Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

jueves, 10 de enero de 2013

Sal Mineo


“Nunca fuimos amantes James Dean y yo; pero pudimos haberlo sido”
SAL MINEO (10 de enero de 1939 - 12 de febrero de 1976)




Salvatore Mineo Jr. nació en el barrio neoyorquino del Bronx (Estados Unidos) el 10 de enero de 1939, descendiente de un emigrante siciliano que se dedicaba a fabricar ataudes.

Muy problemático en su infancia, fue expulsado del colegio a los ocho años y deseaba unicamente pasarlo bien por las calles de la Gran Manzana con su pandilla cometiendo pequeños robos ante la desesperanza de su familia, quienes le matricularon en una escuela de baile cuando Sal tenía diez años de edad.

Allí se apasionó por el mundo de la danza y de la interpretación y se apartó de la delincuencia.

En el año 1951 consiguió debutar y destacar en Broadway gracias a producciones teatrales como "La rosa tatuada" o "El rey y yo", musical que llevó a la fama a Yul Brynner.

A mediados de década se produjo el ansiado salto al cine cuando apareció en "Atraco Sin Huellas" (1955) de Joseph Pevney, "La Guerra Privada Del Mayor Benson" (1955) de Jerry Hopper y "Rebelde Sin Causa" (1955), la película de Nicholas Ray en la que compartió protagonismo con James Dean y Natalie Wood.

Mineo fue nominado al Oscar como mejor actor secundario por este último título, aunque finamente no logró la estatuilla que fue a parar a manos de Jack Lemmon por "Escala En Hawai".
  

Por esa época el rebelde Mineo también intentó convertirse en una estrella del rock'n'roll, grabando varios singles y un Lp a finales de los 50 que cosecharon moderadas ventas.

Además disfrutaba de las fiestas de Hollywood, en donde no ocultaba su bisexualidad, ya que tanto gozaba con compañía masculina como con sus parejas femeninas, entre ellas su novia Susan Ladin, quien se intentó suicidar después de que Sal la abandonara en 1967.

Su carrera cinematográfica no fue demasiado fecunda, pero aún así formó parte del reparto de títulos de éxito como "Gigante" (1956) de George Stevens, "Marcado Por El Odio" (1956) de Robert Wise, "Éxodo" (1960) de Otto Preminger, la superproducción bélica "El Día Más Largo" (1962), "El Gran Combate" (1964) de John Ford o "Huida del planeta de los simios" (1971), película dirigida por Don Taylor.

A pesar de que volvió a ser nominado al Oscar por "Éxodo" (ganó Peter Ustinov por "Espartaco"), Sal no se encontró a gusto con el tratamiento de los estudios hacia su talento, ya que generalmente repetía tipologías y casi siempre en papeles secundarios.

Para desarrollar su habilidad interpretativa regresó a Broadway e incluso se atrevió con la dirección teatral al dirigir la obra "Fortune and men's eye" (1969).

Sal Mineo fue acuchillado el 12 de febrero de 1976 cuando regresaba a su domicilio. Fallecio en el acto cuando tenía solamente 37 años. (Fuente:www.alohacriticon.com )







REBELDE SIN CAUSA (1955)

Fue aclamada por la crítica y nominada a tres Oscar de la Academia. "Rebelde sin causa" (1955), la película más famosa de James Dean, se convirtió automáticamente en "maldita" tras su estreno por la muerte de su prometedor protagonista. Pero la maldición de "Rebelde sin causa" ya no se explica sólo por el fallecimiento del malogrado Dean, sino porque muchos de los actores de esta cinta tuvieron un final trágico: las muertes de todos ellos fueron prematuras y tuvieron un componente de desgracia muy acentuado. Un halo de misterio y muerte rodea a muchos de los que formaron parte del equipo de rodaje de la película...

James Dean fue el actor más famoso de 'Rebelde sin causa' y, desgraciadamente, no llegó a ver la cinta. El actor fallecía a una semana del estreno con tan sólo 24 años, en un accidente de coche que también se calificó de "maldito". Dean se dejó la vida en el asfalto hace ya medio siglo y su prematura muerte le elevó a la categoría de "mito".

Natalie Wood, famosísima actriz de la época, falleció años después en unas circunstancias, también, muy extrañas: su cuerpo, vestido con sólo un camisón, apareció ahogado en aguas del Pacífico. Se desconocen las causas de cómo llegó a ahogarse, aunque la versión oficial es que se resbaló accidentalmente y cayó de su yate. Todavía hoy sigue la polémica sobre su muerte, pues se cree que su muerte fue causada por una disputa con su ex marido, el famoso actor Robert Wagner.

Sal Mineo, otro de los protagonistas del film y un sex symbol de la época, moría tempranamente a la edad de 37 años de una forma atroz y horripilante: fue acuchillado por un repartidor de pizzas que padecía un desorden mental. Lo curioso de la muerte de Mineo es que coincidía con los papeles que solía hacer: joven marcado por un final trágico.

Edward Platt, que en la película interpretaba el papel de Ray Fremick, murió repentinamente a los 58 años. Aunque al principio se dijo que había sido un ataque al corazón, su hijo confesó que el actor, conocido principalmente por su papel de El Jefe en la serie "Superagente 86", se quitó la vida y que ya lo había intentado hacer dos veces.

Nick Adams, que interpretaba a Chick en la película, también tuvo un trágico final. Su agente se lo encontró muerto en su domicilio. Las autoridades no pudieron discernir si fue un homicidio o un asesinato. La autopsia desveló que Adams había tomado estupefacientes. Tenía 36 años.

El director de la película, Nicholas Ray, se vio muy afectado por la muerte de Dean, gran amigo y persona con la que tenía mucho en común. A raíz de la muerte de su colega, toda la gloria que había alcanzado antes y a raíz de la exitosa "Rebelde sin causa" fue desapareciendo. Y es que después de dirigir esta película Ray no levantó cabeza. Durante el rodaje de "55 días en Pekín" sufrió una dolencia cardiaca; Cayó en el alcoholismo y en la ludopatía; Se convirtió en un adicto a las anfetaminas y sufrió el divorcio por parte de su mujer, que se unió sentimentalmente al hijo del director e hijastro de ella. Le diagnosticaron un cáncer que le mató tras una penosa agonía de dos años. Murió en 1979.
(Fuente://enmemoria.lavanguardia.com/historia/peliculas-malditas-james-dean-y-las-muertes-de-rebelde-sin-causa.html)

No hay comentarios:

Publicar un comentario