Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

martes, 20 de noviembre de 2012

La masonería.- símbolos e ideas




Personajes tan ilustres y dispares como Ruben Darío, Walt Disney, Alejandro Dumas, Fleming, Gerald R. Ford, Benjamin Franklin, Sigmund Freud, Clark Gable, Garibaldi, Goethe, Gómez de la Serna, Haydn, José Hernández, Martín Luther King, Thomas Mann, José Martí, Louis B. Mayer, Montesquieiu, Mozart,  Mario Moreno Cantinflas,  Paganini, Isaac Peral, Puccini, Tagore, Walter Scott, Jonathan Swift, Tolstoi,  Marc Twain, Voltaire, George Washington, Oscar Wilde, Salvador Allende, Louis Amstrong, Beethoven, Blasco Ibáñez, Simón Bolivar, Ernst Borgnine, Napoleón, Arthur C. Clark, Rousseau,  y el mismisimo John Wayne han sido  relacionados, entre otros muchos,  con la francmasonería. Pero ¿Qué defiende esta particular asociación que ha atraído a personas tan diversas ?

Se presenta como una institución iniciática, filosófica y filantrópica que tiene como base la fraternidad y aspira a la perfección social y moral del ser humano. Tiene un fuerte simbolismo tanto en su contenido, formas y funcionamiento. Su estructura es piramidal y la base viene constituida por la logia y culmina en la Gran Logia, Gran Oriente o Gran Priorato.

La palabra mason, “albañil” está vinculada a los gremios medievales de constructores de catedrales quienes conocían los secretos de éstas y cuanto significaban el simbolismo de muchas de sus hechuras tanto arquitectónicas como escultóricas. Y por algunos sectores estos conocimientos se han querido ver entroncados con los antiguos constructores de las Pirámides de Egipto. Lo que no cabe duda es que en el mundo iniciático siempre hay que partir de la cultura egipcia donde se encuentran las claves principales del conocimiento y los europeos que las conocieron fueron a través del mundo de la alquimia y del ocultismo. Y serian los Templarios y Rosacruces receptores y partícipes de estos conocimientos.

La Masonería es una curiosa mezcla de racionalismo y misticismo. Supuestamente pretenden llevar al mundo a una nueva era de Razón, pero mantienen en su seno una serie de signos y símbolos que provienen de toda la tradición ocultista que se arrastra desde las primeras civilizaciones hasta la actualidad.
Esta institución está repleta de símbolos, siendo los más importantes los siguientes:

-Los símbolos de la escuadra y el compás son tradicionales y los más conocidos por todos. Estos se identifican con las herramientas de la construcción de las catedrales, por parte de los maestros constructores de la Edad Media en Europa.

-El Ojo del Gran Arquitecto: El Gran Arquitecto del Universo, expresado habitualmente con el acrónimo GADU, es un símbolo tradicional en masonería cuyo contenido, interpretación y relevancia varían según la corriente masónica de que se trate. Está presente en el billete de un dólar:




Para la corriente que generalmente se denomina regular, el GADU representa al Ser Supremo, un principio masónico cuya creencia e invocación en la práctica del rito son imprescindibles. Para la corriente que suele denominarse liberal o adogmática, establecer la condición de la creencia en un Ser Supremo supone limitar la libertad de conciencia de sus miembros, por lo que ni la creencia en el GADU ni su invocación son preceptivas.

-La G en el medio de ambos símbolos es la Gnosis o conocimiento superior, al cual se puede acceder por medio del trabajo interno.

-El ara, sanctum o shekinah es un símbolo que se repite en muchas instituciones esotéricas tales como la masonería, el rosacrucismo o el martinismo. En todos los casos esta posee el mismo significado esotérico y cabalístico: ser el centro y proyección de la presencia divina en todas direcciones.



-Águila Bicéfala : Esta síntesis corresponde al simbolismo masónico del grado 33. En ella encontramos el águila bicéfala triunfante sobre las herramientas de construcción masónicas.

-Hiram: La Leyenda de Hiram es tradicionalmente la de mayor simbolismo para los iniciados masones. Se trata del  maestro con los paramentos correspondientes y con las herramientas simbólicas de la masonería. Lo vemos también sobre el pavimento de mosaicos y ante las puertas del templo universal. Una imagen inspiradora y llena de simbolismo espiritual y esotérico.

-Piedra Bruta y Piedra Cúbica:  Ante el estudiante, se presenta una tarea importante, el conocerse a sí mismo. Este símbolo refleja bien lo anterior, al representar la personalidad profana y el despertar de la conciencia.

-Pelícano:  es el símbolo de uno de los grados más hermosos de la Masoneria. Se trata de un  ave dando de su propio cuerpo alimento a sus hijos, una de las máximas representaciones  del amor y del principio avatar.

El código moral masónico defiende los siguientes principios:

Venera al Gran Arquitecto del Universo.

El verdadero culto que se da al Gran Arquitecto consiste principalmente en las buenas obras.

Ten siempre tu alma en un estado puro, para aparecer dignamente delante de tu conciencia.

Ama a tu prójimo como a ti mismo.

Haz bien por amor al mismo bien.

Estima a los buenos, ama a los débiles, huye de los malos, pero no odies a nadie.

No lisonjees exageradamente a tu hermano pero reconoce sus aciertos. Acepta su reconocimiento con modestia, como un aliciente.

Escucha siempre la voz de tu conciencia.

Practica la caridad.

Respeta al viajero nacional o extranjero; ayúdale: su persona es sagrada para ti.

Evita las querellas, prevé los insultos, deja que la razón sea tu guía.

No seas ligero en airarte, porque la ira reposa en el seno del necio.

Detesta la avaricia, pero administra tus bienes materiales con cuidado, para que a tu vejez sustenten tus necesidades, protejan a tu familia y beneficien a tus Hermanos en desgracia .

Sigue la senda del honor y de la justicia.

Si tienes un hijo, regocíjate; pero sé consciente del depósito que se te confía. Haz que hasta los diez años te obedezca, hasta los veinte te ame y hasta la muerte te respete. Hasta los diez años se su maestro, hasta los veinte su padre y hasta la muerte su amigo. Piensa en darle buenos principios tanto como bellas maneras; incúlcale rectitud esclarecida y honestidad sin tacha.

Si te avergüenzas de tu destino, tienes orgullo; piensa que aquel ni te honra ni te degrada; el modo con que cumplas te hará uno u otro.

Lee y aprovecha, ve e imita, reflexiona y trabaja, ocúpate siempre en el bien de tus hermanos y trabajarás para ti mismo.

Conténtate de todo, por todo y con todo lo que no puedas mejorar con tu esfuerzo. Pero cuando te sientas capaz de hacerlo, pon todas tus facultades en la tarea.

No juzgues ligeramente las acciones de los hombres; no reproches y antes procura sondear bien los corazones para apreciar sus obras.

Se entre los profanos libre sin licencia, grande sin orgullo, humilde sin bajezas; y entre los hermanos, firme sin ser tenaz, severo sin ser inflexible y sumiso sin ser servil.

Habla moderadamente con los grandes, prudentemente con tus iguales, sinceramente con amigos, dulcemente con los niños y eternamente con los pobres.

Justo y valeroso defenderás al oprimido, protegerás al inocente, sin reparar en los servicios que prestares.

Exacto apreciador de los hombres y de las cosas, no atenderás mas que al mérito personal, sean cuales fueren el rango, el estado y la fortuna.

El día en que estas máximas se generalicen, la especie humana será feliz y la Francmasonería habrá terminado su tarea y cantado su triunfo regenerador

No hay comentarios:

Publicar un comentario