Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

viernes, 25 de enero de 2013

Enero y el Dios Jano




Jano (en latín Janus) es, en la mitología romana, un Dios bifrote que tenía dos caras, mirando una de ellas simbolicamente al pasado y otra al futuro. Jugando con la foto que acompaña el texto, podriamos decir que deseamos que el futuro este a la derecha, donde parece que la luz está de cara y podamos olvidar el sombrio paisaje de ese 2012 que hace poco nos abandonaba.

 Jano era el dios de las puertas, los comienzos y los finales. Por eso le fue consagrado el primer mes del año (que en español pasó del latín Ianuarius a Janeiro y Janero y de ahí derivó a Enero). Como dios de los comienzos, se lo invocaba públicamente el primer día de enero (Ianuarius), el mes que derivó de su nombre porque inicia el nuevo año. Se lo invocaba también al comenzar una guerra, y mientras ésta durara, las puertas de su templo permanecían siempre abiertas; cuando Roma estaba en paz, las puertas se cerraban. Jano no tiene equivalente en la mitología griega.

1 comentario:

  1. Muy interesante la historia de Janos. Por eso Río es de Janeiro, fue descubierto en ese mes.

    ResponderEliminar