Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

lunes, 20 de mayo de 2013

James Stewart



"Stewart siempre se interpreta a él mismo, pero es que Stewart es todo un personaje". (John  Ford) )



JAMES STEWART (20 de mayo de 1908 – 2 de julio de 1997)







James Maitland Stewart nació el 20 de mayo de 1908 en Indiana, Pennsylvania (Estados Unidos), hijo de comerciantes ferreteros. Cuando su destino parecía que se encaminaba a la arquitectura, pues estudió la carrera en la Universidad de Princeton, Jimmy Stewart comenzó a dedicarse a la interpretación al conocer al director Joshua Logan, quien le propuso que se uniera a su grupo teatral University Players, una compañía en la se encontraba gente como Henry Fonda o Margaret Sullavan.
Tras estos inicios Stewart se mudó con Fonda a la ciudad de Nueva York para probar fortuna en Broadway, en donde recibiría excelentes críticas por su trabajo.

Con la recomendación de la actriz y columnista Hedda Hopper, Jimmy realizó una prueba para la Metro Goldwyn Mayer, estudio que le contrataría a mediados de los años 30. Su primer papel fue en "The Murder Man" (1935), una película dirigida por Tim Whelan protagonizada por Spencer Tracy.
Al año siguiente, Stewart intervino en ocho títulos de los que los más destacados serían "Nacida para la danza" (1936) de Roy del Ruth, "Rose Marie" (1936) de W. S. Van Dyke, "Next Time We Love" (1936), un film dirigido por Edward Griffith que estaba co-protagonizado por su antigua compañera Margaret Sullavan, y "Ella, él y Asta" (1936), película dirigida de nuevo por Van Dyke.

Stewart alcanzaría el estrellato cuando coincidió por primera vez con el gran director Frank Capra en "Vive como quieras" (1938), una estupenda comedia co-protagonizada con Jean Arthur.
A raíz de ahí, Stewart terminó la década de los 30 con filmes del calibre de "Arizona" (1939), un western de George Marshall, "El lazo sagrado" (1939) de John Cromwell, "En este mundo traidor" (1939) de Van Dyke y otro título más de Capra, "Caballero sin espada" (1939), film por el que sería nominado al premio Oscar. La estatuilla fue para Robert Donat por su actuación en "Adios, Mr. Chips".
   

En los años 40 su carrera se vio frenada por su participación en la Segunda Guerra Mundial. Por sus servicios bélicos, James sería galardonando y nombrado coronel, alcanzando con el tiempo el rango de general. A pesar de que su trabajo como actor se vio suspendido por esta ausencia, la popularidad de Stewart alcanzó sus cotas máximas en esta época. Antes de acudir al ejército protagonizó películas como “The Mortal Store” (1940) de Frank Borzage, “El bazar de las sorpresas” (1940), comedia de Ernst Lubitsch en la que se emparejaba con Margaret Sullavan, “No puedo vivir sin ti” (1941) de Clarence Brown e “Historias de Filadelfia” (1940), una comedia de George Cukor que reunía a tres de los mejores intérpretes de la historia del cine: James Stewart, Cary Grant y Katharine Hepburn. Stewart logró el Oscar como mejor actor por esta película.


En la posguerra Jimmy volvería al cine después de cinco años sin participar en ninguna producción. Su primer film tras este largo alejamiento sería "Que bello es vivir" (1946), todo un clásico de Frank Capra por el que Stewart lograría convertirse en el actor favorito de la audiencia estadounidense.
Sería nominado al Oscar de nuevo, consiguiendo el galardón Fredric March por "Los mejores años de nuestra vida".

Los años 40 y 50 fueron periodos llenos de obras maestras que harían del actor de Indiana uno de los grandes de la historia del cine. Sólo citando una serie de sus títulos más imprescindibles se puede apreciar la importancia de este hombre a nivel interpretativo: "Yo creo en ti" (1948) de Henry Hathaway, "La soga" (1948) de Alfred Hitchcock (en su primera participación con el gran maestro del cine), "The Stratton Story" (1949) de Sam Wood, "El invisible Harvey" (1950) de Henry Koster -con nueva nominación al Oscar- "Winchester 73" (1950) de Anthony Mann (en también su primera colaboración -de las ocho- con Mann), "Flecha Rota" (1950), western con Jeff Chandler y Debra Paget como apaches, "Horizontes lejanos" (1952) de Mann, "El mayor espectáculo del mundo" (1952) de Cecil B. De Mille, "Colorado Jim" (1953), "Bahía negra" (1953) y Música y lágrimas" (1954), estos tres títulos de nuevo bajo las órdenes de Anthony Mann; "La ventana indiscreta" (1954) de Hitchcock, "Tierras lejanas" (1955) y "El hombre de Laramie" (1955), dos trabajos otra vez en compañía del director Anthony Mann; "El hombre que sabía demasiado" (1956) dirigido por Hitchcock, "La última bala" (1957) de James Neilson, "Vértigo" (1958) la obra maestra de Alfred Hitchcock, "El Héroe Solitario" (1957), biografía del piloto Charles Lindbergh con dirección de Billy Wilder, o "Anatomía de un asesinato" (1959), un film dirigido por Otto Preminger por el que volvió a ser nominado al Oscar, un Oscar que finalmente fue a parar a manos de Charlton Heston por su participación en el megaéxito "Ben-Hur".
En 1949 James Stewart se había casado con Gloria Hatrick Malean, de quien nunca se separó.

En los años 60 la producción de sus trabajos fue menguando, comenzando la década de manera espléndida al filmar con John Ford dos westerns memorables: “Dos cabalgan juntos” (1961) y “El hombre que mató a Liberty Valance” (1962).
El mismo año del rodaje de “El hombre que mató a Liberty Valance”, Jimmy participó en el western épico “La conquistar del Oeste” (1962), película que reunió a algunos de los nombres más prestigiosos dentro de la dirección e interpretación del famoso género estadounidense.
   

Después de estos títulos, un ya añoso James Stewart, protagonizó amables películas como "Mr. Hobbs take a vacation" (1962), "Take her, She's mine" (1963) o "Dear Briggite" (1965), las tres dirigidas por Henry Koster.
eran productos familiares de fácil consumo y sin pretensiones, lo mismo que otros westerns menores que hicieron que la figura de Stewart se fuese poco a poco retirando de la gran pantalla. Con actuaciones muy esporádicas Stewart se retiraría a principios de los años 80.
El 2 de julio de 1997 James Stewart falleció en Los Angeles. Tenía 89 años.

(Fuente:http://www.alohacriticon.com/elcriticon/article148.html)



HISTORIAS DE FILADELFIA” (1940) se basa en la obra teatral de Philip Barry girando alrededor de una dama de la alta sociedad a punto de contraer matrimonio por segunda vez. Plantea un análisis de los convencionalismos e hipocresía de la clase burguesa norteamericana en los años 40, salpicado con toda clase de enredos y situaciones humorísticas entre los tres personajes principales y varias situaciones cómicas que convierten a esa dama en una mujer diferente.
Cukor recoge la historia tratada en una exitosa obra de Broadway para dar rienda suelta a su buen hacer y plasmar una descripción de la alta sociedad de la costa este americana, en la cual tienen cabida todos sus aspectos más negativos, incluyendo el acoso de la prensa del corazón, que comenzaba por aquel entonces a irrumpir con fuerza.

“Historias de Filadelfia” fue un gran éxito y se convirtió en un hito que consolidó la carrera de todos los actores. James Stewart ganaría su único Oscar por esta cinta, encarnando a un joven periodista treinteañero e inseguro que acaba prendado de los tejemanejes sentimentales que se marca Kate Hepburn en este triangulo amoroso del que también forma parte Cary Grant.






The Man Who Shot Liberty Valance, conocido como Un tiro en la noche en Argentina y Chile, o EL HOMBRE QUE MATÓ A LIBERTY VALANCE en España, es una película estadounidense dirigida por John Ford y estrenada en 1962. Se trata de uno de los westerns más prestigiosos de su director, y un clásico del género en definitiva. La historia está adaptada a partir de un relato corto escrito por Dorothy M. Johnson.

No hay comentarios:

Publicar un comentario