Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

domingo, 10 de noviembre de 2013

Errol Flynn, un pedigüeño de narices




El actor Errol Flynn era todo un personaje en la vida real, amigo de juergas y francachelas, era también muy aficionado a disfrazarse y gastar bromas. Un personaje de la fama que Errol Flynn tenía por aquellos años era muy difícil que lograra pasar inadvertido entre la gente, de este modo solía llevar siempre en su equipaje un par de narices postizas, según él mejor artilugio, que bien hecha y colocada, uno pueda encontrar para cambiar totalmente la personalidad y fisonomía de una persona. Así, cuando quería disfrutar de la vida normal de un ser anónimo y tomarse una cerveza despreocupadamente en cualquier bar solo tenía que colocarse uno de aquellos apéndices nasales que en tanta estima tenía. 

Pero su afición por los disfraces no consistía tan solo en el hecho de resultar ocasionalmente "un hombre a una nariz pegado"; en cierta ocasión, cuando llevaba alguna copa de más, algo no muy extraño en él, se apostó una cena con John Barrymore (con el que aparece en la foto) a ver cual de los dos conseguía más monedas haciendo de mendigo. Se maquillaron a conciencia, se pusieron ropas viejas y raídas hasta parecer verdaderos vagabundos sin recursos y se marcharon a los lugares habituales donde se colocaban los pedigüeños. No llegaron a recibir ni una sola moneda. Cuando los verdaderos vagabundos, que suelen tener los lugares donde se colocan ya acordados y repartidos entre ellos, vieron llegar dos nuevos competidores, además desconocidos para ellos, los echaron del lugar casi a patadas... Y es que a veces es más complicado conseguir un papel de vagabundo que el de "Robin de los bosques".....

No hay comentarios:

Publicar un comentario