Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

sábado, 3 de noviembre de 2012

Un perro llamado Canelo


Canelo era el único amigo de su dueño. Cuando este enfermó y se vio sometido a diálisis diaria, el perro Canelo le acompañaba hasta la puerta del gaditano Hospital Puerta del Mar, conocido como “La Residencia”. "Espérame aquí, chaval " le decía; y Canelo esperaba, matando las largas horas de la diálisis pensando quizá en el momento en que se abriría la puerta y Dueño saldría por ella. Pero un mal día Dueño no salió: su vida se enganchó entre tubos y agujas, y hubo de quedarse ingresado en el hospital
Durante varias semanas, Canelo esperó y esperó. Las enfermeras le llevaban agua y comida, atenciones que al principio rechazaba, hasta que las fuerzas le fallaban. Le prepararon una cama de cartones a cubierto, adivinando que el perro no iba a marcharse. Y así fue. Su Dueño murió, y Canelo decidió que allí se quedaba. Y se quedó.

Intentaron buscarle un hogar, pero fue en vano. El perro Canelo no quiso más hogar que aquel que le hacía sentirse a un paso de su dueño. Los laceros de la perrera municipal cogieron un día a Canelo, porque hubo uno que lo denunció, diciendo que había atacado a su perro. Se movieron los trabajadores de la Residencia y los amantes de los animales pidiendo el indulto de Canelo. Los vecinos de la Avenida le adoptaron colectivamente, y Canelo fue el perro de todos. Nunca le faltó comida, ni agua, ni una mantita en invierno, ni las caricias que no podía ya prodigarle el amo. El pueblo gaditano llegó a conseguir que el teniente de alcalde de Sanidad, José Blas Fernández, firmara un decreto perdonándole la vida.
AGADEN se encargó del tema sanitario, por lo que Canelo fue, hasta su muerte, un perro sano, vacunado y con todos los papeles en regla. Así durante doce años vagabundeó por los alrededores del hospital haciendo de su callejón su hogar, a la espera siempre de que regresara su dueño y con la seguridad absoluta de que no le había abandonado. Doce años, hasta que un día, un 9 de diciembre de 2002, un coche lo atropelló.

La triste historia de este perro triste obtuvo resonancia nacional e internacional. De él se ocuparon numerosos medios de comunicación, y apareció en los noticieros de todo el mundo. La BBC le dedicó un documental tierno y conmovedor. Según la prensa de la época, en vida de Canelo, "desde Estados Unidos llegó una caseta de can para que fuera su vivienda, pero las ordenanzas municipales prohibían su instalación a las puertas del hospital".

Para rendir homenaje a la lealtad y fidelidad hechas carne Cádiz le dedicó el callejón en que pasó su vida. Lo llamaron "El perro de Cádiz" y "El perro de todos". Incluso, alguien lo definió como canis viator gardirense, es decir, "perro callejero gaditano".
Y ese perro tiene calle propia y una rememorativa placa de bronce en la que se lo ve echado, esperando. En la placa puede leerse: “A Canelo, que durante 12 años esperó a las puertas del hospital a su amo fallecido. El pueblo de Cádiz como homenaje a su fidelidad. -Mayo de 2003".

Anatole France.- Cita




 "Hasta que hayas amado a un animal, una parte de alma estará dormida."

Anatole France. Premio Nobel de Literatura 1921

Jaime Sabines.- Sólo en Sueños




Sólo en sueños,
sólo en el otro mundo del sueño te consigo,
a ciertas horas, cuando cierro puertas
detrás de mí.
¡Con qué desprecio he visto a los que sueñan,
y ahora estoy preso en su sortilegio,
atrapado en su red!
¡Con qué morboso deleite te introduzco
en la casa abandonada, y te amo mil veces
de la misma manera distinta!
Esos sitios que tú y yo conocemos
nos esperan todas las noches
como una vieja cama
y hay cosas en lo oscuro que nos sonríen.
Me gusta decirte lo de siempre
y mis manos adoran tu pelo
y te estrecho, poco a poco, hasta mi sangre.
Pequeña y dulce, te abrazas a mi abrazo,
y con mi mano en tu boca, te busco y te busco.
A veces lo recuerdo. A veces
sólo el cuerpo cansado me lo dice.
Al duro amanecer estás desvaneciéndote
y entre mis brazos sólo queda tu sombra.

Imagen:  Mariano Fortuny Madrazo.- Desnudo femenino recostado, 1895

Revolutionary Road (Sam Mendes, 2008).- Fragmentos del guion


"¿Sabes qué tiene de bueno la verdad? Que todos podemos reconocerla por mucho que hayamos vivido sin ella. Nadie olvida qué es la verdad, Frank, sólo nos volvemos más diestros mintiendo. "

"No es realista que un hombre con una mente refinada siga haciendo año tras año un trabajo que no soporta, que llegue a su casa, a un lugar que no soporta, con una esposa que no soporta las mismas cosas."

"Creo que las personas se sienten mejor cuando hacen un trabajo que realmente les gusta."

"Sólo sé, April, que quiero sentir las cosas. Sentirlas realmente. ¿Qué te parece esa ambición?"

"Es espantoso no poder hacer lo que uno desea."

"Toda nuestra existencia se basa en la premisa de que somos especiales y superiores al resto. Pero no lo somos. Somos como todos los demás."

"Si quieres tener una familia debes tener un empleo. Si quieres una casa muy linda y un dulce hogar debes tener un empleo que no te guste."



"Míranos. Creímos la misma ridícula falsa ilusión. La idea de que hay que resignarse y sentar cabeza cuando tienes hijos. Y nos hemos castigado mutuamente por ello."


"Mucha gente vive en un vacío, pero hay que tener mucho valor para ver la desesperanza"


"Valor es lo que hay que tener para vivir como uno quiere. "

"Si estar loco significa vivir la vida como si importara, entonces no me importa que estemos locos de atar"


"Saber lo que tenemos. Saber lo que necesitamos. Saber de lo que podemos prescindir, eso es control de existencias"

"—No me refiero a cómo ganas el dinero, sino a qué cosas te interesan.
 —Cariño si supiera la respuesta, estaríamos muertos de aburrimiento en media hora."

"Eres un muchachito patético que se autoengaña. ¡Mírate! Mírate y dime ¿cómo se te ocurre pensar que eres un hombre?"













Frederic Chopin, por él mismo



"Dejad que sea lo que debo ser, nada más que un compositor de piano, porque esto es lo
único que sé hacer.

No tengo temple para dar conciertos: el público me intimida, me siento asfixiado, paralizado
por sus miradas curiosas, mudo ante estas fisonomías desconocidas."


"En realidad me siento mal, pero no se lo escribo  a mis padres; todo el mundo me pregunta
qué tengo. No estoy de humor para nada. La gente me cansa con sus solicitudes inútiles. Yo
me siento solo, solo, aunque esté rodeado de gente."


"Encontrarán muchas partituras, más o menos dignas. En nombre del amor que sienten por

mí, por favor, las queman todas excepto la primera parte de mi método para piano. El
resto debe ser consumido por el fuego sin excepción, porque tengo demasiado respeto
por mi público y no quiero que todas las piezas que no sean dignas de él, anden circulando
por mi culpa y bajo mi nombre."


"Ahora yo entro en agonía. Cuando me quieran enterrar, como la tierra me asfixiará, yo
los conjuro de hacer abrir mi cuerpo para que no sea enterrado vivo."




Vinicius de Moraes.- Soneto de la Desesperación




“De repente la risa se hizo llanto,
silencioso y blanco como la bruma;
de las bocas unidas se hizo espuma,
y de las manos dadas se hizo espanto.
De repente la calma se hizo viento
que de los ojos apagó la última llama,

y de la pasión se hizo el presentimiento
y del momento inmóvil se hizo el drama.
De repente, no más que de repente,
se volvió triste lo que fuera amante,
y solitario lo que fuera contento.
El amigo próximo se hizo distante,
la vida se volvió una aventura errante.
De repente, no más que de repente”.

Imagen: Mikhail Vrubel.- Demonio sentado en el jardín

Gisèle Freund



“No sé por qué los seres humanos se cubren los genitales cuando el rostro es lo más desnudo que tenemos” - Gisèle Freund


Gisèle Freund (19 de diciembre de 1908 - 30 de marzo de 2000) nació en Berlín en el seno de una familia acomodada de origen judío siendo su padre un coleccionista de arte interesado en la obra de Karl Blossfeldt. Con quince años ya dispuso de su primera cámara fotográfica al ser un regalo al terminar sus estudios secundarios, se trataba de una Leica que empleó como instrumento de su activismo político comunista, por consiguiente en 1933 abandonó Alemania por la situación política creada al alcanzar Hitler el gobierno.
En París finalizó los estudios de sociología que había comenzado en Fráncfort y se casó con Pierre Blum en 1937, adoptando la nacionalidad francesa. En 1935 ya comenzó a colaborar con las revistas Life, Weekly Illustrated y Paris Match y al iniciarse la segunda guerra mundial se trasladó a Argentina trabajando para la revista Sur con Victoria Ocampo y realizando reportajes por diferentes países americanos como Chile, Bolivia, Brasil y Ecuador y enviando colaboraciones a diferentes revistas, durante los años 1950 y 1952 estuvo viviendo en México. Entre 1948 y 1956 estuvo trabajando para la agencia Magnum a partir de su colaboración con Robert Capa, pero la abandonó por divergencias políticas con la dirección tras aparecer su nombre en el Comité de Actividades Antiestadounidenses dirigido por el senador Joseph McCarthy.
Su obra fotográfica comenzó con el fotoperiodismo que hacía de acuerdo con sus ideas políticas, entre los primeros se encuentra un reportaje de 1932 sobre las manifestaciones en la calle antes de que Hitler estuviese en el gobierno, u otro para Life realizado en 1936 sobre los efectos de la depresión en Inglaterra; pero también destacaron sus retratos de personas famosas como Virginia Woolf, James Joyce, Colette, André Malraux, Henri Michaux, Michel Leiris, Marguerite Yourcenar, Jean Cocteau, Sartre, Simone de Beauvoir y Samuel Beckett entre otros. Empleaba el color para sus fotos que en la mayoría de los casos las hacía sobre carretes de Agfacolor.
Su obra escrita sobre fotografía tuvo bastante relevancia y de modo especial el libro Photographie et société, titulado en español como «La fotografía como documento social», que se publicó en los años setenta (1974) y ofrecía un análisis integrador del medio. Otras obras que escribió anteriormente fueron La Photographie en France au XIXe siècle, Mexique précolombien o Le monde et ma caméra.
Recibió diversos premios a lo largo de su carrera y en 1978 recibió el premio de cultura de la asociación alemana de fotografía y en 1980 el Gran Premio de la Artes del Ministerio de Cultura francés. Murió de un ataque al corazón en París

Imagen.- Diego Rivera

Álbum fotográfico de Gisèle Freund

Charles Bronson



"Supongo que tengo el aspecto de una cantera en la que explotó una carga de dinamita."

CHARLES BRONSON (3 de Noviembre de 1921 – 30 de Agosto de 2003)


Charles Dennis Buchinski, conocido artísticamente como Charles Bronson fue un actor estadounidense de origen lituano que interpretaba papeles de "hombre rudo". En la mayoría de sus actuaciones interpretaba a brutales detectives policíacos, justicieros, pistoleros, vigilantes, boxeadores y "matones" de la mafia.

Charles fue el undécimo de una familia de 15 hijos, inmigrantes lituanos de origen tártaro. Trabajó en una mina de carbón, al lado de sus hermanos, para mantener a su familia.

En 1942 fue enviado a combatir contra los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial, en un bombardero. A su regreso, hizo dos años de teatro amateur en Philadelphia, y después obtuvo algunos pequeños papeles en Hollywood, como el que realizó al lado de Gary Cooper en You are in the Navy now (1951). En su vuelta del ejército tuvo un breve romance con una rubia española llamada Esther cuya historia terminó al regresar ésta a su pais, dejando un fuerte recuerdo en el actor.

Posteriomente, en su primer matrimonio, con Harriet Tendler, tuvo dos hijos. Después, en 1968, se casó con la actriz británica Jill Ireland, quien fuera varias veces su pareja en la pantalla. Estuvieron casados desde 1968 hasta la muerte de ella, en 1990. Su tercer matrimonio lo contrajo en 1998 con Kim Weeks, que le dio dos hijos.

En 1957, tras varios años de trabajo en papeles secundarios, Charles Bronson obtuvo el protagonismo de Metralleta del director Roger Corman. Gracias a su apariencia ruda y varonil, se especializó en papeles de "duro" y de policía vengador.

En 1969 triunfó en Europa con C'era una volta il West (Hasta que llegó su hora), el "western-spaghetti" del cineasta italiano Sergio Leone.

El 10 de agosto de 2003 falleció como consecuencia de una neumonía, en el centro médico Cedars-Sinai. También era víctima del Alzheimer desde hacía años.

Contradictoriamente, a pesar de su imagen ruda y dura, Bronson era apreciado por sus allegados como un hombre amable, que además se dedicaba a la pintura, según afirma el New York Times.


Comenzó su carrera de actor a principios de los años 1950 en pequeños papeles sin acreditar. En esta etapa llevaba el nombre de Charles Buchinski, y uno de los primeros papeles en que se le vio fue en la legendaria película de terror Los crímenes del museo de cera (1953), de Andre De Toth, en la que curiosamente hacía de mudo. Continúa haciendo papeles secundarios y apariciones en series de televisión para curtirse e ir consiguiendo mayor relevancia a nivel profesional.

Destacan sus trabajos como secundario en westerns como Veracruz (1954), de Robert Aldrich, Jubal (1955), de Delmer Daves, o Yuma (1957), de Samuel Fuller. En esta última haría el rol de indio, papel que su peculiar rostro y su físico musculado le permitirían interpretar en otras ocasiones.

A finales de los años 1950 trabaja con Roger Corman, el llamado rey de la serie B, en Machine Gun Kelly, película de gángsters en la que interpreta su primer papel protagonista en la gran pantalla. Además participa en capítulos de importantes series de televisión, como The Twilight Zone y Alfred Hitchcock Presents, hasta que en 1960 es elegido para ser uno de Los siete magníficos, de John Sturges, junto a Steve McQueen, James Coburn o Eli Wallach, lo que inició su popularidad.

En 1961 volvería a trabajar con Corman para una floja adaptación de Julio Verne, El amo del mundo, de William Witney, y aparecerá en la película Piso de lona (1962, Phil Karlson), realizada para la mayor gloria de Elvis Presley, pero volverá a ser John Sturges quien le consolidará como un héroe de acción cuando le llama para ser uno de los protagonistas de la fuga de La gran evasión, junto a Steve McQueen y James Coburn otra vez. Luego trabaja con Robert Aldrich en la disparatada comedia del oeste Cuatro tíos de Texas, donde es el villano que no deja de acosar a Frank Sinatra y Dean Martin.

Aunque trabaja con directores importantes como Vincente Minnelli o Sydney Pollack, sus papeles en estas producciones siempre son de secundario, siendo las películas que protagoniza siempre de artesanos menores. Continúa apareciendo en series importantes como El fugitivo o El virginiano, y en 1967 volvería a destacar en una película coral y polémica por ser considerada como una apología de la violencia: Doce del patíbulo, de Robert Aldrich.

En 1968 sigue los pasos de Clint Eastwood y emigra a Europa para protagonizar un nuevo western de Sergio Leone, Hasta que llegó su hora, al lado de Henry Fonda y Claudia Cardinale. También en Europa volvería a trabajar con John Sturges en la película Caballos salvajes. Pero el western que más marcaría su carrera en estos momentos sería Chato el apache (1971), no tanto por la película en sí sino porque comienza su colaboración con el director Michael Winner, que será fructífera en los siguientes años. En el mismo año 1972 rodará un exitoso thriller: Fríamente, sin motivos personales, también con Michael Winner, la que sería una de sus películas más recordadas.

Pero las películas que más fama iban a dar al tándem Winner-Bronson serían las del Vengador Anónimo, saga de películas en que Bronson interpretaría a Paul Kersey, y que comenzarían en 1974 con el Justiciero de la ciudad, continuaría en Yo soy la Justicia, de 1982, y El Justiciero de la noche, de 1984. Charles Bronson volvería a retomar el papel de Kersey en otras dos películas: Yo soy la justicia II y El Rostro de la muerte, la primera dirigida por el veterano Jack Lee Thompson y la otra por Allan A. Goldsmith.

Pese a su éxito, estas cintas no añadían nada a la filmografía del actor, que hizo sus mejores actuaciones de los años 1970 en títulos como Nevada express (1975, Tom Gries), El luchador (1975, Walter Hill) y Sucedió entre las 12 y las 3 (1976, Allan D. Goldstein), todas junto a su esposa en la vida real y recurrente pareja en el cine, Jill Ireland; El temerario Ives (1976, J. Lee Thompson) junto a Jacqueline Bisset o Teléfono (1977, Don Siegel), al lado de Lee Remick. En 1972, con el director Terence Young, responsable de las primeras películas de la serie Bond, protagoniza Los secretos de la Cosa Nostra (también llamada Los papeles Valachi), surgida dentro de una respuesta del cine europeo a la moda de películas sobre la mafia comenzada por El Padrino (y que engloba también a Lucky Luciano (1973), por ejemplo).

En 1980 trabaja en Cabo Blanco, una especie de remake de Casablanca, donde Charles Bronson hacía el papel que hicera Humphrey Bogart en la película original, aunque ésta no funcionó. Fue su segunda colaboración con el menospreciado pero interesante director J. Lee Thompson, con quien ya había trabajado en la Caza del Búfalo Blanco, y con quien volvería a trabajar en varias películas en las que interpretaba el mismo tipo duro de siempre y que poco nuevo aportaban a su carrera (La ley de Murphy, Mensajero de la muerte y Prohibido en Occidente).

En 1990 trabajaría en su última película importante, Extraño vínculo de sangre, que supuso el debut en la dirección del actor Sean Penn.(Fuente:Wikipedia)
 
 



George Harrison por él mismo


 
" Si no sabes a donde vas, cualquier camino te llevara allá "

" Cuando hayan visto más allá de ustedes mismos, entonces podrán encontrar que la paz mental está esperando ahí. "
 
" Para mí Rubber Soul y Revolver son como las dos partes de un mismo disco. "

" Ellos (los fans de Los Beatles) dieron su dinero, pero nosotros dimos nuestros sistemas nerviosos, algo mucho más difícil de dar. "

" Cuando era beatle, cada año parecían veinte años. "

" Queria ser exitoso, no famoso. "

" ¡El mundo nos usó como una excusa para volverse loco! "

" Los Beatles salvaron al mundo del aburrimiento. "

" La cosa mas agradable es abrir los periódicos y no encontrarte en ellos. "

" Todo fue hace mucho parece que fue un sueño "

" Creo que la gente que realmente puede entregarle su vida a la música le están diciendo al mundo "Puedes tener mi amor. Puedes tener mi sonrisas. Olvida las malas partes, no las necesitas. Solo toma la música, lo grandioso, porque eso es lo mejor", y esa es la parte que yo doy. "

" Con nuestro amor, salvaremos al mundo. "

" Los Beatles existirán sin nosotros "

" Para reunir a los beatles hacen falta solo 3 balas "

" Despues de tocar tantos años con varios buenos músicos, no creo que los beatles hayan sido tan buenos. Ringo es un baterista de Rock & Roll, nada más. Paul es un gran bajista, pero muchas veces ensordecedor. Sin embargo, tocaría en cualquier banda con John Lennon "

" Claro que prefiero ser un ex-beatle que ser un ex-nazi, pero preferiria ser un ex-nada "

" Ha pasado mucho tiempo desde que fuimos famosos "

" John y Paul viven en el mundo material. "

" Trata de darte cuenta de que todo está dentro de tí mismo. Nadie puede hacerte cambiar y ver que eres muy pequeño y que la vida fluye contigo y sin ti. "

" Mientras tú odies, habrá gente a quien odiar. "

" Tienes tantas vidas como quieras, y más, incluso algunas que no quieres. "

" Todo el mundo es un pastel de cumpleaños, así que toma un pedazo, pero no demasiado. "

" Soy un tipo ordenado. No me gusta el caos. Mantengo los discos en su lugar, el té en la lata del té y la mota en la caja de la mota. "

" El chismorreo es la radio del Diablo. "

" Es una pena que Paul no esté aquí porque él era el que tenía el discurso en su bolsillo. "

" Todo puede esperar pero la búsqueda de Dios no puede esperar, y aménse unos a otros. "


George Harrison, (Liverpool, Reino Unido, 25 de febrero de 1943 – Los Ángeles, Estados Unidos, 29 de noviembre de 2001) fue un músico, compositor, cantante, productor musical y productor cinematográfico británico, integrante de la legendaria banda The Beatles. Tras la disolución del grupo en 1970 siguió una prestigiosa carrera musical tanto en solitario como dentro del supergrupo Traveling Wilburys, oculto tras los seudónimos de Nelson Wilbury y Spike Wilbury. Asimismo, desarrolló una carrera de productor cinematográfico, creando la compañía Handmade Films en la que dio cabida como actores a gente de la talla de Madonna y los Monty Python. En 2011 la revista Rolling Stone publicó una lista votada por un panel de reconocidos guitarristas y otros expertos, George Harrison obtuvo el puesto número 11 en la Lista de los 100 guitarristas más grandes de todos los tiempos.

 
Something
 

Blow Away