Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

lunes, 4 de marzo de 2013

Miguel de Molina




“Yo soy muy agradecido.  En Argentina he encontrado mucha gratitud de la gente porque siempre he querido divertirlos con honestidad y con honradez y tengo aquí muchas querencias que me va a costar mucho dejarlas...Más no puedo deciros.  Que os recuerdo, os quiero y que mi casa está llena de cosas de España, que más queréis que os diga...” (Última entrevista concedida por MIGUEL DE MOLINA  a Carlos Herrera,pocos meses antes de morir
)


                                                        MIGUEL DE MOLINA 

 (Málaga, España, 10 de abril de 1908 - Buenos Aires, Argentina, 4 de marzo de 1993)








Aunque todos le conocían como Miguel de Molina, su verdadero nombre era Miguel Frías de Molina. Nacido en Málaga, 1906. De familia humilde, Miguel estudió en los salesianos, de donde terminó expulsado e ingresando en un reformatorio, pero no tardó mucho en decidir abandonar Málaga y llega a Algeciras consiguiendo trabajo en un burdel regentado por «Pepa la Limpia», llamada así por mantener el local como los chorros del oro y sin que allí se produjese nunca ningún escándalo. Miguel es contratado para ayudar en la limpieza del burdel, hacer la compra y cocinar.
Fascinado por el mundo del espectáculo comenzó formando parte de algunas compañías de segunda fila, actuando en locales de poca categoría, al tiempo que realizaba otros trabajos.
En este tiempo Miguel de Molina no tenía repertorio propio, sino que interpretaba versiones de coplas de otras artistas, sobre todo Concha Piquer, Estrellita Castro o Imperio Argentina.
Miguel de Molina interviene en la obra El amor Brujo, de Manuel de Falla, con Antonia Mercé La Argentina., en el papel del espectro.
Dos canciones son estandarte de Miguel de Molina, aunque ninguna de las dos fue estrenada por el. Ojos verdes, creada por los maestros Valverde, León y Quiroga. Miguel de Molina contaba que esta copla nació en el Café Granja de Oriente, en Barcelona, donde se encontraban Rafael de León, Federico García Lorca y el propio Miguel. Parece ser que la base de la canción la contó Lorca, al que siguieron los demás. Pidieron a Rafael de León que escribiera una canción con la historia y Miguel de Molina se ofreció para estrenarla cuando estuviese confeccionada. Al final la canción no fue Molina quien la estrenó, sino una cantante llamada Blanquita Suárez. Más tarde Miguel de Molina hizo una versión de la copla y Concha Piquer también la incorporó a su repertorio.
Aunque quizás la copla más interpretada por Miguel de Molina sea La bien paga, de Perello y Mostazo. Pero tampoco La bien paga, fue estrenada por Miguel, sino que lo hizo otra cantante llamada Pastora Solís, pero al gustarle tanto la copla la incorporó a su repertorio y la cantó miles de veces.
Otras coplas que tenía en su repertorio La tarara, María Jesús, La hija de don Juan Alba, Los piconeros, Antonio Vargas Heredia.
No podemos dudar que Miguel fue el creador de un estilo propio con chaquetilla blanca y pantalón ajustado, cuando no con una torera de lentejuelas o con blusa roja de lunares, completando el atuendo con un sombrero de ala ancha.
Solía cantar acompañado de alguna bailarina a la que cantaba las historias de amor de sus canciones, mientras la bailarina bailaba a su alrededor.
Miguel consigue por fin triunfar en Madrid, aunque será en Valencia donde de verdad llega a conseguir su madurez artística que rompe el estallido de la guerra civil, que le coge rodando su primera película en Barcelona, aunque nunca será estrenada y él vuelve a Valencia donde compra una casa para vivir con su madre.
De ideología izquierdista, vivió la guerra civil española en el bando de la República, lo que le provocó enormes dificultades tras la victoria del otro bando.
Después de ganar Franco, Miguel de Molina recibe la visita de un empresario, miembro del Movimiento, quien le obliga a firmar un contrato para actuar por toda España a cambio de 500 pesetas por actuación, cuando anteriormente llegó a cobrar 5.000. Además le informa que si no acepta estas condiciones no se le permitirá trabajar y se le pasará factura por haber cantado para las tropas republicanas.
Cuando lleva un año junto a otra compañera actuando para este empresario, aunque el sabe perfectamente que detrás existe otra persona, otra persona mucho más importante, decide que no va a renovar el contrato y así lo informa a su contratante y esa noche después de la actuación se encuentra con la sorpresa de que tres que le obligan a subir a un coche al decirles que son policía y tienen la orden de llevarles al Paseo de la Castellana, a la Jefatura Superior de Policía.
El vehículo no llega a la jefatura, sino que llegará a un descampado donde Miguel de Molina es brutalmente torturado: le arrancan el pelo a jirones, le rompen varios dientes y le desfiguran completamente la cara mientras le gritan «esto por rojo y maricón».
Las vejaciones sufridas a manos de los vencedores le llevaron al exilio en 1942 a Argentina y, aunque regresó a España y vivió en México, acabó sus días el 4 de marzo del año 1993 en su casa bonaerense.
   
 (Fuente: http://letrasviperinas.com/coplas/biografias/miguelmolina.html y Wikipedia)    


Miguel de Molina interpreta una de sus creaciones más conocidas, "La bien pagá", en este fragmento de la película "Esta es mi vida", dirigida por Ramón Vinoly Barreto y rodada en Argentina en 1952.




"Esta es mi vida", dirigida por Ramón Vinoly Barreto y rodada en Argentina en 1952.



OJOS VERDES


No hay comentarios:

Publicar un comentario