Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

jueves, 18 de octubre de 2012

Melina Mercouri


"¿De qué legalidad hablan los ingleses?¿Por qué no toman en cuenta la legalidad de Grecia? Ese friso fue arrancado por lord Elgin en el siglo XIX y parte del edificio quedó destruido. Si aquí se habla de democracia cultural, las leyes deben modificarse en bien de los pueblos saqueados durante años".

MELINA MERCOURI (18 de octubre de 1920 - 6 de marzo de 1994)





Melína Merkoúri (griego: Μελίνα Μερκούρη) fue una actriz, cantante y activista política griega. Fue miembro del Parlamento Helénico y, en 1981, se convirtió en la primera mujer en Grecia en ocupar el puesto de Ministra de Cultura.

Merkoúri era nieta de Spyros Merkoúris, alcalde de Atenas durante varias décadas. Su padre era miembro del Parlamento. El matrimonio de sus padres terminó cuando ella era niña, por lo que vivió junto a su madre. Su tío George Merkoúris, era líder del Partido Nacional Socialista Griego, y se convirtió en presidente del Banco de Grecia durante la ocupación del Eje entre 1941 y 1944.
Merkoúri se casó con Panagis Harokopos, un adinerado terrateniente, durante la Segunda Guerra Mundial y el dinero de su esposo la ayudó a sobrevivir la ocupación alemana del país.

El debut cinematográfico de Mercouri fue en el filme Στέλλα (Stélla), dirigido por Michael Cacoyannis. La película fue mostrada en el Festival Internacional de Cine de Cannes, donde estuvo nominada a la Palma de Oro. El filme no ganó el premio, pero, en el Festival, Merkoúri conoció al director Jules Dassin, con quien contraería matrimonio en 1966.

Merkoúri se hizo muy popular internacionalmente cuando actuó en el filme de 1960 Pote Tin Kyriaki, dirigida por Dassin, por el cual obtuvo una nominación al Oscar a la mejor actriz. Merkoúri y Dassin volvieron a trabajar juntos en el musical Illya Darling, por el cual ella recibió una nominación a los Premios Tony. Protagonizó otras películas como Phaedra (con Anthony Perkins), Topkapi (con Peter Ustinov) y Gaily, Gaily.

Merkoúri se retiró del cine en 1978. Su última película, Kravgi gynaikon (Un sueño de pasión), la cual, al igual que la mayoría de los filmes en los que actuó, fue dirigida por su esposo. En 1980, protagonizó la producción griega de la obra Dulce pájaro de juventud.

Una de sus primeras canciones fue "Hartino to Fengaraki", escrita por Mános Chatzidákis y Nikos Gatsos. La canción formaba parte de la producción griega de la obra Un tranvía llamado Deseo, que ella protagonizó como Blanche DuBois. La primera grabación de la canción, considerada por muchos como legendaria, fue realizada en 1960 por Nana Mouskouri, aunque en 2004 la compañía discográfico Sirius, creada por Mános Chatzidákis, publicó una grabación que Merkoúri realizó para la televisión francesa en los años 1960. Otras grabaciones de Merkoúri como "Athena ma Ville" y "Melinaki" fueron populares en Francia. Durante los años que permaneció en Francia debido a la dictadura en Grecia, Merkoúri grabó cuatro álbumes, uno en griego y tres en francés.


Fue uno de los más conocidos oponentes a la dictadura militar de los años setenta. Durante el período de la dictadura,desde 1967 hasta 1974, Merkoúri vivió en Francia. Cuando la dictadura le retiró su ciudadanía griega, ella respondió diciendo: "Yo nací griega y moriré griega. Stylanos Pattakos nació siendo fascista y morirá siendo fascista."
Cuando la democracia fue reinstaurada, Merkoúri regresó y se convirtió en miembro del Parlamento por el PASOK (Movimiento Socialista Panhelénico). En 1981 se convertiría en la primera griega en ocupar el puesto de Ministra de Cultura, cargo que ostentó durante dos legislaturas, hasta 1989. Volvió a ocupar el cargo entre 1993 y 1994.

Como Ministra de Cultura, propuso el ideal de la Capital Europea de la Cultura. Atenas fue elegida la primera Ciudad Europea de la Cultura en 1985. Merkoúri abogó por el regreso de los llamados Mármoles de Elgin, actualmente en el Museo Británico, que Thomas Bruce, conde de Elgin, se llevó de la Acrópolis de Atenas en el siglo XIX. A pesar de todo, los esfuerzos de Merkoúri resultaron infructuosos.

Melína Merkoúri murió en un hospital de Nueva York a los 73 años, debido a un cáncer de pulmón, en 1994. Morkoúri había sido una fumadora empedernida y cuando murió, cientos de ciudadanos griegos colocaron en su tumba cajetillas de su marca favorita de cigarrillos como homenaje.

Su féretro fue trasladado a Atenas, donde recibió un funeral de Estado en el Proto Nekrotafeio (Primer Cementerio). (Fuente:Wikipedia)




"Pote tin Kyriaki" ("Never on Sunday","NUNCA EN DOMINGO" )
es una película griego-estadounidense de 1960, escrita, producida y dirigida por Jules Dassin. Protagonizada por Melina Mercouri y Jules Dassin en los papeles principales.
Galardonada con el premio Óscar de 1961 a la mejor música y canción original (Manos Hatzidakis), y el premio del Festival de cine de Cannes 1960 : a la mejor actriz (Melina Mercouri) - compartido con Jeanne Moreau.


Chuck Berry


"El rock es tan bueno conmigo...Es mi hijo y mi abuelo" 
 
CHUCK BERRY
 
 
 
Charles Edward Anderson Berry nació el 18 de octubre de 1926 en St. Louis, Missouri. Su madre, Martha, era profesora y su padre, Henry, contratista y diácono baptista. Es el tercero de seis hermanos. Estudió en la Simmons Grade School y la Summer High School, esta última la primera escuela de secundaria para afronorteamericanos del oeste de Mississipi, en la que también estudió Tina Turner.

Berry había estado tocando blues desde su adolescencia y a principios de 1953 gracias a su maestro, comienza a ganarse un sobresueldo tocando en la Sir John's Trio, una banda que actuaba en un popular club de Saint Louis. Poco más tarde esta banda cambiaría su nombre al de "Chuck Berry Combo". En la ciudad sólo había otra banda que pudiera competir con la de Berry, la de Ike Turner, otro afamado guitarrista.

En 1955 comienza su carrera hacia el estrellato. Aparece en cuatro películas. En mayo, viaja a Chicago donde conoce a Muddy Waters quien le sugiere que entre en contacto con la Chess Records. Firmado el contrato, lanzó en septiembre de ese mismo año "Maybelline". A finales de junio de 1956, su canción "Roll Over Beethoven" alcanzaría el puesto 29. En otoño de 1957, Berry, los Everly Brothers, Buddy Holly y otras pujantes estrellas del incipiente rock and roll se juntaron para tocar en gira por los Estados Unidos.

En diciembre de 1959, Berry tenía problemas legales después de que contratara a una apache menor de edad, que conoció en México, para trabajar en el club Bandstand de su propiedad en Saint Louis. Arrestaron a la muchacha acusada de prostitución y a Berry lo acusaron de tráfico de menores para propósitos sexuales. Fue condenado a pagar una multa de 5.000 dólares y a cinco años en prisión. Salió en 1963.

Ya en los años 1970 Berry viajó durante muchos años con la única compañía de su guitarra Gibson, seguro de que fuera donde fuera podría encontrar una banda que conociera su música y a la cual pudiera contratar.

Después de viajar por los circuitos de viejas glorias de los años 1970, Berry volvía a estar en apuros con la ley en 1979. Poco después de actuar en la Casa Blanca para Carter, le culparon de evasión de impuestos. Fue condenado a cuatro meses de cárcel y a 1.000 horas de servicio a la comunidad mediante conciertos benéficos.

Al final de los 70, Berry continuaba regularmente con su carrera, tocando tanto en los Estados Unidos como al otro lado del océano. Un miércoles de cada mes, actuaba en el "Blueberry Hill", un bar restaurante en Delmar Loop, un barrio de Saint Louis.

Al final de los años 1980, Berry abrió un restaurante en Wentzville, Missouri, al que llamó The Southern Air. También posee un terreno en Wentzville llamado Berry Park, donde durante muchos veranos, Berry dio conciertos de rock. Lo cerró eventualmente al público debido al comportamiento tumultuoso de muchos asistentes.

El documental Hail! Hail! Rock 'n Roll trata sobre él y un concierto que hizo en 1987 junto a Keith Richards, Eric Clapton, y Julian Lennon, entre otros.

Berry volvería a ser tema de atención al principio de los años 90 por su pretendido voyeurismo en los cuartos de baño femeninos de su hogar y restaurante.

Su carácter no es fácil. Frente a sus sentimientos suele levantar un muro de hostilidad. En una ocasión echa del escenario al ínclito Keith Richards cuando éste sube por sorpresa a tocar con su ídolo; en otra ocasión ambos llegaron a las manos en un camerino. Sin embargo no se puede negar que su figura sea una de las más influyentes en la música rock.

Chuck Berry es uno de los pioneros del rock and roll, como se afirma en el sitio web del Salón de la Fama del Rock: "Si bien ningún individuo puede decirse que inventó el rock and roll, Chuck Berry viene siendo el más cercano de una cifra única a ser el que puso todas las piezas esenciales juntas".Cub Koda escribió, "del rock de todos los principios de avance y artistas rock, ninguna es más importante para el desarrollo de la música que la de Chuck Berry. Él es el compositor más grande, el formador principal de la voz instrumental, uno de los mejores guitarristas, que posee la más clara dicción, y uno de sus más grandes artistas. John Lennon dijo: "Si se tratase de dar al rock and roll otro nombre, podrías llamarlo Chuck Berry".

Como pionero del rock and roll, Chuck Berry influyó significativamente en otros músicos como Ritchie Valens, Bill Haley, Little Richard y Buddy Holly.

Cuando Keith Richards le introdujo en el Hall of Fame, dijo: "Es difícil para mi presentar a Berry, porque siempre he machacado lo que él tocaba!". John Lennon, otro devoto de Berry, tomó prestado un verso de la canción de Berry "You Can't Catch Me" para su canción "Come Together" y fue demandado posteriormente por los administradores de Berry. Angus Young de AC/DC, quien ha citado a Berry como una de sus influencias más grandes, es famoso por imitar sobre los escenarios el "andar de pato" (duckwalk) de Berry, es un recordado paso de Rock'n roll, normalmente realizado durante un solo de guitarra que consiste saltar en un solo pie, mientras que se mantiene el otro en el aire apuntando hacia la dirección que se avanza y agitándolo hacia arriba y hacia abajo.

Mientras se discute sobre quién realizó la primera grabación del rock and roll, las primeras grabaciones de Berry, incluida "Maybelline" (1955) sintetizaron su estilo, combinando el blues y la música country con temas líricos sobre chicas y coches, con una dicción impecable acompañada de originales solos de guitarra eléctrica. Berry también utilizaría el popular éxito que alcanzaría el boogie para sus composiciones de rock and roll.

La mayoría de sus grabaciones más importantes las hizo con la Chess Records acompañado del pianista Johnnie Johnson de su propia banda, del legendario productor de discos Willie Dixon al bajo, de Fred Below a la batería y él mismo a la guitarra.

El productor Leonard Chess recordaba lacónicamente: "Le dije a Chuck que le daría el éxíto más grande. ¿Conocen el resto de la historia? Los chicos querían el éxito, los coches y enamorarse. Esa era la tendencia y nosotros saltamos sobre ella".

Clive Anderson escribió para el recopilatorio Chuck Berry— Poet of Rock 'n' Roll: "Mientras Elvis era un muchacho de pueblo que cantaba en cierto modo como un "negro"... Chuck Berry proporcionaba el espejo donde la imagen de la música country fue filtrada con la sensibilidad del R&B".

Las influencias musicales de Berry incluyeron a Nat King Cole, Louis Jordan y Muddy Waters, el cantante y guitarrista que presentó a Berry a Leonard Chess en la Chess Records.

A lo largo de su carrera Berry grabó baladas como "Havana Moon" y blues como "Wee Wee Hours", pero era su propio y novedoso estilo quien le condujo a la fama. Grabó más de 30 grandes éxitos y sus composiciones han sido cantadas por cientos de artistas del blues, del country y del rock and roll.

Chuck Berry un hombre que influyó mucho en su estilo: rock'n roll, inflluyó a muchos músicos de Inglaterra. Como por ejemplo: Rolling Stones.

Cuando comienza una gira, no lleva músicos. Siempre va solo y hace un casting para seleccionar los músicos que le acompañarán en ese país. Lo característico de esta forma de actuar es que no paga a los músicos. Chuck Berry considera que tocar con él ya es un honor suficiente y por eso no son actuaciones remuneradas. Asimismo específica que todo guitarrista de rock debe conocer sus canciones. Entre otras excentricidades está también la de alquilar y conducir personalmente a su edad un mercedes de color blanco allí donde actúa.(Fuente: Wikipedia)





"MAYBELLENE" es una canción escrita por Chuck Berry. Fue lanzada en julio de 1955 como un sencillo  con Chess Records en Chicago, Illinois.Fue el primer Nº 1 conseguido por Chuck Berry.

George C. Scott





“Ahora quiero recordarles que ningún bastardo ha ganado guerra alguna muriendo por su patria,la ha ganado haciendo que el otro pobre estúpido muera por su pueblo”.

GEORGE C.SCOTT (18 de octubre de 1927 - 22 de septiembre de 1999)






Actor de teatro y cine estadounidense. De fuerte temperamento y aire orgulloso, George Scott ha pasado a la historia de Hollywood como una de las personalidades más características del cine moderno. Criado en Detroit, cultivó la disciplina física a lo largo de cuatro años en el cuerpo de Marines de los Estados Unidos. Una vez licenciado, ejerció como profesor y, a la edad de treinta años, se interesó por el arte escénico. A pesar de su escasa formación teatral, desarrolló de forma intuitiva las cualidades necesarias para declamar el verso clásico, y en 1957 participó en el montaje de Ricardo III que triunfó en el New York Shakespeare Festival.

Los productores de Hollywood se sintieron interesados por su físico de galán y su voz grave, levemente nasal. Su quehacer en el mundo del cine fue rápidamente difundido en todo el mundo gracias a filmes como El árbol del ahorcado (1959), de Delmer Daves, y El buscavidas (1961), de Robert Rossen. No obstante, la película que lo convirtió en estrella fue Patton (1969), de Franklin J. Schaffner, una sobresaliente biografía del controvertido general.

La actitud exigente y ocasionalmente retadora del actor alimentó su fama de actor problemático. En 1971, después de denunciar la ceremonia de los Oscar como un "desfile de carne" y de afirmar que si un día recibía un Oscar "me limpiaría el trasero con él", se le concedió la estatuilla por su papel en Patton, para desconcierto de la industria y delicia de la prensa. A continuación se le otorgó un Emmy de televisión por su interpretación en "The Price", de Arthur Miller. Consecuente con sus ideas, no aceptó ningún premio.

En todo caso, Scott fue siempre un actor de extremada profesionalidad, disciplinado y generoso con sus compañeros, si bien nunca guardó silencio ante productores y cineastas llegada la hora de negociar nuevas posibilidades en un rodaje. Entre sus películas más populares destacan títulos pertenecientes a géneros muy diversos, como El día del delfín (1973), de Mike Nichols; Cine, cine (1978), de Stanley Donen; y Al final de la escalera (1979), de Paul Medak. Tras malograrse su enlance con Colleen Dewhurst, contrajo matrimonio con Trish van Devere, compañera de reparto en varias de sus películas. (Fuente: http://www.biografiasyvidas.com/)



PATTON  es una película estadounidense de 1970  protagonizada por George C.  Scott,que relata las hazañas militares del general George Patton, desde la derrota estadounidense en el paso de Kasserine (Campaña del Norte de África), hasta la entrega de una parte de Alemania a los rusos al terminar la Segunda Guerra Mundial, aunque el filme se enfoca en describir su peculiar personalidad. El filme muestra a un hombre extravagante, carismático, severo, perseverante, romántico (como Don Quijote), quien basaba sus exitosas estrategias en las historias de guerras antiguas, y creía ser las reencarnaciones de un mariscal de Napoleón y de un guerrero cartaginés.

Akira Kurosawa.- Vivir (Fragmento del guion)


“La desgracia enseña al hombre la verdad… le abrió a usted los ojos hacia la vida. Los hombres son frívolos, ellos se dan cuenta de qué bella es la vida sólo cuando se enfrentan a la muerte. La mayoría muere sin saber lo que es la vida. Su vida hasta ahora ha sido la de un esclavo. Ahora está intentando convertirse en su amo. Gozar de la vida es el deber del hombre; malgastar
la vida concebida es una profanación contra Dios. El hombre debe ser codicioso en vivir. La codicia es virtud; especialmente aquella que sirve para gozar de la vida”

Miguel Ángel y el "Braghettone"





En el siglo XVI, el papa Pablo III encargó a Miguel Ángel, un fresco sobre el Juicio Final para la pared del altar de la Capilla Sixtina.

Una vez terminada, en 1541, la pintura provocó el escándalo y las críticas más violentas, pues se consideraba vergonzoso que en tan sagrado lugar se hubiesen representado tantas figuras desnudas, especialmente algunas parejas cuyas posturas podían parecer comprometidas. Según algunos obispos, el fresco no correspondía a un recinto tan sagrado como la Capilla sino a una taberna.

Se acusó a Miguel Ángel de herejía y se intentó destruir el fresco. Aunque el papa Julio III era tolerante y no se preocupó de los desnudos, a su muerte se decidiría la «corrección» del fresco colocando paños de pureza a todos sus personajes.
La persona que se ocupó de esta labor fue Daniele Da Volterra, discípulo de Miguel Ángel, a quien, por este trabajo se colocó el sobrenombre de «Braghettone» el pinta calzoncillos.

El hecho de que un número tan elevado de personajes apareciesen desnudos en un recinto para el culto escandalizó a parte de los responsables de la Iglesia en Roma. Uno de los que más expusieron la indecencia de la pintura fue el maestro de ceremonias Biaggio de Cesana.
Se comenta que Miguel Ángel se enojó enormemente, no sólo por alterar la escena inicial, sino también por la imposibilidad de recuperarla a su estado original, dado que las ropas que cubren los cuerpos están pintadas utilizando la técnica del óleo, mientras que toda la pared lo está al fresco.
Pero Biaggio de Cesana tuvo su castigo: En la parte inferior derecha de la escena, a la entrada de los infiernos, Miguel Ángel representó a Minos, el rey del Infierno, desnudo, con orejas de burro, una serpiente enroscada a su cuerpo y con los rasgos faciales de Biaggio de Cesana.
Dicen que el prelado acudió lloroso al Papa para pedirle que ordenase a Miguel Ángel que lo retirara del mural, y que éste, con un gran sentido del humor, le respondió lo siguiente: "Querido hijo mío, si el pintor te hubiese puesto en el purgatorio, podría sacarte, pues hasta allí llega mi poder; pero estás en el infierno y me es imposible. Nulla est redemptio.

Para conocer mejor quién fue "il Braghettone" os recomiendo el siguiente enlace donde, a modo de imaginaria confesión del pintor se desvela su vergüenza ante el encargo que le haría tristemente famoso: cubrir con paños o bragueros la obra de su propio maestro, a quien seguía y veneraba.

http://eldibujante.com/?p=2294

La imagen pertenece al fresco del Juicio Final, realizado por Miguel Ángel e irremisiblemente censurado. Con orejas de burro, en el infierno, aparece el censor Biaggio de Cesana.

Por Celia Valdelomar

Párrafo de "Historias del Señor Keuner" - Bertolt Brecht

Bertolt Brecht - (1898-1956) - Alemania

Párrafo extraido de "Historias del Señor Keuner"

"— Si los tiburones fueran hombres -preguntó al señor K. la hija pequeña de su patrona- ¿se portarían mejor con los pececitos?
— Claro que sí -respondió el señor K.-. Si los tiburones fueran hombres, harían construir en el mar cajas enormes para los pececitos, con toda clase de alimentos en su interior, tanto plantas como materias animales. Se preocuparían de que las cajas tuvieran siempre agua fresca y adoptarían todo tipo de medidas sanitarias. Si, por ejemplo, un pececito se lastimase una aleta, en seguida se la vendarían de modo que el pececito no se les muriera prematuramente a los tiburones. Para que los pececitos no se pusieran tristes habría, de cuando en cuando, grandes fiestas acuáticas, pues los pececitos alegres tienen mejor sabor que los tristes. También habría escuelas en el interior de las cajas. En esas escuelas se enseñaría a los pececitos a entrar en las fauces de los tiburones. Estos necesitarían tener nociones de geografías para mejor localizar a los grandes tiburones, que andan por ahí holgazaneando.

Lo principal sería, naturalmente, la formación moral de los pececitos. Se les enseñaría que no hay nada más grande ni más hermoso para un pececito que sacrificarse con alegría; también se les enseñaría a tener fe en los tiburones, y a creerles cuando les dijesen que ellos ya se ocupan de forjarles un hermoso porvenir. Se les daría a entender que ese porvenir que se les auguraba sólo estaría asegurado si aprendían a obedecer. Los pececillos deberían guardarse bien de las bajas pasiones, así como de cualquier inclinación materialista, egoísta o marxista. Si algún pececillo mostrase semejantes tendencias, sus compañeros deberían comunicarlo inmediatamente a los tiburones.

Si los tiburones fueran hombres, se harían naturalmente la guerra entre sí para conquistar cajas y pececillos ajenos. Además, cada tiburón obligaría a sus propios pececillos a combatir en esas guerras. Cada tiburón enseñaría a sus pececillos que entre ellos y los pececillos de otros tiburones existe una enorme diferencia. Si bien todos los pececillos son mudos, proclamarían, lo cierto es que callan en idiomas muy distintos y por eso jamás logran entenderse. A cada pececillo que matase en una guerra a un par de pececillos enemigos, de esos que callan en otro idioma, se les concedería una medalla de varec y se le otorgaría además el título de héroe.

Si los tiburones fueran hombres, tendrían también su arte. Habría hermosos cuadros en los que se representarían los dientes de los tiburones en colores maravillosos, y sus fauces como puros jardines de recreo en los que da gusto retozar. Los teatros del fondo del mar mostrarían a heroicos pececillos entrando entusiasmados en las fauces de los tiburones, y la música sería tan bella que, a sus sones, arrullados por los pensamientos más deliciosos, como en un ensueño, los pececillos se precipitarían en tropel, precedidos por la banda, dentro de esas fauces.

Habría asimismo una religión, si los tiburones fueran hombres. Esa religión enseñaría que la verdadera vida comienza para los pececillos en el estómago de los tiburones.

Además, si los tiburones fueran hombres, los pececillos dejarían de ser todos iguales como lo son ahora. Algunos ocuparían ciertos cargos, lo que los colocaría por encima de los demás. A aquellos pececillos que fueran un poco más grandes se les permitiría incluso tragarse a los más pequeños. Los tiburones verían esta práctica con agrado, pues les proporcionaría mayores bocados. Los pececillos más gordos, que serían los que ocupasen ciertos puestos, se encargarían de mantener el orden entre los demás pececillos, y se harían maestros u oficiales, ingenieros especializados en la construcción de cajas, etc. En una palabra: habría por fin en el mar una cultura si los tiburones fueran hombres."


En el pasado puede que hiciera referencia a los conflictos bélicos que asolaron Europa, ahora viene de perillas para hablar de los bancos, la bolsa, los mercados y todos esos tiburones que no paran de darnos dentelladas.
 

 

Moby Dick: Fragmentos y origen del libro


“Llamadme Ismael. Hace algunos años -no importa cuántos-, teniendo poco o ningún dinero en la bolsa, y nada en particular que me interesara en tierra, pensé nave...
gar un poco y ver la parte acuática del mundo. Es una manera que tengo de ahuyentar la melancolía y de regular la circulación. Siempre que noto la amargura en la boca; cuando de mi alma se apodera un noviembre húmedo y lluvioso; cuando me encuentro involuntariamente a mí mismo deteniéndome ante las funerarias y cerrando la marcha en todos los entierros, y especialmente cuando mi “hipo” se enseñorea hasta tal punto de mí que requiere un fuerte principio moral para impedirme que salga deliberadamente a la calle y me dedique metódicamente a quitarle el sombrero de un golpe a la gente: entonces ha llegado el momento de embarcarme lo antes que pueda. Esta es mi alternativa a la pistola y a la bala. Catón se arroja sobre su espada con una expresión filosófica; yo me embarco en silencio. No hay nada sorprendente en ello. En un momento u otro casi todos los hombres, lo sepan o no, comparten conmigo los mismos sentimientos hacia el océano”. (...)

"Días pasaron, semanas, y bajo plácida vela el marfileño Pequod había lentamente surcado cuatro distintos caladeros; el de las Azores; el de las Cabo Verde; el de la Plata (así llamado), al estar en aguas de la desembocadura del Río de la Plata; y el caladero Carrol, una zona acuática no delimitaba al sur de Santa Elena.

Fue mientras se deslizaba por estas últimas aguas que una serena noche de claro de luna, cuando todas las olas ondeaban como rodillos de plata; y con su suave, envolvente borbotear, creaban lo que parecía un argénteo silencio, que no soledad: en tan silenciosa noche, un surtidor plateado fue visto muy por delante de las blancas burbujas de la proa. Iluminado por la luna, parecía celestial; semejaba algún dios emplumado y refulgente que surgiera del mar."...(...)

"¡Allí resopla! ¡Allí resopla! ¡Una joroba como un monte nevado! ¡Es Moby Dick!

Inflamados por el grito que pareció ser coreado simultáneamente por los tres vigías, los hombres de cubierta se precipitaron a la jarcia para observar a la famosa ballena que tanto tiempo habían estado persiguiendo. Ajab ya había alcanzado su pértiga de destino, unos pies por encima de los otros vigías. (...) A los crédulos marineros les parecía el mismo silencioso chorrear que hacía tanto tiempo habían observado en los océanos iluminados de luna del Atlántico y el Índico. (...) Con ondulante celeridad, directos a sotavento, Ajab encabezaba el asalto. Un pálido fulgor mortal prendía los hundidos ojos de Fedallah; una espantosa mueca roía su boca. (...)

Así, a través de la serena tranquilidad del mar tropical entre olas cuyo chapotear quedaba suspendido por exceso de arrebato, Moby Dick avanzaba, privando aún a la vista de todo terror de su tronco sumergido, ocultando el abyecto espanto de su mandíbula. (...)

En una larga fila india, los pájaros blancos volaban todos hacia la lancha de Ajab; y al llegar a unas pocas yardas, empezaban a aletear allí sobre el agua, girando una y otra vez alrededor jubilosos y expectantes gritos. Su visión era más aguda que la del hombre; Ajab no podía descubrir señal alguna en el mar. Pero de pronto, al escudriñar más y más hondo en sus abismos, observó en la profundidad un punto blanco vivo, no mayor que una comadreja blanca, ascendiendo con prodigiosa celeridad, y magnificándose al remontar, hasta que giró, y entonces se revelaron claramente dos largas filas retorcidas de relucientes dientes blancos ascendiendo a la superficie desde el inexorable fondo. La centelleante boca se abría de par en par bajo la lancha como una tumba de mármol abierta; y dando un golpe lateral con su remo de popa, Ajab hizo girar el bote apartándolo de esta tremenda aparición. (...)"

De todos es conocida la historia de Moby-Dick, la novela del escritor estadounidense Herman Melville publicada en 1851 y de la que hoy se celebra el 161 aniversario. Narra la travesía del barco ballenero Pequod en la obsesiva y autodestructiva persecución de una gran ballena blanca (cachalote) impulsada por el capitán Ahab.

La obra está inspirada en un caso real que padeció el ballenero Essex, de Nantucket, Massachusetts, cuando fue atacado por un cachalote. Dos de los ocho supervivientes relataron el suceso, del que Melville tuvo sobrado conocimiento. Moby-Dick, indudablemente, está también basada en las experiencias personales de Melville como marinero.

La obra tuvo también como referencia histórica un relato publicado en 1839 por la revista neoyorquina Knickerbocker. Escrito por un oficial de la armada de EE.UU., narra el enfrentamiento real de balleneros con un cachalote albino conocido como Mocha Dick cerca de la isla Mocha, en Lebu, Chile. Como Moby-Dick, escapó incontables veces de sus cazadores durante más de cuarenta años, por lo que llevaba varios arpones incrustados en su espalda. Los balleneros contaban que atacaba furiosamente dando resoplidos que formaban una nube a su alrededor; embestía los barcos perforándolos y volcándolos, matando a los marineros que se atrevían a enfrentarlo. Según el marinero que contó la historia publicada en la revista, para lograr matar a Mocha Dick se requirió la unión de distintos barcos balleneros de distintas nacionalidades. Cabe destacar que en Chile, en la cultura indígena mapuche, existe el mito del Trempulcahue, cuatro ballenas que llevan el alma de los mapuches que mueren hasta la isla de Mocha, para embarcarse en su viaje final. En el año 2005, en la costa de Chile, se filmó a varios de estos cachalotes albinos.

Moby-Dick es una obra de profundo simbolismo. Se suele considerar que comparte características de la alegoría y de la épica. Incluye referencias a temas tan diversos como homosexualidad, biología, religión, idealismo, obsesión, pragmatismo, venganza, racismo, jerarquía,y política. Asi, según se quiera leer, la obra puede ser una lucha no contra una ballena, sino contra la idea de Dios, o la sexualidad, o la politica...

El tono de la novela, al margen de la persecución y evolución de sus personajes, es eminentemente enciclopédico, incluyendo el autor extensas y detalladas descripciones de la caza de las ballenas en el siglo XIX y multitud de otros detalles sobre la vida marinera de la época. Quizá por ello la novela no tuvo ningún éxito comercial en su primera publicación, aunque con posterioridad haya servido para cimentar la reputación del autor y situarlo entre los mejores escritores estadounidenses. La frase inicial del narrador «Call me Ishmael» en inglés, traducido al español a veces como «Llamadme Ismael», otras veces como «Pueden ustedes llamarme Ismael», se ha convertido en una de las citas más conocidas de la literatura en lengua inglesa.

El narrador, un joven con experiencia en la marina mercante, decide que su siguiente viaje será en un ballenero. De igual forma se convence de que su travesía debe comenzar en Nantucket, Massachussets, isla prestigiosa por su industria ballenera. Antes de alcanzar su destino, o el origen de su aventura, entabla una estrecha amistad con el experimentado arponero polinesio Queequeg, con quien acuerda compartir la empresa.

Ambos se enrolan en el ballenero Pequod, con una tripulación conformada por las más diversas nacionalidades y razas; precisamente sus arponeros son el caníbal Queequeg, el piel roja Tashtego y el «negro salvaje» Daggoo. El Pequod es dirigido por el misterioso y autoritario capitán Ahab, un viejo lobo de mar con una pierna construida con la mandíbula de un cachalote. Ahab revelará a su tripulación que el objetivo primordial del viaje, más allá de la caza de ballenas en general, es la persecución tenaz a Moby-Dick, enorme Leviatán que lo privó de su pierna y que había ganado fama de causar estragos a todos y cada uno de los balleneros que, osada o imprudentemente, habían intentado darle caza.

Sean Connery: Los inicios

Sean Connery mostrando biceps
 
Parece que Sean Connery en sus inicios estuvo muy interesado en el culturismo. Aqui queda la prueba
 
Parece ser que se depilaba un poquito


Sean Connery es el que esta en el centro



Aqui ya decidio no depilarse más