Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Albert Camus




“Fue en España donde mi generación aprendió que uno puede tener razón y ser derrotado, golpeado, que la fuerza puede destruir el alma, y que a veces el coraje no obtiene recompensa”.

ALBERT CAMUS  (7 de noviembre de 1913 - 4 de enero de 1960)

Novelista, dramaturgo y ensayista francés. Nacido en el seno de una modesta familia de emigrantes franceses, su infancia y gran parte de su juventud transcurrieron en Argelia. Inteligente y disciplinado, empezó estudios de filosofía en la Universidad de Argel, que no pudo concluir debido a que enfermó de tuberculosis.

Formó entonces una compañía de teatro de aficionados que representaba obras clásicas ante un auditorio integrado por trabajadores. Luego, ejerció como periodista durante un corto período de tiempo en un diario de la capital argelina, mientras viajaba intensamente por Europa. En 1939 publicó Bodas, conjunto de artículos que incluyen numerosas reflexiones inspiradas en sus lecturas y viajes. En 1940 marchó a París, donde pronto encontró trabajo como redactor en Paris-Soir.

Empezó a ser conocido en 1942, cuando se publicaron su novela corta El extranjero, ambientada en Argelia, y el ensayo El mito de Sísifo, obras que se complementan y que reflejan la influencia que sobre él tuvo el existencialismo. Tal influjo se materializa en una visión del destino humano como absurdo, y su mejor exponente quizá sea el «extranjero» de su novela, incapaz de participar en las pasiones de los hombres y que vive incluso su propia desgracia desde una indiferencia absoluta, la misma, según Camus, que marca la naturaleza y el mundo.

Sin embargo, durante la Segunda Guerra Mundial se implicó en los acontecimientos del momento: militó en la Resistencia y fue uno de los fundadores del periódico clandestino Combat, y de 1945 a 1947, su director y editorialista. Sus primeras obras de teatro, El malentendido y Calígula, prolongan esta línea de pensamiento que tanto debe al existencialismo, mientras los problemas que había planteado la guerra le inspiraron Cartas a un amigo alemán.

Su novela La peste (1947) supone un cierto cambio en su pensamiento: la idea de la solidaridad y la capacidad de resistencia humana frente a la tragedia de vivir se impone a la noción del absurdo. La peste es a la vez una obra realista y alegórica, una reconstrucción mítica de los sentimientos del hombre europeo de la posguerra, de sus terrores más agobiantes. El autor precisó su nueva perspectiva en otros escritos, como el ensayo El hombre en rebeldía (1951) y en relatos breves como La caída y El exilio y el reino, obras en que orientó su moral de la rebeldía hacia un ideal que salvara los más altos valores morales y espirituales, cuya necesidad le parece tanto más evidente cuanto mayor es su convicción del absurdo del mundo.

Si la concepción del mundo lo emparenta con el existencialismo de Jean-Paul Sartre y su definición del hombre como «pasión inútil», las relaciones entre ambos estuvieron marcadas por una agria polémica. Mientras Sartre lo acusaba de independencia de criterio, de estirilidad y de ineficacia, Camus tachaba de inmoral la vinculación política de aquél con el comunismo.

De gran interés es también su serie de crónicas periodísticas Actuelles. Tradujo al francés La devoción de la cruz, de Calderón, y El caballero de Olmedo, de Lope de Vega. En 1963 se publicaron, con el título de Cuadernos, sus notas de diario escritas entre 1935 y 1942. Galardonado en 1957 con el Premio Nobel de Literatura, falleció en un accidente de automóvil.
(Fuente: http://www.biografiasyvidas.com/biografia/c/camus.htm)



EL EXTRANJERO (1967),de Luchino Visconti.Intérpretes: Marcello Mastroianni, Anna Karina, Georges Wilson, Bernard Blier, Pierre Bertin, Jacques Herlin, George Geret, Bruno Cremer.

Pelicula basada en el libro homónimo de Albert Camus.El protagonista, el señor Meursault, comete un absurdo crimen y, a pesar de sentirse inocente, jamás se manifestará contra su ajusticiamiento ni mostrará sentimiento alguno de injusticia, arrepentimiento o lástima. La pasividad y el escepticismo frente a todo y todos recorre el comportamiento del protagonista un sentido aburrido de la existencia y aún de la propia muerte.


Carta de Charles Bukowski a Ann Bauman




A Ann Bauman, 2 de mayo de 1963.

Estoy escribiendo esto después de nuestra conversación telefónica, y tú no tienes dinero , y deberías tener, y sin embargo también hace bien no tener, fuiste un sonido desde la oscuridad, y te amo por eso, hay algo bueno en tí, puede que no lo sepas, pero existe, y olvídate de todas las comas y de esta charla estilo libre... es tan raro escuchar un sonido en la locura. no me siento cómodo hablando por teléfono. no me siento cómodo hablando. aunque digo cosas pequeñas y tontas, es sólo por vergüenza y carencia de habilidad y de corazón y por todas las carencias que me impiden expresar lo que quisiera, y cuando cuelgo el teléfono siempre siento que fracasé, no un fracaso ordinario, sino un fracaso que afecta a todo: a mí mismo, a vos, a nuestra próxima mañana, a todas las maneras en que se enrosca el humo. Ann, creo que tienes que saber esto: no soy básicamente un poeta, odio a los putos poetas que se complican la vida contra el mundo quejoso, y los poetas son malos, y el mundo es malo, ¡y nosotros estamos acá!, sí, lo que quiero decir es que la poesía, la que yo escribo, es sólo una décima parte de mí. Las otras nueve partes están asomadas a un acantilado sobre el mar escupiendo maldiciones baratas. Me gustaría sufrir a la manera clásica y tallar un mármol que dure siglos después de este perro que escucho tras mi ventana de 1963, pero estoy maldecido y bofeteado y malgastado hasta la nulidad en mis brazos y ojos y dedos y esta carta esta noche, 1 o 2 de mayo de 1963, luego de escuchar tu voz en el teléfono.
Merezco morir. Espero la muerte como a un halcón engalanado que con su pico, su canto y sus púas busca mi sangre enjaulada. Suena lindo, pero no lo es. La poesía que es parte de mí, la realidad aparente, lo que escribo, es bosta y basura y saliva y viejas naves de combate que se hunden. Sé que cuando el mundo -que es barato y sin clase ¿Y qué más? ¿Qué más?- olvidé la poca poesía que escribí, no será del todo culpa del mundo, porque yo no pienso en escribir, y sólo el filo del cuchillo, con el que unto la manteca o corto la cebolla, tiene un poco de práctica en los versos de mi mente.
No sabes lo importante que fue tu llamada para mí, aunque te debo haber parecido torpe y atolondrado y estúpido, pero me gustaría que no me volvieras a llamar porque sé cómo te están yendo las cosas (no muy bien) y no quiero que la poca buena gente del mundo sea herida por bukowski el vomitador. Todo está bien ahora, pero yo no sé si vendrá o cuando vendrá el próximo ataque, lo cual es un punto de vista cobarde, y todos los hombres son cobardes al ahogarse, escúchalos gritar, ¿y qué es la vida? ¿qué? hundiéndose en el agua, y no es la falta de aire y luz y pulmones y ojos y amor lo que cuenta: es esta picazón que pusieron en nosotros y que nos hace preguntarnos por qué carajo estamos acá; por esas pocas cosas. como una llamada desde Sacramento a las 7.30 de la noche. no sé, no sé, y eso es tan triste. Si las cosas se arreglaran con mi llanto, todos nos ahogaríamos en mis lágrimas enfermas. Pero no sé qué hacer. Tomo demasiado. O no lo suficiente. Hago apuestas. Hago el amor con mujeres que sólo viven dentro de sus cuerpos y miro los copos de sus ojos y sé que les miento y que me miento porque no soy más que un perro, y el amor o su acto deberían contener algo más que dos pedazos de carne friéndose en una sartén o todo está perdido como pasto del jardín o caracoles pisados y aplastados, abandonados a una suerte de viscosidad viviente, a una vida triturada para siempre.
Este asunto de la poesía es el peor de esos pisotones. Te debilita. Y si un hombre ya es débil antes de escribir poesía, entonces se convierte, finalmente, a través de los golpes de sombras y quejas, en lo que es: sólo otro muchachito rosado que hace su puto trabajo de la manera más frágil y vomitiva.
Tienes que entender que hay otros modos de enfrentar la vida que no son la máquina de escribir. Quienes lo hicieron así quizá no sean el mejor ejemplo. Nunca tomes al Arte como un espejo sagrado. Lo justo siempre es poco, y eso incluye a todos los siglos. Los países más honorables no sobreviven por coraje, ni las épocas sobreviven a los buenos artistas. Todo es azar y mierda y el golpe de los vientos. Por favor perdóname las malas palabras. Si hay algo que odio es una palabra vil dicha vilmente o un chiste verde o el sexo y la vida de un hombre y una mujer que quieren la cosa así como está. Quizás yo esté perfectamente loco y tú deberías saberlo (una nota más sombría con chillidos dorados) y no tengo intenciones de agarrármelas con tus obras de teatro... algunas están bien... Racine, etc., y uno sólo se puede reír de eso cuando no da o intenta, y yo digo adelante: versos o llamadas telefónicas o tarjetas de crédito o muerte o amor o enormes balnearios en playas de sonido y golpes y momentos de medianoche, te agradezco por seguir y yo, también, mientras tanto, sigo un poquito más.
p.d.: no me odies por sentir más de lo (quizás) necesario. puede que sea mejor que las ranas perdidas y el aire quemado de nylon y neón... puede que sea mejor que nos convirtamos en criaturas de gestos en vez de realidad, y el matrimonio es una realidad de la vida y muy pocos de nosotros pueden soportar el matrimonio o la realidad o la vida.
charles bukowski

Antes del amanecer (Richard Linklater, 1995).- Fragmentos del guion




"Por la mañana seremos historia."

"- No, no; tratemos de ser racionales en esto. Tal vez deberíamos probar algo diferente; tampoco es tan grave que esta noche sea la única ¿no? La gente siempre intercambia teléfono, direcciones... y luego escriben una vez, se llaman una o dos veces...
- Claro y eso es todo. No me gusta eso, lo odio. "

"...¿ No es acaso todo lo que hacemos en la vida, una manera de que nos amen más?.."

"- Ahora me toca a mí, dime algo que te cabree de verdad. Que te saque de quicio.
- ¿Qué me cabree de verdad? A mí me cabrea todo...
- Sí, ponme algún ejemplo.
- Ehm, ya lo tengo. Me cabrea que los hombres desconocidos, desconocidos por la calle, me digan que sonría para que se sientan mejor en sus aburridas vidas...
Qué más... Odio, odio que a 300 km de aquí haya una guerra.. porque hay gente muriendo y los demás no saben que hacer o les importa un bledo, no lo sé.
Odio que los medios de comunicación intenten controlar nuestras mentes, resultan sutiles, pero de hecho es una nueva forma de fascismo "

"La mayoría de la gente huye del conflicto cuando, para mí, muchas cosas buenas surgen del conflicto"

"ADIVINA: “Oh, tu viaje ha sido largo, y eres extranjera en este país. Eres una aventurera, una buscadora, una aventurera en tu mente. Te interesa el poder de la mujer, y la profunda fuerza que tiene su creatividad. Te estas convirtiendo en esa mujer. Necesitas resignarte a las dificultades de la vida, solo si encuentras la paz en tu interior, podrás encontrar una verdadera conexión con los demás. ¿Es él un desconocido?”
CÉLINE: “Supongo que sí.”
ADIVINA: “Ah, te irá bien, va aprendiendo. Bien, el dinero. Ambos sois estrellas, no lo olvidéis. Cuando hace billones de años estallaron las estrellas, formaron todo lo que compone este mundo. Todo lo que conocemos es polvo de estrellas, así que no lo olvidéis. Sois polvo de estrellas.”

CÉLINE: “Y es muy guapo. Tiene unos hermosos ojos azules, y labios grandes, pelo grasiento. Me encanta. Es bastante alto y un poco torpe. Adoro sentir sus ojos en mi cuando no le miro"

-"Amar a alguien y ser amada, significa mucho para mi"

-"Si hay algún tipo de magia en este mundo, debe estar en el intento de comprender a alguien, de compartir algo"

-"Estar contigo, me hace sentir como si fuese alguien"

Antes del atardecer (Richard Linklater,2004).- Fragmentos del guion




"Recuerdo aquella noche mejor que algunos años de mi vida."

"La idea de que sólo haya una persona que nos complemente es diabólica."

"Necesito los pequeños detalles, son el reflejo de cada uno de nosotros. Es lo que echo de menos constantemente. Por eso no se puede reemplazar a nadie, porque todos estamos hechos de pequeños y preciosos detalles."

"Yo suelo sentirme como un bicho raro, no soy capaz de pasar de una cosa a otra así, sin más. La mayoría de personas, cuando tienen una aventura o una relación larga y rompen, la olvidan. Pasan a otra cosa y olvidan como si nada hubiera pasado. Yo jamás he olvidado a alguien con quien he compartido algo, porque cada persona tiene sus cualidades propias. No se puede reemplazar a nadie, lo que se pierde se pierde. Cada vez que he acabado una relación me afecta muchísimo, jamás me recupero del todo. Por eso pongo mucho cuidado en las relaciones, porque me duelen demasiado. ¡Aunque sea un rollo de una noche! No suelo tenerlos porque echaría de menos las cualidades propias de esa persona."


"Veo a los que hacen el trabajo de verdad, y lo triste es que, los altruistas y los trabajadores capaces de mejorar el mundo, generalmente no tienen el ego o la ambición para ser líderes. No les interesa las recompensas superficiales".


"Para mí, realidad y amor son conceptos contradictorios."

"El camino a seguir para mejorar las situaciones está en los pequeños logros cotidianos, tienes que disfrutar de ellos para seguir adelante."

"Somos el resultado de la suma de momentos de nuestra vida."

"Desear cosas es bueno siempre que no te enfades sino las consigues."

"Libérate del deseo y descubrirás que ya tienes todo lo que necesitas."

"Los recuerdos son maravillosos si no tienes que afrontar el pasado."

"Entonces pienso si no habré renunciado a la búsqueda del auténtico amor porque perdí la esperanza el día que no apareciste en Viena."

"Sin sufrimiento no aprendemos nada."

Mario Benedetti.- Cita



“Cinco minutos bastan para soñar toda una vida, así de relativo es el tiempo.”

Mario Benedetti

Imagen: Paul Gaugin.- Niña soñando

Steve McQueen



"correr es vida, todo lo que pase antes o después es simplemente esperar"
(STEVE McQUEEN en  'Le Mans',1971)




(24 de marzo de 1930 - 7 de noviembre de 1980)
 
 




Steve McQueen  fue un actor estadounidense apodado The king of cool. Es conocido por películas como El Yang-tsé en llamas (1966), Bullitt (1968), Papillon (1973) o El coloso en llamas (1974). Es reconocido porque en toda su vida como actor, jamás utilizó un doble de acción, siendo él mismo el que manejaba arriesgadamente los vehículos en las tomas. Su nieto Steven R. McQueen es también actor.

El actor nunca conoció a su padre, quien le abandonó poco antes de que naciera y lo que le afectó a su desarrollo emocional durante toda su vida. Creció en la casa de su tío, en el estado de Misuri, y a los doce años era un joven rebelde. Su tío tomó la decisión de enviarlo con su madre, que vivía en Los Ángeles. Pero tan sólo dos años después fue enviado a un reformatorio.

Abandonó el reformatorio y vagabundeó hasta alistarse a los Marines en 1947. Cinco años más tarde, teniendo en cuenta que el Estado prestaba ayuda económica a los militares para que se reincorporaban a la vida corriente, decidió ser actor y comenzó a estudiar en la famosa Actor's Studio (Nueva York).


En 1955 consiguió su primer papel en Broadway y un año más tarde actuó en papeles secundarios de cine. En 1958 protagonizó The blob y durante los dos años siguientes actuó en una serie de televisión que le valió el reconocimiento de la crítica.

Pero, la película que le convirtió en una estrella fue La gran evasión (1963). Fue nominado al Oscar por protagonizar El Yang-tsé en llamas (1966) y repitió el éxito con Bullit (1968).

A partir de entonces, McQueen fue combinando papeles de acción, como en la película de carreras de coches Le Mans, con papeles de carácter, como en Papillon (1973), demostrando que además de estrella era un buen actor. Otros papeles destacables son los de Cincinnati Kid en El rey del juego y su participación en las películas de Sam Peckimpah Junior Bonner y La huida.

Después de El coloso en llamas, una de las mejores películas de catástrofe realizada en 1974, y en la que McQueen compartió el cartel con actores de la talla de Paul Newman o William Holden, se retiró por unos años del cine. Regresó en 1978 para actuar en An Enemy of the People.

McQueen fue un gran aficionado de la adrenalina, de las motocicletas y de los automóviles de carreras. Amaba las máquinas veloces y aprovechaba cada ocasión que se le presentaba para conducir él mismo los vehículos en las escenas de sus películas en las que había persecuciones de motocicletas o automóviles. En el transcurso de su carrera de actor llegó a considerar seriamente convertirse en piloto de carreras. Fue uno de los amigos personales del maestro de artes marciales Bruce Lee y se entrenó en Jeet Kune Do.

Después de 1978 McQueen protagonizó dos películas más, en una de las cuales, Tom Horn, destaca por su excelente interpretación.

Steve McQueen murió de cáncer de pulmón el 7 de noviembre de 1980, a la temprana edad de cincuenta años, en Ciudad Juárez, Chihuahua (México).


    * Su vida sentimental fue inestable. Se casó con su tercera y última esposa, Barbara McQueen Brunsvold, en enero de 1980: diez meses antes de morir. Antaño estuvo casado con la también actriz Ali MacGraw y antes con la madre de sus dos hijos.
    * Estuvo en la famosa lista negra de la secta del asesino Charles Manson: La familia. En cuanto se enteró que Sharon Tate fue asesinada y que él podía ser el siguiente, se compró una pistola que siempre llevaba encima según decían sus conocidos.(Fuente:Wikipedia)




BULLIT  es una película estadounidense de 1968, dirigida por Peter Yates. Protagonizada por Steve McQueen en el papel principal. La historia fue adaptada para el cine por Alan Trustman y Harry Kleiner, basada en la novela Mute Witness (Testigo Mudo) de 1963, de Robert L. Fish también conocido como Robert L. Pike. Lalo Schifrin compuso la banda sonora original, una mezcla de jazz, metal y percusión.

La película ganó un Oscar al mejor montaje (Frank P. Keller) y fue nominada al mejor sonido; y es recordada por la escena central de persecución de automóviles a través del centro de la ciudad de San Francisco, una de las primeras y más influyentes escenas de persecución de coches en el cine.

Preservada en el archivo de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos.

La historia de Garrick, el payaso



JUAN DE DIOS PEZA (1852-1910) - México
REÍR LLORANDO

Viendo a Garrick -actor de la Inglaterra-
el pueblo al aplaudirlo le decía:
“Eres el más gracioso de la tierra,
y más feliz…” y el cómico reía.

Víctimas del spleen, los altos lores
en sus noches más negras y pesadas,
iban a ver al rey de los actores,
y cambiaban su spleen en carcajadas.

Una vez, ante un médico famoso,
llegóse un hombre de mirar sombrío:
sufro -le dijo-, un mal tan espantoso
como esta palidez del rostro mío.

Nada me causa encanto ni atractivo;
no me importan mi nombre ni mi suerte;
en un eterno spleen muriendo vivo,
y es mi única pasión la de la muerte.

-Viajad y os distraeréis. -¡Tanto he viajado!
-Las lecturas buscad. -¡Tanto he leído!
-Que os ame una mujer. -¡Si soy amado!
-Un título adquirid. -¡Noble he nacido!

-¿Pobre seréis quizá? -Tengo riquezas.
-¿De lisonjas gustáis? -¡Tantas escucho!
-¿Qué tenéis de familia? -Mis tristezas.
-¿Vais a los cementerios? -Mucho… mucho.

-De vuestra vida actual ¿tenéis testigos?
-Sí, mas no dejo que me impongan yugos:
yo les llamo a los muertos mis amigos;
y les llamo a los vivos, mis verdugos.

Me deja -agrega el médico- perplejo
vuestro mal, y no debe acobardaros;
tomad hoy por receta este consejo
“Sólo viendo a Garrick podréis curaros”.
-¿A Garrik? -Sí, a Garrick… La más remisa
y austera sociedad le busca ansiosa;
todo aquel que lo ve muere de risa;
¡Tiene una gracia artística asombrosa!
-¿Y a mí me hará reír? -¡Ah! sí, os lo juro;
Él sí; nada más él; más… ¿qué os inquieta?
-Así -dijo el enfermo-, no me curo:
¡Yo soy Garrick!… Cambiadme la receta.

¡Cuántos hay que, cansados de la vida,
enfermos de pesar, muertos de tedio,
hacen reír como el actor suicida,
sin encontrar para su mal remedio!

¡Ay! ¡Cuántas veces al reír se llora!
¡Nadie en lo alegre de la risa fíe,
porque en los seres que el dolor devora
el alma llora cuando el rostro ríe!

Si se muere la fe, si huye la calma,
si sólo abrojos nuestra planta pisa,
lanza a la faz la tempestad del alma
un relámpago triste: la sonrisa.

El carnaval del mundo engaña tanto,
que las vidas son breves mascaradas;
aquí aprendemos a reír con llanto,
y también a llorar con carcajadas.


El poema esta basado en un personaje real, un actor inglés del siglo XVIII llamado David Garrick (1717-1779), extraordinariamente dotado para la comedia, y que era recomendado por los médicos en una especie de tratamiento que hoy llamaríamos risoterapia.