Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

lunes, 4 de febrero de 2013

Theda Bara: La primera "Devoradora de hombres"



"Estoy condenada a seguir haciendo papeles de vampiresa durante toda mi vida. Creo que es porque la humanidad necesita que le repitan la misma lección de moralidad una y otra vez."

Son palabras de Theda Bara, y en realidad ella misma forjó ese encasillamiento, durante los poco más de cuatro años que estuvo en lo más alto (suficientes para convertirla en un mito) representó por primera vez el rol de la perfecta "vampiresa", de la "mujer fatal", de ese tipo de mujer que después puso sus dominios en el cine negro y que es la perdición de los hombres, que disfruta seduciéndolos para destruirlos después. Su aparición, en contraste con las virginales actrices anteriores, tipo Lilian Gish, produjo un efecto brutal, y los hombres acudían en masa a los cines esperando desde la pantalla recibir mágicamente algún "mordisquito" pecaminoso. Hoy su belleza puede parecernos algo insulsa, pero en aquel tiempo fue sensación. En realidad incluso hasta la expresión "devoradora de hombres" parece tener su origen en la fotografía con la que se acompaña este artículo y en la que se puede ver a la actriz junto al esqueleto ya consumido de un hombre, como si acabara de devorar hasta su ultimo trocito de su carne. 

En sus películas encarnaba siempre a seres misteriosos y sensuales que gracias a su mirada penetrante y sugerente hacía caer en sus redes a los hombres a pesar de que estos pudieran intuir el peligro al que se veían abocados. Suya fue la frase "Bésame tonto"…. Y cuando se decidían y la besaban, se imponía la moral de la época y el varón recibía su justo castigo, tan pronto se abandonaba en brazos del mal, el placer y la lujuria que representaba la actriz.
 
Habiendo alcanzado la más alta cota de su fama con "Cleopatra" (1917), decía haber nacido a orillas del Nilo, cerca de las pirámides y que era fruto del amor entre un legionario francés y una princesa egipcia, por si fuera poco mantenía que fue amamantada con leche de serpiente y por supuesto tenía poderes sobrenaturales. Siguiendo con todo aquel montaje publicitario argumentó que su nombre Theda Bara era un anagrama que se conseguía jugando con las letras de "Arab Thead" - "Muerte Árabe" y acompañaba sus apariciones públicas con un velo que la cubría parcialmente, llenando de misterio todo su entorno.

Pero en el cine nada es lo que parece… En realidad había nacido en 1885 en Cincinnati (Ohio-EEUU) y su verdadero nombre era Theodosia Goodman, de modo que Theda no es sino el diminutivo de Theodosia y Bara proviene del segundo nombre de su abuela materna. Además en contra de la imagen de "vamp" que tenía en sus películas, Theodosia era en realidad una mujer en extremo tímida y tranquila en la vida privada. Así no es extraño que ella misma dijera:
 
"La gente se cree ciegamente lo que ve en la pantalla. Piensa que los artistas somos idénticos a nuestros personajes. Han llegado a romper carteles con mi imagen por eso, incluso una vez una mujer llamó a la policía porque su hijo estaba hablando conmigo." 

 Tras aquellos cuatro luminosos años, su rol fue quedándose obsoleto e intentaría por todos los medios cambiar de registro y relanzar su carrera, pero le fue imposible, los modelos de mujer habían cambiado, en parte gracias a ella, pero la habían superado decididamente, y lo que se demandaba era una mujer desenfadada, emancipada y moderna.

No le quedó más remedio que retirarse del mundo del espectáculo. Falleció en 1955 a causa de un cáncer abdominal.




 

 Imagenes de Theda Bara

No hay comentarios:

Publicar un comentario