Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

domingo, 19 de mayo de 2013

Rossini y las estatuas




Una de las grandes incognitas del mundo de la música es la razón por la que un músico de la talla de Rossini, en plenitud de facultades y en la cima de su éxito, decide dejar de componer durante los últimos cuarenta años de su vida. Pudo ser por hastío, por cuestiones de salud o simplemente por falta de necesidad, dada la gran fortuna que había acumulado con sus éxitos operísticos. 

 Como consecuencia de aquellos éxitos llegaron a realizar una recolecta de fondos para erigirle una estátua en Paris. Cuando se lo comunicaron al músico este pregunto:
-¿Cuánto se ha recaudado ya para ese fin?
- Cerca ya de ochenta mil francos - le contestaron-
- Miren ustedes -apostilló Rossini- cuando la cifra aumente a cien mil, díganmelo, y no gasten el dinero en la estatua, sino que será mejor que me lo den a mí, y yo iré todos los días a ponerme un ratito sobre el pedestal"

 Abajo os dejamos una de esas perlas que componía el gran Rossini, la cavatina "Largo al factotum della citta" de "El barbero de Sevilla".


"Largo al factotum della citta"

No hay comentarios:

Publicar un comentario