Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

viernes, 19 de octubre de 2012

Silvio Rodríguez


" Yo he preferido hablar de cosas imposibles porque de lo posible se sabe demasiado"

Silvio Rodríguez Domínguez (1946-La Habana) es un cantautor, poeta, y guitarrista perteneciente a la Nueva Trova, corriente de la música cubana surgida con la Revolución, junto con Pablo Milanés, Noel Nicola y Vicente Feliú. Además es uno de los cantautores de más transcendencia internacional.

Silvio nace en una población ubicada al sur de La Habana, en el seno de una familia campesina pobre; su padre, Víctor Dagoberto Rodríguez Ortega, fue campesino y poeta aficionado , su madre, Argelia Domínguez León, se dedicaba a las labores domésticas. Afirmaciones aparentes parecen indicar que su vocación musical se debe a la inclinación que su progenitora tuvo por el canto, al cual era muy aficionada.
Cuando Silvio tenía cinco años de edad, su familia se trasladó a La Habana, y, a los siete años, recibió clases de piano con Margarita Pérez Picó. Poco después sus padres se divorciaron y su madre regresó con él y su hermana a su pueblo natal. Ya adulto muy joven, participa en campañas de alfabetización en la Provincia de Cienfuegos; al año siguiente, empieza a trabajar como dibujante de historietas y caricaturas en el semanario "Mella". Allí conoce a Lázaro Fundora, quién le exhorta a iniciar el aprendizaje de la guitarra
En 1962 durante algunos meses da inicio al estudio de piano complementario, y simultáneamente efectúa estudios de pintura .Dos años más tarde inicia su Servicio Militar Obligatorio, al mismo tiempo que estudia y toca la guitarra y comienza a componer algunos temas. De esa época son conocidos algunos como "El viento eres tú", "La canción de la trova" y "Quédate". En 1967 gana la primera mención en el concurso literario de las Fuerzas Armadas Revolucionarias con su libro de poemas "Horadado Cuaderno No. 1"; el mismo año termina el servicio militar.
Mario Romeu le anima a presentarse en el programa de televisión "Música y estrellas", y le hace los arreglos de "Sueño del colgado y el árbol" y "Quédate". En esa época comienza a dar sus primeros recitales en solitario con temas de César Portillo de la Luz autor del bolero "Contigo en la distancia". Posteriormente entró en la Casa de las Américas, dirigida por Haydee Santamaría, donde coincidió con otros autores como Pablo Milanés y Noel Nicola.
Al principio de la década del 70 pertenecen temas como "La era está pariendo un corazón" y "Canción del elegido". En esos años marcha a Angola a luchar junto a las FAR. Allí se hace gran amigo de Pablo Milanés.

En 1969, se enrola en el barco pesquero Playa Girón, y navega durante casi 5 meses por el Atlántico y las costas africanas (haciendo escala en Gran Canaria, Lanzarote y Senegal). Cuando zarpa de La Habana en el motopesquero "Playa Girón",puede decirse que se forma el núcleo inicial del después llamado "Movimiento de la Nueva Trova", del que fue uno de sus fundadores, y "ya era calificado por algunos como un urticante pero insoslayable suceso de la revolución cubana". Cuatro meses y dos días estuvo de travesía, en los cuales quedaron 62 canciones, muchas de ellas inéditas. Desde entonces, una larga y fructífera carrera ha dejado como prueba 19 discos oficiales, dos discos en vivo y cinco discos recopilatorios y 57 discos colectivos.
Para conocer la discografía oficial completa, así como las letras de sus canciones:

http://www.zurrondelaprendiz.com/discos

De las canciones seleccionadas, dos merecen una explicación (por ser más metafóricas y ambiguas):
UNICORNIO: En esta canción Silvio nos muestra el símbolo de un sueño de la infancia o adolescencia y luego, su pérdida y, al final, la obsesión por recuperar lo imprescindible, la mezcla de realidad y fantasía que sólo existe en la niñez. Pertenece al disco “Unicornio”, del 1982

OJALÁ: en palabras del propio Silvio, Ojalá la compuso para “una mujer que fue, podríamos decir, mi primer amor(…) La conocí cuando tenía 18 años, fue mi primer amor importante en el sentido de que me enseñó cosas… Era una muchacha más evolucionada que yo, mucho más inteligente, más culta. Me enseñó, por ejemplo, a César Vallejo (…)Pasaron los años y el recuerdo de aquel amor tan bonito, tan productivo, tan útil, enriquecedor, estaba obsesionado yo con esa idea. Y porque fue un amor frustrado, tronchado por las circunstancias, por la vida, se me quedó un poco como un fantasma…” Del disco “Al final de Este viaje”, de 1978

Otras canciones seleccionadas en el álbum:

-QUIÉN FUERA. Del disco “Silvio”, primer volumen de la trilogía, de 1992
-LA MAZA. Del disco “Unicornio”
-¿QUÉ HAGO AHORA? , del disco “Mujeres”, de 1978
-Y NADA MÁS, del disco “Mujeres”
-OLEO DE MUJER CON SOMBRERO, del disco “Al final de este viaje”, 1978

(Todas las canciones se ofrecen en directo)


Mi Unicornio Azul


Ojalá




Quién fuera



La Masa



¿Qué hago ahora?



Y nada más




Óleo de una mujer con sombrero


No hay comentarios:

Publicar un comentario