Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

viernes, 15 de marzo de 2013

Schubert, el Ave María y la Dama del Lago.



El cierta ocasión dijo el genial Gershwin: "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

Lo curioso es que esta pieza no fue originalmente concebida por Schubert como una melodía que acompañase a la oración católica "Ave María".

La canción en realidad se llama Ellens dritter Gesang (Ellens Gesang III, D. 839, Op. 52 n.º 6), en español Tercera canción de Ellen y es un lied compuesto por Franz Schubert en 1825. Es una de sus obras más populares y ciertamente es conocida como "Ave María", aunque existen algunos conceptos erróneos en cuanto a su procedencia.

La pieza fue compuesta originalmente como un arreglo de una canción popular del poema épico de Walter Scott "La dama del lago" (The Lady of the Lake), en una traducción al alemán realizada por Adam Storck (1780-1822), y por lo tanto forma parte de Liederzyklus vom Fräulein vom See de Schubert. En el poema de Scott, el personaje de Ellen Douglas, la «dama» de «el lago» (Loch Katrine en las Tierras Altas de Escocia), se ha ido con su padre para esconderse en la cercana «Cueva del duende» para evitar la venganza del rey a su anfitrión, Roderick Dhu, el jefe del Clan Alpin, quien los había cobijado desde que el rey los exilió. Ella canta una oración dirigida a la Virgen María (un Ave María), invocando su ayuda. Roderick Dhu, que está en lo más alto de la montaña guiando al clan a la guerra, no oye su canción.

Se dice que la pieza fue interpretada por primera vez en el castillo de la condesa Sophie Weissenwolff en la pequeña ciudad austriaca de Steyregg y que estaba dedicada a ella, lo que la llevó a ser conocida como «la dama del lago».

Las palabras de apertura y el estribillo de la canción de Ellen, a saber, «Ave María», pudo conducir a la idea de adaptar la melodía de Schubert como un arreglo para el texto completo de la oración tradicional católica del Ave María. La versión latina del Ave María tiene ahora un uso tan frecuente con la melodía de Schubert que ha dado lugar a la idea errónea de que originalmente escribió la melodía como un arreglo para el Ave María.


La letra original traducida es la siguiente:

¡Ave María! ¡mansa doncella!
¡Escucha la oración de una doncella!
Tú puedes oír aunque sea de lo salvaje,
Tú puedes salvar en medio de la desesperación.
Seguros podemos dormir bajo tu cuidado,
aunque exiliados, marginados e injuriados –
¡Doncella! Oye la oración de una doncella;
¡Madre, oye a una hija suplicante!
¡Ave María!

¡Ave María! ¡Intacta!
El lecho de piedra que ahora tenemos que compartir
Parecerá este edredón de plumas apiladas.
Si tu protección se cierne allí.
El aire pesado de la tenebrosa caverna
Se respirará como bálsamo si tu has sonreído;
Entonces, ¡doncella! Oye la oración de una doncella;
¡Madre, ten en cuenta a una hija suplicante!
¡Ave María!


¡Ave María! ¡Formada sin mancha!
Demonios apestosos de la tierra y el aire,
De esta su acostumbrada guarida exiliados,
Huirán ante tu hermosa presencia.
Nos inclinamos a nuestra suerte de cuidado,
Bajo tu guía reconciliados;
Oye por una doncella la oración de una doncella,
¡Y por un padre oye a una hija!
¡Ave María!

El cuadro que acompaña el texto es el "Tondo Doni" de Miguel Angel, en el que se puede ver a la Sagrada Familia vestida de un color sensacional y con una amorosa Virgen en primer plano que recoge a Jesús de las manos de San José.



La pieza con el texto original. Canta Janet Baker


La archiconocida versión con la oración del "Ave Maria" - Pavarotti

 
El Ave María se encuentra versionado con todos los instrumentos posibles e intentando buscar algo original, os dejo con esta versión que hace Maurice Andre, posiblemente el mejor de los trompetistas de esta sublime melodía.
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario