Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

jueves, 1 de noviembre de 2012

El Botones Sacarino - Ibañez



El botones Sacarino fue creado por Francisco Ibáñez en mayo de 1963 para El DDT en donde fue una serie secundaria y ocupaba una pequeña parte de la página. El personaje de Sacarino está fuertemente basado en el personaje franco-belga Gaston Lagaffe, más conocido en España como Tomás el Gafe, que fuera creado por André Franquin en 1957. Ya que en España Gastón no era conocido durante los 70, Ibáñez aprovechó la ocasión para componer un híbrido de Spirou y Gaston, que dio como resultado al Botones Sacarino. Si se comparan las historietas de Sacarino y Gastón, en ocasiones pueden verse historietas con viñetas idénticas, donde sólo cambian los personajes, pero con las mismas situaciones y escenarios. Ibáñez explicó que el motivo de la creación de la historieta fue que quería mostrar el día a día de los trabajadores de la Editorial Bruguera.

Ibáñez solo hizo Sacarinos entre los años 1960 y principios de los 1980, dejando de dibujarlos en la temporada 1981-1982, debido a que desde entonces trabajó exclusivamente en la realización de las aventuras de Mortadelo y Filemón. El resto de Sacarinos están dibujados por un equipo de Bruguera, pero no por el mismo Ibáñez (es decir, son apócrifos), al igual que ocurrió con muchas historietas de Mortadelo y Filemón. A estos Sacarinos se les distingue fácilmente porque en muchas ocasiones los personajes parecen no caber en las viñetas, y les cuesta desarrollar acciones como correr. Todo lo aparecido posteriormente son reediciones de lo ya dibujado, o historietas apócrifas

Sus personajes principales son:

Sacarino es un chico ingenuo y un algo torpe, botones de un periódico llamado El aullido vespertino que posteriormente pasaría a serlo del DDT. Tiene múltiples tareas que realizar: limpiar y ordenar los despachos, llenar de tinta los tinteros, hacer todo tipo de recados, etc. Pero Sacarino siempre intenta escaquearse del trabajo para dormir, traer algún bicho a la oficina o jugar. Por culpa de sus juegos, Sacarino suele provocar líos, confusiones y jaleos en las oficinas, los cuales molestan o perjudican al director o al presidente. No suele darse cuenta del hecho, y cuando lo hace, prefiere esconderse en lugar de afrontarlo. El personaje está considerado como una especie de Tomás el Gafe vestido de Spirou.

El director de ediciones, o, como lo llama Sacarino, el dire es un hombre que siempre está enfadado, viste todo de negro y se preocupa mucho por agradar al presidente y a sus demás superiores. A cambio, es un pequeño abusón con los empleados. El director intenta siempre pillar a Sacarino in fraganti, pero lo único que consigue es que el presidente piense que él es el culpable de todo, llevándose todos los golpes por culpa de Sacarino. Hay que señalar que este personaje está basado en Rafael González, director de publicaciones de Editorial Bruguera.

El presidente, o, como lo llama Sacarino, el presi, es el gerente de la empresa editora del periódico, solo por debajo de los accionistas. Tipo de temperamento colérico e irascible, aunque fácil de impresionar. Suele ser la víctima de los líos, confusiones y jaleos de Sacarino, pero las apariencias siempre señalan al director, al que casi siempre cree culpable.

En las primeras historietas de Sacarino no aparece el personaje del director. En un principio "el dire" era una caricatura de Rafael González, director de Bruguera, pero pronto éste dejó de encontrarle la gracia al asunto, por lo que hubo que modificar el diseño del personaje, si bien mantuvo su carácter duro, lo que hace pensar que fuera auto-crítica del propio González. En cierto modo fue una invención de Ibáñez, ya que en el Gastón original no figura.

El autor también aparece caricaturizado en algunas historietas, aunque lo cierto es que la mayor parte de los Sacarinos donde aparece Ibáñez no son dibujados por el mismo, sino por su equipo de colaboradores. La mayoría de ellos son identificables por la firma de su autor en la parte de arriba a la derecha.
 

King Vidor




"Mi suerte fue que mi padre no encontró petróleo...hubiéramos sido ricos y nunca me hubiera establecido en Hollywood con  mi cámara,y hubiera tenido una  vida mucho menos interesante."


KING VIDOR 
 (8 de febrero de 1894 - 1 de noviembre de 1982)




King Vidor, gran cineasta estadounidense, tenía orígenes húngaros por parte paterna, que procedía de una familia adinerada. De hecho, los negocios de su padre le hicieron amasar a éste un capital notable.

King Vidor entró en la academia Militar de San Antonio, para luego ingresar en el colegio de Fort Deposit. Un influjo importante en sus ideas fue el de su madre, pues le introdujo en la Ciencia Cristiana, para la cual trabajaría con un grupo de médicos; más tarde, en el ocaso de su vida, quiso hacer una película sobre Mary Baker Eddy, fundadora de esta religión.

King Vidor empezó como aficionado; hizo documentales publicitarios y noticiarios, que logró vender en ocasiones. Publicista y autor de cortometrajes, debutó como realizador en 1913. En el año 1916, se casó con Florence Arto, futura actriz y colaboradora suya. Se instaló con su mujer en Hollywood.

Su primer trabajo en Hollywood fue en 1915, para desarrollar actividades relacionadas con el cine (contable, regidor, guionista). A los pocos años tuvo su oportunidad artística, y dirigió The Turn of the Road (La vuelta del camino) en 1919, con verdadero éxito, lo cual le permitió realizar de inmediato otros tres filmes. En 1920, fundó Vidor Village, estudio cinematográfico propio, en el cual dirigirá siete películas, casi todas protagonizadas por su mujer, Florence Vidor.

En 1923 sin embargo se vio obligado a dejar su estudio. Luego, logró éxito con El gran desfile (1925) o con Y el mundo marcha (1928). Se había divorciado ya; viajó, en 1928, a París con su segunda esposa, Eleanor Boardman, para promocionar esa última película. En Hollywood rodó al año siguiente la famosa Aleluya, interpretada sólo por afroamericanos, en la que el sonido toma por primera vez relevancia artística dentro del cine, inventando innumerables usos además de escuchar lo que se ve, cosa que no era así antes de esa película ya que la mayor parte de estrenos eran "talkies" o películas habladas.

Se interesó pronto por el cine en color, y filmó Paso al noroeste (1940). Con An American Romance (1944) realizó una segunda experiencia con ese tipo de película. Entre sus obras sucesivas hay que recordar, sin duda, Duelo al sol (1946), El manantial (1949) y Pasión bajo la niebla (1952).

Tras Salomón y la reina de Saba de 1959 se retiró. Pasó a dedicarse a la escritura (así, su bello libro de memorias, que está publicado en España por Paidós), a la pintura, la filosofía, la enseñanza universitaria. También llegará a hacer dos cortometrajes experimentales.

Fue cinco veces nominado al Premio Óscar, y recibió un premio honorífico en 1979, por el conjunto de su obra.(Fuente:Wikipedia)


DUELO AL SOL (1946) es un western estadounidense, basado en la novela de Niven Busch sobre el relato bíblico de Caín y Abel, dirigido por King Vidor -con la colaboración de Otto Brower, William Dieterle, Sidney Franklin, William Cameron Menzies, David O. Selznick y Josef von Sternberg- y protagonizado, en los roles protagonistas, por Jennifer Jones, Joseph Cotten, Gregory Peck, Lionel Barrymore, Walter Huston, Lillian Gish, Harry Carrey, Charles Bickford, Herbert Marshall y Otto Kruger. La película estuvo nominada a dos Oscar en 1947: uno a la Mejor actriz principal, Jennifer Jones, y otro a la Mejor actriz secundaria, Lilian Gish.

Un bello adios - 1947 - Robert C. Willes



Ante la visión de un suicidio no cabe buscar la belleza, resultaría algo casi obsceno en una imagen que siempre es durísima, a veces grotesca, en ocasiones ridícula, otras simplemente de rendición y que siempre inspira un respeto tremendo por quien allí se encuentra falto ya de vida. Algunos lo ven como un acto de cobardía, yo por mi parte pienso que hace falta mucho valor para llegar hasta allí o cuando menos sufrir una honda desesperación. Siempre aflora la curiosidad por cual habría sido el desencadenante de aquella decisión tan extrema y el deseo de no vernos nunca ante una situación tan desesperada que no nos dejara otra salida que esa.

Lo curioso de la foto que acompaña el texto, es que en ella si hay ecos de belleza, hasta de glamour (apreciaciones hechas desde el más absoluto respeto). Allí está el cuerpo, recogido sobre el techo de una limusina que parece mullirse en torno a su estilizada figura como si de un sofá de diseño se tratase, sus manos se nos muestran cubiertas por unos delicados guantes y en ademan de tocarse, quién sabe si el collar, en un último gesto de coquetería, aparece perfectamente vestida, con sus piernas cruzadas como si disfrutara de un magnifico sol en una terraza junto al mar y en su rostro un gesto sereno y de abandono a una imaginable brisa. No hay rastros de sangre y tan solo sus medias destrozadas y sus pies desnudos dan algún eco de lo sucedido. La realidad era otra muy distinta evidentemente. La chica se llamaba Evelyn McHale, tenía 23 años y tras una pelea con su novio se lanzó desde la planta 86 del Empire State Building. Tan solo dejó una nota de suicidio que escuetamente decía "Él está mucho mejor sin mí, yo nunca seré una buena esposa para nadie". Las cosas del amor…

Siempre he pensado en el matiz de oportunidad, de saber ver y encontrar en la realidad que nos rodea una buena foto y que el arte en la fotografía esta mucho en la magia de lo fotografiado más que en cuestiones técnicas por mucho que estas sean indispensables. Esta instantánea que fue portada de la revista Life en 1947, fue tomada por un estudiante de fotografía llamado Robert C. Willes que supo ver la belleza en algo tan horrible como un suicidio. Y es que mientras unos miran otros ven…
 

Wilson Pickett: In the midnight hour

Wilson Pickett escoltado por Jimi Hendrix



Wilson Pickett, al que en la fotografía podemos ver escoltado por Jimi Hendrix, fue un genial cantante afroamericano de rhythm and blues y soul. Nacido en el estado de Alabama en 1941. Estuvo con The Falcons entre 1961-63, con quienes interpretó su famoso éxito de 1962 'I found a love'. Apodado Wicked Pickett ("El malvado Pickett", en inglés), en 1965 firmó un contrató en solitario con la compañía "Atlantic", con quien grabó su éxito 'In the midnight hour' y que escribió junto a Steve Cooper. Se convirtió en una de las más grandes estrellas del mundo del soul, del típico soul de Menphis de los años 60s. Temas como "In the Midnight Hour," "Land of 1000 Dances," "Mustang Sally," y "Funky Broadway" le hicieron llegar a lo más alto en las listas de éxitos de rhythm & blues. Fue una importante influencia para los Rolling Stones. Wilson Pickett falleció el 19 de enero de 2006 de un ataque al corazón a los 64 años.
 
 
In the midnight hour

 

Poesía "Flores de amor" - Oscar Wilde

"Abandon" - Camille Claudel
Oscar Wilde - Flores de amor

Amor, no te culpo; la culpa fue mía,
no hubiera yo sido de arcilla común
habría escalado alturas más altas aún no alcanzadas,
visto aire más lleno, y día más pleno.

Desde mi locura de pasión gastada
habría tañido más clara canción,
encendido luz más luminosa, libertad más libre,
luchado con malas cabezas de hidra.

Hubieran mis labios sido doblegados hasta hacerse música
por besos que sólo hicieran sangrar,
habrías caminado con Bice y los ángeles
en el prado verde y esmaltado.

Si hubiera seguido el camino en que Dante viera
los siete círculos brillantes,
¡Ay!, tal vez observara los cielos abrirse, como
se abrieran para el florentino.

Y las poderosas naciones me habrían coronado,
a mí que no tengo nombre ni corona;
y un alba oriental me hallaría postrado
al umbral de la Casa de la Fama.
Me habría sentado en el círculo de mármol donde
el más viejo bardo es como el más joven,
y la flauta siempre produce su miel, y cuerdas
de lira están siempre prestas.

Hubiera Keats sacado sus rizos himeneos
del vino con adormidera,
habría besado mi frente con boca de ambrosía,
tomado la mano del noble amor en la mía.

Y en primavera, cuando flor de manzano
acaricia un pecho bruñido de paloma,
dos jóvenes amantes yaciendo en la huerta
habrían leído nuestra historia de amor.

Habrían leído la leyenda de mi pasión, conocido
el amargo secreto de mi corazón,
habrían besado igual que nosotros, sin estar
destinados por siempre a separarse.

Pues la roja flor de nuestra vida es roída
por el gusano de la verdad
y ninguna mano puede recoger los restos caídos:
pétalos de rosa juventud.

Sin embargo, no lamento haberte amado -¡ah, qué más
podía hacer un muchacho,
cuando el diente del tiempo devora y los silenciosos
años persiguen!

Sin timón, vamos a la deriva en la tempestad
y cuando la tormenta de juventud ha pasado,
sin lira, sin laúd ni coro, la Muerte,
el piloto silencioso, arriba al fin.

Y en la tumba no hay placer, pues el ciego
gusano se ceba en la raíz,
y el Deseo tiembla hasta tornarse ceniza,
y el árbol de la pasión ya no tiene fruto.

¡Ah!, qué más debía hacer sino amarte; aún
la madre de Dios me era menos querida,
y menos querida la elevación citérea desde el mar
como un lirio argénteo.

He elegido, he vivido mis poemas y, aunque
la juventud se fuera en días perdidos,
hallé mejor la corona de mirto del amante
que la de laurel del poeta.
Versión de E. Caracciolo Trejo
Edición de Libros Río Nuevo 2001


La escultura es obra de Camille Claudel y tiene por titulo "Abandon"

Este poema nos lo propone la amiga Graciela Medrano. Gracias Graciela!

Camarón de la Isla por él mismo



"No trates de dominarme porque soy más duro que el acero, antes roto que doblarme." De la canción: Campesino andaluz.

"Para mí el flamenco es todo. Es mi vida, mi profesión, lo que me gusta."
 

 "La ilusión de la vida es un momento, que si no se aprovechan, mi alma, son sufrimientos." De la canción: Sevillanas rocieras.

"El orgullo y el querer, se pelean en mi mente, una guerra sin cuartel, donde no existe la muerte, sólo existe una mujer." De la canción: Se pelean en mi mente.

"El flamenco siempre es un pena, el amor es un pena tambien. En el fondo, todo es una pena y una alegría."

"Siempre estan hablando de mí, eso es bueno. Señal que me alarga la vida."

"Veinte años escuchando discos antiguos y sacando cosas a mi manera, he hecho un camino para la juventud del flamenco."

"Hace falta imaginar, experimentar cosas y cambiar algo. Hace falta arriesgarse. Yo ya sabía de antemano lo que iba a pasar, claro. Es que los puristas no experimentan nada de nada. Si se queda uno solo con los puristas nos quedaríamos siempre en el mismo sitio. Están metidos en un círculo del que no se salen, y yo creo que hay que salirse un poco, ¿no? Experimentar." Acerca de su disco "La leyenda del tiempo." Entrevista en el Diario 16, 30 de julio de 1982.

Y de este rompedor álbum de Camaron "La leyenda del tiempo" (1979) os dejamos el video (más abajo) de "Volando Voy", una canción compuesta por Kiko Veneno. Es una rumba flamenca muy popular que posteriormente ha sido versionada por otros muchos artistas; como el propio Kiko Veneno, Albertucho, Los Chunguitos, Camela, Salva Carrasquito, Manu Chao, Los Delinqüentes, Chambao, Jorge Drexler y la hispano-venezolana Soledad Bravo, entre otros.

Camarón de la Isla se llamaba en realidad José Monge Cruz (San Fernando, 5 de diciembre de 1950 - Badalona, 2 de julio de 1992). Su cante produjo una fuerte renovación del cante y en su tiempo fue admirado y criticado a parte iguales. Hoy es un mito del flamenco.


 
"Volando voy"

Almudena Grandes - Atlas de geografía humana (fragmento)

La noche - Aristide Maillol (1861-1944)
 

"Entonces todavía no había empezado a perder los años. Cuando miraba hacia atrás, siempre los encontraba en su sitio, bien ordenados, exactos y limpios, dispuestos en fila india, como un ejército de soldaditos de juguete, ahí estaban todos, y antes de cumplir veintidós, tenía veintiuno, y antes veinte, y antes diecinueve años, era tan fácil como aprender a contar con los dedos. Ahora voy a cumplir treinta y siete, y procuro no volver jamás la cabeza, porque no sé muy bien adonde ha ido a parar mi última década, no comprendo en qué agujero perdí los veinticuatro años, por ejemplo, o dónde se me cayeron los veintiséis, o qué me pasó cuando cumplí veintinueve, pero lo cierto es que no los recuerdo, no soy consciente de haberlos vivido, es como si el tiempo se devorara a sí mismo, como si cada día que pasa me robara un día pasado, como si los años se anularan entre sí".

Sun Tzu y "El arte de la guerra"

Imagen de los guerreros de terracota de Xi'an

Frases del libro y reseña de la obra y autor al final:

"Haz que los adversarios vean como extraordinario lo que es ordinario para ti; haz que vean como ordinario lo que es extraordinario para ti."
 
"Si quieres fingir cobardía para conocer la estrategia de los adversarios, primero tienes que ser extremadamente valiente, porque sólo entonces puedes actuar como tímido de manera artificial."

"La mejor victoria es vencer sin combatir."

"Ahora, el general que gana una batalla hace muchos cálculos en su cuartel, considera muchos factores antes de que ésta se libre. El general que pierde una batalla hace pocos cálculos en su cuartel, considera pocos factores antes de que ésta se libre. Muchos cálculos llevan a la victoria, pocos cálculos llevan a la derrota."

"Si tu plan no contiene una estrategia de retirada o posterior al ataque, sino que confías exclusivamente en la fuerza de tus soldados, y tomas a la ligera a tus adversarios sin valorar su condición, con toda seguridad caerás prisionero."

"Cuando las órdenes son razonables, justas, sencillas, claras y consecuentes, existe una satisfacción recíproca entre el líder y el grupo."

"La ira puede convertirse en alegría, y la cólera puede convertirse en placer. Pero una nación jamás puede ser reconstruida, y una vida no puede volver a nacer."

"Las armas son instrumentos fatales que solamente deben ser utilizadas cuando no hay otra alternativa."

"No hay ningún país que se haya beneficiado por guerras prolongadas."

"Si conoces a los demás y te conoces a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro; si no conoces a los demás, pero te conoces a ti mismo, perderás una batalla y ganarás otra; si no conoces a los demás ni te conoces a ti mismo, correrás peligro en cada batalla"

"Cuando se está cerca, se debe parecer lejos, cuando se está lejos, se debe parecer cerca. Se muestran carnadas para incitar al enemigo. Se finge desorden y se lo aplasta."

"Si las instrucciones no son claras, las explicaciones y órdenes no son confiadas, la falta es del general."

"Si tus fuerzas están en orden mientras que las suyas están inmersas en el caos, si tú y tus fuerzas están con ánimo y ellos desmoralizados, entonces, aunque sean más numerosos, puedes entrar en batalla. Si tus soldados, tus fuerzas, tu estrategia y tu valor son menores que las de tu adversario, entonces debes retirarte y buscar una salida."

"El general abarca las virtudes de sabiduría, sinceridad, humanidad, coraje y el ser estricto."

"El arte de la estrategia es de importancia vital para el país. Es el terreno de la vida y la muerte, el camino a la seguridad o la ruina."

"El arte de la guerra se basa en el engaño"

"Lo supremo en el arte de la guerra consiste en someter al enemigo sin darle batalla."

"En líneas generales, dirigir a muchas personas es como dirigir a unas pocas. Todo se basa en la organizacion."

"Es imprescindible luchar contra todas las facciones enemigas para obtener una victoria completa, de manera que su ejército no quede acuartelado y el beneficio sea total."

"Evitar la confrontación contra formaciones de combate bien ordenadas y no atacar grandes batallones constituye el dominio de la adaptación. El general abarca las virtudes de sabiduría, sinceridad, humanidad, coraje y el ser estricto."

"La ira puede convertirse en alegría, y la cólera puede convertirse en placer. Pero una nación jamás puede ser reconstruida, y una vida no puede volver a nacer."

"Las armas son instrumentos fatales que solamente deben ser utilizadas cuando no hay otra alternativa."

"Maniobrar con un ejército es ventajoso. Maniobrar con una multitud indisciplinada, es peligroso."

"Se debe ponderar y deliberar antes de hacer un movimiento. Conquistará quien haya aprendido el arte de la desviación. Tal es el arte de las maniobras."

"Un ejército victorioso gana primero y entabla la batalla después; un ejército derrotado lucha primero e intenta obtener la victoria después."

"Un general sabio se ocupa de abastecerse del enemigo."

Sun Tzu fue un general, estratega militar y filósofo de la antigua China. Se le considera autor de El arte de la guerra, un influyente libro antiguo chino sobre estrategia militar. Tradicionalmente se le sitúa en el período de las Primaveras y Otoños de China (722-481 a. C.) como general militar al servicio del rey Helü de Wu, que vivió c. 544-496 a. C.

Se considera que el texto fue escrito hacia el último tercio del siglo IV antes de la era común y se dio a conocer en Europa a finales del siglo XVIII. Su primera aparición fue la edición francesa de 1772 en París, del jesuita Jean Joseph-Marie Amiot, y fue titulada Art Militaire des Chinois.

El arte de la guerra es uno de los libros más antiguos que se han escrito. Fue el primer intento conocido sobre lecciones de guerra. Sin embargo, es todavía frecuentemente utilizado en la actualidad debido a que sus enseñanzas pueden ser aplicadas en muchas otras áreas donde está involucrado el conflicto.

La obra muestra la inteligencia y la frescura de los ensayos de Sun Tzu. En ella Sun Tzu explica al detalle los preparativos previos a la guerra: estrategias de engaño, disposición de las tropas en el campo de batalla, armamento necesario, carros de combate, etcétera. Sus consejos buscan encontrar la forma de poder llegar a vencer al enemigo sin tener que desempeñarse al enfrentamiento cara a cara: simplemente imponiendo una moral dominante, infundiendo el miedo al enemigo para así lograr el planteamiento central del libro: "poder vencer sin llegar a la batalla". Así, para Sun Tzu lo supremo en el arte de la guerra consiste en someter al enemigo sin darle batalla.

Algunos sugieren que las enseñanzas contenidas en El arte de la guerra pueden aplicarse fuera del ámbito militar. En tiempos recientes, el libro ha sido utilizado como guía en programas de administración de empresas dedicados a la gestión de conflictos y la cultura corporativa. Numerosos hombres de negocios dicen haber encontrado maneras de resolver sus conflictos, en las estrategias y tácticas descritas por Sun Tzu.
 

Franz Kafka.- Cita



"Quien conserva la facultad de ver la belleza no envejece." 
(Franz Kafka)

Imagen: Berthe Morisot y su hija Julie Manet. Pierre-Auguste Renoir, 1894



Friedrich Nietzsche.- Así habló Zaratustra




"La Aflicción
proclama: ¡Muerte!
Pero el Placer anhela la eternidad,
ansía la implacable, profunda eternidad"

Imagen: Gustav Klimt, Las tres  edades de la mujer