Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

martes, 11 de junio de 2013

Carta de Óscar Kokoschka a Alma Mahler ("la novia del viento")





(Viena) 15 de julio de 1912

 Has de llevar una vida noble, Alma, para seguir siendo un símbolo para mí. Olvídate de intentar llevar una doble vida; debes dirigir todas tus fuerzas a un único fin. Quiero extraer de ti toda la Naturaleza y esperar de ti toda la delicadeza y sensibilidad. Odio encarecidamente mi vida actual, que sólo me permite avanzar a trompicones, poniendo en mi camino dificultades irrisorias. No quiero seguir llevando una de esas existencias mediocres. He venido a ti, pero tú has de ser fuerte en carácter y no mostrarme jamás una debilidad, como muchas mujeres hacen.

Cada confirmación de ti misma a través de otros, cada reflejo de tu belleza, hieren mi orgullo y sensibilizan mi confianza puesta en ti, a quien tengo por símbolo de máxima perfección. Si intentas afirmarte en un vano capricho de otros, entonces es que no crees en ti misma y das importancia a un momento insignificante -en el que te olvidas de mí-, ofendiendo tus sentimientos, mi valor, la belleza que yo veo en ti, mis posibilidades y mi verdadera importancia.

Ten presente que solamente tú me importas y que no debes vacilar ante tu decisión de asumir el peligro que supone para mí el perderte, pues ese peligro ya no será tal si realmente has decidido abandonarme. Pero, si utilizas la fuerza de tu alma y la belleza de tu cuerpo, tan importantes para mí, para hacer de mí una víctima viva y eficiente, entonces tú serás el motivo de mi vida, me darás fuerzas y tú y yo seremos uno. Lee esta carta cada día, Alma.



Traducción de Elisabeth Flores.

Cartas a Alma Mahler. 1905-1919.  Barcelona. Ediciones de Nuevo Arte Thor. 1986. Pág. 30-31.

No hay comentarios:

Publicar un comentario