Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

viernes, 19 de octubre de 2012

Jacqueline du Pré



 JACQUELINE DU PRÉ 
(26 de enero de 1945 - 19 de octubre de 1987) 




En 1972, Jacqueline du Pré dio su último concierto. Estaba en Nueva York junto al afamado violinista Pinchas Zukerman, ambos dispuestos a enfrentarse al Doble concierto de Brahms bajo la batuta de Leonard Bernstein. Pero Jackie, como la llamaban sus amigos, casi no pudo abrir los cierres del estuche del violonchelo, y Bernstein, pensando que se trataba de un ataque de nervios, la convenció de que siguiera adelante. Muy poca gente sabía la verdad: ya no sentía los dedos. Sin tacto, la música de Brahms se le transformó en un océano sin puntos de referencia y el mástil del instrumento en un intrincado rompecabezas donde tenía que calcular a ojo dónde iba posando las yemas. Unos meses después le fue diagnosticada una esclerosis múltiple.


Jacqueline Mary du Pré, hija del matrimonio formado por Iris Greep y Derek du Pré, nació el 26 de enero de 1945 en Oxford, Inglaterra. Fue a través de su madre, quien era pianista y maestra, que Jackie se introdujo en el mundo de la música desde muy niña.

 A los cinco años escuchó por la radio el sonido de un violonchelo. Y a pesar de su corta edad, aquel hecho marcó el rumbo de su vida. A partir de ese momento inició una carrera vertiginosa hacia la consagración. Comenzó a tomar lecciones con Alison Dalrymple en la London Violoncello School. Y estudió con William Pleeth en la London’s Guildhall School of Music. En esos años era la destinataria de todos los premios y reconocimientos de su escuela, mientras tomaba lecciones alternas con el maestro Pablo Casals en Suiza y con Paul Tortelier en París.

 Jacqueline se graduó en Guildhall en 1960 y entonces comenzó a realizar sus primeras presentaciones profesionales. Debutó con la Orquesta de la BBC en 1961 e interpretó el Concierto para violonchelo de Elgar en el Wigmore Hall en Londres en el mismo año.

 El 14 de mayo de 1965 debutó en el Carnegie Hall de Nueva York. Al mismo tiempo encaró estudios con Mstislav Rostropovich y presentó sus exámenes finales en el Conservatorio de Moscú en 1966. En la navidad de ese mismo año conoció al músico argentino-israelí Daniel Barenboim, del que se hizo inseparable y con quien formó pareja artística y sentimental. En 1967 ella se convirtió al judaísmo y se casó con Barenboim en una ceremonia en la que el director de orquesta Zubin Mehta ofició de testigo. Fue una de las relaciones más fructíferas en el mundo de la música. Algunos llegaron a compararla con la de Clara y Robert Schumann.

 Con el también violinista judío Pinchas Zukerman formaron un trío que se hizo legendario. La afinidad surgida entre los tres músicos, la capacidad de comunicación y la increíble habilidad para dialogar con los instrumentos quedó patente en cada una de sus apariciones en festivales y grabaciones, aclamadas unánimemente por la crítica.

 Pero por desgracia los años de éxito iban a terminar muy pronto. En julio de 1971, encontrándose en la cima de su carrera, Jackie comenzó a sufrir algunas molestias que le impedían tocar como siempre, y después de varias recaídas llegó su retirada en 1973, con tan solo 28 años. Diagnosticada con esclerosis múltiple, las manos ya no le respondían y acabó imposibilitada en una silla de ruedas, sumida en un deterioro progresivo hasta su muerte en Londres el 19 de octubre de 1987, a la edad de 42 años, tras haber dedicado los últimos años de su vida a la enseñanza.

 En el transcurso de los últimos años de vida de Jacqueline, Barenboim se instaló en París con la pianista Elena Baskirova, con quien se casó en 1988 y tuvo dos hijos: David y Michael. Sin embargo, viajaba algunos fines de semana a Londres para estar con Jackie. Cuando murió, estaban con ella el Rabino Friedlander, que la consoló en muchos momentos de desesperación; su sicoanalista, el doctor Limentari; su maestro de chelo, William Pleeth, y el hijo de éste, Anthony Pleeth, amigo de la infancia de Jackie; y Daniel Barenboim, que llegó para recoger su último suspiro.

 Su tumba se encuentra en el cementerio judío de Londres y su epitafio reza: “Jacqueline du Pré, amadísima esposa de Daniel Barenboim”. Dejó su violonchelo Davidov Stradivarius al chelista Yo Yo Ma. (Fuente:http://affidamento.com.mx/index.php/secciones/71-jacqueline-du-pre)



Su interpretación del CONCIERTO PARA CELLO DE EDWARD ELGAR es considerada referencial y, para algunos, definitiva.



No hay comentarios:

Publicar un comentario