Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

viernes, 2 de noviembre de 2012

Schopenhauer.- Reglas para ser feliz (según un pesimista)




"Eudemonología" o "el arte de ser feliz", explicado en 50 reglas para la vida es el título de una serie de artículos que escribió el filósofo alemán Arthur Schopenhauer (1788-1860), recopilados y posteriormente publicados. A diferencia de "El arte de tener razón", que ya en forma manuscrita aparece como una pequeña obra acabada, El arte de ser feliz nunca fue terminada y quedó en su forma más básica: las 50 reglas para la vida de las que se compone se redactaron en diversos momentos y se encuentran dispersas en los distintos volúmenes y carpetas del filósofo alemán. Veamos las 5 primeras .

REGLA Nº1: “Todos hemos nacido en Arcadia, es decir, entramos en el mundo llenos de aspiraciones a la felicidad y al goce y conservamos la insensata esperanza de realizarlas, hasta que el destino nos atrapa rudamente y nos muestra que nada es nuestro, sino que todo es suyo”… (“El prudente no aspira al placer, sino a la ausencia de dolor”, Aristóteles)…

REGLA Nº 2: "Evitar la envidia"

"Nunca serás feliz si te atormenta que algún otro sea más feliz que tú"; "Cuando piensas cuántos se te adelantan, ten en cuenta cuántos te siguen" ambas frases de Séneca

REGLA Nº3: …” Por eso el mero querer, y también poder, por sí mismos aún no bastan, sino que un hombre debe saber lo que quiere, y debe saber lo que puede hacer. Sólo así dará pruebas de su carácter, y sólo entonces podrá realizar algo con logro…pues tal como el pez es feliz en el agua, el pájaro en el aire y el topo debajo de la tierra, así todo ser humano sólo se siente bien en su ambiente…Debemos aprender a través de la Experiencia qué es lo que queremos y de qué somos capaces… Una vez que hemos averiguado dónde están nuestras capacidades e insuficiencias, cultivaremos nuestras disposiciones naturales sobresalientes para usarlas y aprovecharlas de todas las maneras posibles, y nos encaminaremos siempre en aquella dirección donde son útiles y válidas, mientras que evitaremos por completo, venciendo nuestros impulsos, los propósitos para los que por naturaleza tenemos poco talento”…

“Los capítulos amargos de la recomendación del conocimiento de sí mismo se puede ilustrar excelentemente con este verso de Ovidio: “El mejor libertador de aquel espíritu fue quien rompió las ligaduras que le ataban el pecho y dejó de sufrir de una vez por todas”.

REGLA Nª4: “Los bienes que a alguien nunca se le había pasado por la cabeza pretender, no los echa en absoluto de menos, sino que está plenamente satisfecho sin ellos…La riqueza es cómo el agua de mar: cuanto más se beba, más sed se tendrá. Lo mismo vale para la fama…”

REGLA Nº5: " … Por añadidura, los motivos que llevan al suicidio son muy diversos, de manera que no podemos indicar una desgracia lo bastante grande para que induzca con gran probabilidad a cualquier carácter al suicidio, y hay pocos males que, por insignificantes que parezcan, no hayan provocado también suicidios…Pero, dado que el dolor es esencial a la vida y también en cuanto a su grado sólo determinado por la naturaleza del sujeto…"

Horacio: “Recuerda que en tiempos arduos hay que conservar la ecuanimidad, lo mismo que en los buenos un ánimo que domine prudentemente la alegría excesiva”… Lucrecio: “Pues mientras nos falta lo que deseamos, nos parece que supera a todo en valor; pero cuando fue alcanzado, se presenta otra cosa, y así siempre estamos presos de la misma sed, nosotros que anhelamos la vida”.

Del libro “El arte de ser feliz”, recopilación de los apuntes de A. Schopenhauer, de la editorial Herder

No hay comentarios:

Publicar un comentario