carrington Colby en la famosa serie ochentera "Dinastía" a la que seguirían otros trabajos televisivos. De su éxito en Dinastía dijo "Fue la ocasión de dejar de ser ese libro que espera que alguien se lo lleve de la biblioteca". Durante los últimos años se ha mantenido presente mediante campañas publicitarias de productos de moda y belleza, así como con apariciones (pagadas) como invitada en televisión y en actos públicos. Sus novelas y libros de memorias han tenido también notable éxito, siendo traducidos a 30 idiomas y vendiendo unos 50 millones de unidades.

Terminó obteniendo la Orden de Dama del Imperio Británico (por sus trabajos artísticos y de caridad -todo hay que decirlo-). Supongo que de haber tenido que hacer aquel examen de "Amanece que no es poco": Las ingles..... teoría general de las ingles, efecto sobre el hombre de las ingles........ habría sacado muy buena nota.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada