Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

jueves, 6 de junio de 2013

Ha fallecido Esther Williams, la sirena de Hollywood

 

A la edad de 91 años nos deja la que fue conocida como "La sirena de Hollywood": Esther Williams, un bellezón que hacía las delicias de los espectadores con sus evoluciones bajo el agua y las coreografías que idearon para ella. Su imagen en bañador fue una de las postales preferidas por los soldados para adornar sus taquillas, una verdadera pin
up acuática. Sus películas no podían alejarse mucho del agua como ella misma reconocía:

“Hollywood me trató muy bien. Era una niña mimada, pero la fórmula de mi éxito era el agua y no podía ser otra, de manera que nunca llegué a interpretar un papel dramático con éxito“

Y es que su éxito estaba indisolublemente unido al agua y como dijo Fanny Brice, una cómica de la época, sobre Williams: “Mojada es una estrella, seca no es nada”.

Era una gran nadadora y de no ser por la Segunda Guerra Mundial seguro que se habría llevado alguna que otra medalla en las suspendidas Olimpiadas de 1940. Poco después empezó a realizar exhibiciones con el también nadador Johny Weissmüller, no tardando los estudios en fijarse en ella y darle una oportunidad. Ella contaba sobre sus inicios:

"Me habían hecho unas primeras pruebas que gustaron al señor Mayer. Me llamó un día para verme actuar. Me dijo que me daría la réplica un actor de la casa. Yo pensé que sería cualquier principiante. ¡No puede imaginarse cómo me sentí cuando me recibió Clark Gable, con aquella sonrisa ancha y luminosa! Era mi actor preferido”.

“En MGM tenían un sistema basado en la búsqueda del talento dondequiera se encontrase. Sabían descubrirlo y colocarlo en el sitio adecuado. Cuando quisieron hacer el mejor Tarzán de la historia descubrieron a Johnny Weissmüller. Si querían rodar películas acuáticas me descubrían a mí. ¿Cómo sabían que yo aspiraba a hacerlas? ¡Misterio! Lo bueno es que coincidimos en el mismo deseo la MGM y yo”.

Cuando estrenó "Escuela de Sirenas" en 1944 la cosa resultó todo un éxito, dando carta de nacimiento a un nuevo género cinematográfico que casi nacería y moriría con ella, el musical acuático. Fueron nada menos que 26 películas acuáticas, títulos míticos como la ya mentada "Escuela de sirenas", "Juego de pasiones", "Ziegfeld Follies", "La hija de Neptuno", "Fiesta brava" o "Take me out to the ball game ".
 


 Cuando ya estuvieron de capa caída estos musicales Esther Williams se pasó temporalmente a los dramas con películas como "Sombras de la noche" , "Momento inesperado" y "El gran espectáculo". Ella tampoco estaba mucho por la labor y lo explicaba:

“Mi retiro coincidió con el final de una época. Con el auge de la televisión todo cambió demasiado. También la mentalidad de los productores. Yo tuve que mantenerme en mis trece, a fin de preservar mi dignidad estelar. Me dije: ‘Si ellos no quieren hacer mi género, yo no quiero hacer los de ellos’. Antes hacíamos cine. De pronto nos volvimos empleados y eso no me gustó”.

Descanse en paz la única sirena que se mostró a nuestros ojos

No hay comentarios:

Publicar un comentario