Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

domingo, 23 de junio de 2013

Sonrisas y lágrimas (The sound of music; Robert Wise, 1965) .- Anécdotas y curiosidades



En la pasada ceremonia de los Óscar, cuando Christopher Plummer salió a entregar un premio, sonó de fondo la banda sonora de "The Sound of Music". Inmediatamente, el actor dejó constar su desagrado. Seguramente, el motivo de la broma es  la más que conocida opinión de Plummer sobre la película y su experiencia al rodarla. De hecho, se refirió al filme durante mucho tiempo como "The Sound of the Mocus" (literalmente, el sonido de los mocos), en lugar de "The Sound of Music". Es de sobra conocido que a Plummer durante el rodaje le sacaba de quicio Andrews, tanto que definió la filmación  con ella como "ser golpeado en la cabeza con una tarjeta de San Valentín gigante día tras día" . Fuera una simple broma o no el caso es que se han mantenido como amigos hasta hoy.  Según algunas fuentes era la popularidad que Julie Andrews tenía entre el equipo lo que irritaba tanto a Christopher Plummer. Sin embargo,  volvería a formar pareja con Julie Andrews en el telefilme "En el estanque dorado".





- La dirección de la pelicula se le ofreció a los mejores directores de la época: William Wyler, Robert Wise e incluso Gene Kelly. Todos la rechazaron y sólo Wyler se tomó en serio la posibilidad de dirigirla, siempre que Audrey Hepburn fuera la protagonista. La idea que tenía era enfatizar el drama de la invasión nazi, con tanques y demás, una visión muy distinta de la que hoy conocemos. Al final, postergó este proyecto y prefirió dirigir antes "El coleccionista". Entonces, el guión, que ya había sufrido grandes cambios, volvió a las manos de R. Wise (el director de West Side Story),  que aceptó ser el director de esta película.  En un principio  Wise había alegado  que no le interesaba el proyecto. Sin embargo,  la presión de  Zanuck, el  volver a trabajar  con sus colaboradores de "West Side Story" -Saul Chaplin, Ernest Lehman y Boris Leven- y el hecho de que su  anterior  proyecto tuviera que posponerse porque su protagonista ,Steve McQueen, había enfermado, le impulsaron a  aceptar. A pesar de todo, el director renegó de "la sacarina de la obra, la cual era imposible de eliminar al completo".

- Plummer cantó, pero no debió hacerlo muy bien, porque decidieron doblarle.



-Debbie Turner, la niña que interpretaba a Marta von Trapp de 7 años, perdió todos sus dientes en plena filmación; un dentista tuvo que implantarle una dentadura postiza en una sola noche.

-Para interpretar los papeles del Capitán Von Trapp y la Baronesa, Wise quizo a Christopher Plummer en lugar de Dean Martin, y a Eleanor Parker, cuya estrella se había apagado años antes, por encima de Doris Day o Debbie Reynolds.

-Se llegó a contratar a Julie Andrews, porque en esos momentos el público empezaba a acudir a los primeros pases de Mary Poppins y el nombre de la actriz empezaba a sonar entre la profesión; aunque su escasa fama, sumada al hecho de que en 1962 satirizó la historia de los Trapp en televisión junto a Carol Burnett, hacían que tuviera difícil conseguir el papel. Finalmente y pese a la oposición de la Baronesa y de Rodgers, Julie Andrews fue María Trapp gracias a la insistencia de Wise, y todo ello por la suma de 225.000 dólares.



-La película fue rodada en localizaciones de Baviera (Alemania Occidental) y en los estudios de las 20th Century Fox, en California (EEUU), pero fundamentalmente en Salzburgo (Austria).
Allí podemos seguir los pasos de María  y su nueva familia, de una punta a otra de la ciudad: la abadía benedictina de Nonnberg, construida en el año 714, por san Ruperto de Salzburgo, es el más antiguo de los países germanos. Como anécdota decir que la madre abadesa se negó a permitir que rodaran la película entre sus muros, por lo que sólo se pudo rodar el exterior, cuando los niños van a preguntar por María y tocan la campana; y se supone que es allí donde las hermanas cantan “María”, mientras la muchacha no aparece.

. Otra curiosidad es que precisamente rodando esa escena Julie Andrews tropezó y el director de la pelicula decidió dejar el espontáneo traspiés, para darle más fuerza al carácter de Maria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario