Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

martes, 27 de noviembre de 2012

Bruce Lee




"Un hombre sabio puede aprender más de una pregunta absurda que un tonto puede aprender de una respuesta sabia."


BRUCE LEE
 
 (San Francisco, 27 de noviembre de 1940 - Hong Kong, 20 de julio de 1973)



Bruce Lee es reconocido no sólo como actor, sino como uno de los mayores exponentes mundiales de las artes marciales; con una marcada influencia a través del tiempo, su personal filosofía y manera de entender el combate son aún hoy estudiados e imitados por sus seguidores en todo el globo.

Elevado a la categoría de mito se conformó como nuevo signo de identidad china, como un auténtico héroe en la vida real, verdadero ejemplo de trabajo, esfuerzo  y superación personal en una cultura donde esos valores son ensalzados y venerados especialmente.

La historia de Lee, su leyenda, como todas las (buenas) leyendas tiene un final misterioso que todavía hoy continua levantando sospechas; las causas de su muerte están todavía por resolver (a pesar de la justificación oficial) y la maldición de la que pretendían esconderle sus padres (cambiándole el nombre en un desesperado intento de “engañar a los espíritus”),  parece que, finalmente, no sólo no ha terminado con él, y con su vida, sino que ha acabado por alcanzar a sus hijos, resultando, en consecuencia, el mayor de los dos, muerto, igualmente en extrañas y trágicas circunstancias. Un triste final que no ha hecho sino contribuir a la historia del mito.


Bruce leeNacido el 27 de Noviembre de 1940 (el año Chino del Dragón) en la ciudad de San Francisco, Bruce era el tercer hijo del chino Lee Hou-Cheun, actor, y de la chino-alemana Gracie Lee. Su nacimiento en la ciudad estadounidense fue mera casualidad, ya que su padre (y por consiguiente toda la familia Lee) se encontraba de gira con la compañía cantonesa "Opera Company" por ese país en aquel momento.

En un primer momento sus padres le llamaron Lee Jun Fan (que significa literalmente en castellano "Vuelve de nuevo"). Según se sabe, eligieron ese nombre porque tenían el presentimiento de que un cierto día su hijo volvería a los Estados Unidos; bruce leeno obstante y a tenor del carácter fuertemente supersticioso del cabeza de familia, que temía que una maldición persiguiera a los miembros masculinos de su familia  (los caracteres de su nombre en chino coincidían con los de su abuelo fallecido, siendo esto para los asiáticos presagio de mal augurio) para tratar de “confundir a los espíritus” finalmente se tomó la decisión de renombrar al niño con un nombre de chica "Sai Fon" cuya traducción literal al castellano significa "Pequeño Fénix".

Sin embargo, y a pesar de contar con el consenso familiar, el nombre sufriría una nueva variación (que comenzaría a formar la leyenda de “Dragón”); poco antes de abandonar el hospital de la Calle Jackson, una enfermera, Mary Glover, sugirió que podría ser una buena idea dar al niño un nombre cristiano en inglés para evitar cualquier tipo de complicación con su partida de nacimiento norteamericana, sugiriendo el nombre de Bruce. Después de todo, el pequeño sería inscrito oficialmente con el nombre de Bruce Lee.

Pasados algunos meses la familia Lee regresó a Hong-Kong; trasladándose a una pequeña vivienda de tal sólo dos habitaciones en el 218 Nathan Road, Kowloon; sin embargo a pesar de las aparentes carencias y complicaciones, el mayor problema vendría dado por el complicado contexto histórico de la época, marcado por la ocupación japonesa (1942-1945) que eclipsaría los recuerdos de infancia del pequeño Bruce, el cual comentaba por ejemplo, cómo veía a los aviones de guerra nipones volar a muy baja altitud, y cómo subía a la azotea de su casa para intentar, a su manera, derribarlos.
Terminada la Segunda Guerra Mundial comenzaron los inevitables trabajos de reconstrucción; afortunadamente para el padre de Bruce, una de las primeras industrias en recuperarse fue la del entretenimiento, por lo que volvió a su anterior trabajo de actor. A menudo el niño acompañaba a su padre a los rodajes, y, a través de los contactos de éste, con tan sólo seis años, Bruce debutó en la gran pantalla con un papel en la película  "The Beginning of a Boy". En ese mismo año también aparecería en "The Birth of Madkind" y "Son Ah Cheun".  En estas películas Bruce interpretaba el rol de “chico malo”, o pillo, algo a lo que se adaptó fácilmente ya que en la vida real compartía muchas de las cualidades características de sus personajes; sobre todo, y para desgracia de sus progenitores, su increíble facilidad para meterse en líos. A pesar de que se consideran éstas películas como las primeras de Bruce, lo cierto es que a los dos meses de edad, tal y como él mismo comentaba, apareció en “Golden Gate Girl” que para tristeza de sus seguidores está perdida.

Tiempo después, con ocho años, participaría en una nueva producción titulada "Fu Gui Yun" (traducida al inglés como "Wealth is like a Dream"); en la que Bruce comenzó a ser conocido por el apodo "Siu Lung", (en castellano "Pequeño Dragón"), que le acompañaría el resto de su vida y con el que pasaría a la historia.

 Bruce decide practicar Wing Chun (un estilo de Kung Fu) con el maestro Yip Man, después de haberse iniciado en Tai Chi Chuan de la mano de su propio padre, (todo este trabajo, este camino sería fundamental para, años después, acabar fundando su propio estilo al que denominaría Jeet Kune Do, aunque era reacio a ponerle nombre ya que sería limitarlo, que significa "El camino del puño que intercepta"). A pesar de esta frenética actividad no dejó de realizar películas, estrenando incluso hasta 4 ó 5 en un mismo año,  compaginándolo además con clases de baile, de las cuales obtendría resultados al proclamarse campeón de Cha Cha Cha de Hong Kong en 1958. Ésta salida inverosímil del mundo de violencia que rodeaba a Bruce hizo que se encaminase, de forma más seria y profesional, al campo de la expresión artística y entretenimiento.
 Bruce hacía gala de un fuerte carácter que le causaba no solo numerosos conflictos dada su participación en distintas bandas callejeras, sino incluso la expulsión de su primer colegio, La Salle, una institución católica de habla inglesa. Tras este incidente fue matriculado en otro colegio de similares características en Hong Kong, el St. Francisc Xavier. Cuando Bruce cumplió los 18 años ya había aparecido alrededor de 20 películas, siendo la más famosa "The Orphan", una obra clásica de 1958 de Hong-Kong en la cual interpretaba el rol de delincuente juvenil (el mismo Bruce volvería a admitir el evidente paralelismo entre la trayectoria de sus personajes con la suya propia). Sobre el año 1967 en la revista "Black Belt" comentó que de pequeño "era un punky e iba a buscar peleas ".

Por esta razón sus padres decidieron que, en abril de 1959, Bruce viajase a Estados Unidos para poder así alejarse de aquel ambiente, a la vez que reclamar la nacionalidad estadounidense. Después de más de dos semanas de viaje en barco, llegaría a San Francisco con muy poco dinero (el que le dio su padre y el que ganó dando clases de baile en el viaje). Vivió en casa de un amigo de la familia y, posteriormente, conocería a uno de sus mejores amigos: James Lee.  Pocos meses más tarde Bruce se trasladaría a Seattle donde encontró trabajo de camarero en el restaurante de una amiga de los Lee. Durante esta época continuó con sus entrenamientos, ofreciendo demostraciones y conociendo a algunos de los que más adelante serían sus alumnos y amigos como Taky Kimura o Jesse Glover.

En 1960 Bruce acaba sus estudios secundarios, pudiendo así entrar en la Universidad de Washington, Seattle, en 1961, matriculándose en Filosofía. En su época universitaria Bruce siguió entrenando al tiempo que comenzó a dar clase a algunos de sus compañeros, viajando incluso en ocasiones a California para enseñar Wing Chun a su amigo James Lee. bruce leeEn esta época, y, a tenor de su moderado éxito, decidió montar un pequeño gimnasio donde enseñar Wing Chun y dar pequeñas conferencias con Taky Kimura como su asistente, siendo, durante este periodo cuando Bruce escribió y publicó el único libro que editaría en vida: Chinese Gung Fu. The Philosophical Art of Self Defense, 1963, gracias a la colaboración de sus inseparables James Lee, Jesse Glover y Taky Kimura. Durante esa época Bruce también conoció en Seattle a una chica de 17 años llamada Linda Emery, que asistió a una de sus clases, y que, con el tiempo, acabaría siendo su esposa.

Pese a vivir en los EEUU Bruce viajó durante esta época a Hong Kong para visitar tanto a su familia como a su maestro, Yip Man. A su regreso, en 1964 Bruce decidió, junto a James Lee, abrir el primer Instituto Jun Fan Gung Fu en Oakland, California. Bruce soñaba con poder abrir toda una serie de gimnasios a lo largo y ancho de los EEUU, y es por ello que ese año dejó la Universidad y se dedicó únicamente a su entrenamiento personal y a dar clases de Gung Fu. En agosto de ese mismo año Bruce realizó algunas exhibiciones públicas, siendo la más conocida la que dio el 2 de agosto de 1964 en los campeonatos de karate de Long Beach en California. En este campeonato conoció a Dan Innosanto, que sería uno de sus mejores alumnos y amigos.

En agosto de 1964, una vez decidido, se casó con su novia, Linda, en Seattle (pese a la oposición de la madre de esta), para luego trasladarse a la casa de James Lee y su esposa en Oakland. Bruce impartía clases en su gimnasio de Oakland donde no hacía distinción de raza o religión a la hora de enseñar, lo cual hizo que se viese envuelto en un desafío de la comunidad china por enseñar los secretos del Gung Fu a personas no chinas (históricamente herméticos y recelosos bruce leea la hora de compartir ancestrales secretos con los extranjeros) Bruce aceptó el reto de ganar a quien le desafiase y poder seguir enseñando a quien quisiese, o perder, y dejar de enseñar a personas no asiáticas. Este reto consistía en luchar contra Wong Jack Man, uno de los mejores luchadores de la comunidad china. Wong tenía un estilo completamente distinto, que contrastaba con los movimientos sencillos, pero efectivos del Wing Chun. Bruce sólo empleó 3 minutos en ganarle pero se dio cuenta de que era demasiado tiempo y que se encontraba muy cansado después del combate, razón por la cual Bruce se replanteó su sistema de lucha hasta la fecha (Wing Chun), y decidió comenzar a entrenar su cuerpo al límite de sus capacidades. Podría decirse que a partir de este combate Bruce comenzó a crear un arte / filosofía de vida donde asimilaba todo aquello que le era de utilidad y donde entrenaba tanto el cuerpo como la mente, y que más tarde llamaría Jeet Kune Do (el camino del puño que intercepta).

La visión que Bruce Lee tenía sobre las artes marciales era muy diferente a la que tenían la mayoría de maestros. Él creía que todo se basaba en posiciones fijas; decía que había que liberarse de la rutina, que debíamos evolucionar con el combate y no limitarnos a las únicas posiciones que conocemos. El combate está siempre vivo y constantemente cambiando; es por esto que decidió definir el Jeet Kune Do uniendo las técnicas más efectivas de una gran multitud de modalidades de combate y defensa personal: boxeo tailandés, Wing Chun, Jiu Jitsu, boxeo inglés, kárate, etc. Así, llegamos a la conclusión de que el Jeet Kune Do no es un estilo fijo, sino una guía que nos ayudará a evolucionar con el combate.

Bruce Lee asistió como invitado a una exhibición que daba Ed Parker, fundador de la Kempo Karate en EE.UU. y sus demostraciones y habilidades dejaron sorprendido al público asistente, entre ellos a un productor de TV llamado William Dozier, quien le invitó a participar en algunos castings para sus proyectos televisivos.

Llegamos así a 1965. El 1 de febrero de ese año tuvo su primer hijo; se llamaría Brandon Lee, y también llegaría a ser actor. Su padre, Bruce, le enseñó el arte del Jeet Kune Do desde muy pequeño. Pero la alegría de tener un hijo se vio truncada cuando, siete días después del nacimiento de Brandon, el padre de Lee murió.

En 1966, Bruce Lee aceptaría un papel ofrecido en la serie televisiva "The Green Hornet”, de manera que se trasladó con su mujer y su hijo a Los Ángeles con un contrato, según el cual, cobraría 400 dólares por episodio; aprovechando este sueldo Lee construyó la tercera escuela Jun Fan. En “El aguijón verde” Bruce interpretaba el papel del chófer japonés llamado Kato. La serie tuvo gran éxito, siendo incluso conocida por la gente como la serie de Kato, “The Kato Show” (el personaje interpretado por Bruce) y no como The Green Hornet, que era el nombre original.  La serie utilizaría el mismo formato que otra famosa producción de la época, “Batman”. El éxito obtenido trascendió el meramente televisivo al demostrar una innovadora técnica de lucha desconocida para el público estadounidense, acostumbrado a peleas de boxeo. Sorprendentemente la serie supuso de igual manera un éxito también en Hong Kong. Años después Bruce bromeaba a cerca de la razón por la cual él consiguió ese papel: según él era el único chino  en los Estados Unidos que pronunciaba correctamente el nombre "Britt Reid" (el personaje principal)

Hubo un largo retraso antes de que la producción fuera completada y comenzara; por las molestias el estudio ofreció a Bruce un honorario de compensación de 1800 dólares; bruce leebruce leeutilizó el dinero para pagar el viaje a Hong Kong de modo que su familia pudiera conocer a su mujer Linda y a su hijo Brandon. A finales de ese año volvieron a Estados Unidos y Bruce se trasladó con su familia a Los Ángeles donde compraron un apartamento pequeño en el Wilshire Boulevard en Westwood. El Estudio, Twentieth Century Fox, impartió a Bruce Lee clases de arte dramático y actuación, para explotar mejor sus dotes de expresión y adaptarlo al mercado del cine americano. Como anécdota cabe decir que Bruce también caracterizó a Kato en tres episodios de la serie Batman, que también se emitía por aquella época.

A pesar de todo, la serie sólo duró una temporada (entre septiembre del 1966 y julio de 1967), pero gracias a ella Bruce se hizo realmente famoso, lo cual le permitió dar clases privadas y cobrar mucho más dinero por ellas a personajes famosos de la talla de: Steve McQueen, Kareem Abdul Jabbar, James Coburn, Roman Polanski...

La cancelación de "The Green Hornet" suposo para Bruce un drástico recorte en sus ingresos, de manera que, una vez terminado el contrato televisivo, Lee retomó sus proyectos de escuela de Kung Fu mientras continuó  adiestrando a numerosas estrellas del celuloide. Hizo además gran amistad con Danny Inosanto, un americano de ascendencia filipina, experto en el arte del palo corto llamado Kali, al que como comentábamos había conocido en el campeonato de Baja Beach.
Durante los años siguientes, entre 1967-1970, además de dar clases, Bruce continuó entrenándose tanto física como intelectualmente (poseía una biblioteca particular con más de 2.000 libros), con alumnos suyos como Dan Inosanto e incluso alguna que otra vez con el posteriormente famoso Chuck Norris. Tampoco dejó de asistir a campeonatos, en muchos de los cuales realizaba exhibiciones, así como de interpretar pequeños papeles en algunos episodios de otras series (Ironside, Blondie, Here Comes the Bride...), y películas (Marlowe), o trabajando como supervisor y coreógrafo de escenas de pelea en algunas películas (The Wrecking Crew y A Walk In The Spring Rain). Es también durante esta época cuando se produce uno de los momentos más felices de su vida, ya que el 19 de abril de 1969 nace su segundo retoño, una niña llamada Shanon Lee.

En 1970 Bruce sufriría uno de los peores momentos de su vida dañándose un nervio sacro al colocarse demasiado peso para hacer un ejercicio llamado good morning durante uno de sus habituales entrenamientos. Debido a esta grave lesión (de la que nunca llegó a recuperarse completamente teniendo a menudo fuertes dolores de espalda que sólo calmaba mediante determinados medicamentos) permaneció en cama y en reposo absoluto durante 6 meses; incapaz de soportar la inactividad a la que se veía obligado aprovechó este tiempo para recopilar notas y dibujos sobre su sistema de lucha y entrenamientos que luego serían reproducidas en un libro llamado El Tao del Jeet Kune Do que aparecería publicado después de su muerte. Bruce también aprovechó para trabajar en 1971 en el guión de una película llamada The Silent Flute, que tenía pensado protagonizar junto a James Coburn en la India llegando incluso a trasladarse para localizar exteriores a ese país; por desgracia nunca llegaría a ver realizado el proyecto (tras su muerte fue estrenada como El Circulo de Hierro, con David Carradine como protagonista).

Más adelante Bruce sufriría un nuevo desengaño tras ser apartado de un nuevo proyecto que había pensado junto al productor Fred Weintraub sobre un monje shaolí que recorría el oeste americano en busca de su hermano. Esta serie, que se llamaría Kung Fu (en un principio pensada como The Warrior), sería también protagonizada finalmente por David Carradine, ya que se alegó que Bruce era "demasiado chino" para protagonizar una serie en los Estados Unidos (teniendo en cuenta lo coherente y convincente que resulta un maestro de artes marciales chinas de ascendencia caucásica)

También durante ese año Bruce pudo enseñar conceptos de su Jeet Kune Do en algunos episodios de una serie llamada Longstreet, que protagonizaba James Franciscus y donde Lee interpretaba al profesor de artes marciales de éste. A raíz de estas intervenciones, un productor chino llamado Raymond Chow se interesó por Bruce para protagonizar dos películas para los estudios Golden Harvest de Hong Kong. Bruce, desalentado, y siendo perfectamente consciente tras los últimos acontecimientos que su esperada oportunidad en Hollywood no llegaría, aceptó la propuesta, de manera que en julio de ese mismo año se trasladó a Tailandia donde comenzaría a rodar la que sería la primera de las dos películas, The Big Boss (en España Karate a Muerte en Bangkok), en unas condiciones realmente duras. El rodaje, que duraría unas seis semanas tuvo lugar en Pak Chong, en unas condiciones lamentables de trabajo, llegando el caso de tener que cortar el rodaje por invasión de cucarachas e incluso a veces de permanecer sin comer debido al estado del alimento que se cocinaba y mantenía bajo lamentables condiciones de higiene y sobre todo el frustrante devenir de  directores hasta que Raymond puso a Lo Wei al frente de la dirección de la película.

En octubre comenzaría el rodaje de la segunda película pactada con la Golden Harvest, aunque ahora con un mayor presupuesto y unas mejores condiciones de rodaje. Esta película se titularía Furia Oriental (Fists of Fury en los EEUU), y se convertiría en quizás su película más famosa en China, ya que Bruce interpretaba a un alumno de un maestro asiático que venga la muerte de éste a manos de los japoneses (muy odiados por los chinos en aquella época debido a la represión a la que fueron sometidos por parte de estos a lo largo de muchos años y a la recordada ocupación durante la guerra). A finales de ese mismo mes se estrena The Big Boss en Hong Kong como jamás se había estrenado otra película en la ahora ex-colonia británica. Tras este estreno sin precedentes, la película batió records de taquilla y Bruce se convirtió en un héroe nacional. Poco después, en marzo de 1972, se estrenó la segunda producción, superando incluso en recaudación a la primera y confirmando a Lee como una consagrada estrella en los films de artes marciales e incluso más, conformándose como signo de identidad de la cultura china.
Tras estas dos películas Bruce decidió no volver a rodar nunca más junto a Lo Wei, el director de los otros films, ya que las relaciones entre ambos no eran especialmente buenas debido a las presiones e imposiciones a las que Lo sometía a Bruce durante los rodajes, aprovechando que este estaba bajo un rígido contrato. Una vez Bruce libre, y sin estar atado a nadie, decidió fundar junto a Raymond Chow la productora Concord Films, uniendo el talento de uno con la capacidad económica del otro. De esta unión salió la tercera película de Bruce: El Furor del Dragón (The Way of The Dragon en los EEUU), en la que tenía total libertad al ser el director, protagonista, guionista y coproductor, razón por la cual fue la película más "personal" de Bruce. El equipo se desplazó a Europa para rodar en exteriores, hecho que, a la postre, daría lugar a una de las más espectaculares peleas vistas jamás en la gran pantalla; el enfrentamiento entre Bruce Lee y Chuck Norris con el Coliseo Romano como telón de fondo, siendo la más memorable pelea en la filmografía de Lee. Como dato curioso cabe señalar que el mismo Lee era el encargado de la percusión en la banda sonora del filme.

Tras un pequeño descanso y durante la promoción de El Furor del Dragón, Bruce comenzó a dar forma al que sería su proyecto más ambicioso hasta la fecha; su The Game of Death (Juego con la muerte en castellano). En esta película Bruce intentaría mostrar de una manera más filosófica su Jeet Kune Do, luchando en distintos niveles contra los mejores ldel momento. Bruce comenzó el rodaje de las escenas de lucha en septiembre de 1972, aprovechando que alumnos y amigos suyos se encontraban en Hong Kong (Kareem Abdul Jabbar sería uno de ellos), pero poco después de comenzar el rodaje Bruce recibiría la propuesta de filmar la primera gran película de artes marciales a nivel mundial y la primera coproducción entre una realizadora americana (Warner Brothers) y una asiática (Golden Harvest), razón por la cual aparca a un lado el rodaje de Juego Con la Muerte (que sería finalizada en 1978 utilizando dobles y las escasas escenas que Bruce rodó), para dedicarse por completo al nuevo proyecto. Bruce ve esta propuesta como una manera de poder demostrar de una vez por todas a Hollywood lo que es capaz de hacer, por lo que acepta la propuesta y firma para rodar la película Enter the Dragon (Operación Dragon). Mientras, en diciembre de 1972 se estrena El Furor del Dragón, batiendo nuevamente todos los records.

El 10 de mayo de 1973, durante una de las sesiones en las que Bruce acudía a la sala de doblaje para doblar Operación Dragón (las películas chinas de la época se rodaban sin sonido en directo), éste sufrió un aparente ataque epiléptico en uno de los lavabos del estudio, lo cual le dejó inconsciente y tuvo que ser trasladado al hospital. Debido a la gravedad del asunto, y realmente preocupado por su salud, Bruce viajó a Los Ángeles decidido a poner en manos de los mejores especialistas que, tras numerosas pruebas y análisis concretaron no sólo que no había ningún tipo de problema, sino que además el actor tenía, a sus 32 años, mejor saludo que un chico de 18.

La película terminó de rodarse en abril de 1973 arrasando, literalmente, en su estreno, elevando a Lee a la categoría de estrella del cine en su ansiada meca estadounidense y convirtiéndole, definitivamente, en un mito.
Cuatro meses después, el 10 de julio de 1973, y, a pesar de haber peregrinado por numerosos y reputados especialistas que no encontraron problema ni dificultad algunos en la salud de Lee, Bruce fallecía en extrañas circunstancias como consecuencia (supuestamente) de un edema cerebral a causa de una desconocida alergia a un compuesto de un antibiótico. Sea como fuere una sarta de conspiraciones por parte de la mafia, maldiciones chinas y demás perseguirá siempre el recuerdo de Bruce y su trágico final. El 25 de julio tuvo lugar un funeral en Hong Kong al que asistieron más de 25.000 personas. Un cartel rezaba Una estrella se hunde en un mar de arte. Días más tarde, el 31 de julio, Bruce sería finalmente enterrado en Seattle en una ceremonia mucho más íntima. En agosto de ese mismo año, se estrenó en Estados Unidos Enter the Dragon catapultando a Bruce al estrellato de Hollywood, elevándolo irremediablemente a la categoría de leyenda...y como ocurre con las leyendas, Bruce Lee seguirá vivo; mientras le recordemos... no morirá.
(Fuente:http://www.dragonbrucelee.es/ )





Game of death -‘JUEGO CON  LA MUERTE’ (1978)– La película póstuma de Bruce Lee.

Estrenada tras el fallecimiento de Bruce Lee a partir de metraje incompleto (sólo se rodaron 54 minutos con él, y el resto se usó material de archivo de otros filmes), "Juego con la Muerte" muestra mejor que nunca otra película el legado del mayor icono de las artes marciales de todos los tiempos. En ella, Lee encarna a su alter ego Billy Lo, una superestrella del cine de acción coaccionada por un sindicato del crimen para que trabaje para ellos. Tras la negativa de Lo, los mafiosos deciden deshacerse de él haciendo que le disparen en medio de un rodaje con un arma que se suponía de fogueo. La muerte de Lo conmociona al mundo entero, pero en realidad él ha sobrevivido y planea su revancha En un final épico, Lee se enfrenta, uno tras otro, a diferentes adversarios con distintos estilos de lucha hasta encontrarse cara a cara con el enemigo final Kareem Abdul Jabbar en una de las escenas de lucha más recordadas de la historia. El film se estrenó en 1978, cinco años tras la muerte de Bruce Lee.

1 comentario:

  1. Hay toda una filmografía relevante de Bruce Lee incluso películas que hablan de su vida, a mi me encanta la acción y sin duda fue uno de los representantes del cine de artes marciales.

    ResponderEliminar